Eciades

Español

Académico del Plantel encabeza publicación científica sobre impacto de la actividad física en reducción de mortalidad

Académico del Plantel encabeza publicación científica sobre impacto de la actividad física en reducción de mortalidad

Realizar actividad física, ya sea de manera regular o sólo una o dos veces por semana reduce la mortalidad por enfermedades cardiovasculares, cáncer y todas las causas. Así lo concluyó un estudio encabezado por el académico de la Escuela de Ciencias de la Actividad Física, el Deporte y la Salud (Eciades), Dr. Gerson Ferrari, publicado el mes pasado en la prestigiosa revista JAMA Internal Medicine.

El estudio, titulado "Asociación del "guerrero de fin de semana" y otros patrones de actividad física en el tiempo libre con la mortalidad por todas las causas y por causas específicas. Un estudio de cohorte a nivel nacional", se realizó en conjunto con 10 investigadores provenientes de diversas universidades del mundo y buscó aclarar si la realización de actividad física durante una o dos sesiones, frente a tres o más sesiones a la semana, influía en la mortalidad.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) el sedentarismo es causante de hasta cinco millones de muertes al año a nivel global. Por lo mismo, recomienda que las personas adultas realicen entre 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa a la semana, previendo de esta forma enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, cáncer y trastornos mentales. 

La investigación utilizó datos de 350 mil 978 adultos que declararon sus niveles de actividad física en la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud de Estados Unidos entre 1997 y 2013, cruzando esta información con el Índice Nacional de Defunciones de aquel país de finales de 2015. 

Este gran volumen de personas fue dividido en tres grupos: las que no cumplían las recomendaciones de la OMS en cuanto a la realización de actividad física, aquellas que sí lo hacían y los denominados “guerreros de fin de semana”, es decir, quienes realizan actividad física una o dos veces por semana, explicó el académico Gerson Ferrari.

Vida en movimiento

Los resultados del estudio, señaló el docente, arrojaron que aquellos que realizan actividad física durante el tiempo recomendado poseen un 15 por ciento menos de riesgo de mortalidad frente a las personas inactivas. Mientras que los “guerreros de fin de semana” presentaron un ocho por ciento menos de peligro frente al grupo sedentario, explicó.

Otro hallazgo importante, aclaró Ferrari, es que “no hay diferencias significativas entre aquellos y aquellas que cumplen la recomendación y las personas que realizan actividad física una o dos veces por semana”.

Para el investigador de Eciades, los resultados del estudio hacen hincapié en la importancia de realizar actividad física, aunque sea durante periodos breves de tiempo. “Las personas sí o sí necesitan moverse. El hacer 10 o 20 minutos de actividad física al día ya tiene beneficios para la salud. Aunque no cumplan con el tiempo recomendado, lo importante es que lo hagan”, recalcó.

A pesar de que la Encuesta Nacional de Salud que se realiza en Chile no entrega datos como su homóloga estadounidense, Ferrari mencionó que, “considerando que los datos del estudio son significativos, podemos extrapolar estos resultados para otros países”.

Producción científica de alcance global

El estudio es el segundo trabajo de un grupo de investigadores del cual el docente de la Usach forma parte, compuesto por científicos provenientes de Brasil, Estados Unidos, China y España. El primer artículo también fue divulgado en JAMA Internal Medicine en febrero de 2021 y se titula “Asociación de la intensidad de la actividad física con la mortalidad: Un estudio de cohorte nacional de 403.681 adultos estadounidenses”.

A dichos trabajos se les suma un tercero, publicado el 25 de julio en la revista Circulation y denominado “La intensidad de la actividad física en el tiempo libre a largo plazo y la mortalidad por todas las causas y por causas específicas: una cohorte prospectiva de adultos estadounidenses”.

 

Eciades presenta Observatorio de Políticas Públicas en Actividad Física y Alimentación

Eciades presenta Observatorio de Políticas Públicas en Actividad Física y Alimentación

En el auditorio del edificio de investigación Eduardo Morales Santos, se realizó este jueves la presentación del Observatorio de Políticas Públicas en Actividad Física y Alimentación.

La iniciativa es impulsada por la Escuela de Ciencias de la Actividad Física, el Deporte y la Salud (Eciades) de la Facultad de Ciencias Médicas (Facimed) de nuestra Universidad. 

“Como Eciades hemos querido desarrollar un aporte tomando el liderazgo respecto a hacer un esfuerzo integral frente a la problemática, con una mirada sistémica y holística, porque esta es una deuda país”, expuso el director de la Escuela, Dr. Andrés Moreno Villafaña.

El académico agregó que la idea es “convocar a otras instituciones y organismos tanto estatales como privados a incorporarse a nuestra iniciativa y generar ideas, para que haya una política participativa, que luego nos lleve a impulsar una propuesta al Estado de Chile”.

Observatorio

Este proyecto surge de un trabajo de larga data que viene desarrollando Eciades y Facimed con las comunas de la Asociación de Municipios “Ciudad Sur”: El Bosque, Pedro Aguirre Cerda, San Joaquín, San Ramón, La Granja y Lo Espejo, en torno a la elaboración de estrategias para mejorar la alimentación de niñas/os en las escuelas, y aumentar las horas de actividad física.

“En esa conversación con las comunidades educativas, siempre están saliendo ideas en cuanto a mejorar los vínculos con actores y actrices relevantes en la problemática (…) A partir de este trabajo, fuimos descubriendo ideas y propuestas que debíamos ordenar de mejor forma y ahí nace este fondo VIME”, indicó el director del proyecto y académico de Facimed, Dr. Tito Pizarro Quevedo.

El objetivo de esta iniciativa, es convocar a personas interesadas de la comunidad universitaria, en una reflexión en torno a políticas públicas que busquen mejorar la alimentación de la gente que vive en el territorio, así como su actividad física. 

“La idea nuestra es conversar y trabajar en las comunas, escuchar a la población que vive en estos territorios, y desarrollar propuestas para mejorar la alimentación y actividad en las poblaciones, espacios de trabajo y espacios de estudio”, explicó el académico. 

“A partir de esa conversación más la reflexión de la comunidad universitaria, queremos identificar las grandes propuestas con las que podemos contribuir al país”, añadió Pizarro.

Además del docente, componen este equipo la licenciada y terapeuta en ciencias de la actividad física, Nicole Sáez Pañero y el profesor de Eciades, Alonso Peña Baeza. 

Desafíos

Para el equipo de investigadoras/es un desafío es tener indicadores que puedan seguir todas/os, sobre cómo mejorar las condiciones de salud en relación con la alimentación y la actividad física en el territorio. 

Junto con ello, buscan contar con espacios de conversación y reflexión donde se puedan discutir propuestas concretas de políticas públicas basadas en evidencia. 

“El otro gran desafío es que estas políticas sean consideradas por los tomadores de decisión y que se transformen en realidad”, puntualizó el Dr. Pizarro.

De acuerdo con el médico, este es también un desafío grande en lo personal. “Me parece que se mezcla la evidencia, por un lado, con la experiencia y para los que somos académicos y creemos en la transformación social, ese es el mejor de los mundos  donde juntamos experiencia con evidencia para ir transformando la realidad”, afirmó.

Iniciativas

Dentro de las ideas que se han planteado hasta ahora, está  por ejemplo, elaborar un mapeo en todo el territorio de la zona sur donde están las ciclovías que llegan a las escuelas. Serán monitoreadas año a año, semestre a semestre, para conocer cuánto es su aumento.

Otra propuesta es un seguimiento a los bebedores de agua en los colegios y saber si estos aumentan. Lo mismo con las horas de actividad física y la obesidad por escuela. 

También impulsarán espacios de conversación con la comunidad y con el mundo académico de la Universidad, para ir reflexionando sobre ideas y la construcción de propuestas de políticas públicas.

Académico expone sobre motricidad, juegos y salud como pilares del buen vivir

Académico expone sobre motricidad, juegos y salud como pilares del buen vivir

En el marco del Ciclo de Conferencias en Salud, organizado por la Facultad de Ciencias Médicas, el experto en motricidad y fenomenología del juego, Dr. Sergio Toro, reflexionó sobre las nociones de corporeidad y el ser, en torno a la lúdica.

La charla “Motricidad, juegos y salud: Pilares del buen vivir” reunió a más de cien asistentes, entre académicos y estudiantes, en torno a la corporeidad y el juego, como un constructor de realidad y existencia en la experiencia del ser.

Al inicio de la actividad, los asistentes participaron de una encuesta online, a través de la plataforma Kahoot, que dio luces de su relación con el juego. La dinámica “rompehielo” hizo recordar a los presentes sus juegos de infancia. Además, develó que 95% de los asistentes había jugado al menos una vez en la última semana, versus un 5% que afirmó no recordar la última vez que había realizado esta actividad.

Al término de esta dinámica, el Dr. Toro, explicó que los seres humanos vivimos desde ciclos de regulación corporal, procesos metabólicos, que son determinantes para la cognición y ciclos de acoplamiento sensorio-motor, que determinan, no solo la reflexión, sino que la construyen en base a la acción. “Somos organismos multidimensionales sistémicos sin centro. La corporeidad involucra al ser en toda su complejidad, en su experiencia de "ser cuerpo", la cual nos permite establecer significados que varían de una cultura a otra”, señaló el Dr. Toro.

En este sentido, la salud y el juego se constituyen como formas, “actitudes de vida, que se despliegan desde la motricidad saludable”, que acciona y dialoga, en base a nuestro contexto bio-psico-social. En este sentido, debemos reconocer al juego, su motricidad, como la capacidad de actuar en el mundo y, por ende, constituir la existencia del ser mediante la acción.

“Cuando jugamos somos más que en cualquier otra acción, porque no me lo imponen (…) Cuando vivo desde el juego, soy yo el que se necesita así mismo, quién se conoce a si mismo”, relató el académico, quien agregó que, en términos simples, “quien hace juguetes, construye el mundo, mientras que a quien le regalan los juguetes le construyen el mundo". Por lo que, la motricidad saludable, se constituye como una forma de presencia plena, que es posible desde el juego.

Al finalizar la charla, los asistentes se mostraron satisfechos con la actividad. Belén Ormeño, estudiante de Pedagogía en Educación Física, señaló que la exposición del profesor les permitió reflexionar bastante, conectarnos con emociones, vivencias y experiencias del día a día, cambiando a muchos el  paradigma sobre el juego".

Por su parte, el Doctor Pizarro, vicedecano de Docencia y Extensión y uno de los impulsores de este ciclo, señaló que “la charla fue todo un éxito, sobre todo, en un contexto en que la comunidad, en general, se está manifestando en contra al acuerdo en que la Educación Física deja de ser obligatoria para los terceros y cuartos medio. Por lo tanto, miradas como las del profesor Toro abren un debate trascendental para la salud.

Académicos de ECIADES optimizan enseñanza de Aprendizaje Basado en Problemas

Académicos de ECIADES optimizan enseñanza de Aprendizaje Basado en Problemas

Durante 2015, el equipo de docentes de la Escuela de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte realizó un catastro de notas de generaciones anteriores en el área de las ciencias biológicas. Así se dieron cuenta que el índice de reprobación de Fundamentos Biológicos de la Motricidad Humana era cercano al 70% y que, además, los estudiantes que aprobaban la asignatura de primer año, en promedio no superaban la nota 4,5. En este contexto, los académicos de ECIADES, decidieron postular a un Proyecto Dicyt para implementar una nueva metodología de enseñanza utilizando el Aprendizaje Basado en Problemas (ABP).

Hasta ese entonces, las asignaturas vinculadas a las ciencias biológicas, se impartían bajo el modelo tradicional lineal (entrega de información, aprendizaje por parte del alumno, evaluación). “Muchos de los estudiantes afirmaron pasar el ramo aprendiendo de memoria, más que interiorizando los conocimientos. Por ello, creamos un diseño estructurado en el que los estudiantes aprendieran y vincularan el conocimiento por sí solos”, expresó Patricia Reuquén.

El modelo ABP

En cada sesión, los alumnos conforman grupos de 4 a 5 personas, a los cuales se les hace entregó un problema elaborado especialmente para cubrir los distintos objetivos de aprendizaje planteados, que debían resolver llevando a cabo los pasos del ABP. “Se parte con un problema al que se pueden ver enfrentados a futuro en su profesión. Un problema deportivo, de actividad física y salud o que pudiese tener los niños de un colegio. Y a partir de este, los estudiantes trabajan para resolver en grupo. Recién ahí nosotros intervenimos con preguntas concretas que ayudan a orientar la investigación. Cuando uno corrobora que el estudiante ha logrado entender y ha resuelto el problema, se retoma el contenido", explicó Tomás Herrera.

La académica, relata que para los estudiantes fue fundamental el explicarles los objetivos de aprendizaje pues “con ello, ya sabían qué era lo que nosotros esperábamos que aprendieran, pero ellos encontraban la forma en que lo realizaban. Así, logramos que los alumnos desarrollaran competencias necesarias para su profesión como son: el trabajo en equipo, la resolución de problemas y la habilidad para exponer en público”.

Para mejorar la aplicación del conocimiento adquirido, se implementaron laboratorios prácticos en donde los estudiantes realizaron experimentos (mirar al microscopio, trabajar con muestras de sangre, entre otros). “Fue la primera vez, para muchos estudiantes, en que se encontraban en un laboratorio. En que veían o trabajaban con microscopio, un tubo de ensayo o una micro-pipeta.
Ellos tuvieron la oportunidad de evidenciar la biología”, afirmó la académica.

Ambas asignaturas han quedado conectadas en el formato, pues tanto el profesor Herrera como Reuquén trabajan con ABP. "La idea es que no fueran asignaturas aisladas, sino que estuviera vinvuladas en contenido y metodología. Hacer un cambio en el paradigma. Normalmente lo que uno hacía era dar la conferencia magistral, el alumno escuchaba y hacía preguntas, y de ahí uno veía como se podía aplicar ese conocimiento en una situación concreta. Esta metodología cambio todo”, expresó Herrara.

En cuanto a los resultados generales a la fecha de este método, ambos académicos señalaron que, en los grupos focales, los estudiantes percibieron una mejora clara en su aprendizaje, adquiriendo mayores competencias, e incluso esperaban tener mayor número de horas de laboratorio durante el semestre. En contraposición, aquellos alumnos que no tuvieron este método de aprendizaje, sintieron que estaban peor preparados para las asignaturas posteriores pues no habían aprendido a resolver problemas ni habían desarrollado el pensamiento científico.

Con el cambio de modelo de enseñanza, se logró un impacto positivo en los alumnos al fomentar el desarrollo de un aprendizaje profundo, además de mejorar la percepción de los mismos estudiantes sobre su experiencia de aprendizaje pues, como señala el académico “se necesita la colaboración de un profesor en toda aula de clases, pero ellos (los estudiantes) deben ser los principales protagonistas de su aprendizaje".

Carrera de Pedagogía en Educación Física se posiciona entre las mejores del país

Carrera de Pedagogía en Educación Física se posiciona entre las mejores del país

La Acreditación es el mecanismo con el cual el Estado otorga una certificación pública sobre la calidad de la educación que imparten las Instituciones de Educación Superior (Ley 20.129). Esta puede darse en dos niveles: el institucional y pregrado. En esta última modalidad, se establece que las carreras de Medicina, Odontología y las Pedagogías tienen que obligatoriamente acreditarse. De lo contrario, quienes egresen no podrán desempeñarse en el sistema público de salud y educación.

El proceso de acreditación de carreras y programas, certifica la calidad en función de sus propósitos declarados y de los criterios establecidos por las respectivas comunidades académicas y profesionales en un proceso de autoevaluación, el cual está definido por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), que evalúa aspectos curriculares, condiciones de operación y de autorregulación, esta última incluye la evolución de indicadores, avances en relación al proceso de acreditación anterior, capacidad de diagnóstico y mejoramiento continuo de la carrera.

El académico Andrés Moreno, Jefe de Carrera de Pedagogía en Educación Física, ha sido el encargado de guiar este nuevo proceso de autoevaluación.

¿Cuántas veces se ha acreditado la carrera de Pedagogía en Educación Física?

Estamos en un nuevo proceso de acreditación, el cual corresponde a una tercera versión. La primera vez que nos acreditamos fue el 2010, donde obtuvimos 3 años. Todas las observaciones que nos hicieron ese año, un gran porcentaje de ellas se resolvió.

Progresivamente nos propusimos ir mejorando, en cosas como por ejemplo los puntajes de ingreso. Hoy podemos decir que estamos en el primer lugar de las carreras de pedagogía en educación física del país, con 750.70 puntos el primer ingresado. No se trata de un estudiante, sino que de un grupo que está por sobre los 717 y que deciden entrar a estudiar Pedagogía en Educación Física. Algo inédito en carreras de esta naturaleza. Nuestro puntaje de corte estuvo en los 636.3, que también es muy alto respecto de los puntajes obtenidos en el resto de las carreras de Educación Física, que son 32 a lo largo de Chile.

¿Por cuántos años se acreditaron la última vez?

En el año 2012, logramos acreditar la carrera por 5 años, los cuales concluyen a fines de 2018.

Actualmente, ¿en qué etapa se encuentran del proceso de acreditación?

En estos momentos logramos entregar a la Dirección de Calidad y Acreditación (DCA) el Informe de Autoevaluación, visado por la Prorrectoría y subida a la página de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) a fines de mayo, cumpliendo los plazos establecidos. Ya nos llegó la nómina de los pares acreditadores, la cual aceptamos, y la fecha de visita de los pares que es a fines de agosto.

¿Cuáles son las expectativas que tiene de este nuevo proceso?

Las expectativas nuestras es que, al menos, se mantengan los cinco años o pensando positivamente, incrementarlos.  El proceso de acreditación actual, es mucho más riguroso dado que está a cargo de la Comisión Nacional de Acreditación.(CNA). Sin embargo, cumplimos con todo, es un buen documento y eso nos deja tranquilos.

¿Cómo fue el trabajo con los egresados de Pedagogía en Educación Física en el proceso de autoevaluación?

Acudieron a nuestro llamado, así como también los empleadores, con una cantidad que sobrepasó lo exigido por la comisión.

En general, lo que opinan va de la mano con la huella que queremos dejar. Que la formación que reciben nuestros(as) estudiantes(as) es de buena calidad, lo que se refleja en la empleabilidad que tienen nuestros jóvenes, quienes muchas veces no alcanzan a egresar de la Universidad y ya tienen ofertas laborales. Por lo tanto, habla muy bien desde el punto de vista de la formación que se entrega, lo que es comprendido por  los empleadores.

¿Cuáles han sido los avances más notorios que ha tenido la carrera en este proceso de acreditación?

Hemos posicionado a esta Pedagogía, tradicionalmente concebida como una carrera sin un mayor valor social, en una carrera de prestigio orientada a promover hábitos y calidad de vida saludable, y de gran influencia social, por la vinculación que se tiene con el medio.

Nosotros no solo respondemos a las políticas emanadas del  Ministerio de Educación, sino también a las direccionadas por el Ministerio de Salud, Ministerio del Deporte y Ministerio del Medio Ambiente,  y en general a las campañas surgidas de otros organismos del Estado, como Municipios. Asimismo, nos alineamos a los desafíos que demanda la sociedad la inclusión e integración, a través del fomento de la calidad de vida de la población, la promoción de la actividad física y la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles.

En investigación, tenemos una gran cantidad de profesionales que, actualmente, generan el 10% de las investigaciones a nivel institucional y el primero en la Facultad de Ciencias Médicas.  Son logros que nos llenan de orgullo.

Prácticamente un 100% de nuestros(as) egresados(as) está trabajando. En el caso de nuestros estudiantes, los niveles de deserción son bajos, y el grado de satisfacción es bueno.

¿Qué desafíos han asumido como carrera al estar inserta dentro de una Facultad de Ciencias Médicas?

Estar adscrito a la Facultad es un valor agregado para nuestra carrera, pues es la única a nivel nacional que está dentro de una Facultad de Ciencias Médicas. Esto se condice con la malla curricular que tenemos. De hecho, los resultados de la Prueba de Evaluación Nacional Diagnóstica, apunta a que los resultados en el área de las ciencias biológicas y la salud, son muy buenos de parte de nuestros alumnos.  Nuestra debilidad está en la parte pedagógica porque tenemos una malla común con otras dos carreras de nuestra Escuela, que las tensiona.

Para subsanar este inconveniente, se ha procedido a un Rediseño Curricular, el cual está en su etapa final, con lo cual entramos a corregir esta debilidad. En vez de que las asignaturas pedagógicas actuales estén ubicadas en cuarto y quinto año, ahora estarán durante toda la trayectoria formativa.  Se espera que la oferta de admisión para el año 2019, considere este nuevo Plan de Estudio y su respectiva Malla Curricular.

¿Cómo se gestó el rediseño curricular de la malla?

El 2015 nos auto-convocamos para desarrollar de manera voluntaria, una evaluación interna al plan de estudio. Actualmente, ya se dispone de nuestro Perfil de Egreso y de las líneas formativas de aprendizajes, por lo tanto, se tiene previsto que en el mes de septiembre esté concluido este proceso de rediseño curricular.

¿Cuáles son las mejoras sustantivas que se han hecho a la malla?

La formación pedagógica es lo más notorio. Actualmente compartimos un plan común, los tres primeros años de formación, con las carreras de Terapia en Actividad Física y Salud, y de Entrenador Deportivo. Hoy la carrera tiene que responder a los nuevos estándares de calidad de la educación, a las nuevas políticas y procesos de evaluación docente, es por ello que hemos decidido ubicar las asignaturas pedagógicas a lo largo de toda la trayectoria formativa.

En este sentido, se mantienen las Prácticas Iniciales tempranas con experiencias en Jardín Infantil a partir del segundo año de la carrera, Escuelas Deportivas, Práctica en Actividad con Sobrecarga, Práctica extra-escolar, y la Práctica Profesional en quinto año. Es decir, tenemos siete semestres de prácticas, esperando que todas las asignaturas tributen en cada una de las prácticas, que haya una correlación entre la teoría y el ejercicio.

Nos hemos propuesto reforzar e incentivar la investigación en nuestros alumnos, por lo que ahora la asignatura de Metodología de la Investigación se ofrecerá a partir del 2do año, lo que además le otorga sustento académico al Grado de Licenciado en Ciencias de la Actividad Física que se otorga en 4to año de la carrera.

Para reforzar las áreas pedagógicas y de metodología de la investigación, se contempla incorporar dos actividades transversales en el curso del desarrollo de la malla curricular.  Estas son:  Reflexión de la Práctica Docente y Reflexión del desarrollo de la Investigación.

Además, como política de nuestra Universidad para todas las Pedagogías, se ha incorporado un profesional media jornada en el rol de Vinculación con la Escuela. También está en vías de incorporarse un Coordinador de Asignaturas, como ocurre en otras Facultades, quien le hará seguimiento a todas las asignaturas para garantizar que éstas sean desarrolladas integralmente.

Son compromisos de gran envergadura que vamos a cumplir. Está la decisión y la determinación para ello.

¿Cuál es el sello de la carrera de Pedagogía en Educación Física?

Tenemos un perfil de egreso moderno e integral. No competimos con nadie más que con nosotros mismos, pues nuestro compromiso está con nuestra Universidad, con nuestros estudiantes, sus familias  y con nuestra formación.

Proponen iniciar jornada escolar con actividad física para mejorar rendimiento académico

Proponen iniciar jornada escolar con actividad física para mejorar rendimiento académico

Múltiples son los beneficios en los niños si realizan los sesenta minutos diarios recomendados de actividad física, de intensidad moderada a vigorosa. Sin embargo, tan sólo el 34% de los escolares cumplen con esta recomendación internacional en nuestro país. Asimismo, el ejercicio puede afectar positivamente el rendimiento académico de los niños y su función cognitiva.

De esta forma, se han propuesto diversos mecanismos que podrían mediar los efectos positivos de la actividad física en la neurocognición. Por ello, y en línea con el nuevo Proyecto de Ley de incluir una hora de actividad física diaria en las escuelas de Chile, académicos de la Escuela de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (Eciades) plantean iniciar la jornada escolar con 30 minutos de juegos recreativos.

Así nace el proyecto “Active-Start”, correspondiente al tercer y último año del proyecto Dicyt Asociativo (021687GH_DAS), liderado por el Dr. Antonio García Hermoso, con la colaboración de los docentes Omar Fernández Vergara (U. de Santiago), Daniel Vegas Heredia (U. de Santiago), Nacho Urrutia Reyes (U. de Santiago), Nicole González (U. de Santiago), Carlos Veliz (U. SEK), Ignacio Hormazábal Aguayo (U. de Santiago), Robinson Ramírez Vélez (U. del Rosario, Colombia) e Irene Esteban Cornejo (U. de Granada, España).  

¿Cómo lograrlo?

Para evaluar la efectividad del ejercicio físico sobre parámetros de aprendizaje y salud en niños y niñas de enseñanza básica, el equipo de investigadores propone comenzar la jornada escolar lectiva con 30 minutos de juegos recreativos que requieran alta concentración, esto es, actividades que impliquen una importante demanda cognitiva, como por ejemplo mantener el equilibrio, manejar objetos o tomar decisiones.

“Parece que la actividad física que requiere grandes demandas cognitivas, sería más efectiva en la mejora de los procesos cognitivos que aquella de baja demanda como andar o correr”, sostiene el Dr. García-Hermoso.

Para ello, los investigadores desarrollan un Manual de Juegos, principalmente de carácter decisional (de poco tiempo y espacio que requieren una alta concentración), coordinativos y motivantes para favorecer la diversión de los menores.

El Dr. García-Hermoso sostiene: “la evidencia científica constata que ejercitarse propicia un cerebro más flexible y adaptativo para aprender a largo plazo. También influye de forma inmediata tras una sola sesión, por lo cual podría ser más beneficioso realizar las clases de las asignaturas clásicas (matemáticas, lenguaje, ciencias, etc.) después de educación física en el mismo día o comenzar la jornada escolar con el programa de juegos recreativos”.

Por ello, el proyecto propone comenzar la jornada escolar con el programa de juegos recreativos, partiendo de la hipótesis de que “el cerebro tras ejercitarse tiene mayor índice neuronal de atención (amplitud), velocidad de procesamiento (latencia) y mejor rendimiento durante las tareas de control ejecutivo”.

Mejorar el rendimiento académico y cognición

Chile figura con puntajes menores al promedio de los países de la OCDE en todas las materias evaluadas –Matemática, Lectura y Ciencias Naturales-. A raíz de esta premisa, el presente proyecto busca contribuir a la obtención de puntajes más altos en estas áreas a través de actividad física diaria orientada pedagógicamente.

“Probablemente los escolares diagnosticados con trastorno de hiperactividad y déficit de atención se verán más beneficiados”, remarca el académico.

El trabajo se enfocará en desarrollar la atención, concentración, percepción, condición física y las habilidades motrices básicas a través de juegos recreativos y mini-deportes.

En el estudio participarán escolares de 4º básico pertenecientes a cuatro escuelas públicas de la comuna de Quinta Normal, distribuidos aleatoriamente en dos grupos: intervención (3 escuelas) y control (1 escuela). Las Escuelas participantes son: República de India, República de Inglaterra, Calicanto y Diego Portales. En promedio, participarán alrededor de 150 estudiantes, considerando 35 por escuela, aproximadamente.

Manual

En cuanto a la intervención de actividad física, los niños participarán en un programa de tipo inclusivo, cooperativo y no competitivo, basado en juegos de acuerdo al nivel de desarrollo de los escolares.

Diariamente se llevará a cabo 30 minutos de actividad física en las instalaciones educacionales antes de iniciar la jornada escolar lectiva, durante 12 semanas de lunes a viernes bajo la coordinación de profesionales de la Educación Física. Los escolares del grupo control mantendrán su jornada escolar con las rutinas cotidianas de su escuela.

Para ello se ha desarrollado un Manual de Juegos, cuyo contenido fue diseñado por egresados en Ciencias de la Actividad Física e investigadores del área. Este se publicará gracias al Fondo de la ViME.

El académico del Plantel Jefe de la Carrera Terapia en Actividad Física y Salud y colaborador en el proyecto, profesor Omar Fernández, trabajó durante 25 años en el Mineduc, por lo tanto, conoce la realidad de la enseñanza hacia los escolares.

“Con esto no solo queremos que los niños mejoren su aprendizaje, autoestima y habilidades sociales, sino que también buscamos entregar datos objetivos del trabajo científico para aportar en la decisión de las políticas públicas y resguardar el derecho a la educación de calidad”, subraya.

En ese sentido, agrega que la aspiración del equipo es que el Ministerio considere el tema de los juegos y la actividad física, como un factor gravitante en las trayectorias escolares.

Académico de ECIADES presenta canal de difusión científica para toda la comunidad

Académico de ECIADES presenta canal de difusión científica para toda la comunidad

El internet ha facilitado la vida de muchos, y ha brindado no mares, sino que océanos de información al alcance de un click. El problema surge, cuando no se sabe cómo filtrar esta información, ¿tiene alguna base científica comprobable? ¿Se habrán informado del trabajo de un experto? ¿Aporta para solucionar problemas reales de la comunidad? Estas son algunas de las inquietudes que se planteó el Profesor Riquelme-Uribe, quien relata que "a veces las personas creen que cualquier información que se publica en Internet es cierta. La gente réplica datos de Facebook o Youtube como fuentes válidas de evidencia”, lo que se asocia a que cientos de usuarios usen información que no es útil para dar respuesta a sus problemáticas.

En este contexto, se hace necesario generar contenido de calidad que permita dar a conocer evidencia científica de primera línea, con fácil acceso y contextualizada en las necesidades de la comunidad. Para ello nace NeuroEspresso.

La fase de ideación de este proyecto nació dos años antes, durante el desarrollo de una investigación sobre contexto educativos y problemáticas de la comunidad en Chile, El Salvador y Perú. Este trabajo, a cargo del Profesor Riquelme-Uribe, fue lo que le dio las primeras luces sobre las necesidades de conocimiento que tiene la población y cómo hacerla más accesible. Así surgió la idea del programa que, gracias al Fondo VIME y el apoyo del Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación APLICAE, podrá concretarse este año.

Actualmente, ya está disponible el sitio web de APLICAE, donde se compartirá la primera temporada de NeuroEspresso. Allí, a través de cápsula de video dinámicas, expertos nacionales e internacionales darán respuesta a ciertas interrogantes.

Las temáticas a tratar, fueron levantadas desde la comunidad mediante consultas, foros y grupos focales. De allí se desprenden tópicos cómo los procesos de enseñanza y aprendizaje, emociones y mitos asociados a la neurociencia, las necesidades de los emprendedores o el por qué es tan importante el sueño, el ejercicio físico y la alimentación en la salud, entre otros.

Otro foco importante del programa, es colaborar y acercar la investigación académica a la población en general pues, como el Profesor señala "lo que uno investiga en un contexto, muchas veces no logra llegar a quienes están insertos en la problemática, que son las comunidades, las familias, los grupos sociales, las instituciones, etc".  Es por ello que el canal, es concebido para entregar información útil, práctica y en un lenguaje claro.

En esta misma línea, Daniel Riquelme-Uribe explica que cada año cientos de investigadores(as), académicos(as) y estudiantes, elaboran estudios en diversas áreas de la ciencia, tecnología, educación, salud entre otras, las cuales muchas veces no tienen la suficiente difusión que les permita crear un nexo entre el mundo académico y la comunidad. Por ello, “es necesario reportar el hecho de que existen personas trabajando en temas potentes, y queremos generar esta oportunidad de dar a conocer su trabajo”.

NeuroEspresso, estará desde el segundo semestre de este año, creando puentes entre académicos e investigadores con la comunidad que día a día busca respuesta a sus problemáticas e interrogantes actuales.

U. de Santiago es el primer Plantel estatal y público que ofrece especialidad de medicina deportiva

U. de Santiago es el primer Plantel estatal y público que ofrece especialidad de medicina deportiva

Este 2018 la Universidad de Santiago se convirtió en el primer plantel estatal y público del país en impartir la especialidad de Medicina Deportiva, marcando un hito relevante en la formación de especialistas.

Se trata de un hito relevante porque si bien en Chile había médicos dedicados al deporte, no contaban con un programa formal en una Casa de Estudios estatal.

Por lo mismo, de esta manera el Plantel se suma al paso de formar especialistas y avanzar en lo que pronto será el reconocimiento por parte del Ministerio de Salud y de toda la sociedad de esta necesidad de contar con médicos que entiendan el deporte y la actividad física.

Además, se busca formar profesionales capacitados para tratar patologías a través del ejercicio y de la actividad física; así como también que los procesos de entrenamiento deportivo y formación de deportistas tengan el sustento del especialista formado en una casa de estudios seria.

Para el director de Postgrado y Postítulos de la Unidad Mayor, Dr. Humberto Guajardo Sainz, esto es un orgullo, ya que “se trata de un anhelo que teníamos como Facultad desde hace tiempo y que hoy ya se concreta con el ingreso de tres becadas”.

Se trata de las médicos Daniela Cuadra Aguilar, Begoña Zubieta Planella y Beatriz Castillo Fuentes, quienes si bien se formaron en distintos planteles de nuestro país, coincidían en orientar sus estudios al área del deporte. Es así que tras conocer que este año se abría la especialidad en la Universidad de Santiago, optaron rápidamente por la solicitud de los cupos. Y luego de participar en el proceso de postulación, quedaron seleccionadas, convirtiéndose en las primeras alumnas del nuevo programa. 

Pioneros

El programa es ofrecido por la Facultad de Ciencias Médicas y es coordinado tanto por la Dirección de Postgrado y Postítulos como por académicos de la Escuela de Ciencias de la Actividad Física, el Deporte y la Salud (Eciades).

El director de Eciades, Dr. Cristián Cofré Bolados, explica que para comenzar con esta especialidad, fue necesario contar con un referente que fuese un médico especializado en Deporte.

Para ello, el elegido fue el doctor Jean Romagnoli, médico cirujano de la Universidad Católica con especialidad de médico de la actividad física y del deporte formado en España.

Y Eciades está entregando el soporte y coordinación en cuanto a Ciencias del Deporte para la formación de los médicos.

El programa está constituido por tres años de especialización. En el primero el énfasis está en los conocimientos de actividad física, ejercicio, deporte pediátrico, deporte en niños y jóvenes. El segundo está dedicado al alto rendimiento deportivo y el tercero a la formación en lo que es la actividad física en interacción y prevención de las enfermedades cardiometabólicas.

El Dr. Cofré sostiene que “no podíamos estar ajenos a la necesidad nacional de formar profesionales especializados en medicina deportiva frente al aumento de patologías relacionadas al sedentarismo”.

“Trabajamos fuertemente con un apoyo decidido de parte de las autoridades de la Facultad para formar esta especialidad. Y eso además genera una sinergia muy interesante”, resalta.

Asimismo remarca que “hoy somos pioneros en lo que es la formación de especialistas en medicina del deporte”.

Ex subsecretaria titulada por nuestro Plantel inaugura año académico en Eciades

Ex subsecretaria titulada por nuestro Plantel inaugura año académico en Eciades

Este miércoles (25) la Escuela de Ciencias de la Actividad Física, el Deporte y la Salud dio inicio oficial a su año académico 2018. Hasta el Espacio Isidora Aguirre de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, llegaron alumnos y autoridades del Plantel para participar de la ceremonia.

La instancia fue presidida por el Rector de nuestra Universidad, Dr. Juan Manuel Zolezzi, quien valoró los avances que presenta Eciades en materia de investigación y publicaciones científicas.
“Como Universidad lógicamente apoyamos esto, sobre todo en un país que requiere conocimiento respecto a los beneficios que trae la actividad física para las personas”, indicó la máxima autoridad universitaria.

Privilegio

Por su parte, la decana de la Facultad de Ciencias Médicas, Dra. Helia Molina, destacó que es un “privilegio” para esta casa de estudios tener las carreras pertenecientes a Eciades en una misma Facultad.

“Creo que somos la única institución en Chile que tiene dentro de su equipo multidisciplinario todo el ámbito del ejercicio físico”, resaltó la doctora Molina.

En ese sentido argumentó que “hoy más que nunca la evidencia es clara: el ejercicio es un factor determinante de la mayoría de las enfermedades crónicas que aquejan a los chilenos”.

Avances

Además de enumerar los avances que presenta Eciades en investigación, infraestructura, extensión y docencia, el director de la Escuela, Dr. Cristian Cofré, señaló que entre los desafíos que tienen para este año está el definir el rol de los profesionales de la actividad física en los distintos ámbitos de la salud.

En ese sentido, remarcó que dentro del Plan Estratégico Institucional se encuentra la creación de la Unidad de Medicina del Deporte. “Seremos la primera Universidad pública de Chile en tener la especialidad de Medicina Deportiva”, subrayó el Dr. Cofré.

Desafíos para 2025

La clase magistral estuvo a cargo de la ex subsecretaria del Deporte (2014-2018), Nicole Sáez, quien además es licenciada en Ciencias de la Actividad Física y terapeuta en Actividad Física y Salud, egresada de nuestra Universidad.

En su presentación, la ex autoridad dio a conocer las altas cifras de sobrepeso y obesidad en escolares de primero básico, las que van entre un 46 y un 50,3%.

Por lo mismo Sáez planteó la necesidad de inculcar estilos de vida saludables en la sociedad, y para ello, sostuvo, la formación de profesionales idóneos es fundamental.

Suscribirse a RSS - Eciades