DGT

Español

Ciclo de formación en transferencia tecnológica parte analizando claves para innovar con empresas

Ciclo de formación en transferencia tecnológica parte analizando claves para innovar con empresas

Las bases para entender el proceso colaborativo entre las empresas y la Universidad, fue el tema central de la charla que dio inicio al programa “Impacta I+D+i 2021”,organizado por la Dirección de Gestión Tecnológica (DGT) Usach para investigadores, estudiantes de postgrado y gestores tecnológicos de nuestra Universidad.
 
La charla fue dictada por Sandra Díaz, consultora en I+D+i+e y socia fundadora de Ematris, quien entregó un completo panorama del estado actual de la relación entre la Universidad y el mundo empresarial, destacando como causas de la baja vinculación a temas como la escasa colaboración y difusión, insuficientes niveles de inversión en I+Dyla baja disposición a innovar. En este panorama, entregó los 12 factores clave para tener en cuenta en este proceso de transferencia tecnológica.
 
1. Tender puentes entre la Universidad y la empresa
 
Uno de los desafíos más importantes es lograr compatibilizar dos formas distintas de ver el mundo. Las empresas quieren soluciones al menor riesgo posible, mientras las universidades no quieren prometer algo que no pueden cumplir ni parecer poco rigurosas.
 
2. Estrategias de transferencia tecnológica
 
Es importante considerar múltiples alternativas para la transferencia, entre ellas: patentamiento, licenciamiento, spin-offs, contratos tecnológicos, I+D colaborativa y consorcios, servicios tecnológicos, análisis de laboratorios, entre otros.
 
3. Identificar estado de madurez tecnológica
 
Para identificar el estado de madurez tecnológica, es importante utilizar las Technology Readiness Level (TRL). Esta escala va desde el TRL1 al hasta el TRL9. Las universidades, en general, están orientadas a los primeros 3 TRL, mientras que la industria del TRL7 en adelante.
 
4. Aumentar la experiencia e involucramiento de investigadores
 
“La evidencia indica que el involucramiento del investigador en las diferentes etapas son un factor clave para poder hacer buena transferencia tecnológica”, afirmó Sandra Díaz.
 
5. Ayudar no es lo mismo que colaborar
 
Mientras ayudar requiere un menor nivel de confianza y compromiso, el concepto de colaboración, en cambio, requiere un mayor nivel de conversación y co-creación entre las diversas partes. “Esto implica una relación que vaya más allá de algunas reuniones”, planteó la expositora.
 
6. Identificar oportunidades colaborativas  
 
Para lograr trabajar con las empresas es clave escuchar lo que necesitan, lo que implica aumentar la vigilancia y prospectiva tecnológica. “Esto requiere mayor inversión en confianza y vínculos”, aseguró.
 
7. Identificar diversas fuentes de oportunidades
 
Las principales fuentes de oportunidades están en los desafíos y problemas de la industria, cambios en el entorno, nuevos descubrimientos, entre otros. Una mejor oportunidad de negocios ocurre al utilizar unamayor diversidad de fuentes de información.
 
8. Modelo technology push para comenzar desde investigación básica
 
Este modelo establece que la innovación comienza con la investigación básica, pasa por la aplicada y luego llega al mercado. La principal ventaja es tener la posibilidad de encontrar oportunidades más disruptivas que el mercado aún no ha identificado.
 
9. Modelo market pull para abordar necesidades del mercado
 
Este modelo explica el surgimiento de la innovación a partir de la demanda o desde las necesidades de la sociedad o la industria, que a partir del conocimiento científico busca solucionar sus desafíos.
 
10. La importancia del calce “cliente-problema-solución”  
 
Este calce debe considerar un análisis completo del mercado, basado en las necesidades del cliente, lo que permite generar una propuesta de valor a cada segmento para luego validar y ajustar dicha propuesta.
 
11. Mantener contacto permanente con las OTL
 
Las Oficinas de Transferencia y Licenciamiento (OTL) permiten facilitar el encuentro entre el mundo empresarial y académico y reducir la brecha de colaboración. En la Usach, dicha labor es realizada por la Dirección de Transferencia Tecnológica (DGT).
 
12. No olvidar las buenas prácticas
 
Algunas de ellas son: seleccionar empresas en la que el proyecto de I+D sea estratégico; vincularse con responsables en las empresas que traspasen los límites; compartir con el equipo de investigación la visión de cómo la colaboración puede ayudar a la empresa; invertir en relaciones de largo plazo, entre otros.

Nuevo director de la DGT busca potenciar modelo enfocado en la transferencia de tecnologías

Nuevo director de la DGT busca potenciar modelo enfocado en la transferencia de tecnologías

Mantener una comunicación fluida con los investigadores de la Universidad, a fin de impulsar proyectos que puedan convertirse en innovaciones tecnológicas, es uno de los grandes propósitos del Dr. Miguel Maldonado Saavedra como nuevo director de la Dirección de Gestión Tecnológica (DGT), dependiente de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación (Vridei), quien asumió el cargo el pasado 15 de marzo, designado por el rector Juan Manuel Zolezzi.
 
El Dr. Maldonado es ingeniero civil electrónico, obtuvo un Ph.D. en Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Laval, Canadá, y ocupó una posición postdoctoral en la Universidad Mc Gill de Canadá. Posee una amplia trayectoria en investigación, desempeñándose como académico del Departamento de Ingeniería Metalúrgica en la Usach.
 
Dentro de sus diversas motivaciones para asumir el cargo, el investigador destaca al excelente grupo humano que forma parte de la Vridei, con quienes ha interactuado en diferentes aspectos asociados a proyectos de investigación, protección y transferencia tecnológica. “El apoyo que me ha expresado la vicerrectora Dra. María José Galotto ha sido muy importante también en mi decisión'', sostuvo.
 
Respecto a los desafíos que contempla en su gestión, destacó la importancia de transitar desde un modelo enfocado en la protección de las invenciones, donde la Universidad ha sido ampliamente reconocida, hacia un modelo enfocado en la transferencia de tecnologías. 
 
“Debemos apoyar estratégicamente a nuestros investigadores desde la postulación de proyectos de I+D, la protección de sus resultados de investigación con potencial comercial, y la transferencia de dichos resultados para el beneficio de la sociedad” puntualizó el Dr. Maldonado.
 
Sólida experiencia al servicio de la Universidad
 
Como investigador que ha trabajado en proyectos con potencial de desarrollo y aplicación de tecnologías para la industria, el Dr. Maldonado espera que ese acervo contribuya a dar continuidad a la labor desarrollada por la Vicerrectoría en el ámbito del patentamiento y junto con eso, avanzar para potenciar a nuestra Casa de Estudios como colaboradora para el sector industrial transfiriendo conocimiento.
 
Es así como recientemente, el Dr. Maldonado junto a un equipo de especialistas, lograron transferir a Codelco una tecnología de medición multivariable para la supervisión, control y optimización del proceso de flotación de minerales a través de la creación de un spin off de base científico tecnológica. 
 
El producto fue el resultado de múltiples proyectos de I+D (Fondef, Innova Corfo) llevados a cabo en la Universidad desde el 2013 considerando la protección mediante patentes de invención en Chile y en países mineros relevantes. Varias de estas solicitudes ya han sido concedidas. “Esta experiencia me permitirá apoyar el proceso hacia la innovación tecnológica en la Universidad”, concluyó el director de la DGT.

Concurso promueve patentamientos entre académicos de la Facultad de Ingeniería

Concurso promueve patentamientos entre académicos de la Facultad de Ingeniería

Con el objetivo de fomentar la participación de los académicos de la Facultad de Ingeniería en procesos de innovación basados en creaciones e inventos que se generen a partir del conocimiento científico y tecnológico, es que la facultad en conjunto con la Dirección de Gestión Tecnológica (DGT) y el proyecto Nueva Ingeniería 2030 abrieron un Concurso de Incentivo al Patentamiento dirigido a los profesores de esta unidad académica. Para resolver dudas en torno al tema, el equipo técnico de la universidad dictó un seminario de Propiedad Intelectual el pasado jueves (11).

 

La actividad, realizada en el Salón Alerce del Hotel Plaza San Francisco, contó con la participación de cerca de 30 académicos de las diferentes carreras que componen la Facultad, quienes pudieron conocer en mayor detalle diferentes aspectos vinculados a la temática.

 

Así, se revisaron temas como el contexto institucional de la I+D+i; rol de la propiedad intelectual (PI) en el proceso de innovación; resultados de investigación y su forma de protección; identificación de los distintos mecanismos de protección de los resultados de investigación; estrategia de protección de resultados de investigación: cuaderno de laboratorio y disclosure (proceso a través del cual los investigadores dan a conocer su tecnología a las oficinas de transferencia y licenciamiento).

 

El seminario fue presidido por el Dr. Juan Carlos Espinoza, decano de la Facultad de Ingeniería, quien exhortó a los académicos a utilizar los recursos disponibles en la universidad en esta materia.

 

Contexto Institucional

 

El coordinador general de la Dirección de Gestión Tecnológica, Saúl Carrillo, explicó a los asistentes los pasos involucrados en el proceso de investigación aplicada hasta llegar a la transferencia tecnológica y comercialización de los productos, enfatizando en la necesidad de seguir una ruta de desarrollo tecnológico que permita diversificar la economía del país que actualmente se basa en los recursos naturales y donde la inversión en I+D+i a nivel nacional es reducida.

 

En este sentido, el esfuerzo de los investigadores de la Universidad debe “apuntar a las necesidades de la industria”, explicó Carrillo, quien además planteó que es posible fortalecer este trabajo al interior de la Facultad de Ingeniería de tal manera que permita mejorar los indicadores de esta unidad académica y del plantel.

 

Por ejemplo, en 2014 la universidad presentó un total de 27 solicitudes de patentes de  invención, mientras que el 2015 fueron 28, de esta cifra 7 y 8 solicitudes fueron aportadas por la Facultad de Ingeniería.

 

Innovación para el desarrollo del país

 

En la jornada también estuvieron presentes Loreto Vera y Fernando Venegas, asesores de la Universidad y miembros del Estudio Federico Villaseca. Antes de iniciar su presentación, este último se refirió a los tratados de libre comercio. “La propiedad intelectual tiene que estar al servicio del desarrollo económico de la nación. Si no lo vemos de esa manera, no encuentro ninguna ventaja de suscribir tratados internacionales que lo único que hacen es seguir aumentando nuestros estándares de protección si eso no se condice con la realidad local”.

 

Además, Venegas indicó ser muy crítico del sistema de innovación nacional, por considerarlo poco armónico producto de falta de diálogo entre las diferentes instancias de financiamiento. A lo anterior, se suma que Chile tomó el camino de investigar por etapas, lo que históricamente ha generado problemas a las universidades públicas, pues tienen que competir por recursos teniendo una serie de restricciones desde el punto de vista legal que se han ido subsanando con el tiempo.

 

Concurso

 

En el concurso pueden participar todos los académicos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago de Chile, que tengan una invención patentable con impacto económico potencial para la industria o la sociedad. Las postulaciones se recibirán en la Oficina de Partes de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación hasta el 23 de septiembre a las 16.00 horas.

 

Las bases y formulario de postulación se pueden revisar en la página www.dgt.usach.cl

 

Suscribirse a RSS - DGT