Medio ambiente

Español

Convenio entre nuestro Plantel y Municipio de Cerrillos aportará en políticas medioambientales

Convenio entre nuestro Plantel y Municipio de Cerrillos aportará en políticas medioambientales

Un acuerdo de colaboración firmó nuestra Universidad con el Municipio de Cerrillos, para materializar el trabajo sistemático que llevan adelante ambas instituciones. El objetivo de este convenio es promover vínculos de cooperación bidireccionales para el desarrollo conjunto de actividades de docencia, investigación y vinculación con el medio, que permitan el fortalecimiento de la comuna.

La alianza se enmarca en el programa Usach Acciona al Cambio, impulsado por la Unidad de Vinculación con el Mundo Público y Social de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, y la próxima Cumbre sobre el Cambio Climático (COP25) que se realizará en esta comuna.

Para el Prorrector de la Universidad de Santiago de Chile, Jorge Torres Ortega, esta es una manera de reafirmar “nuestro compromiso con la sociedad, donde el acervo generado en las aulas y laboratorios impactarán positivamente en las vidas de los habitantes del país”.

La autoridad universitaria agregó que existe la convicción que el trabajo de vinculación realizado con el municipio es parte de un modelo a replicar que ha involucrado a la docencia e investigación.

“Deseamos apuntar hacia la forma de vincularlos con el medio que permita la formación integral de los estudiantes, además de potenciar las comunidades locales y su desarrollo”, enfatizó el Prorrector Torres.

Por su parte, el alcalde de Cerrillos, Arturo Aguirre Gacitúa, sostuvo que la Usach es un socio estratégico para su territorio, ya que aportará con su conocimiento y capital humano a potenciar la comuna.

“Estamos orgullosos de contar con la Universidad de Santiago, como aliada. Nos sentimos felices de ver cómo el trabajo que iniciamos hace un tiempo toma forma. La voluntad de la Usach de vincularse con la sociedad civil es única y nosotros valoramos mucho que, un Plantel con su prestigio, se interese en nuestra comuna”, señaló Aguirre.

Convenio

El acuerdo se traducirá en actividades de diversas temáticas. En materia de docencia, al alero del programa de tesis y prácticas en el territorio que desarrolla la Unidad de Vinculación con el Mundo Público y Social, se desarrolla una tesis en Ingeniería Ambiental que busca elaborar puntos limpios para que las personas tengan un lugar donde depositar, de manera separada, los residuos sólidos. Este trabajo será un insumo que permitirá desarrollar políticas públicas locales en temáticas de sustentabilidad ambiental.

En relación a prácticas profesionales, en septiembre una estudiante de la carrera de Estudios Internacionales trabajará en el municipio, buscando ser un aporte significativo en el desarrollo del quehacer de la corporación edilicia.

En tanto, el sello de Vinculación con el Medio también se presentará en el área de investigación con el estudio “Criterios para el manejo de infraestructura verde de la comuna de Cerrillos” de los académicos de la Facultad de Química y Biología, Dr. Sergio Castro Morales y la Dra. Claudia Ortiz Calderón. 

Asimismo, se desarrollará un programa comunal de formación ambiental en los meses de septiembre y octubre. Los talleres serán impartidos por la Usach a docentes y vecinos de la comuna para que participen y sean un aporte efectivo a la versión popular de la COP25, que el municipio busca efectuar en noviembre próximo.

La Vicerrectora de Vinculación con el Medio, Dra. Karina Arias Yurisch, sostuvo que se trata de “reforzar los compromisos mutuos. Con la comuna de Cerrillos compartimos una misma visión de futuro, es decir, contribuir al desarrollo de nuestro país, de nuestra región y de la comuna de una manera sustentable”.

Restauración ecológica del Amazonas demoraría 40 años, sentencia Investigador asociado a nuestra Universidad

Restauración ecológica del Amazonas demoraría 40 años, sentencia Investigador asociado a nuestra Universidad

Los incendios en la selva amazónica de Brasil están ocurriendo a un ritmo récord. De los 72.843 siniestros en dicho país este 2019, más de la mitad son en la zona -un aumento de más del 80% en comparación con el mismo período del año pasado-. Durante la última semana, los focos han afectado 68 zonas protegidas o reservas indígenas.

El investigador asociado de la Facultad Tecnológica de la Universidad de Santiago, Alberto Alaniz, participa en el proyecto en conjunto con la ONG Ecogeografía ‘Estimando las dinámicas del cambio global: carbono, ganadería y enfermedades’, y su objetivo es dilucidar los efectos en el cambio global de los megaincendios ocurridos en Brasil, estableciendo causas y efectos a través de imágenes satelitales con las que trabaja en tiempo real.

A juicio del geógrafo, una de las causas se relaciona con el cambio climático que se traduce en desertificación y sequía. Sin embargo, también existe un componente político de gran influencia. “El poder de análisis y control que ha perdido el Servicio Forestal de Brasil se debe a las reducciones de presupuesto que ha hecho el Gobierno de Bolsonaro”, aseguró.

“El Presidente brasileño le ha declarado la guerra abiertamente al Amazonas y a las comunidades indígenas que viven ahí. Dentro de las cosas que plantea, está eliminar muchas áreas protegidas porque las considera limitantes al desarrollo del país que se basa, principalmente, en las exportaciones agrícolas donde la soya es super importante, principalmente, para la producción ganadera”, explicó. De acuerdo al especialista, para instalar estas plantaciones es frecuente que se quemen estos territorios.

Cambio climático

Entre los efectos del siniestro señala que está la pérdida de biomasa de árboles que, producto del fuego, han liberado una cantidad importante de carbono a la atmósfera, además de otros gases como dióxido nitroso, formaldehído y material particulado. Además, enfatiza que muchas plantas que capturaban carbono y permitían reducir el efecto del cambio climático también se han quemado. 

“La restauración ecológica es lenta. Lo más probable es que estas tierras sean reemplazadas por plantaciones, por lo que dicha restauración será difícil. Es muy posible que el escenario político impida hacer restauración ecológica”, sostuvo. El especialista reconoció que, de impulsarse ahora, esta restauración tardaría, mínimo, 40 años más.

“Lo que ha dicho la ONU es que de aquí al 2050 la Tierra ya no va a ser igual. El punto de no retorno lo fijan en 2023, cuando el cambio climático se hace sinérgico y ya no lo podemos parar, pero hay dos efectos que han hecho que esto pueda estar ocurriendo ahora: uno es el efecto Trump, que se salió del acuerdo de París, y Bolsonaro con su amenaza sobre el ecosistema que captura la mayor cantidad de carbono a nivel mundial”, lamentó.

Finalmente, el especialista señala que lo que ocurre en Brasil no es una situación aislada, sino simbólica respecto de lo que pasa en todo el mundo. “Este es el pulmón verde más importante del planeta, junto con Borneo y el Congo, y estas tres selvas han estado muy sometidas a las presiones humanas. El ser humano y sus modelos económicos están depredando y amenazando la sobrevivencia de todo el planeta y sus habitantes”, concluyó.

Usach contribuye al desarrollo sustentable de la Isla de Chiloé

Usach contribuye al desarrollo sustentable de la Isla de Chiloé

El Rector de la Universidad de Santiago, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid y representantes de la Asociación de Municipalidades del Sur de Chiloé, AMSUR, firmaron el acta que formaliza las actividades del proyecto ‘Estudio de Factibilidad de Tratamiento y Disposición Final de los Residuos Sólidos Urbanos de la Comuna’.

La iniciativa buscará hacer una revisión de las tecnologías de reciclaje, pretratamiento, tratamiento, valorización y disposición final de residuos para las comunas de Castro, Chonchi, Puqueldón, Queilen y Quellón. De acuerdo al Director del proyecto y académico del Departamento de Ingeniería Química de la Usach, Dr. Francisco Cubillos Montecino, esta revisión dará paso a un ranking de las tecnologías más adecuadas de implementar, considerando las características propias de la localidad y el tipo de residuo que generan.

Tras la evaluación de la factibilidad técnica y económica realizada por el Centro de Valorización de Residuos y Economía Circular de la Institución, que lidera el académico Dr. Luis Díaz Robles, serán las Municipalidades las que decidirán si implementarán el compostaje, la incineración, la carbonización hidrotérmica, la gasificación por plasma u otra, como solución al tema de los residuos domiciliarios.

“Se habla de traer tecnología por residuos desde Europa, pero dicha tecnología es de megaplantas que son aptas para la Región Metropolitana y, quizá, para Concepción o Valparaíso, pero hay muchas otras comunas que apenas alcanzan los 150 mil habitantes”, afirmó el Dr. Cubillos. “Con esta propuesta, buscamos que los municipios se unan e implementen sus tecnologías”, enfatiza.

Impacto en la comunidad

Desde 2018, la Municipalidad de Castro realiza diversas gestiones para buscar soluciones sustentables a los problemas de residuos domiciliarios sólidos. Ese año, la Facultad de Ingeniería de la Usach y la comuna firmaron un convenio de colaboración para implementar este proyecto.

La iniciativa fue financiada por la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), con la condición de que se incorporara a los municipios de Chonchi, Puqueldón, Queilen y Quellón, que junto a Castro forman la AMSUR.

“Cada vez se va haciendo más presente la confianza de los sectores sociales y, en este caso, de los Gobiernos locales con nuestra Institución. Varios municipios del sur de Chiloé tienen problemas ambientales serios respecto a cómo manejar sus residuos y nosotros tenemos la experticia suficiente para apoyarlos y darles una solución integral”, destacó el Rector de la Usach, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid.

Por su parte, el representante de la Municipalidad de Castro y coordinador del proyecto, Pablo Lemus, valoró el rol de la U. de Santiago en este estudio. “Tenemos la confianza de que buscarán las soluciones sin ningún tipo de interés creado con alguna empresa. Una consultora, quizá, no podía entregarnos esta seguridad, pero la Universidad sí”, concluyó.

Equipo de la U. de Santiago mide la contaminación al interior de casas del sur de Chile

Equipo de la U. de Santiago mide la contaminación al interior de casas del sur de Chile

Nueve de las diez ciudades más contaminadas de Sudamérica son chilenas. Así lo estableció un informe de este año elaborado por Greenpeace y AirVisual, que midió los niveles de material particulado fino y concluyó que los sectores centro y sur del país albergan las urbes con mayor polución.

En este ranking figuran Osorno, Temuco y Rancagua, tres ciudades donde un equipo del Laboratorio de Óptica y Semiconductores del Departamento de Física de la Universidad de Santiago de Chile comparará la contaminación generada por estufas a leña versus la producida por estufas a gas al interior de 90 domicilios (30 por cada urbe).

“La gente pasa mucho más tiempo al interior de sus casas. En algunos casos, llega a ser casi el 90% del tiempo, por lo que es muy importante conocer este dato”, afirma el académico de la U. de Santiago y encargado del estudio, Dr. Ernesto Gramsch. “Se sabe que las estufas a leña lanzan material particulado al interior de los domicilios y, además, emiten NO2 y monóxido de carbono, por lo que se están analizando estos dos gases”, explica.

El experto en contaminación atmosférica y ambiental cuenta que ya llevan más de dos semanas de mediciones en Osorno, por lo que están empezando a hacer los análisis de datos. “En dos semanas más, tendremos los primeros resultados preliminares”, asegura el académico. Dado que por cada ciudad demorarán un mes en recabar los antecedentes, comenzarían a procesar todos los datos en agosto.

Para realizar las mediciones, el equipo de la Usach obtuvo sensores de monóxido de carbono y dióxido de hidrógeno, los cuales fueron integrados en una caja con un sistema electrónico donde se encuentra el medidor de material particulado. Gran parte del desarrollo, revela el Dr. Gramsch, se efectuó en el laboratorio de la Casa de Estudios.

Para establecer las casas que se miden, éstas debían cumplir una serie de características: que fueran de familias de estratos socioeconómicos C o D, de 60 metros cuadrados y donde la gente no fumara, para no interferir con las emisiones cuantificadas, entre otros requisitos. El proyecto “Comparación en la contaminación intradomiciliaria con estufas a leña y estufas a gas” fue encargado por la empresa Abastible, indica el académico.

“Vamos a hacer un informe final, pero además intentaremos publicar los resultados en alguna revista científica, ya que la manera de avalar que los resultados sean científicamente correctos es obteniendo publicaciones”, concluye.

Masiva jornada de reciclaje en el Plantel impulsa una construcción más sustentable para nuestro país

Masiva jornada de reciclaje en el Plantel impulsa una construcción más sustentable para nuestro país

Este miércoles 5 de junio se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente, jornada instaurada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y que este 2019 cobra especial interés para nuestro país. A fin de año, Chile será el anfitrión de la COP25, el evento más grande que ha organizado la nación desde el Mundial de Fútbol de 1962, y que traerá a jefes de Estado y ministros de 196 países, a fin de establecer metas que permitan enfrentar el cambio climático de manera eficaz.

En ese contexto, la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile (FEUSACH), a través de su vocalía de Medio Ambiente, realizó una “Reciclatón” en el frontis del plantel estatal. El objetivo fue invitar a las personas que transitaban por el sector -estudiantes y peatones de ese tramo de la calzada norte de la Alameda- a que reciclaran sus botellas plásticas en contenedores dispuestos para tal efecto.

¿El objetivo? “Potenciar un proyecto de la Universidad: el LEMAA (Laboratorio de Exploraciones en Materiales Arquitectónicos Ambientales) quiere hacer materiales arquitectónicos sostenibles y creemos que es muy importante apoyarlos, para avanzar hacia una economía circular a través de los materiales y que, así, se pueda disminuir la contaminación atmosférica”, explicó la Vocal de Medio Ambiente de la Feusach, Jennifer Cabrera.

Jornada

Desde las 10:30 hasta las 15:00 horas, los estudiantes se establecieron con stands y contenedores, que fueron facilitados por la carrera de Ingeniería Mecánica de la U. de Santiago, en la entrada principal de la Casa de Estudios. Las botellas que ahí recibían fueron las llamadas PET1, que corresponden a aquellas desechables con las que se suelen embotellar las bebidas.

El objetivo de los voluntarios que participaron en la convocatoria fue proporcionar “educación ambiental” a quienes pasaron por el lugar y quisieron aportar con este tipo de botellas: los estudiantes las recibían; separaban su tapa y su envoltorio de su envase, aplastaban este último y, luego, depositaban los objetos en distintos contenedores. A través de un carro eléctrico que portaba el material, este fue entregado a LEMAA USACH.

“En Chile, la educación socioambiental es precaria y, por lo tanto, necesitamos que la gente empiece a reciclar y reducir su consumo, ya que esto último ha provocado que estemos hoy ante un cambio climático inminente y que tengamos repercusiones en el suelo y la atmósfera”, afirmó Cabrera, que también se desempeña como encargada de la Red de Estudiantes por la Sustentabilidad de Chile.

“Se han hecho distintas iniciativas dentro de la Universidad en este ámbito. Ahora lo llevamos hacia afuera por primera vez, porque lo que estamos celebrando, es el Día del Medio Ambiente y es súper importante el trabajo que se realiza hacia afuera”, enfatizó el Jefe de Carrera de Ingeniería Ambiental, Dr. René Garrido, representante de la unidad que apoyó la iniciativa a nivel institucional.

Transformando desechos en nuevos materiales

El plástico que recibió el LEMAA USACH a través de la Reciclatón pasará ahora por un proceso de revalorización de desechos, donde se separará para evaluar su utilidad. Luego, se triturará en una máquina hasta generar chips que serán prensados para producir un pellet con el que se puedan explorar nuevos materiales arquitectónicos.

“La revalorización en Chile aún es baja, del orden del 10 al 15%”, asegura el coordinador del Laboratorio, Dr. Alexandre Carbonell. “Lo primordial es entender el ciclo de producción de los materiales y este tipo de laboratorios se dedica justamente a eso: no solo a reciclar, sino a revalorizar y transformar las cosas en algo nuevo. Este tipo de iniciativas constituyen un primer paso para poder entender una nueva cultura vinculada a los materiales y al uso sustentable de ellos”, explica.

Finalmente, el académico de la Escuela de Arquitectura y Doctor en Energías y Medio Ambiente reconoce que “el plástico ya está y llegó para quedarse. Se puede reducir, evidentemente, pero más importante que eso es darle usos a ese plástico, para la sustentabilidad en el mediano y largo plazo”.

Mayor información sobre el trabajo que realiza el laboratorio se encuentra en https://www.usach.cl/news/investigadores-la-escuela-arquitectura-desarrollan-relevante-proyecto-reciclaje

Experto descarta que planes antiesmog para el sur de Chile tengan efectos significativos

Experto descarta que planes antiesmog para el sur de Chile tengan efectos significativos

Este mes de abril se dio inicio al periodo de Gestión de Episodios Críticos de contaminación atmosférica, lo que implica una serie de medidas para combatir los episodios de alta polución del aire en las ciudades de la zona centro-sur de Chile.

No obstante, el Ministerio de Medio Ambiente señaló que existen problemas en la aprobación de planes anti esmog  y en el reemplazo de la calefacción a leña para dichas regiones.

Si estos planes están siendo puestos en marcha, el académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Patricio Pérez, advierte que la mayoría de éstos no han tenido buenos resultados en disminuir las concentraciones de material particulado  (MP) en ciudades como Temuco o Coyhaique. Por lo mismo, señala que es “frustrante” esperar tanto tiempo por la aprobación de medidas que no van a tener efectos significativos en la reducción de contaminantes.

El experto en modelos de pronósticos de contaminación atmosférica apunta a que la principal causa de este problema es que “no se ha abordado con la suficiente urgencia el reemplazar la leña de una manera más rápida”, algo que debe aplicarse, según Pérez, “en la mayoría de las ciudades del sur del país”. Asimismo, agrega que “mientras no reemplacemos la leña de una manera más urgente, no hay posibilidades de que la situación mejore significativamente”.

El académico contrasta la situación de Coyhaique –la ciudad más contaminada de Chile y Sudamérica- con lo que ocurre en Punta Arenas, una de las más limpias del continente. “A pesar de las diferencias climáticas y geográficas, la más grande es en cuanto a la matriz energética y de calefacción, donde en Punta Arenas se centra en sistemas de calefacción a base de gas”, explica Pérez.

El Doctor en Física añade que el uso de leña seca para calefacción tampoco supone una medida eficaz, ya que “que se disminuye un poco (la contaminación), pero no se ataca el problema de fondo”. Finalmente, enfatiza en que otros focos de contaminación, como las termoeléctricas, son emisores tanto de material particulado como de dióxido de carbono (CO2), gases perjudiciales para la salud de las personas y el medio ambiente. Por lo mismo, concluye que “hay que erradicarlas lo antes posible”.

Experto asegura que las preemergencias no se resuelven con mayor fiscalización

Experto asegura que las preemergencias no se resuelven con mayor fiscalización

El Plan de Descontaminación Atmosférica de Santiago no contempla recursos para fiscalizar las medidas que propone. Esa fue la situación que transparentó ayer la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar.

Sin embargo, para el experto en contaminación ambiental y académico del Departamento de Física de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Ernesto Gramsch, el problema real no es la fiscalización.

“La cantidad de estufas a leña y otros sistemas contaminantes es de cien mil, de acuerdo al inventario de emisiones”, afirma. “Fiscalizar cien mil fuentes pequeñas es casi imposible, independiente del dinero que se disponga”, asegura.

A juicio del especialista, la Intendencia Metropolitana y las municipalidades deben colaborar para enfrentar los episodios críticos de manera particular, identificando a los grupos que más emiten los contaminantes y reunirse con ellos para plantearles soluciones específicas.

“Uno puede hacer un estudio de emisiones en la noche en el sector poniente de Santiago y va a identificar los lugares donde la contaminación es más alta”, señala. “Por ejemplo, si son indigentes los que están quemando leña, la idea es reubicarlos a algún lugar donde tengan calefacción de otro tipo. Las soluciones son muy distintas dependiendo de las circunstancias”, sostiene.

Para el experto, uno de los principales problemas del plan de descontaminación es que no aborda la particularidad de los episodios críticos, que están gatillados por “aspectos específicos, no la ciudad completa”. Según el Dr. Gramsch, esta política está enfocada en plantear soluciones para el problema general de emisiones contaminantes de toda la ciudad.

“El plan está incompleto: aborda bien la solución general, que es disminuir las fuentes móviles, las estufas a leña y bajar las emisiones de las industrias, pero le falta la parte que gatilla los episodios, que son emisiones puntuales que ocurren en la noche en sectores específicos de la ciudad”, sintetiza.

Egresados crean bolsas biodegradables para aportar al cuidado del medio ambiente

Egresados crean bolsas biodegradables para aportar al cuidado del medio ambiente

Según lo informado por el Ministerio del Medio Ambiente, actualmente Chile utiliza el equivalente a 3.400 millones de bolsas plásticas por año, de las cuales un 90% termina en vertederos o espacios públicos.

Para combatir dicha problemática y contribuir a su reducción, un equipo de estudiantes de Tecnología en Diseño Industrial e Ingeniería Física, liderados por la tesista Fernanda Ramírez, se encuentran desarrollando nuevos materiales biodegradables con residuos agrícolas e industriales para crear envases desechables.

Lo novedoso del proyecto radica en que, mediante un proceso de extrusión los investigadores adhieren restos de alcachofas, reduciendo la duración de los envases biodegradables de 8 a 3 meses.

“Con este proyecto buscamos disminuir su tiempo de biodegradabilidad. Si el Pla (poliácido láctico que se utiliza para hacer envases) se demora entre 6 a 8 meses, incorporando alcachofa lo redujimos a 3 meses, por lo que creemos que si incorporamos más, el tiempo sería aún menor”, explica la tesista respecto al proceso que podrán continuar tras adjudicarse el Despega Usach.

Proyecto

La iniciativa surge a partir de la tesis de la estudiante, quien debido a su interés por la sustentabilidad buscó desarrollar un elemento que contribuyera a su entorno.

Según explica, gracias a su paso por el Plantel ha podido desarrollar éste y otros proyectos: ““siempre me ha gustado lo ecológico y sustentable, y a esa motivación se suma que en nuestra carrera y Universidad, te forman para que hagas cosas para el bienestar social y ambiental”, puntualiza.

De acuerdo datos otorgados por la organización intergubernamental FAO, en la actualidad Chile produce alrededor de 50 mil toneladas anuales de alcachofas. Dicha cifra sitúa a nuestro país como el séptimo mayor productor.

Sin embargo, cerca de un 80% de la planta se transforma en residuos orgánicos e industriales, surgiendo la propuesta del equipo para reducir sus residuos y a su vez contribuir a mejoras ambientales produciendo envases sostenibles.

Equipo y proyecciones

Además de la tesista, del equipo participan los egresados de Tecnología en Diseño Industrial, Nicolás Leiva y María Antón; y de Ingeniería en Física la tesista Carolina Ibáñez.

Los estudiantes y egresados comentan, que este año realizarán pruebas con otros materiales orgánicos, aspirando a consolidar su propia empresa de envases biodegradables, para los cuales ya cuentan con algunos prototipos.

Experto advierte que no es efectivo aumentar las exigencias para descontaminar

Experto advierte que no es efectivo aumentar las exigencias para descontaminar

Esta semana se conocieron los resultados de la última Encuesta Nacional de Medioambiente, cuyos resultados dan cuenta, por ejemplo, que un 95% de los consultados está a favor de eliminar las bolsas plásticas y un 89% apoya la restricción de vehículos contaminantes.

Aunque valora la alta conciencia ambiental de los chilenos, el experto en contaminación atmosférica y académico de la Universidad de Santiago, Dr. Ernesto Gramsch, advierte que el foco de la política pública para disminuir los niveles de polución no debe estar en el incremento de exigencias a la población, ya que cumplirlas queda a voluntad de cada persona.

“No sirven disposiciones más exigentes, porque la gente las cumple en la medida que puede”, sostuvo el especialista en entrevista con el Programa Sin Pretexto de Radio U. de Santiago. “La quema de leña es un ejemplo común: está prohibida en Santiago en cualquier circunstancia, pero si a alguien sin recursos le prohíben calentarse de esta forma, no acatará la norma”, afirmó.

Extender el Metro para descontaminar

Para el Dr. Gramsch es claro que los vehículos son la principal fuente de emisiones. Por eso, y en referencia a la capital, sostiene que lo principal es que las medidas gubernamentales incentiven el uso del transporte público, a fin de disminuir el parque automotriz.

“Hay que bajarse del automóvil y dadas las circunstancias del Transantiago, lo mejor es seguir mejorando el sistema de Metro, porque los buses todavía demoran demasiado tiempo entre un punto y otro”, señaló.

A su juicio, los buses eléctricos no aportarán demasiado para disminuir la contaminación, por la cantidad de máquinas que ingresarán al sistema. Sin embargo, precisa que su aporte será generar más conciencia ambiental en la población.

Por otra parte, el experto de la U. de Santiago valora que se fomente el uso de la bicicleta, pero indica que el problema es que esto tiene buenos resultados en ciudades con una amplia planicie, donde llegar desde un lugar a otro no demora mucho, situación que  deja fuera  al gran Santiago.

“Entre Las Condes y Pudahuel hay 300 metros de diferencia en altura, lo que no es menor; por otra parte, una persona que se traslade desde Puente Alto al centro capitalino, tiene que atravesar una gran cantidad de kilómetros”, indica.

Insuficiente red de monitoreo

Finalmente, el académico indica que la red de estaciones de monitoreo del Ministerio del Medio Ambiente ya no es suficiente para detectar los lugares exactos donde se genera la mayor cantidad de emisiones. Desde su perspectiva, se requieren estudios específicos que determinen dichos puntos y el tipo de contaminación que generan.

“A estas alturas y por lo que está ocurriendo en la RM y otras ciudades del país, existen focos de contaminación que son los que tienen un gran efecto sobre la ciudad completa. Por eso, hay que ver cuáles son específicamente esos focos”, concluye.

Crecimiento económico permanente es inviable sin sustentabilidad

Crecimiento económico permanente es inviable sin sustentabilidad

Un estudio publicado este mes por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reveló que un 78% de los chilenos prefirió la lucha contra el cambio climático al responder la pregunta “¿Cuál es la prioridad: la lucha contra el cambio climático o el crecimiento económico?”. Solo un 12% de los nacionales se decantó por esta última opción.

 

Para el experto en ingeniería ambiental y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Luis Díaz Robles, es imposible lograr un crecimiento económico que se mantenga en el tiempo si el modelo no respeta al medioambiente. Esto, por las consecuencias a la salud que provoca el cambio climático.

 

“Actualmente, hay personas que están muriendo como consecuencia de la contaminación atmosférica, por lo que genera un impacto importante en la economía del país”, señala en alusión al presupuesto destinado en salud pública para tratar estas enfermedades.

 

Por eso, destaca el ingreso a la matriz de energías renovables en mayor proporción que en licitaciones anteriores, por aportar a la descontaminación de las ciudades al ser limpias. “La combustión residencial a leña está provocando un grave impacto en la salud, pero las energías renovables impactarán positivamente en esta materia a futuro”, considera.

 

Además, “con la renovación del parque automotriz, ya están ingresando los vehículos eléctricos que van a requerir energía barata y sustentable, impactando positivamente en la ciudad y aminorando los efectos del cambio climático”, resalta.

 

El especialista indica que los proyectos de energía renovable se instalan con cada vez mayor rapidez y que los costos por concepto de inversión y operación de estas iniciativas han ido disminuyendo en el tiempo, por lo que no debieran considerarse como un factor que frene el crecimiento económico.

 

De acuerdo a la encuesta, un 39% de la población en Chile cree que el cambio climático no existe. Al respecto, el Dr. Díaz señala que “es una duda que se ha planteado en varios países, pero esas dudas se resuelven con evidencia, cuando se constata que la concentración de dióxido de carbono ya ha superado las 400 partes por millón o que los hielos de las zonas glaciares disminuyen en forma dramática en los últimos años”.

 

En síntesis, “población más saludable provoca menos gasto en médicos. Ahí tenemos un circulo virtuoso si esos dos elementos, crecimiento económico y sustentabilidad, los impulsamos de manera simultánea”, concluye.

Páginas

Suscribirse a RSS - Medio ambiente