Educación

Experta sostiene que Ley de Inclusión promoverá una sociedad más tolerante

Experta sostiene que Ley de Inclusión promoverá una sociedad más tolerante

Para la académica, la nueva norma que apunta a terminar con la selección, enfrenta el enorme desafío de encabezar un cambio cultural relevante. Por eso pone de relieve, que los resultados solo se apreciarán cuando termine el periodo de implementación del cuerpo legal.

“El hecho que un estudiante no vaya a ser discriminado arbitrariamente por razones religiosas, ideológicas o culturales, va a ayudarnos como sociedad a una mayor apertura”, sostiene.

La Dra. Córdoba comparte su aprehensión ante la nueva realidad que pone fin a la práctica discriminatoria de ciertos establecimientos de elegir a sus estudiantes,  pues constituye una tarea complicada desde la perspectiva que son procesos legitimados y valorados positivamente por algunas familias.

Por ejemplo “a las familias de sectores más pobres les interesa mucho que sus hijos vayan a una escuela donde hayan otros niños que sean más o menos ordenados porque lo que legitiman es una selección por conducta”, explica la investigadora.

Añade que los grupos familiares de sectores medios y medios altos valoran el ingreso por rendimiento académico “porque desde su perspectiva, el hecho que haya un curso que es similar en términos de rendimiento promueve que los contenidos se aborden más fácilmente, se pase la materia y se avance”.

Esta percepción enraizada en la sociedad chilena produce, finalmente, una homogenización de la comunidad educativa porque los apoderados encuentran en la selección “un elemento que facilita que en el colegio hayan grupos familiares que están en la misma sintonía y que van a apoyar de la misma manera al estudiante”.

Por eso la experta enfatiza que dadas estas condiciones, la ley apunta a un cambio cultural,  “a un proceso largo que no va a estar exento de problemáticas”.

Reglamentos internos versus ley de inclusión

Según la nueva norma, ningún estudiante podrá ser apartado del aula por su presentación personal, falta de útiles escolares o carencia de uniforme.

En este punto la Dra. Córdoba es crítica de la imagen que se ha forjado  la opinión pública, pues sostiene que se ha planteado una “suerte de albedrío para los estudiantes”, lo que a juicio de la académica dista de la realidad.

“La ley otorga importancia a las normativas de las escuelas; importantes elementos que van desde cómo se espera que el estudiante vaya vestido hasta cuales son las faltas graves. De manera que hay un abanico de situaciones que están sancionadas a través de las normativas y de los reglamentos de las escuelas.

El llamado de la autoridad- subraya la experta- “no ha sido pasar a llevar los reglamentos sino que estos cautelen a la vez, la disciplina y el resguardo a la educación de los estudiantes”.

Sociedad más tolerante

La investigadora cree que esta transformación no puede descansar en una ley, sino que requiere que todos los actores del proceso educativo tengan un rol activo.

Opina que los estudiantes, las escuelas y “los padres están llamados, de alguna manera, a esta apertura y eso conlleva un proceso largo y lento”.

Si el espíritu de la ley es terminar con la segregación dentro del aula, la Dra. Córdoba cuestiona que no esté orientada a los establecimientos privados no subvencionados, porque a su juicio conforman el espacio con alumnos más homogéneos.

“En ese sentido es una deuda porque esta ley lo que pretende es fomentar procesos que vayan en contra de la segregación escolar y hay investigaciones que demuestran que los estudiantes que son atendidos por el sector privado no subvencionado son aquellos que se encuentras más hipersegrados”, enfatiza la experta.

“Aquellos  estudiantes no conocen a nadie diferente a ellos durante trece años y la ley los ha dejado afuera”, complementa.

Por eso el desafío, a futuro, es encontrar una solución respecto a este sector que “también es parte del sistema escolar chileno”, concluye.

Académicas presentan innovadora propuesta en el campo de la Pedagogía

Académicas presentan innovadora propuesta en el campo de la Pedagogía

 

Las profesoras Bárbara Ossandón y Claudia Matus, ambas de la carrera de Pedagogía en Física y Matemática del Departamento de Física del Plantel, tuvieron una destacada participación en el ‘Summit Internacional de Educación 2016, XII Jornadas de Gestión de Educación Superior’.

Ese encuentro se ha ido consolidando como uno de los más importantes encuentros de intercambio de experiencias a nivel de directivos de la educación superior en América Latina, donde participan reconocidos invitados internacionales.

En la actividad, que se desarrolló en la Casa Central de la Universidad Católica, las dos representantes de nuestra Universidad expusieron el trabajo denominado la “Comunidad Práctica de Aprendizaje como elemento clave de gestión en el rediseño curricular de una carrera de pedagogía”.

Ossandón, explicó que “se rediseñó una nueva malla curricular innovadora, porque  consensuó sus principios pedagógicos sobre la base de una estructura modular, que actúa en espiral y considera la integración teoría práctica colocando el foco en el aula y en el estudiante”.

Destacó “la necesidad de concebir la gestión del plan de estudios a través del trabajo en equipo con carácter interdisciplinario, donde su gestión es de carácter profesional. Ello significa, entre otros relevantes aspectos, que se fortalezca la función del jefe de carrera distribuido en sus funciones a través de cuatro coordinaciones como son: práctica, docente, laboratorios y de vinculación con el medio. Esta última tiene la finalidad de retroalimentar el plan”.

“Esta comunidad de aprendizaje interdisciplinaria que trabaja colaborativamente, la componen profesores  de matemática y de física, cuyo foco está en la didáctica de las disciplinas; una antropóloga y otros profesionales. Desde allí surgen personas comprometidas en un medio que, en general, no comprende el trabajo en base a equipos colaborativos interdisciplinarios, sino que como la suma de trabajos individuales”, agregó.

“La fortaleza de esto fue el rediseño de la carrera curricular de pedagogía en física y matemática, lo que permitió la acreditación por siete años”, indicó.

Conclusiones

La académica Bárbara Ossandón explicó que “lo que queremos transmitir es que para lograr innovación curricular es muy importante la conformación de equipos de trabajo interdisciplinario colaborativo, para que se profesionalice la gestión de la carrera, así como incentivar la concepción de la autoevaluación permanente, para traducirlo en una mejora continua”.

Manifestó que “esto nos sirvió para ratificar los principios pedagógicos de nuestra carrera con los distintos expositores que abordaron las últimas tendencias en educación lo que, a su vez, nos permite validar nuestra propia comunidad, que se traduce en el equipo que conforman las cuatro coordinaciones. Asimismo, permite enriquecer aún más nuestra propuesta de aprendizaje pedagógica en el plan de estudios”.

“Además, esta jornada, es un ejemplo de comunidad práctica de aprendizaje, ya que ahí  se dio a conocer una red de centro de investigación en educación. Entonces esta red conformada por universidades de cuatro continentes, nació por las propias iniciativas de las comunidades de origen, como la forma más avanzada de liderazgo distribuido en la sociedad del conocimiento, tal como dijo en su momento el autor Hargreaves. Es decir, la misma organización de esta jornada es una comunidad práctica de aprendizaje”, puntualizó.

“Nosotros proponemos algo profesional, con una mirada proactiva, donde el jefe de carrera sea capaz de hacer estudios e investigación en base a equipos colaborativos que se proyecten a mediano y largo plazo”, concluyó la experta.

Exponentes internacionales

Las dos representantes de nuestra universidad fueron parte de una jornada donde participaron personas de todos los continentes, destacando los exponentes Eric Mazur, decano de Física Aplicada de la Harvard University; Ana María Martínez, directora del Departamento de Liderazgo Educacional y Educación Superior del Lynch School of Education, Boston College; Enrique Ramos, director de Asuntos Estudiantiles del  Instituto Tecnológico de Monterrey, director de Relaciones Globales, Student Affairs Administrators in Higher Education (NASPA).

También expusieron Damtew Teferra, profesor de Educación Superior Centro de Desarrollo y Capacitación en Educación Superio de la University of KwaZulu-Natal de Durban, Sudáfrica; Hans de Witt, director del Centro de Educación Superior Internacional del Boston College; María Yudkevich, vicerrectora de la Escuela de Economía de la National Research University, Higher School of Economics; Juhao Cen, vicedecana, Escuela de Educación, Shanghai Jiao Tong University; Fiona Hunter, Investigadora Asociada, Centro de Internacionalización en Educación Superior, Università Cattolica del Sacro Cuore; Anthony DeSantis, Associate Dean of Students, University of Florida.

Premio Nacional de Educación convoca a valorar la carrera docente y a los profesores

Premio Nacional de Educación convoca a valorar la carrera docente y a los profesores

Las reformas que promueve el gobierno en materia de educación, viven días decisivos. Entre ellas, el proyecto de ley de Carrera Docente, que el año 2015 fue motivo de una extensa movilización por parte de los profesores del país, quienes no estuvieron conformes con la propuesta inicial y exigieron modificaciones que se ajustaran a sus reales necesidades.

En el marco de la presentación de resultados del proyecto Dicyt de Opinión Pública  “Percepción de los docentes chilenos sobre su rol,     desempeño y valoración social”, liderado por investigadores de la Universidad de Santiago de Chile, diferentes actores sociales vinculados al área se reunieron el pasado martes (19) en el Auditorio del Departamento de Matemática y Ciencia de la Computación.

De acuerdo a las conclusiones del estudio, la valoración positiva interna que perciben los profesores de su rol como formadores está afectada por la valoración externa, especialmente por la percibida desde el Estado y de la sociedad en general. Por otra parte, la valoración desfavorable que expresan  los docentes en su relación con el Estado, es compensada por una alta valoración percibida desde su comunidad escolar cercana.

El estudio es liderado por la Dra. Carla Hernández del Departamento de Física, y en la presentación participaron, además, la Dra. Silvia Tecpan, de la misma unidad; la Dra. Amaya Pávez, de la Facultad de Ciencias Médicas, y el magíster Alexis González, de la Facultad de Química y Biología.

Voces de los especialistas

El Premio Nacional de Educación 2009, Mario Leyton Soto, quien planteó en visita que es importante que se esté discutiendo una ley que trata de regular la carrera docente y la labor de los profesores.

“Es necesario que se reconozca la carrera docente y se establezcan los procedimientos para una adecuada y justa valoración del profesor durante toda su vida profesional, la sociedad y la educación Chilena”, señaló el especialista.

A su vez, rescató el esfuerzo que significa poner en marcha un proyecto de esta envergadura: “Es un buen esfuerzo el que se está haciendo para compatibilizar dos aspectos que son fundamentales: los intereses de los profesores y la justicia de sus reivindicaciones gremiales”.

“Es decir, tener una carrera docente que se ajuste a las verdaderas necesidades del trabajo de un profesor. Por otro lado, garantizar los adecuados procedimientos para que se cumpla una evaluación efectiva del trabajo del profesor en relación a una evaluación formativa que facilite el mejoramiento en los procesos”, destacó.

Añadió el Dr. Leyton que desde la academia se puede aportar en esta tarea, contribuyendo con las ideas y la experiencia lograda para que los estudiantes tengan una educación de calidad.

Explicó que “la formación y el perfeccionamiento de los profesores es fundamental, y ambas consideradas como un proceso continuo”.

“De tal manera, que creo que en la ley se establecen cosas muy importantes en términos de garantizar, por un lado, que la formación inicial de los profesores se haga con la mayor rigurosidad posible, y por otro lado, que los egresados de educación cuenten con las competencias pedagógicas y disciplinarias que les permitan realizar una labor  de calidad en este sentido: que todos los alumnos que los profesores atienden en un aula aprendan igualmente bien, particularmente los niños de los sectores más pobres, para que puedan transformar sus aulas en aulas verdaderamente inclusivas desde la perspectiva pedagógica”, puntualizó el Dr. Leyton.

Estudio de vanguardia

En la actividad también estuvo presente Felipe Melo Rivera, Seremi de Educación de la Región Metropolitana, quien valoró el estudio liderado por los académicos de la Universidad de Santiago, señalando que “el tema de la percepción de actores es importante, en el mundo de la educación y en las discusiones de hoy en día, más aún en la crisis de confianza en que nos encontramos”.

“Creo que es un estudio de vanguardia, por su puesto acotado, en el sentido que necesitamos avanzar muchísimo en la comprensión holística de lo que ocurre en un establecimiento educacional, un colegio, una escuela, es un planeta en sí mismo en el sentido que tiene sus propios códigos, lenguajes y relaciones internas que son complejas, entonces el estudio presentado lo que hace es ayudarnos en una primera fase de ello y, en ese sentido, a generar políticas públicas que de verdad estén más apegadas a las necesidades de los establecimientos educacionales”, declaró la autoridad.

A lo anterior, agregó que “es realmente interesante y un aporte lo que están entregando este grupo de investigadores y los invitamos a seguir trabajando mejores soluciones para las escuelas chilenas”.

En la actividad también estuvo presente Darío Vásquez, secretario general del Colegio de Profesores, y el Dr. Pablo Vera Villarroel, director de la Dirección de Investigación Científica y Tecnológica (Dicyt).

Académica Elisa Loncon puso de relieve ante la ONU el valor de las lenguas indígenas

Académica Elisa Loncon puso de relieve ante la ONU el valor de las lenguas indígenas

 

La profesora destacó que las lenguas forman parte de los derechos humanos fundamentales y que como vehículo de cultura “permiten el cultivo de la identidad y posibilitan la práctica intercultural, a través del diálogo”.

Su intervención la realizó en el encuentro “Los idiomas indígenas: conservación y revitalización, artículos 13, 14 y 16 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas”.

También intervinieron el presidente del Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, el ruso Alexey Tsykarev, así como especialistas de países Australia, Bangladesh, Estados Unidos, Bolivia y Sudáfrica.

Lengua como derecho humano

En su presentación, Elisa Loncon se refirió “al estado de las lenguas originarias, su presente y futuro, las tensiones y desafíos que implica el proceso de revitalización de las lenguas en condiciones de diglosia, que convive con una lengua hegemónica, el castellano”, y entregó recomendaciones para la revitalización de las lenguas a los organismos de las Naciones Unidas.

“Soy mapuche de Chile, nacida en una comunidad Lefweluan: lugar donde corren los guanacos, Novena Región, Chile. También soy hablante de mapuzugun, lengua originaria de Chile y de Argentina, que tiene cerca de 150.000 hablantes, correspondiente al 10 diez por ciento aproximado de la población mapuche de Chile”, señaló.

La académica destacó que las lenguas forman parte de los derechos humanos fundamentales y que como vehículo de cultura “permiten el cultivo de la identidad y posibilita la práctica intercultural, a través del diálogo con el otro, posibilitando el intercambio de conocimientos, la comunicación, todo lo cual es imposible sin la lengua”.

Vulneración y resistencia

Elisa Loncon lamentó que a pesar de su importancia para el conocimiento humano, “las lenguas originarias han sido vulneradas, la misma historia de despojo de los derechos indígena ha caído sobre las lenguas y hoy viven momentos complejos y difíciles de sobrellevar”, también en Chile, donde hay nueve lenguas indígenas -aymara, quechua, rapanui, mapudungun, yagan, selknam, kawesqar likan antay y diaguita-, pero sólo un 12 por ciento de la población habla y entiende lengua indígena.

Al mismo tiempo, “también han conquistado espacios ricos en experiencias y de resistencia cultural, a través de diversas estrategias de sobrevivencia, emprendiendo acciones creativas intracomunitarias, que les han permitido permanecer, iniciativas de empoderamiento de las lenguas que proyectan un futuro más esperanzador”.

“La pérdida de las lenguas implica pérdida del conocimiento. Y así como la especie humana se está poniendo en peligro por la destrucción de la diversidad biológica, también se expone al peligro, por la pérdida de diversidad de conocimientos”, indicó Loncon, citando a la lingüista estadounidense Leanne Hinton.

Falta de reconocimiento

Y Chile aunque es un país culturalmente diverso, oficialmente la diversidad no ha sido asumida por todos los chilenos, según la académica, si bien admite que recientemente hay algunas políticas públicas destinadas a promover las lenguas indígenas.

“Unos de los grandes problemas que afectan a las lenguas originarias en Chile es la falta de reconocimiento de los Derechos Lingüísticos de los pueblos, y este es un problema generalizado en el continente”, indicó.

Elisa Loncon destacó que en la revitalización de la lengua es importante considerar el papel de las mujeres indígenas, porque ellas representan el 50 por ciento de la población de cada uno de los pueblos, aunque su liderazgo todavía no es reconocido debido a la cultura machista que ha traspasado a las sociedades indígenas.

También señaló como iniciativas innovadoras los internados lingüísticos en las comunidades, que son iniciativas autónomas impulsadas por jóvenes indígenas junto a educadores indígenas tradicionales quienes auto gestionan recursos y se organizan para acercar a los joven al habla real de las comunidades indígenas campesinas; además de la serie de televisión “Lenguas indígenas”.

Recomendaciones

La académica formuló algunas recomendaciones para mejorar la situación, como la importancia “de los Estados, del sistema de las Naciones Unidas, para apoyar la supervivencia, la revitalización, el uso y promoción de las lenguas indígenas, partiendo por apoyar las demandas autónomas de los pueblos”.

“En Chile se necesita que el Estado-Gobierno promulgue la Ley de Derechos Lingüísticos que está en el Parlamento. Pedimos el apoyo de las Naciones Unidas para que recomiende expresamente al gobierno de Chile que se promulgue la Ley de Derechos Lingüístico, presentada al Congreso y elaborada por los propios pueblos con su libre consentimiento”, dijo.

También recomendó que la ONU despliegue una campaña internacional por los Derechos Lingüísticos de las Naciones Originarias; la creación de Institutos de Lenguas Indígenas en los diferentes Estados con población indígena; y un programa de apoyo académico para los especialistas académicos indígenas, lingüistas, antropólogos, médicos, ingenieros y otros que incentive el trabajo de investigación vinculado con sus comunidades de origen.

Otro consejo es tener una política con fondos económicos o soporte de divulgación para el fomento del arte indígena; un apoyo a las políticas de Educación Intercultural Bilingüe para todos, no sólo para indígenas; un apoyo a la creación de las Universidades Interculturales y a proyectos académicos que promuevan la pluralidad epistémica y la descolonización del saber; y la creación del Día Internacional de la Escritura Indígena, “que releve desde el uso de los códices, la pintura rupestre hasta la creación y producción literaria y científica en lenguas indígenas, y que permita la difusión escrita de las obras fundacionales, clásica del pensamiento indígena, de la filosofía de los pueblos originarios hasta los hallazgos científicos de los mismos, como la autonomía”.

Preocupación de Rector Zolezzi ante eventual retraso de recursos fiscales destinados a la gratuidad

Preocupación de Rector Zolezzi ante eventual retraso de recursos fiscales destinados a la gratuidad

 

“En la medida que no lleguen los recursos a tiempo, se puede generar una crisis, sobre todo al interior de las instituciones de educación superior regionales”, sentenció el rector, Dr. Juan Manuel Zolezzi, al referirse durante la entrevista en el canal 24 Horas, al retraso que caracteriza la entrega de recursos fiscales para el otorgamiento de becas y créditos.

“No sabemos cuándo vamos a recibir los dineros, pero esto no tiene que ver con la gratuidad, ya que nunca hemos recibido los aportes fiscales oportunamente”, explicó el rector.

Zolezzi, advirtió que el retraso de los dineros orientados a la gratuidad podría provocar una crisis en la gestión de las instituciones de educación superior y, en particular, en la de regiones.

“Si no llegan los recursos en uno o dos meses hay universidades que se van a ver muy complicadas, pero para eso está la herramienta que se aprobó en la Ley de Presupuesto y que permite entregar anticipos”, subrayó.

Postulaciones “pendientes” a la gratuidad

Tras el reciente proceso de matrículas, nuestra Institución cuenta con un 27 por ciento de sus postulantes que aún no saben si accederán o no a la gratuidad.

El rector Zolezzi señaló que esto se debe al retraso en la entrega de antecedentes que acrediten su situación socioeconómica o a la falta de actualización de datos que se deben confirmar en algunas bases de datos. No obstante, cree que lo más probable es que la mayoría de los casos se resuelvan favorablemente.

“La situación de los postulantes que están ‘pendientes’ requiere de un análisis más exhaustivo. No significa que no vaya a haber gratuidad en ese caso. Además, esto ha ocurrido siempre, ya que cada año se ha retrasado la entrega de información de los estudiantes que postulaban a becas o créditos. Nuevamente, no tiene que ver con la gratuidad”, enfatizó.

La autoridad aprovechó la ocasión para explicar que un motivo por el que un postulante podría no ser beneficiario con gratuidad es tergiversar su situación socioeconómica, cometiendo una falta grave.

Comentó que existe la posibilidad de que las familias actualicen su situación socioeconómica para postular a la gratuidad, sobre todo en el caso que uno de los apoderados haya quedado cesante, por ejemplo.

“Las familias tienen derecho de informar si sufren un cambio importante en su situación económica y postular al repechaje para acceder a la gratuidad. Esos casos van a ser analizados”, sostuvo.

Por último, la autoridad reafirmó que no estuvo de acuerdo con la forma en la que se gestó esta iniciativa, advirtiendo, no obstante, que valora el hecho que hoy todos los sectores políticos estén de acuerdo con que la gratuidad era necesaria.

Presidenta Bachelet con estudiantes PACE

Presidenta Bachelet con estudiantes PACE

 

En el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda, la Jefa de Estado, Michelle Bachelet, junto a la ministra de Educación, Adriana Delpiano, sostuvo un encuentro con 40 jóvenes pertenecientes al Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo (PACE), quienes gracias a este plan obtuvieron un cupo para estudiar en una de las cinco universidades con las que comenzó este proyecto en 2014: la de Antofagasta, Católica del Norte, Federico Santa María, de Santiago de Chile y Católica de Temuco.

El PACE partió hace dos años apoyando a 7.614 estudiantes de 69 establecimientos municipales y particulares subvencionados de las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins y la Araucanía. En 2015, aumentó su cobertura a 356 recintos educacionales de 292 comunas, de los cuales el 95,5% son públicos. Asimismo, las Instituciones de Educación Superior (IES) se ampliaron a 27 universidades, un Centro de Formación Técnica y un Instituto Profesional, para lo cual contó con un presupuesto de M$ 6.103.756.

Frente a los asistentes, la Presidenta Bachelet subrayó que “en la educación superior, nosotros hemos echado a andar un sistema equitativo que no excluya a jóvenes talentosos por el lugar de Chile donde vivan, por su origen o la capacidad de pago de sus familias”.

Asimismo, la máxima autoridad afirmó que “la gratuidad ya está aquí. Hemos comenzado el camino, paulatinamente vamos a llegar hasta un 100%, para que los jóvenes chilenos estudien sin pagar y sin endeudarse”. Y explicó que “comenzamos, en primer lugar, con los jóvenes del 50% más vulnerable, para ir extendiendo progresivamente este derecho a más y más jóvenes, de acuerdo con la disponibilidad financiera del país”.

En este sentido, agregó que “el horizonte es claro para nosotros: gratuito para todos aquellos establecimientos que garanticen educación de calidad, porque queremos gratuidad pero con calidad. Por eso, creemos que la educación es un derecho que tenemos que garantizar a toda la sociedad. Vamos paso a paso, partiendo por quienes más lo necesitan”.

Respecto al Programa PACE, destacó “es un esfuerzo conjunto entre el Ministerio de Educación, las instituciones de educación superior y las comunidades educativas que lo que buscan justamente es transformar a los liceos más vulnerables en espacios que ofrezcan verdaderas oportunidades para avanzar en la formación universitaria, pero también técnico-profesional de nivel superior”.

Su principal componente es el acompañamiento y preparación de los estudiantes durante la educación media, proceso en el cual se detectan vocaciones, refuerzan conocimientos, fortalecen aptitudes y generan las herramientas socioemocionales que les permitan a los jóvenes acceder y permanecer en la educación superior. Las actividades se enmarcan en las áreas de preparación académica y acompañamiento docente; preparación para la vida en la educación superior; y presupuestos participativos para las comunidades educativas.

Finalmente, otorga la posibilidad de estudiar de manera gratuita en alguna de las IES a quienes egresen de la educación media con 710 puntos ranking o en el 15% de mejor rendimiento de su establecimiento; aprueben satisfactoriamente las actividades del PACE (haber cursado al menos 3º y 4º medio en un establecimiento PACE, asistencia sobre el 85% y tener rendimientos crecientes en las evaluaciones del proceso de preparación); y rendir la PSU, aunque no se considere su puntaje.

“Lo que está buscando el PACE es premiar el esfuerzo de jóvenes de los establecimientos más vulnerables”, aseveró la Jefa de Estado.

De los 6.637 estudiantes que egresaron de enseñanza media de algún establecimiento PACE en 2015, 952 cumplieron con todos los criterios para obtener un cupo en la universidad para el proceso de admisión 2016. De ellos, 651 fueron aceptados por las cinco universidades adscritas en el piloto y empezaron el lunes 10 de enero a matricularse en las respectivas casas de estudios. Los 51 casos restantes están en lista de espera de la carrera que eligieron.

Al término de su discurso, la Presidenta Bachelet recalcó que “El PACE es un programa ambicioso, que hemos llevado adelante con mucho esfuerzo entre todos: el Gobierno, las universidades, los liceos, las familias y los estudiantes. Y estamos viendo sus frutos”.

Académicos del Departamento de Educación se adjudican proyecto internacional

Académicos del Departamento de Educación se adjudican proyecto internacional

 

Los académicos Juan Silva y Paloma Miranda, miembros del Departamento de Educación, se adjudicaron un fondo del gobierno de Uruguay para un proyecto relacionado con el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la formación inicial docente (FID).

El académico Juan Silva es director del Centro de Investigación e Innovación en Educación y TIC (CIIET) de la U. de Santiago, mientras que la académica Paloma Miranda es jefa de la carrera de Educación General Básica (EGB).

Ambos se adjudicaron el Proyecto Internacional del Fondo Sectorial Educación, modalidad “Inclusión Digital” de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, dependiente del Consejo Nacional de Innovación, Ciencia y Tecnología (Conicyt) de Uruguay.

Concurso internacional

El concurso fue de carácter internacional y se presentaron 34 proyectos, de los cuales 12 resultaron financiados, y la propuesta de Silva y Miranda ocupó el primer lugar de la lista.

El equipo de investigación lo complementan investigadores uruguayos y expertos españoles.

El proyecto surge ante la necesidad de desarrollar las competencias digitales para aprender y enseñar con TIC en la formación inicial docente (FID), para que los futuros docentes puedan integrar con éxito las TIC en su ejercicio profesional.

El logro de estas competencias debe estar en constante evaluación, de modo de alimentar mejoras y las políticas institucionales en la materia.

Objetivos

El objetivo es comparar el nivel de desempeño asociado a las competencias digitales, para el aprendizaje y la enseñanza, en los estudiantes de último año de las carreras de formación inicial docente en instituciones de educación superior de Uruguay y Chile, generando recomendaciones que orienten mejoras en la inserción de TIC en FID.

El proyecto contribuirá a generar conocimiento en la inserción de las TIC en la FID, específicamente en la generación de competencias digitales para el aprendizaje y la enseñanza en ambos países, permitiendo compartir con la región los aprendizajes de esta investigación.

En esta área, sobre todo en Latinoamérica, son escasos los estudios empíricos.

Existen reportes de las políticas públicas de la inserción de TIC en FID y de casos de buenas prácticas; es decir, si hay o no definiciones de políticas y sus orientaciones, y cómo lo están haciendo las instituciones.

Además, hay propuestas de modelos y de estándares, así como estudios de la percepción de los estudiantes acerca de la inserción de las TIC en FID que contemplan la tecnología disponible, el uso por parte de estudiantes y formadores, entre otros.

Sin embargo, a pesar de lo expuesto, no hay estudios que reporten información del nivel de desempeño de las competencias que presentan los estudiantes de formación docente para aprender y enseñar con TIC y que además comparen la realidad de dos países.

VRA selecciona Proyectos de Innovación Docente

VRA selecciona Proyectos de Innovación Docente


Tras una rigurosa selección, la Vicerrectoría Académica dio a conocer los proyectos de la nueva versión del Concurso de Proyectos de Innovación Docente, convocado a través de la Dirección de Pregrado.

El proceso de postulación se inició en julio de 2015 con la idea de apoyar iniciativas que fortalezcan la labor de los docentes universitarios, por medio del desarrollo de innovaciones que aporten una mejora al proceso de enseñanza y aprendizaje de nuestros estudiantes.

En esta convocatoria se presentaron 74 proyectos, de los cuales 41 fueron seleccionados de acuerdo a lo establecido en las bases del concurso.

El Director de Pregrado de la Vicerrectoría Académica, Máximo González Sasso, efectuó un balance positivo de la resolución del concurso en cuanto al número de proyectos seleccionados y de las innovaciones propuestas.

“Estamos muy contentos puesto que este año fue un proceso difícil, sin embargo, obtuvimos un alto número de postulaciones, lo que nos permite reconocer que nuestros académicos y profesores por hora de nuestra Universidad están cada día más interesados en innovar y mejorar en su práctica docente”, declara.

“Lo destacable de esta convocatoria fue la presencia de treinta proyectos que desean innovar en el aula. Vale decir, centrar sus acciones directamente en la sala de clases”, enfatizó.

“Esto conlleva un trabajo desde la planificación de las asignaturas, definición de estrategias y recursos didácticos y, por supuesto, una evaluación pertinente que permitirá a cada uno de los docentes que dirigen estas propuestas a lograr una comprensión de los resultados de aprendizaje y los impactos en el proceso de enseñanza y aprendizaje”, valoró la autoridad.

En este nuevo proceso se suman las 41 nuevas iniciativas correspondientes a las Facultades de Administración y Economía (1), Ciencia (4), Ciencias Médicas (3), Humanidades (8), Ingeniería (12),  Química y Biología (2), Tecnológica (10) y la Escuela de Arquitectura (1).

La Dirección de Pregrado anunció que, en conjunto con la Unidad de Innovación Educativa, en marzo próximo se llevará a cabo un taller de iniciación de actividades con los responsables de los proyectos seleccionados.

Profesores no recomiendan a sus hijos estudiar pedagogía

Profesores no recomiendan a sus hijos estudiar pedagogía

 

Según la Dra. Amaya Pavez, una de las autoras de la investigación, “la elección por esta carrera se debería a un factor vocacional intrínseco de los evaluados, que no es afectado por factores externos tales como las condiciones laborales o la valoración social de la profesión”.

Cerca de 280.000 estudiantes rindieron la última Prueba de Selección Universitaria (PSU) para ingresar este año a la universidad. Por lo tanto, este es el momento en que toman decisiones para saber qué carrera estudiar, así como también evaluar otros factores asociados a este paso, como los costos del arancel, las posibilidades de financiamiento y la empleabilidad, además de la propia vocación.

Ante este panorama, sorprenden los resultados de un estudio exploratorio realizado por investigadores de la Universidad de Santiago de Chile a docentes nacionales, cuyos resultados arrojaron que a un 59% de los profesores les gusta su profesión y volverían a estudiar pedagogía si tuviesen la opción de escoger otra carrera. Sin embargo, sólo el 38% recomendaría esta carrera a sus estudiantes, y un 33% la sugeriría a sus hijos.

En el estudio participaron 224 profesores de todo Chile, pertenecientes a una muestra voluntaria que contemplaba docentes de diversas edades y especialidades, y que trabajan actualmente en colegios de todas las dependencias administrativas, es decir, municipales, particulares subvencionados y particulares.

De acuerdo a la Dra. Amaya Pavez, miembro del equipo de investigación y académica de la Universidad de Santiago de Chile, “la elección por esta carrera se debería a un factor vocacional intrínseco de los encuestados, que no es afectado por factores externos tales como las condiciones laborales o la valoración social de la profesión”, señala.

Respecto a la motivación para realizar el estudio, la Dra. Carla Hernández, especialista en didáctica e investigadora responsable de la investigación, explica que “era necesario conocer la percepción de los docentes respecto a su rol en la sociedad, considerando el movimiento social que se ha provocado en el último año por efecto de la reforma educacional propuesta. Creemos que en el proceso el docente es el último en ser consultado, por lo cual hemos querido reivindicar con este estudio su rol en medio de toda la discusión”.

De acuerdo a la investigación, el 93% de los profesores consultados se consideran expertos en su área, y por ende perciben que pueden aportar a la mejora de la educación en el país. Sin embargo, su percepción sobre la participación que tienen en la toma de decisiones es menos favorable ya que sólo 55% siente que tiene un rol activo en el proceso.

“Ha sido muy interesante encontrar que las percepciones no difieren mucho entre profesores de la Región Metropolitana y otras regiones del país para cada pregunta, lo cual es indicio de una tendencia generalizada a nivel nacional en cuanto a la percepción y valoración del profesorado”, explica el investigador Alexis González.

Si bien no hubo diferencias en los resultados por zona geográfica de ubicación, si se encontraron variaciones en algunas preguntas por otras variables, como la edad o la dependencia administrativa del colegio donde los profesores se desempeñan.

Por ejemplo, respecto a la pregunta sobre la carga horaria de los profesores y si esta les permitía desempeñarse adecuadamente en sus labores, aquellos que trabajan en colegios subvencionados tuvieron un mayor porcentaje de desacuerdo (60%) frente a profesores de colegios particulares (41%).

Si bien en términos generales los profesores sienten que los apoderados como parte de su comunidad cercana confían en ellos para formar a sus hijos (69% de acuerdo), sólo un 12% de los profesores está de acuerdo en que la sociedad chilena confía en ellos como formadores. En este caso además, los investigadores encontraron que la edad influye en la percepción que los profesores tienen sobre cómo los valora la Sociedad en general, siendo menos favorable en el caso de los profesores recién egresados y de pocos años de servicio.

Otro importante resultado encontrado ha sido la percepción que tienen los profesores sobre la confianza que sienten de parte del Estado, ya que un 79% de los encuestados cree que las autoridades de gobierno no respetan su rol como formadores y un 75% considera que el Estado no confía en la labor que desempeñan como docentes.

Respecto al salario que reciben mensualmente, sólo un 22% de los encuestados declara estar conforme. Este aspecto, sumado al sentimiento de desconfianza hacia la profesión por parte del Estado, podrían ser los factores que influyen en que los profesores no recomienden a las nuevas generaciones estudiar pedagogía. Sin embargo, la Dra. Silvia Tecpan es cautelosa y remarca el carácter exploratorio del estudio, agregando que “los resultados son sólo un indicio de las creencias del profesorado, y que hace falta replicar este estudio a una muestra más grande para sacar conclusiones generalizables”.

Respecto del estudio

Para elaborar la investigación se utilizó un nivel de significancia del 5% en las pruebas estadísticas. El instrumento empleado tiene un nivel de confianza con alfa de Cronbach de 0.80, lo cual es excelente considerando que el máximo posible es 1.0

Se utilizó una muestra intencional toda vez que se solicitó la participación voluntaria de los docentes. El estudio contó con la respuesta de profesores de todas las regiones y niveles educativos, así como también de todas las áreas de conocimientos, por lo que es representativa para un estudio del tipo exploratorio en ciencias sociales.

Considerando la población total de profesores en Chile, el estudio consideró las respuestas de una muestra de 244 profesores, lo cual implica un margen de error de 6,3%, lo cual está dentro de los márgenes aceptables para el tipo de estudio. El nivel de confianza es del 93,7%

Académicos del Plantel exponen estilos evaluativos de profesores secundarios en congreso internacional

Académicos del Plantel exponen estilos evaluativos de profesores secundarios en congreso internacional

La investigación de los docentes estuvo destinada a develar el estilo evaluativo del profesorado de enseñanza secundaria de un establecimiento municipal de Chile a la luz de la cultura evaluativa escolar.

Como se conoce en la especialidad, esta temática es considerada como innovadora dentro de esta disciplina educativa, porque el estilo evaluador del docente se relaciona directamente con sus formas de comprender y utilizar la evaluación.

Para ello, se aplicó un cuestionario que brinda diferentes perfiles evaluadores según las etapas del proceso evaluativo, bajo la dicotomía positivista y naturalista, los cuales se constituyen en los principales referentes paradigmáticos de la evaluación asociada a aprendizajes.

Dentro de los principales resultados, al considerar la generalidad de los docentes, destaca en el carácter difuso del estilo evaluador con una leve tendencia al paradigma naturalista; sin embargo, al considerar los resultados por asignaturas, se manifiesta la tendencia mayoritariamente positivista de aquellos pertenecientes a las áreas de aprendizaje científico, matemático y técnico profesional.

A modo de conclusión

Al cierre de esta investigación, los académicos señalan que los estilos evaluadores de los docentes participantes se ven influenciados por las características sistémicas de la educación municipal y responden a las problemáticas que se plantean entre teoría y práctica.

“En términos generales, el estilo evaluador de los docentes es difuso, con una tendencia hacia la una cultura evaluativa de carácter naturalista que se manifiesta sobre todo en los aspectos de planificación y en las intenciones ideales de los docentes pero que en la práctica, implementan estrategias de carácter positivista debido a que brinda opciones que son más rápidas para la realización del trabajo administrativo, aportando al poco tiempo destinado a la evaluación, sobre todo al considerar que las evaluaciones de carácter cualitativo requieren de mayor tiempo, especialmente de corrección”, señala la ponencia.

Según el estudio, otras características de los estilos evaluadores docentes están relacionadas con el predominio de la intuición por sobre la técnica en su trabajo diario, lo que se relaciona con los años de ejercicio que van orientando las practicas evaluativas de los docentes.

“En términos generales, los docentes que más se acercan al paradigma positivista, corresponden a los del sector científico matemático y el técnico profesional. El primero de ellos producto de la formación propia de la disciplina y el segundo probablemente por la formación de carácter laboral que deben formar en los estudiantes. Por el contrario, los docentes que más se asocian al paradigma naturalista, corresponden a aquellos de los sectores humanista, artístico, tecnológico y deportivo”, indican.

Variedad de perfiles

Para los investigadores, esta variedad de perfiles evaluadores, manifiesta la diversidad dentro de la cultura evaluativa de la institución, la cual puede alinear tendencias mediante la entrega de directrices sobre la materia.

“Para ello es necesario, recuperar y fortalecer los rasgos culturales propios del establecimiento, mediante la revisión exhaustiva del Proyecto Educativo Institucional por parte de la comunidad para replantear sus fundamentos y, mantenerlos o reestructurarlos a las necesidades de la escuela, que se consideren prioritarias, estableciendo lineamentos consensuados por parte de la comunidad, para la consideración teórica y práctica de la evaluación asociada a aprendizajes de los estudiantes”, afirman en su conclusión.

Finalmente, según la ponencia, “parece importante incorporar en las prácticas del establecimiento la instalación del debate continuo sobre la evaluación propiamente tal, para que cada integrante de ella como constructor de cultura y portador de un estilo evaluativo en particular pueda aportar al fortalecimiento de una identidad común que aporte al aprendizaje de sus estudiantes permitiéndoles que puedan tomar con responsabilidad, credibilidad y oportunidad de aprendizaje a la evaluación”.

Páginas

Suscribirse a RSS - Educación