Infraestructura

Español

Política de Infraestructura mejora disponibilidad y calidad de instalaciones para actividades académicas, administrativas y de investigación

Política de Infraestructura mejora disponibilidad y calidad de instalaciones para actividades académicas, administrativas y de investigación

En junio de este año se oficializó la Política de Infraestructura de la Universidad de Santiago, que consolidó el trabajo de gestión que se venía realizando en el área, permitiendo una mejora creciente en la disponibilidad y calidad de instalaciones para el desarrollo de actividades académicas, administrativas y de investigación.
 
De esta manera, dicha política está estructurada y organizada en torno a las áreas misionales de la Usach, estableciendo como base esencial los principios institucionales. En esa línea se establece que la infraestructura es primordial en el quehacer universitario de las áreas de Pregrado, Postgrado, de Vinculación con el Medio y Gestión Institucional.
 
Para su correcta implementación, el documento plantea cinco principios:el de probidad;de sostenibilidad económica y financiera; ambiental; el social y el institucional. Igualmente se establecen cuatro líneas de acción: de crecimiento;de modernización de docencia e investigación; de compromiso institucional en materia de infraestructura, y la mantención eficiente del Campus universitario.  
 
Para el prorrector de la Corporación, Dr. Jorge Torres, el marco normativo vino a fortalecer el trabajo que se viene efectuando en infraestructura y da cuenta del por qué se necesita avanzar en esta área. 
 
“Como Universidad estatal y pública debemos generar las mejores condiciones para que los miembros de nuestra comunidad desarrollen de manera óptima sus labores y en eso, la infraestructura es fundamental. Contar con instalaciones de altos estándares en calidad constructiva, nos permite desarrollar de manera óptima actividades académicas, administrativas y sociales”, explicó.
 
Avances en infraestructuras 
 
Bajo esta normativa se han realizado trabajos de mantención, arreglos, remodelaciones y nuevas obras del Plantel. Para ejemplificar esta situación, se puede mencionar el edificio de la Facultad de Administración y Economía, la construcción denominada “Salas de innovación docente de la Facultad de Ingeniería”, la adquisición y remodelación del edificio que alberga al Centro de Estudios de Postgrado y Educación Continua (Cepec) en Escuela Militar, entre otras obras mayores.
 
Mientras que, en obras menores  entregadas durante 2020 estála finalización de proyectos de modernización de quioscos en el sector de Ciencia y sector del Patio de los Naranjos, además, de las seis salas ACE (Aprendizaje Centrado en el Estudiante), que están habilitadas.
 
En estos momentos,el Edificio Amengual,la remodelación de la Biblioteca Central,nuevas y remodeladas instalaciones deportivas y ocho salas de cowork son las obras que se encuentran con avances importantes y su entrega se espera a corto plazo. 
 
Paula Guerra, jefa del Departamento de Gestión de Infraestructura, explicó que los espacios de cowork “son modulares y móviles para estudiantes, orientados a solucionar escasez de ambientesde alimentación, trabajo colaborativo y laboratorios de computación”.
 
Agregó que serán “ocho en total y estarán ubicados en distintos puntos del Campus. En la actualidad hay 3 en proceso de diseño por parte de las empresas que se adjudicaron este proyecto”.Se espera que para 2021 queden instalados.
 
Con respecto al edificio Amengual, su remodelación abarca el primer y segundo piso  los que están pensados para laboratorios y oficinas. Igualmente, se inició la segunda etapa del proyecto que contempla un tercer y cuarto piso destinados a oficinas de investigación para la Facultad de Química y Biología. Se espera su entrega para marzo próximo.
 
La decana de esta unidad mayor, Dra. Leonora Mendoza, comentó que estas instalaciones abren la posibilidad a la ampliación de la Facultad. “Contar con nuevos espacios permitirá prever su crecimiento a corto y mediano plazo, el desarrollo sustantivo de ésta y posibilitará que nuevos académicos puedan contar con espacios suficientes para su investigación en el momento que sean incorporados”.
 
En el caso de las nuevas instalaciones deportivas, se contempló la remodelación del Estadio Usach, donde se reemplazó el pasto natural por sintético (7.848 m2) en la cancha principal y en la número dos. Igualmente, se renovaron las luminarias, que extenderá el tiempo útil de uso beneficiando a los estudiantes de la Escuela de Ciencias de la Actividad Física, el Deporte y la Salud (Eciades) como a todas las ramas deportivas que utilizan estos espacios. 
 
Además, en el Gimnasio EAO se realizaron trabajos en la sala de musculación,baños, camarines y sistemas de ventilación. En el segundo gimnasio,ubicado en el mismo sector del Campus, se hicieron múltiples mejoras destacando la construcción de una sala de clases con vista hacia la cancha del recinto, que permitirá que alumnos en clases teóricas puedan observar una clase metodológica de básquetbol, vóleibol, etc.  
 
El director de Eciades, Cristián Cofré, destacó que“tenemos mejores instalaciones, se aumentaron los metros cuadrados destinados a la actividad física y horarios disponibles de las infraestructuras”.
 
Remodelación Biblioteca Central 
 
El caso de la Biblioteca Central es relevante, ya que el histórico espacio institucional fue sometido por primera vez a una remodelación. La modernización de los 2.341 metros cuadrados cumple con estándares de calidad propios de las bibliotecas universitarias. El proyecto considera luminarias, ventanas termo panel, accesos expeditos al edificio e instalación de equipos de climatización, entre otras mejoras. 
 
Para la jefa de la Unidad de Bibliotecas, Monserrat Marcoleta, esto “representa un gran avance en la creación de nuevos espacios enfocados en ofrecer servicios y recursos multimodales que apoyan el proceso enseñanza-aprendizaje, investigación y la generación del conocimiento, de los cuales las bibliotecas son un eje fundamental”.
 

Opinión del Dr. Jorge Torres: Universidad y su infraestructura al servicio del país

Opinión del Dr. Jorge Torres: Universidad y su infraestructura al servicio del país

Este 2020, en un año de grandes dificultades para la humanidad completa, las universidades han mostrado, una vez más, su contribución a la sociedad.

En el contexto de la pandemia, desde la Universidad de Santiago de Chile, plantel con 171 años de historia, hemos respondido al espíritu de nuestra tradición, apoyando al sistema de salud a través de la reconversión de laboratorios de diagnóstico, diseñando y construyendo ventiladores mecánicos, certificando elementos de protección personal y aportando en las políticas de protección y seguridad de la población, entre otras muchas acciones derivadas del conocimiento gestado y creado en nuestra institución.

Así, se hace patente, hoy más que nunca, la importancia fundamental que tienen las universidades para el desarrollo del país, y lo necesario que resulta apoyarlas para su desarrollo humano y material. Por esto mismo, no se comprende la disminución en los recursos presupuestados para la Educación Superior en el próximo año, situación que esperamos se pueda revertir en el Congreso Nacional.

Nosotros estamos apostando por el futuro. Precisamente respecto a su infraestructura, nuestra casa de estudios se enorgullece en contar que, gracias a una gestión eficiente y ordenada, ha dado pasos agigantados en la renovación de sus instalaciones caracterizada por su alto valor patrimonial.

Más allá del icónico planetario que distingue nuestro campus de 37 hectáreas, situado principalmente en el corazón de Estación Central, hoy estamos inaugurando dos modernos edificios que vienen a coronar un Plan de Infraestructura 2014-2019 que permitió un crecimiento de más de 52.000 metros cuadrados. Todo esto, con el propósito de mejorar la disponibilidad y calidad de la infraestructura y equipamiento para el desarrollo de actividades académicas, administrativas y de investigación y, por lo tanto, seguir fortaleciendo nuestra contribución a la sociedad.

Los dos nuevos edificios que inaugura la Universidad de Santiago de Chile están enfocados, principalmente, en dar más espacio a las salas de clases. Se trata del edificio de la Facultad de Administración y Economía, que consta de 12 pisos y tres subterráneos, en una superficie de más de 13.100 metros cuadrados, con salas de clases y un auditorio para casi 350 personas; y el edificio denominado “Salas de innovación docente de la Facultad de Ingeniería” que presenta tres subterráneos y ocho niveles de aulas, en una superficie de 10.700 metros cuadrados. Ambas construcciones presentan un innovador diseño que convive con nuestra arquitectura patrimonial, conjugando pasado, presente y proyección al futuro.

Este progreso en infraestructura también se refleja en los metrajes destinados a laboratorios, ámbito donde la superficie aumentó más del doble en 2019. Otras remodelaciones importantes son las realizadas en la Biblioteca Central, el estadio y el gimnasio Usach, así como la disposición de nuevos espacios para alimentación. No podemos dejar de mencionar la incorporación del edificio de laboratorios de la Facultad de Química y Biología, otros espacios para el emprendimiento y la innovación, laboratorios de computación, renovación de kioscos, y el proceso de licitación de proyectos para las facultades de Ciencias Médicas y de Humanidades.

Con la concreción de todas estas obras, queda de manifiesto que –sin perjuicio de las adversidades– una buena gestión permite a las instituciones estatales y públicas como la nuestra dar grandes pasos en beneficios de sus comunidades y de toda la ciudadanía. Pero al mismo tiempo, este es un llamado a no olvidar a las universidades que, como la Usach, en un escenario tan complejo para todas y todos, han sabido salir adelante, invertir sus recursos de manera responsable y seguir cumpliendo su rol de apoyo a todas y todos los habitantes del país, sin distinciones.

Recepción final de nuevos edificios FAE y de la Facultad de Ingeniería se proyecta para la última semana de septiembre

Recepción final de nuevos edificios FAE y de la Facultad de Ingeniería se proyecta para la última semana de septiembre

Para la última semana de septiembre está planificada la recepción final de los 10.700 metros cuadrados del edificio de la Facultad de Ingeniería (ex EDOC) y  de los 13.100 metros cuadrados del nuevo edificio de la Facultad de Administración y Economía (FAE), lo que significa un gran avance en infraestructura para nuestra Casa de Estudios.

Las nuevas instalaciones destinadas a salas de clases cuentan con altos estándares en calidad constructiva lo que beneficiará el desarrollo de la  actividad académica y social del estudiantado, especialmente cuando las medidas sanitarias hacen necesario contar con más espacio que permita las debidas adecuaciones para facilitar la asistencia a clases presenciales.

Para la Universidad de Santiago de Chile la infraestructura es un aspecto clave a la hora de garantizar una oferta académica acorde a los requerimientos del país. Con ese objetivo ha realizado importantes avances en la materia, registrando un crecimiento sostenido desde el 2014.

Ese año, los metros cuadrados construidos eran 184.095. Actualmente el Plantel dispone de 218 mil, favoreciendo algunos indicadores como los metros cuadrados por estudiante. El promedio de este ítem en las universidades adscritas al Cruch es de 10,3 metros cuadrados. Nuestra Casa de Estudios fluctuaba entre 9,5 y 9,7 mts2 hasta el 2019; ese año llegó a 11 mts2.

"Esta adición de metros para espacios educativos nos pone nuevas metas para continuar con otras remodelaciones y habilitaciones de lugares. También nos inspira a poner un nuevo estándar institucional renovando espacios y, con ello, seguir creciendo junto a otras Facultades y requerimientos en sintonía con lo que necesita nuestra sociedad y el país”, precisó el Dr. Jorge Torres Ortega, prorrector de nuestra Universidad.

El progreso en infraestructura también se refleja en los metrajes destinados a laboratorios, donde, en el mismo periodo, la superficie aumentó de 11.713 a 25.900 metros cuadrados.

Para la jefa del Departamento de Gestión de Infraestructura, Paula Guerra Herrera, la etapa que vive el Plantel es importante, por eso se debe valorar la recepción final de estos inmuebles, ya que “vienen  a reforzar nuestra misión fundacional y lo que nos convoca a diario: estar para y por las/os estudiantes”.

Nuevos edificios FAE y de Ingeniería

Renombrado como “Edificio Salas de innovación docente de la Facultad de Ingeniería”, el exedificio EDOC tendrá una superficie de 10.700 Mts2, distribuidos en tres subterráneos y ocho niveles que, para el decano de la Facultad de Ingeniería, Mg. Juan Carlos Espinoza Ramírez, “sin duda es un hito muy importante” para el desarrollo de esta Unidad Mayor y del Plantel.

Agregó que la propiedad permitirá que tanto alumnas/os antiguos como nuevos “sientan que están en una Universidad moderna, una Facultad que se preocupa de sus estudiantes y que pone a su disposición una infraestructura realmente importante para la formación profesional”.

En cada piso, la construcción contará con salas rediseñadas con mobiliario especial orientado a realizar actividades vinculadas a metodologías activas del aprendizaje, técnicas que para la autoridad “son relevantes en la formación actual de ingenieras/os, ya que el objetivo es que no solo aprendan ciencia y tecnología, sino que también puedan adquirir otras habilidades blandas que son tan importantes para el desarrollo profesional y que la sociedad requiere de ellas/os”, dijo el decano Espinoza.
 
Mientras que en otra área del campus, el inmueble de la Facultad de Administración y Economía contará con 12 pisos y tres subterráneos; además dispondrá de salas de clases de diversa capacidad, salas de estudio, salas de profesores, un auditorio para casi 350 personas, cafetería y casino de primer nivel. Así lo había proyectado durante el acto de colocación de la primera piedra, el decano Dr. Jorge Friedman Rafael, asegurando que la  obra “transformará el entorno tanto de la Universidad como de la comuna de Estación Central, por la calidad de su diseño arquitectónico”.

En esa ocasión, el Dr. Friedman afirmó que no existiría en la comuna otra construcción que “rompa tanto esquema como la nuestra; eso es parte de lo que hace nuestra Universidad también: romper, innovar y hacer cosas nuevas”.

Crecimiento sostenible y diverso, y modernización.

En el avance infraestructural de la Institución han sido fundamentales los conceptos: crecimiento sostenible y diverso, y modernización. Dicho camino le ha permitido al Departamento de Gestión de Infraestructura trabajar en forma colaborativa con las y los estudiantes, a través de la Vocalía Cultural e Interculturalidad, Vocalía de Medio ambiente, Vocalía Laboral, Vocalía de Genero y Sexualidades,  Cedisc y AEDA.

Paula Guerra, jefa del Departamento de Gestión de Infraestructura, destacó que el trabajo en conjunto con el estudiantado posiciona a la Corporación como una Universidad moderna que se hace cargo de los cambios que nuestra sociedad requiere.

“También desarrolla su labor considerando la  perspectiva y los intereses de las/os jóvenes, que son el cuidado del medioambiente y el uso responsable de los recursos naturales; avanzar hacia una sociedad respetuosa y coherente aceptando todas las etnias y sentires, la diversidad sexual; y valorando el trabajo de todas y todos los trabajadores de la sociedad. Una impronta muy humana que estoy segura será un factor diferenciador al momento de elegir donde estudiar”, concluyó.

Construcción de nuevos edificios institucionales ya se encuentra en su etapa final

Construcción de nuevos edificios institucionales ya se encuentra en su etapa final

Este lunes 3 y martes 4 de febrero, el prorrector de nuestra Casa de Estudios, Jorge Torres Ortega, realizó un recorrido por las dos grande obras que se encuentran en construcción en el campus universitario: el edificio de la Facultad de Administración y Economía (FAE), ubicado en el extremo oriente de la Ciudad Universitaria, y el Edificio de Docencia (EDOC) emplazado en avenida Ecuador 3524, frente al edificio del Departamento de Ingeniería Eléctrica.

Tras su visita a las instalaciones, la autoridad del Plantel, se mostró conforme con el grado de avance de los trabajos y aseguró que estas dos modernas edificaciones podrían estar listas durante marzo o abril del presente año.

“Ya estamos en la etapa final de la construcción de los dos edificios. Nos encontramos pidiendo los permisos de agua y energía; estamos terminando de licitar el mobiliario y muy próximos a la inauguración”, contó el prorrector Torres.

El edificio de la FAE constará de 12 pisos y tres subterráneos, sumando una superficie de más de 13 mil metros cuadrados, con salas de clases, un auditorium para casi 350 personas, salas de estudio, recintos para profesores, cafeterías y un casino de primer nivel.

Mientras tanto, el EDOC presenta una estructura de hormigón armado, con tres subterráneos y ocho niveles de salas de clases y recintos docentes con sus respectivas instalaciones, en una superficie total de 10.700 metros cuadrados.

La autoridad uniersitaria sostuvo que, si bien ha habido un ligero retraso producto de, entre otros factores, la coyuntura nacional, el grado de avance de la construcción de los edificios es cercano a un 90 por ciento, “lo cual nos parece un nivel más que satisfactorio”.

“Nuestra comunidad necesitaba una remodelación de su infraestructura, con edificios más modernos, que permitan dar mayor comodidad y bienestar a nuestros estudiantes e implementar nuevas metodologías de enseñanza”, expresó el prorrector Jorge Torres Ortega.

U. de Santiago oficializa comienzo de la construcción del nuevo edificio para la Facultad Tecnológica

U. de Santiago oficializa comienzo de la construcción del nuevo edificio para la Facultad Tecnológica

 
Con la firma del libro de obras, la Universidad de Santiago y las empresas constructora y de arquitectura dieron el vamos a la construcción del nuevo edificio de la Facultad Tecnológica. 
 
En la actividad, que se llevó a cabo ayer jueves en dependencias de la unidad académica, participó el Prorrector Jorge Torres Ortega; el Decano Dr. Julio González Candia y el Jefe del Departamento de Construcciones, Alejandro Rojo Martínez, además de representantes de la constructora Peuma y la empresa de arquitectura.
 
Junto al Dr. González estuvieron presentes autoridades de la Facultad; los directores de los cinco Departamentos de la Unidad Mayor y el ex Decano Gumercindo Vilca Cáceres, en cuya administración se gestó el proyecto.
 
El Prorrector Torres señaló que esta obra marca el inicio de los proyectos de infraestructura de la Usach para el 2020, que alcanzan una inversión de alrededor de 7 mil millones de pesos.
 
“Esto apunta al compromiso que tiene nuestra Casa de Estudios con el mejoramiento continuo, así también entregar a toda su comunidad las condiciones óptimas para realizar su quehacer”, destacó la autoridad universitaria.
 
Agregó que la obra es un paso importante para nuestra Universidad en materia de infraestructura y “viene a dar solución a los requerimientos de espacio que tiene esta Unidad Mayor”.
 
Por su parte, el Decano González subrayó que este hito es la concreción “de un gran sueño y aspiración de nuestra comunidad, que nos permitirá proyectar el quehacer de la Facultad a niveles no vistos hasta el momento”.
 
El proyecto se emplazará en el sector del estacionamiento del actual edificio y contempla una superficie de 2.500 metros cuadrados.
 
Las dependencias tendrán cuatro pisos de altura y dos subterráneos destinados a estacionamientos. Asimismo, considera la habilitación de un auditorio y laboratorios.  
 
Según la empresa constructora, las obras deben ser entregadas a comienzos de 2021.
 

Universidad de Santiago moderniza el Estadio Usach

Universidad de Santiago moderniza el Estadio Usach

La remodelación del Estadio de la Universidad de Santiago de Chile es uno de los más de 90 proyectos de mejoramiento de las instalaciones que tiene nuestra Casa de Estudios, en el marco del Plan de Desarrollo de Infraestructura.

Las obras en el principal complejo deportivo de la Usach se iniciaron en marzo y están a cargo de Construye Mundo Urbano S.A. y Northia.

Los trabajos incluyen el retiro del pasto natural de la cancha principal para la posterior instalación de 7.848 mt2 de pasto sintético en esta y en la cancha número dos.

A ello se suma la disposición de un sistema de drenaje para ambos espacios, el mejoramiento de las graderías con pintura y la colocación de butacas, junto con la renovación de las luminarias.

El Prorrector de la Universidad de Santiago, Jorge Torres Ortega, sostiene que el objetivo de este proyecto es aumentar el uso de los recintos deportivos por parte de toda la comunidad universitaria.

“Por mucho tiempo, el estadio fue un espacio olvidado, pero ahora, de a poco, vamos logrando la meta de ofrecer un campus universitario acorde a los tiempos actuales y propios de una institución de excelencia”, afirma la autoridad universitaria. 

Beneficios

Para el jefe de la Unidad de Administración de Recintos Deportivos, Mario González Faúndez, la remodelación va a beneficiar a los usuarios de los cursos deportivos de formación integral, selecciones deportivas y a todas aquellas actividades de libre asistencia.  

“Con la nueva luminaria podremos trabajar hasta más tarde, por tanto, serán más las horas de uso efectivo que se le dará al recinto y con un estándar de calidad más adecuado a los tiempos”, agrega González.

Serán cerca de 700 usuarios los que se verán beneficiados semanalmente por cada cancha renovada, lo que también fomentará la actividad física y las prácticas recreativas.

Cabe destacar que la Universidad de Santiago de Chile dispone de tres canchas de fútbol, seis canchas de tenis, frontón para tenis, tres multicanchas, una pista atlética, zonas de preparación física y acondicionamiento al aire libre, entre otros recintos deportivos al interior del campus.

Gran crecimiento del Plantel en infraestructura y áreas verdes

Gran crecimiento del Plantel en infraestructura y áreas verdes

Durante el último receso institucional, se concretaron una serie de trabajos de mantención, arreglos, remodelación y nuevas obras en el Plantel. En tal sentido, destacan las mejoras en cambios de pisos, nuevas luminarias, pintura, climatización, mobiliario y seguridad en laboratorios de Química y Biología, en Ingeniería, laboratorios de computación en Arquitectura, Laboratorio LOPU y el Bioterio institucional, totalizando un área de 1.375 metros cuadrados.

En cuanto a salas de clases, se desarrollaron trabajos similares en los Departamentos de Lingüística, Historia y Filosofía, así como en los edificios de Matemática, Enrique Froemel y Armando Quezada. Igualmente, en los altillos en los Departamentos de Educación y Psicología, además de nuevas salas en la Facultad de Ciencias Médicas. A esto se suma la habilitación de una sala de computación y otra de experimentación en el Departamento de Física, con un total de 1.804 metros cuadrados de áreas remodeladas.

Respecto de los recintos deportivos, las labores se enfocaron en baños y camarines del Gimnasio EAO, baños del Estadio y del gimnasio techado, reforzamiento del muro de escalada y remodelación del Gimnasio de Pesas, sumando un área de 860 metros cuadrados.

También se realizaron mejoras en diversos espacios públicos para asegurar buenas condiciones para el estudio al aire libre y la alimentación. Tales son los casos de las Plazas del Departamento de Física, Sector 7, acceso del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Sector Oeste de Rectoría, además de la instalación de mobiliario metálico de acceso público en áreas libres, así como mobiliario en Plazas Verdes de la Universidad. Todo lo anterior, considerando 2.027 metros cuadrados de áreas verdes.

Igualmente se encuentra en proceso la remodelación del Casino Central ubicado en la ex Escuela de Artes y Oficios, que permitirá ofrecer un servicio más moderno y de mayor calidad, trabajos que incluyen 1.530 metros cuadrados.

A esto se suma la mantención de fachadas y reparación de techumbres de distintos edificios del Plantel, como Casa Central, Facultad de Humanidades, Facultad de Ingeniería, Escuela de Arquitectura y Pabellón FORMA, con un total de 2.831 metros cuadrados de áreas mejoradas.

Asimismo, reparaciones y mantención de redes de alcantarillado, agua potable, artefactos, cerámicas de muros y pisos de baños en Salón Bulnes, Área Humanidades, Edificio Block B del Departamento de Física, Escuela de Arquitectura, ex Escuela de Artes y Oficios, Pabellón Forma, Facultad de Ciencias Médicas y Sala de las Artes Víctor Jara, sumando 1.032 metros cuadrados de remodelación.

Nuevos espacios para el trabajo y desarrollo

Como parte de la política de crecimiento institucional, la Universidad de Santiago también ha construido nuevos espacios físicos en dependencias externas al campus. Tal es el caso de los dos pisos del edificio Apoquindo 4499, ubicado cerca de la estación de Metro Escuela Militar, habilitados como salas de clases para programas de postgrados.

También resalta la compra del inmueble que se encuentra en la esquina de las calles Chacabuco y Rosas, en la comuna de Santiago, cuyo uso es compartido por distintas unidades del Plantel.

Asimismo, se adquirió un inmueble en el Barrio Concha y Toro, cercano a la estación de Metro República, donde funciona el Centre for Experimental Social Sciences (CESS), centro de investigación interdisciplinario de la Universidad de Oxford y la Universidad de Santiago que desarrolla estudios experimentales en distintas áreas de las ciencias sociales.

Además, se agrega el bien raíz donde funciona el Liceo Ruiz Tagle, comprado por el Plantel al Arzobispado de Santiago, y que se ubica en calle Ecuador frente a la Universidad, fortaleciendo el concepto del campus único.

Finalmente, es importante destacar la construcción del Núcleo Docente en el Hospital Barros Luco Trudeau, ubicado en la comuna de San Miguel, destinado a las residencias para becarios e internos de las distintas Carreras de la Facultad de Ciencias Médicas.

“Consideramos que es muy relevante que el crecimiento institucional también se desarrolle hacia fuera del campus, en función de las diversas necesidades que surgen tanto de parte de nuestra comunidad, como también de la sociedad chilena en general. Todo ello en línea con la misión que tenemos como agente de desarrollo para el país”, precisa el Rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid.

Moderna infraestructura

En cuanto a nueva infraestructura dentro del campus, el proceso de adjudicación para construir el nuevo edificio de la Facultad de Administración y Economía está en revisión por parte de la Contraloría General de la República, mientras que el nuevo edificio de la Facultad de Ciencias Médicas se encuentra en etapa de elaboración del proyecto arquitectónico.

Respecto del nuevo edificio de la Facultad Tecnológica, las bases administrativas de licitación ya fueron enviadas a la Contraloría General de la República, misma situación que corresponde al proyecto del nuevo edificio del Departamento de Ingeniería en Minas.

Es importante poner de  relieve  que  desde marzo se encuentran disponibles en el portal www.mercadopublico.cl las bases de la nueva licitación de Edificio Docente (EDOC), restando hasta el 9 de julio para que los oferentes puedan postular, mientras que la adjudicación está programada para diciembre.

“Hemos diseñado un interesante proceso de edificación de nueva y moderna infraestructura para fortalecer las distintas Facultades, lo que nos permitirá, entre otros aspectos, ofrecer a nuestros estudiantes, académicos e investigadores mejores condiciones de trabajo en línea con nuestra formación de excelencia”, explica el Rector Zolezzi.

Edificio Docente y su situación actual

El EDOC o Aulario es un proyecto destinado al uso de salas de clases que contempla ocho pisos y tres subterráneos, ubicado en avenida Ecuador frente al Departamento de Ingeniería Eléctrica, y proyectado como la obra más importante de la Universidad de Santiago en materia de construcción de aulas, luego de la Escuela de Artes y Oficios.

La obra fue licitada mediante mercado público y adjudicada a la empresa Corsan Corviam Isolux, que inició la construcción el 27 de diciembre de 2013. Sin embargo, se detectaron retrasos en los plazos acordados y otras irregularidades en el proceso de construcción, además de faltas a la probidad en que incurrieron algunos funcionarios responsables de la supervisión de esta obra.

“Se formó una comisión dentro del Plantel para estudiar e investigar los incumplimientos por parte de la empresa”, explica el director jurídico de la Universidad de Santiago, Ángel Jara. En consecuencia, la Universidad dictó el respectivo decreto, el 22 de abril de 2015,  para terminar de manera anticipada el contrato por incumplimiento de la empresa. “La Contraloría General de la República tomó razón de ese documento, lo que significó que la empresa abandonara la obra”, añade.

El siguiente paso fue el cobro, por parte de la Universidad, de las boletas de garantía otorgadas por la empresa, lo que permitió recuperar aproximadamente 3.500 millones de pesos, monto equivalente a lo que ya se había pagado, pese a los incumplimientos de la empresa. “De tal forma, el perjuicio económico sufrido fue revertido a favor de la Universidad, gracias a las oportunas acciones legales y administrativas que se llevaron a cabo para cobrar esas garantías”, puntualiza Ángel Jara, transmitiendo tranquilidad respecto a que el Plantel no experimentó pérdidas. Además, la Universidad de Santiago presentó querellas por delitos de cohecho y fraude al Fisco.

Cabe destacar que esta determinación se sumó a la decisión del Estado de poner término anticipado -también- a los contratos que mantenía con esa misma empresa respecto de otras obras públicas, por ejemplo, la construcción del Hospital de Pitrufquén y del nuevo estadio de Calama, además de la posterior decisión del Metro de Santiago de terminar con el vínculo que tenía con la misma empresa en la construcción de la Línea 3. “La Universidad fue una de las diversas instituciones públicas perjudicadas por el comportamiento contractual de Corsan”, advierte el director jurídico del Plantel.

Respecto de lo que la empresa alcanzó a construir, Ángel Jara detalla que en 2017 la obra fue auscultada mediante instrumentos de tecnología de frontera, con el fin de determinar la calidad de lo edificado, obteniendo buenos resultados. Esto, sin perjuicio de las obras que ya antes debieron demolerse, por problemas de calidad detectados por la Inspección Técnica de la Universidad.

“Actualmente existen nueve empresas que cumplieron con las visitas a terreno obligatorias para participar en este nuevo proceso de licitación, lo que nos permitirá terminar la construcción del Edificio Docente e implementarlo en beneficio de nuestra comunidad”, anticipa con gran satisfacción el director jurídico.

En ese sentido, agradece la decisión del Rector Zolezzi de ampliar el equipo de la Dirección Jurídica del Plantel, con el objetivo de enfrentar de la mejor manera los diversos requerimientos legales que implican las nuevas obras proyectadas, de mantención o construcción, las que duplican lo realizado en años anteriores.

“Para nuestra Universidad, a diferencia de las instituciones privadas, el marco regulatorio que nos impone la Ley de Compras Públicas representa un gran desafío, pues nos obliga a cumplir con múltiples requisitos adicionales para contratar empresas constructoras”, concluye Ángel Jara.

Plantel inaugura remodelado gimnasio en beneficio de la comunidad

Plantel inaugura remodelado gimnasio en beneficio de la comunidad

Fueron dos años en los que el Departamento de Gestión del Deporte y Cultura junto a la Unidad de Construcciones de la Universidad de Santiago de Chile trabajaron activamente para concretar uno de los tantos proyectos que buscan satisfacer las necesidades de la comunidad universitaria, en este caso, en el ámbito de la actividad física y recreativa.

Se trata de la remodelación y modernización de las instalaciones del Gimnasio de Pesas, conocido como Gimnasio EAO, un espacio ampliamente utilizado por estudiantes, académicos y funcionarios del Plantel.

Los trabajos consistieron en la renovación de infraestructura, remodelación de baños y camarines, así como arreglos en el sistema de ventilación con la inclusión de nuevos inyectores y extractores de aire, lo que significó una inversión de más de 130 millones de pesos. A esto se sumó la incorporación de nuevas máquinas de ejercicios multifuncionales, con un costo superior a los 20 millones de pesos.

Junto con ofrecer a la comunidad un espacio moderno y con altos estándares de calidad, cabe destacar la adaptación de la antigua escalera, que se encontraba fuera de uso, para personas con movilidad reducida. Asimismo, la remodelación de baños y camarines del Gimnasio Usach.

Formación integral

La ceremonia de inauguración de las nuevas instalaciones estuvo presidida por el Rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, acompañado por el Vicerrector de Apoyo al Estudiante, José Miguel Araya Marchant; el jefe del Departamento de Gestión del Deporte y Cultura, Sergio Garrido; el director de la Escuela de Ciencias de la Actividad Física, el Deporte y la Salud, Cristian Cofré Bolados; además de otras autoridades, académicos, estudiantes y funcionarios de la Universidad.

Como parte de su discurso inaugural, el Rector Zolezzi resaltó que “nuestros estudiantes son los principales beneficiados en sus actividades deportivas, reafirmando así el compromiso institucional que tenemos con entregar una formación integral”.

Asimismo, junto con destacar a quienes cultivan una disciplina física como desafío personal, también destacó “a aquellos que nos representan en torneos y competencias nacionales e internacionales, llevando muy en alto el nombre de nuestra Universidad”.

Por ello, no dudó en compartir el esfuerzo de todos quienes han hecho posible disponer de mejores instalaciones y contar con máquinas más modernas. “Necesitamos una renovación permanente para desarrollar de mejor manera la práctica de la actividad física. Y estoy seguro que la remodelación de estas instalaciones constituirán un gran aporte en la vida universitaria”, manifestó el Rector Zolezzi.

Complemento fundamental

El Gimnasio de Pesas es un espacio que funciona de manera continua de lunes a viernes, entre las 8:00 y las 21:30 horas, especialmente destinado a los estudiantes que forman parte de los cursos deportivos de formación integral y de las carreras de la Escuela de Ciencias de la Actividad Física, el Deporte y la Salud, pero con libre acceso para todos los integrantes de la comunidad universitaria.

Joshua Arismendi Navarro (23) cursa el sexto año de la carrera de Ingeniería Civil en Obras Civiles, mientras que Paula Diócares Araya (23) se encuentra en el primer año de la Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física. Ambos son seleccionados de vóleibol del Plantel.

“Las pesas representan un soporte como parte del entrenamiento. Nos ayuda a potenciar y reforzar las articulaciones y también a evitar lesiones. Es un complemento para el vóleibol”, explica Joshua. “Este gimnasio representa un gran aporte, el nivel de la implementación, las nuevas máquinas y la optimización de los espacios”, agrega.

Por su parte, para Paula “es fundamental que los deportistas puedan contar con espacios como estos. Las pesas nos permiten desarrollar trabajos específicos, como por ejemplo, potenciar el salto en el vóleibol”.

Activa participación

En el contexto de la necesaria mejora permanente de las instalaciones deportivas que existen en la Universidad de Santiago, el coordinador de los cursos deportivos de formación integral, Cristian Ferrada Mendoza, detalló que el proyecto surge a partir de la cantidad de personas de toda la comunidad universitaria que ocupa habitualmente estas instalaciones.

“Diariamente tenemos una rotación aproximada de 200 personas que utilizan este recinto deportivo, entre estudiantes de pregrado y postgrado, funcionarios y académicos”, precisó. Asimismo, destacó que “estas instalaciones contribuyen a la formación integral de los miembros de la comunidad universitaria, en cuanto a la actividad física y la vida saludable”.

Igualmente anticipó que entre los próximos desafíos se encuentra el proyecto que busca realizar trabajos de mejoras en infraestructura en el Estadio de la Universidad. En ese plano, también aparece en carpeta el proyecto para la construcción de un polideportivo que se ubicaría precisamente en ese sector del Plantel.

Reinauguración de biblioteca

Reinauguración de biblioteca

La reapertura  de este espacio se concretó el  lunes 13 de marzo durante una ceremonia en la que participaron  el rector de la U. de Santiago, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, el decano de la Facultad de Ciencias Médicas, doctor Humberto Guajardo, académicos, funcionarios y estudiantes de esta  unidad académica.

En la ceremonia de corte de cinta, la máxima autoridad de la Facultad, señaló que “este es un anhelo que la Facultad tenía hace mucho tiempo, por lo tanto, contar hoy con este edificio moderno y completamente remozado es un tremendo orgullo”.

El  doctor Guajardo señaló  además, que para la Facultad era necesario contar con un espacio nuevo, con mayores comodidades considerando que el número de estudiantes ha crecido mucho desde el año 2000 fecha en la que se construyó inicialmente la biblioteca. “Somos una facultad que estamos creciendo año a año. El 2016, sumamos dos nuevas carreras, por lo que contar con este espacio era una deuda pendiente con nuestros estudiantes”.

En la oportunidad, el decano, aprovechó la instancia para agradecer el apoyo de las autoridades de la Universidad para “concretar este sueño”, y también agradeció el esfuerzo, trabajo y dedicación de la encargada de Biblioteca, Leonor Monasterio  “quien ha sido pieza fundamental para la concreción de este esperado proyecto”.

Luego de estas palabras,  el Rector Zolezzi junto al decano de la Facultad realizaron el tradicional corte de cinta, para posteriormente, recorrer junto a los asistentes las nuevas dependencias.

La renovación de la biblioeteca de Ciencias Médicas, contempló una serie de transformaciones, que ofrece a los estudiantes y académicos un espacio de 400 metros cuadrados de iluminados  y cómodos espacios.

El lugar cuenta  además, con 324 metros  lineales de estantería y 9.000 ejemplares impresos además de una cuantiosa y diversa colección electrónica, equipos computacionales  con tecnología de punta y servicios de información de vanguardia en concordancia con los deafíos que impone la formación de profesionales de la salud.

Sala cuna para hijos de estudiantes comenzará a construirse en marzo

Sala cuna para hijos de estudiantes comenzará a construirse en marzo

  • Este histórico anhelo de la comunidad estudiantil estará en funcionamiento antes de que finalice el 2017. El proyecto ya cuenta con un cronograma, y la edificación estará emplazada en el terreno entregado en comodato a la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), ubicado en calle Ecuador, frente al acceso principal del Estadio de la Universidad.

 






Fue en octubre del año pasado cuando el Rector de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, y la vicepresidenta ejecutiva de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), Desireé López de Maturana Luna, definieron, mediante la firma de un convenio, la construcción de una sala cuna destinada a los hijos de los estudiantes del Plantel.

Una alianza que representa la posibilidad de cumplir un histórico anhelo de esta comunidad universitaria, considerando el interés institucional por resolver una necesidad que beneficiará directamente a sus integrantes, en el contexto de la promoción de valores como la inclusión social y la equidad de acceso a la educación superior.

Según lo programado, las obras de construcción debieran iniciarse en marzo de 2017, proceso que contempla un plazo de seis meses, lo que permitiría que la sala cuna comenzara a funcionar antes de finalizar el mismo año. Un lugar que se encuentra en calle Ecuador, frente a la entrada principal del Estadio de la Universidad, donde actualmente existe una casa, la que será demolida para dar paso a la nueva edificación.

Compromiso social con los estudiantes

Para el Rector Zolezzi, el objetivo esencial es “ayudar a nuestros estudiantes con la atención de sus hijos, especialmente de entre cero y cuatro años de edad, con un servicio de la mejor calidad. En ese sentido pensamos que la alianza con la Junji nos permite acceder a un servicio del más alto nivel”.

Asimismo advierte que este proyecto se relaciona directamente con el permanente trabajo que desarrolla el Plantel como parte de su Responsabilidad Social Universitaria. “Y también con la Vinculación con el Medio y la manera en la que nos relacionamos con los sectores que se encuentran en torno a nuestra Universidad, especialmente la comuna de Estación Central”, añade la autoridad.

Se trata de una alianza que implica diversos beneficios, como explica el Rector Zolezzi, a propósito de que “otorgará la posibilidad a nuestros estudiantes de que no se vean obligados a abandonar sus estudios y asumir la maternidad o la paternidad con mucho apoyo”, agradeciendo de paso el rol de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, por fomentar este tipo de proyectos. “Nos permitirá ser una de las pocas universidades que cumpla con esta misión de proyectar la protección social también hacia los estudiantes de educación superior”.

Un paso más en lo que el Rector considera “el especial interés de nuestra institución por contribuir al desarrollo de políticas en favor del desarrollo de la educación pública, con especial énfasis en sus estudiantes”.

Estándares de alta calidad

Tal como plantea el Vicerrector de Apoyo al Estudiante, José Miguel Araya Marchant, se han ido cumpliendo los protocolos dentro de lo esperado para programar las distintas etapas de entrega, lo que permite que muy pronto el proyecto pase formalmente bajo la administración de la Junji. “En esta anhelada aspiración de nuestra comunidad universitaria en general, y en particular de los estudiantes, también contribuiremos con la comunidad aledaña a la Universidad de Santiago”, destaca.

Esto, considerando que dentro del acuerdo de cooperación entre ambas instituciones, se establece que la prioridad será para los hijos de los estudiantes de la Universidad de Santiago, con la posibilidad de que también se sumen otros niños y niñas que vivan en las cercanías al Plantel.

“Se trata de una sala cuna con estándares propios de la Junji, que son bastante elevados, como cuidados ambientales, profesionalización de la atención, protocolos de cuidado y asistencia infantil, además de temas asociados a la seguridad de los niños”, valora el Vicerrector.

“Este anhelo se suma al deseo de la Junji de poder servir a la comunidad en general”, agrega el administrador del Campus Universitario, Manuel Valenzuela Lorca, quien aclara que en el proyecto se contempla que el Plantel entregue a la Junji solo el terreno en comodato, pues todos los recursos necesarios serán aportados por el Estado. “Lo que nuestra Universidad se propone es servir a la comunidad donde se encuentra inserta”, resalta.
 

Páginas

Suscribirse a RSS - Infraestructura