Innovación

Español

Ex estudiantes de la U. de Santiago crean línea de productos para protegerse de los rayos UV

Ex estudiantes de la U. de Santiago crean línea de productos para protegerse de los rayos UV

De acuerdo a la OMS, la tasa de cáncer de piel en nuestro país ha aumentado de 20 a 25 casos por cada 100 mil habitantes, ubicándose como el tercer tipo de cáncer más común, según el sondeo de los últimos cinco años.

Con estos datos, los ingenieros químicos de la Universidad de Santiago, José Rodríguez y Francisco Chávez, desarrollaron en 2015 la idea de crear un jabón de uso diario elaborado con extracto natural, descubierto y avalado por el dermatólogo Thomas B. Fitzpatrick. Se trata de un helecho centroamericano que ayuda a la protección de los rayos UV.

El proyecto se origina en el curso Preparación y Evaluación de Proyectos e Industria de Bioprocesos, impartido por el académico, Dr. José Luis Salazar. “Pensamos agregarle un atributo a un producto de uso diario para que así salgamos protegidos de la casa. De esta forma se nos ocurrió un jabón con protector solar”, explica Rodríguez.

Posteriormente, los jóvenes postularon la iniciativa al concurso Lions Up, alcanzando el segundo lugar. Con el fondo que obtuvieron en esta instancia, pudieron comprar los insumos de laboratorio y parte de las materias primas.

Un año más tarde, se adjudicaron 25 millones de pesos en fondos de Corfo, tras postular a Capital Semilla. El monto fue utilizado para elaborar otros dos productos, además del jabón: shampoo y acondicionador.

De esta manera, actualmente la empresa Antuv cuenta con una línea de tres productos en el mercado, y si bien hasta ahora las ventas se han orientado a las ferias de emprendimiento, ya existen acuerdos formales con tiendas del retail para usar sus plataformas web. Del mismo modo, preparan su propio portal digital y también evalúan su ingreso a canales tradicionales, como farmacias.

Adicionalmente, agrega Rodríguez, analizan postular a nuevos fondos para ampliar la cartera de productos y otros programas para internacionalizarse. Por otro lado, junto a la Corporación Nacional del Cáncer y el municipio de Las Condes, buscan realizar charlas en colegios sobre la importancia del uso de protectores solares.

Formación académica y emprendimiento

Para el ingeniero químico, la formación académica en la U. de Santiago está ligada a su motivación por emprender. “La perseverancia es algo que caracteriza a los estudiantes de esta universidad y eso es fundamental para emprender”, asegura.

“Para aquellas personas que estén pensando emprender, les aconsejo no escuchar los testimonios de quienes han fracasado en este camino, pues es netamente perseverancia”, sostiene el gerente de Antuv.

Agrega que “nosotros llevamos meses trabajando por amor al arte, sacando lo mínimo, pero sabemos que esto va a rendir frutos en algún momento”.

También destaca que en el plantel “me enseñaron a aplicar la teoría y a querer sobresalir más allá de un cargo. Yo tenía la convicción de ser más que un ingeniero en un puesto gerencial. Quería ser un aporte para la comunidad y eso es ser usachino”.

Egresados de nuestro plantel inauguran primera planta chilena de deshidratado solar para frutas

Egresados de nuestro plantel inauguran primera planta chilena de deshidratado solar para frutas

Con la presentación del proyecto 100% renovable que busca potenciar la energía solar de nuestro país utilizando 100 paneles solares, apoyar a pequeños y medianos agricultores, y aumentar el valor nutricional de productos hortofrutícolas, comenzó a operar de manera oficial el primer deshidratador solar nacional de agroproductos.

La innovadora planta a escala piloto industrial que se encuentra ubicada en la comuna de Litueche, Región de O’Higgins, fue creada por los egresados de nuestro plantel, el Ingeniero Civil Químico y Magíster en Ciencias de la Ingeniería, Francisco Vásquez, y los egresados de Ingeniería Civil Eléctrica, Braulio Rossel y Patricio Meneses, quienes junto a un equipo de profesionales constituyeron la consultora Roda Energía.

Tras su inauguración, efectuada el pasado jueves 3 de abril en Litueche, el egresado Francisco Vásquez comentó que “estamos orgullosos de lo que logramos implementar como equipo de trabajo, más aun considerando que participamos tres ex estudiantes de la U. de Santiago”.

A su vez, el egresado destacó la formación adquirida en el plantel para lograr sus objetivos. “Nuestra universidad nos forma como ingenieros todo terreno. Si tienes que ensuciarte las manos debes hacerlo con tal de identificar problemas, detectar posibles soluciones e implementarlas de manera efectiva”, enfatiza.

Innovación y proyecciones

Según comenta el equipo, la iniciativa que comenzaron a gestar el año 2014 fue posible gracias al apoyo de FIA, y fue ganador del concurso de innovación “Impacta energía”, organizado por el Ministerio de Energía, Laboratorio de Gobierno y CORFO, que solicitaba ideas novedosas en el área energética para solucionar problemas del sector agropecuario.

El proyecto consiste en una planta de secado de fruta que funciona bajo un sistema cerrado de agua caliente obtenida a través de 100 paneles solares, irrumpiendo con el modelo tradicional que suele utilizar la exposición de las frutas directo al sol o gas natural.

Además, considera una reserva energética para continuar secando productos cuando se acaba la luz del día.

Si bien el proyecto espera comenzar a operar de manera industrial y comercializar sus productos el 2020, el equipo comprobó exitosamente el funcionamiento del diseño de ingeniería. Durante este año continuarán tomando muestras y experimentando con secado para afianzar la elaboración de sus productos.

“Fue una idea que tomamos con bastante ambición desde un principio. Se presentaron muchas dificultades, pero también muchas oportunidades, considero que las supimos tomar, trabajar junto a FIA y a Impacta Energía, que nos dieron un gran respaldo. Ver la planta funcionando hoy es para nosotros cumplir un sueño”, comenta el egresado Braulio Rossel.

El ingeniero eléctrico, quien tuvo dentro de sus roles diseñar los sistemas hidráulico y de control, agradece las herramientas adquiridas en su unidad académica, que asegura le permitieron lograr “que la planta funcione de manera autónoma en un 80%, dejando al operario la supervisión, además del ingreso y retiro de la fruta, que es algo que me enorgullece”, afirma.

A diferencia de los productos secos que se comercializan tradicionalmente, los producidos por el equipo aseguran que conservarán hasta un 60% de sus propiedades nutricionales, sin necesidad de incluir aditivos ni colorantes.

En tanto, a largo plazo evitará la emanación de alrededor de 100 toneladas de dióxido de carbono al medio ambiente y trabajará de manera inclusiva con productores locales.

Egresado de nuestro plantel crea la primera empresa chilena de paneles solares para departamentos

Egresado de nuestro plantel crea la primera empresa chilena de paneles solares para departamentos

Como un proyecto que permite revolucionar las formas convencionales de obtener energía en Chile y potenciar la industria de energía solar mediante el encapsulamiento de celdas solares, se presenta Cell Chile, el innovador emprendimiento creado por el ingeniero civil mecánico de la U. de Santiago de Chile, Gonzalo Pacheco Parra.

La iniciativa promueve el uso de paneles solares creados en Chile a bajo costo para los consumidores que quieran independizarse de la red eléctrica. Además, ofrece alternativas en la forma y tamaño de los paneles, que permiten ajustarse a los requerimientos del usuario, reducir cuentas de luz desde un 20% hasta un 100%, y evitar la emisión de 50 kg. de CO2 al año.

Así lo explica el egresado de la U. de Santiago, quien fue fundador de ESUS, el equipo solar de nuestro Plantel, donde ejerció por varios años como director; es CEO de Movener, que transforma autos convencionales a eléctricos; y ha sido impulsor de una serie de proyectos e iniciativas nacionales de alta innovación respaldado por Corfo, buscando lograr revolucionar el transporte en Chile y Latinoamérica.

Respecto a su nueva iniciativa, que sugiere “una vida Off-Grid”, usando las ventanas de departamentos y hogares para producir energía solar, comenta que “la población aumenta y los requerimientos energéticos también, así como los edificios están aumentando en vertical. Hoy los únicos productos que existen son para los techos de las casas, no existía un producto para los departamentos, y quienes viven en ellos quedan excluidos de hacer instalaciones fotovoltaicas surgiendo ahí la necesidad”, puntualiza.

Cell Chile

Inspirado en su trabajo desarrollando alternativas amigables con el medio ambiente y accesibles para los consumidores en el ámbito energético, el egresado de nuestra Casa de Estudios, junto a sus socios, Vladimir Ovalle y Gustavo Lagos, presentó el proyecto a Corfo, donde recibieron asesoría y una pasantía en la Universidad Konstanz, de Alemania.

En la capacitación, los profesionales aprendieron el proceso de fabricación de paneles solares y recibieron formación en auditoría de calidad, lo que les permitió diseñar sus máquinas y hacer su propia empresa en Maipú, donde actualmente tienen su línea de producción.

Hasta ahora la venta de este tipo de paneles solo podía ser importada desde China. Sin embargo, la fabricación del equipo chileno presenta una diferencia importante: dar adaptabilidad al cliente, en forma, tamaño y generación energética, que va desde 1 watt hasta lo que el cliente requiera.

La instalación de los kit que ofrece el emprendimiento, puede ser realizada por los mismos usuarios o por la empresa, permitiendo adosar a cualquier ventana los paneles, y almacenar en cajas especiales la energía, que permiten desconectarse de la red eléctrica.

Sobre su formación, el egresado destaca el aporte que significa en su carrera “tengo un cariño especial a la universidad, en el sentido que fue la cuna que gestó todo este tipo de iniciativas”, enfatiza.

Para conocer más sobre esta iniciativa que se encuentra en verde, se puede visitar el sitio: www.cellchile.com.

Estudiantes de nuestra universidad diseñan fachada de vivienda que absorbe la contaminación

Estudiantes de nuestra universidad diseñan fachada de vivienda que absorbe la contaminación

Un recubrimiento para que las fachadas de los edificios absorban la contaminación atmosférica es uno de los proyectos premiados en el concurso Despega Usach 2019, en la categoría Fase Avanzada.

El equipo galardonado es liderado por la arquitecta del plantel, María Ignacia Lucares Barros, quien recientemente egresó del Máster Integrado en Diseño Arquitectónico (MIDA) de la misma Escuela de Arquitectura de la U. de Santiago.

Este grupo lo completan otros cuatro miembros de nuestra casa de estudios: el ingeniero en ejecución mecánica y ex director de mecánica de ESUS, Claudio Murúa Araneda; la académica de la Facultad de Química y Biología, Dra. Paula Zapata Ramírez; el académico de la Escuela de Arquitectura, Dr. Alexandre Carbonell; y el arquitecto Hugo Pérez Herrera. 

En primera instancia, el producto está dirigido a edificios en altura debido al área donde se presenta el smog. Su elaboración se realizó en el Laboratorio de Polímeros del Departamento de Ciencias del Ambiente en base a material plástico reciclado. 

La arquitecta Lucares sostiene que la idea surgió a partir de la tesis que desarrolló para graduarse del Máster. Sin embargo, desde que cursaba el pregrado se motivó por la investigación. “Quiero dedicarme al área de investigación y focalizarme en la microarquitectura, que es un campo que no está explorado en nuestro país”, agrega.

Proceso

El diseño y elaboración les tomó alrededor de un año y, paralelamente, postularon el proyecto a concursos para ganar financiamiento. Así fue como llegaron a Despega Usach 2018, donde su innovación resultó una de las ganadoras.

No obstante, destaca que no es el único certamen que ganan, ya que gracias a otra instancia donde fueron reconocidos, estuvo en Nueva York durante dos años. Además, obtuvieron un Fondecyt de Iniciación y una vez que regresen del viaje a Texas (premio de Despega Usach), continuarán postulando a otros fondos. 

“Para mí el Despega Usach fue una experiencia muy enriquecedora. Además, dirigir un equipo es desafiante porque en estos casos es difícil que te tomen en cuenta como mujer, pero debo destacar el apoyo que me dio siempre mi equipo”, puntualiza.

En palabras de la arquitecta, el emprendimiento es fundamental para quienes quieren ser sus propios jefes. “Si quieres tener tus propios horarios, emprende”, insiste.

En tanto, el ingeniero Claudio Murúa aconseja a quienes quieran emprender “hacerlo cuanto antes, porque si bien los obstáculos son hartos, ninguno es imposible de superar y las satisfacciones que entrega son mucho mayores a las de una carrera tradicional”.

Equipo interdisciplinario de la U. de Santiago presenta innovadora vivienda sustentable

Equipo interdisciplinario de la U. de Santiago presenta innovadora vivienda sustentable

Con el desafío de diseñar y construir prototipos de casas con altos estándares térmicos y medio ambientales, además de un bajo costo en su construcción, la U. de Santiago se sumó a la competencia en la tercera versión de “Construye Solar”, certamen organizado por la ONG Ruta Solar.

Durante poco más de tres meses, el equipo compuesto por 20 estudiantes y profesionales de la Facultad Tecnológica, de la Facultad de Ingeniería y de la Escuela de Arquitectura, debieron crear, diseñar y proponer un modelo de vivienda sustentable de alto estándar, que priorice la calidad de vida de familias vulnerables, bajo un presupuesto no superior a los 21 millones de pesos.

Fue así como la innovadora propuesta del equipo, denominada “Casa Tecno” y liderada por la académica de la Facultad Tecnológica, Dra. Camila Burgos Leiva, los posicionó en el segundo lugar general en la etapa clasificatoria entre 13 universidades en competencia, mientras que obtuvieron el primer lugar en el sub-ítem de aspectos técnicos del diseño arquitectónico.
La vivienda en competencia medirá 55 metros cuadrados y será proyectada en un predio de 95 m2 y construida por el equipo en octubre de 2019 en la elipse del Parque O’Higgins, donde deberán probar la propuesta.

Al respecto, el egresado de Ingeniería en Ejecución Mecánica, Gary Villanueva Sandoval, quien colabora en el desarrollo del sistema constructivo con material de relleno en base a celulosa, comenta que “con el proyecto buscamos transformar y hacernos cargo de las nuevas políticas en torno a la construcción de viviendas sociales, con una mirada más sostenible”, enfatiza.

Propuesta y desafíos

Con un masivo encuentro en el Colegio de Ingenieros de Chile, la ONG Ruta Solar, dio a conocer a finales de diciembre a los finalistas del certamen “Construye Solar”, quienes recibirán asesoría y deberán construir en tamaño real la vivienda diseñada por ellos mismos.

En esta versión, el proyecto mejor calificado fue de la Universidad Mayor de Temuco, seguida por la Universidad de Santiago y en tercer lugar la Universidad Diego Portales.

La nueva edición del certamen busca reforzar el desarrollo de productos con foco en la innovación y la industrialización, favoreciendo el uso de metodología BIM.

Sobre la competencia, el profesor de la carrera de Arquitectura, Javier Carrasco Eade, quien es especialista en sustentabilidad y eficiencia energética, y se encuentra orientando al equipo respecto a la toma de decisiones en diseño arquitectónico, sostiene que “el desafío del proyecto es desarrollar un modelo de vivienda que responda a las necesidades comunitarias de personas en situación de vulnerabilidad, con el foco en generar una buena calidad ambiental y de habitabilidad”, puntualiza.

Inserto en el rol público y social, que caracteriza a nuestros estudiantes y egresados, el equipo presentó una vivienda con características sustentables y de carácter inclusiva para personas con movilidad reducida.

Además, destaca sus proyecciones respecto a eficiencia energética, aislación térmica, uso de energía solar, manejo de residuos y el desarrollo de elementos innovadores.

Entre sus novedades, resalta la incorporación de innovaciones creadas por estudiantes de nuestro Plantel, tales como una torre evaporativa para mejorar la ventilación; el uso de paneles solares con tecnología de mantenimiento y monitoreo para mejorar su eficiencia; además de un sistema constructivo con material de relleno hecho con cajas de huevos.

Ingenieros Eléctricos desarrollan sistema de control y análisis para evitar fallas en sistemas electrónicos

Ingenieros Eléctricos desarrollan sistema de control y análisis para evitar fallas en sistemas electrónicos

En las últimas décadas los sistemas eléctricos y electrónicos están cada vez más presentes en la cotidianeidad, desde la cocina, el auto, ventiladores, calefactores, transporte público o hasta en el celular, los que cada cierto tiempo tienen una renovación en el mercado, obligando a la industria a innovar constantemente con productos eficaces que reflejen desarrollos en sus sistemas eléctricos y electrónicos cada vez más complejos y robustos, es decir, con un diseño de sistemas de control tolerantes a las incertidumbres o perturbaciones externas.

Para ello se hace necesario el desarrollo de técnicas de análisis y diseño que permitan predecir el comportamiento del producto, que comúnmente se realiza con softwares computacionales que arrojan estadísticas. Sin embargo, éstos no toman en cuenta la incertidumbre paramétrica que existe en las aplicaciones, tales como la variación de la temperatura y la humedad, la dispersión de la producción en la fabricación de los componentes eléctricos o la interferencia electromagnética externa desconocida, entre otros.

Preocupada de estos factores, la académica y subdirectora de Docencia del Departamento de Ingeniería Eléctrica de nuestro Plantel, la Dra. Karina Acosta Barbosa, lidera un proyecto financiado por la Dirección de Investigación Científica y Tecnológica (DICYT), que busca aplicar un método con técnicas de análisis y control robusto, que determinen la cantidad de variación de los parámetros antes de salir al mercado.

“Con este tipo de metodología se podría hacer simulación para verificar si esos elementos cubren o no esos estándares sin tener que hacer el dispositivo. Son herramientas para ayudar en la parte de diseño de prototipo y entender necesidades para tener una buena gestión de recursos impulsando buenos resultas con flexibilización de requerimientos”, comenta la investigadora.

Proyecto innovador desde la U. de Santiago

La línea de investigación surge a raíz de la visita realizada a nuestra Casa de Estudios por el académico Dr. Moises Ferber de la U. Federal de Santa Catarina, quien en el marco de un encuentro AUGM, presentó en el 2017 un trabajo de compatibilidad en electromagnética que analiza como éstos pueden interferir un equipo u otro en un mismo circuito.

Con el estudio, la Dra. Acosta se percató de que ciertas variaciones en los parámetros de un circuito o de un elemento en un mismo sistema pueden interferir en los artefactos respecto a sus requerimientos en electromagnética, observando que se podía intentar modelar ese problema desde la teoría de control robusto.

Al proyecto se sumó como co-investigador, el académico de su mismo Departamento, el Dr. Humberto Verdejo Fredes, además del Dr. Ferber y estudiantes de Magíster en Ingeniería Eléctrica, comenzando el proyecto Dicyt titulado “Aplicación y desarrollo de técnicas de control robusto para el problema inverso en circuitos eléctricos lineales” a inicios del 2018.

Para trabajar en esta área y analizar parámetros, los ingenieros o profesionales suelen buscar un modelamiento matemático de sistemas, que permite hacer simplificaciones para poder diseñar soluciones, donde puede que algunos de los elementos de ese sistema no sean plenamente conocidos.

“Por ejemplo, si vamos a modelar el Transantiago como un sistema dinámico, la cantidad de pasajeros que pasa de un cierto tiempo no es exacta: no puedo afirmar que van a pasar tantos pasajeros por minuto, pero si puedo trabajar con estadísticas o asumir que ese parámetro podría tener un máximo y un mínimo, que es una variación paramétrica”, comenta la investigadora.

Para fines del actual proyecto, el equipo trabaja en variación paramétrica, que considera parámetros dentro de un límite, donde la Dra. Acosta busca analizar cómo puede actuar en ese sistema obteniendo una respuesta satisfactoria.

Innovadora App promete geolocalizar todos los lugares de nuestro Campus Único

Innovadora App promete geolocalizar todos los lugares de nuestro Campus Único

Gracias a un programa multidisciplinario del Centro de Investigación Smart City Lab de la Universidad de Santiago de Chile, el académico Pedro Palominos del Departamento de Ingeniería Industrial, Rodrigo Martín de la Escuela de Arquitectura y José Luis Borcosque, en conjunto con Gonzalo Castro, Matías Durán y Claudio Álvarez del Departamento de Ingeniería Geográfica, se encuentran trabajando en el desarrollo de una app para Smartphone que detallará el campus universitario, para mejorar la movilidad de la comunidad al interior del espacio físico con el que cuenta la universidad, el cual alcanza las más de 32 hectáreas.

La aplicación, que planea ser liberada a finales de año a la comunidad usachina, permitirá a los usuarios saber dónde se encuentran y guiarlos a sus destinos de búsqueda de salas, bibliotecas, e incluso, baños, lo cual facilitará en gran medida el tránsito efectivo al interior de la Universidad, reconocida por su único gran campus, que le ha dado el calificativo de ciudad universitaria. 

El Dr. Palominos menciona que esta es una idea que nace desde una situación cotidiana en donde “mucha gente no sabe cómo llegar a diferentes lugares de nuestro campus, sobre todo quienes llevan poco tiempo en la Universidad, por ello, a veces terminamos perdiendo mucho tiempo solo en encontrar una sala, una oficina o un servicio específico del campus”.

Gracias al apoyo de la SDT, Segic y los Departamentos de Ingeniería Industrial y Geográfica de la Facultad de Ingeniería, la plataforma ha logrado digitalizar el campus completo mediante al uso de un geolocalizador. Respecto a la App, el Dr. Palominos señala que “nos permite tener un grado importante de desarrollo usando las tecnologías disponibles en todos nuestros smartphones, y esto potenciará a la comunidad universitaria en su cotidiano quehacer”.

De esta forma, mediante un trabajo de excelencia, Smart City Lab espera impactar en la cotidianidad de la vida universitaria, avanzando hacia a una ciudad inteligente que espera facilitar el tránsito y el uso de los espacios, a través de la interdisciplinaridad y el trabajo colaborativo entre los miembros de la comunidad y quienes trabajan en la plataforma.  

Smart City Lab

El centro de investigación Smart City Lab es un espacio creado por la Facultad de Ingeniería, en donde también participan académicos de otras Facultades y Escuelas de nuestra Universidad. Tiene como fin la contribución en áreas que mejoren la calidad de vida de la ciudadanía, a través de un desarrollo tanto urbano como económico de forma sostenible y sustentable en el tiempo.

Así, Smart City Lab busca proveer diferentes mecanismos que logren la vinculación de los habitantes con su entorno, en el marco de su misión que espera “contribuir a una ciudad más integrada, inclusiva y con una mejor calidad de vida, usando de manera estratégica tecnologías de información para que sus habitantes sean protagonistas en decidir cómo la habitan y promoviendo una mayor coordinación territorial entre los órganos que la gobiernan”.

Experto de U. de Toronto aporta experiencia sobre innovación en la Facultad de Ingeniería

Experto de U. de Toronto aporta experiencia sobre innovación en la Facultad de Ingeniería

El Vicedecanato de Docencia y Formación Profesional y su programa de Armonización Curricular y Postgrados Tecnológicos, viene trabajando hace más de un año en el diseño de una trayectoria curricular para la formación de habilidades de innovación en los estudiantes.

Para ello, se contó con una Asistencia Técnica encabezada por el Dr. Kamran Behdinan y su equipo de la Universidad de Toronto, quienes visitaron la Facultad en 2017 y sostuvieron una serie de reuniones con actores relevantes de la planificación docente, tanto departamental como de Facultad, considerando la visión del proyecto Ingeniería 2030 y la necesidad de desarrollar tecnologías que  satisfagan a los mercados y a la sociedad.

En 2018, la planificación de la Asistencia Técnica contemplaba una segunda visita de la comitiva de la Universidad de Toronto, con el objetivo de trabajar directamente con los departamentos en workshops que permitieran identificar en qué momentos del ciclo curricular de la carrera, se trabajan las habilidades de innovación descritas en la asistencia. Fue así, como durante 4 días cada departamento pudo reflexionar sobre su propia malla, en un ejercicio supervisado por el Dr. Behdinan y por la Vicedecana de Docencia, Dra. Rosa Muñoz, acompañada del equipo del programa Armonización Curricular y Postgrados Tecnológicos, Cristián Cuevas y Marissa Urrutia.

El Dr. Behdinan resumió esta visita señalando que “la Facultad de Ingeniería tiene desafíos potentes que enfrentar y uno de ellos es involucrar a estudiantes y académicos dentro de un proceso multidisciplinario. Trabajar la malla curricular y la instalación de habilidades necesarias para conectar al estudiante con la industria, es un objetivo prioritario y de gran beneficio para ellos”.

Para la Vicedecana de Docencia y Formación Profesional, Dra. Rosa Muñoz, estos workshops fueron una oportunidad para contar con la calidad y experiencia de un gran académico. “Su dominio de la temática de implementación de trayectorias es muy valioso para nosotros y lo bueno es que logró involucrar a los académicos que trabajaron en los workshops. Se aclararon dudas y nos deja en muy bien pie para poder definir nuestra versión de la trayectoria curricular. Ahora cada departamento tiene que trabajar desde la perspectiva de la carrera y nosotros lo haremos como Facultad; próximamente los invitaremos a una siguiente etapa colectiva” sostuvo la Dra. Muñoz.

Intendenta de la RM valora esfuerzo de nuestra Universidad para impulsar innovación

Intendenta de la RM valora esfuerzo de nuestra Universidad para impulsar innovación

Durante los últimos años, la Universidad de Santiago (USACH) se ha adjudicado la mayor cantidad de recursos del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R)  para proyectos de innovación, con más de un 90% de éxito en su ejecución.

En ese contexto, la Intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar Barahona, señaló que la necesidad de continuar generando una relación virtuosa de mutua colaboración entre el Gobierno Regional y nuestra Casa de Estudios pues, a su juicio, se trata de una Institución de Educación Superior que “se ha caracterizado siempre por investigaciones aplicadas de excelencia que impactan en la sociedad”, precisó.

“Necesitamos más investigación aplicada que conecte de manera más efectiva con las áreas productivas, las autoridades competentes y la sociedad civil”, afirma la intendenta Rubilar, y para ello, sin duda, que uno de sus principales aliados es la Universidad de Santiago de Chile, “que ha demostrado tener un amplio conocimiento del territorio y de sus temáticas, caracterizándose por su buena performance en lo que a la iniónvestigación aplicada se refiere, fundamental para impulsar la innovación”.

Como ex estudiante de Medicina de la nuestro Plantel, la Intendenta Rubilar guarda los mejores recuerdos de lo que fue su época de formación profesional. “En la Universidad de Santiago yo aprendí buena parte de lo que sé del servicio público. De hecho, en la Escuela de Medicina era una parte importante de la enseñanza y del ambiente en general que se incubaba ahí”, recuerda.

-¿Cuál cree usted que es el rol que debieran tener las universidades en sus territorios?

-“Quiero destacar, en primer lugar, la trayectoria histórica de la Universidad de Santiago, que la posiciona entre las tres universidades más importantes del país. La U. de Santiago ha demostrado tener un amplio conocimiento del territorio y de sus temáticas, pero sin duda que existen aún muchos desafíos a abordar en cuanto a ser, como su nombre lo indica, “la” Universidad de Santiago. Eso, que la identifica, también la compromete a tener una presencia mayor en lo que sucede en su entorno inmediato y en la región”.

-¿Qué opinión tiene del trabajo de investigación que la Universidad de Santiago lleva adelante en la Región Metropolitana y otros territorios del país? (Ejemplo: Apoyo agricultura familiar a través de CECTA con aumento vida útil de alimentos listos para servir a la mesa en Región Metropolitana; rescate de humedales en Llanquihue; nuevos usos de la quínoa con productores de Región de O’Higgins; alimentos sin sellos en el Maule y Bio Bio, como longanizas, quesos y mermeladas; nueva forma de enseñar ciencias en Hornopirén, etc.)?

-“Tengo la mejor opinión. De hecho, la Universidad de Santiago se ha adjudicado la mayor cantidad de recursos del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional para proyectos de innovación. Podemos hablar de más de un 90% de éxito de la intervención con estos proyectos, que han ido a transferir conocimiento a diversas PYMES de la región. Porque si hay algo que caracteriza a la U. de Santiago es su buena performance en lo que a la investigación aplicada se refiere, fundamental para impulsar la innovación. La U. de Santiago tiene una larga experiencia en el trabajo con las pequeñas y medianas empresas, particularmente en las áreas de alimentación, manufacturas y emprendimiento, y esperamos que eso se mantenga y que obviamente se extienda a otras áreas donde necesitamos de más conocimiento y desarrollo”.

-Tras las reuniones que ha sostenido con autoridades de la Universidad de Santiago, ¿qué expectativas tiene de la alianza que se generará?

“Esperamos que se siga generando una relación virtuosa de mutua colaboración. Ustedes tienen muy claro que el trabajo de fortalecer lo productivo y transformar ciertas culturas empresariales, convenciendo a sus dueños de incorporar innovación para la competitividad. Eso es importantísimo para el desarrollo social y económico de la región, particularmente de acuerdo a las modificaciones de la Ley 19.175, que apunta a la descentralización de las regiones  y por ende al fortalecimiento productivo mediante la creación de una División de Fomento e Industria en el GORE y la creación del Comité Regional de Ciencia, Tecnología e Innovación”.

-¿Qué proyectos concretos quiere llevar adelante con colaboración de la U. de Santiago?

“En lo inmediato, como Gobierno Regional estamos analizando hacer un convenio con la Universidad en relación al Agua Potable Rural (APR) y otras áreas donde la Universidad tiene experticia y el capital humano para ser un real aporte al conocimiento de la región. De hecho, acaba de finalizar un proyecto que apunta a profesionalizar la venta de hortalizas en ferias libres -de la misma forma que en supermercados-, para lo cual se formará y transferirán capacidades a pequeños agricultores de la Región Metropolitana para que agreguen valor a sus productos. Y prontamente se iniciará la ejecución del proyecto ‘Planificación y Preparación Mina con Simulación Estocástica para Pequeña Minería’, que va a dirigido a fortalecer a las pymes mineras de la Región Metropolitana. Y, queremos que sigan participando activamente en los distintos fondos concursables regionales, ya que siempre vamos a apoyar proyectos que vayan en la línea de profesionalizar y mejorar lo hoy existente”.

-Finalmente, en su opinión de ex estudiante de la Universidad de Santiago, ¿cuáles son las fortalezas que tiene el Plantel  en materia de investigación y como aporte a la región?

-“En la Universidad de Santiago yo aprendí buena parte de lo que sé del servicio público. En la Escuela de Medicina era una parte importante de la enseñanza y del ambiente en general que se incubaba ahí. Es importante, por lo anterior, que las investigaciones no se queden enclaustradas en los ámbitos universitarios. Como señalé anteriormente, necesitamos más investigación aplicada que conecte de manera más efectiva con las áreas productivas, las autoridades competentes y la sociedad civil. La Universidad de Santiago tiene un camino avanzado, y en la medida en que siga profundizando en esa línea veremos más y mejores resultados en relación a su aporte a la región”.

U. de Santiago impulsa innovación social para recuperar humedal en el sur de nuestro país

U. de Santiago impulsa innovación social para recuperar humedal en el sur de nuestro país

“Este proyecto busca recuperar el humedal urbano El Loto mediante un prototipo innovador de descontaminación y un Laboratorio a Cielo Abierto complementario. Como Universidad pública no solo hacemos investigación de excelencia sino que queremos involucrarnos con nuestro entorno en una relación beneficiosa para ambos”, señala sobre este proyecto Astrid Seperiza, directora de Ceus Llanquihue, Centro de Estudios de la Universidad de Santiago dependiente de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación.

“El laboratorio no es solo para educar ambientalmente, sino para generar investigación ciudadana y colaborativa a través del diagnóstico y monitoreo de la iniciativa por parte de los propios vecinos”, complementa la directora.

El humedal El Loto conserva flora y fauna típica de la región, la que se ha visto amenazada y está en peligro por su ubicación en pleno centro cívico de Llanquihue. Es imperativo contar con medidas que permitan restablecer su desarrollo natural, más si se considera que ya, a nivel mundial ha desaparecido el 71% de las superficies de este tipo de ambiente ecológico.

“Esto es un beneficio intrínseco para nuestra comuna, ya que contamos con cuatro humedales de los cuales en un primer paso instalaremos estas BIOislas en el Loto, esto para ver su funcionamiento y efectividad en la oxigenación de sus aguas, lo que sin duda beneficiará la biodiversidad de su ecosistema”, argumenta el alcalde de Llanquihue, Víctor Angulo.

En una primera etapa las acciones irán dirigidas a recuperar el humedal a través de un innovador sistema de descontaminación; BIOislas, conocidas como “Floating Treatment Wetlands” a nivel mundial, creando hábitat flotantes que mejoran la calidad del agua por el mismo efecto de filtro natural de sus plantas.

El proyecto “BIOislas depurativas en Laboratorio a Cielo Abierto en el Humedal El Loto de la comuna de Llanquihue” cuenta con apoyo de Corfo, a través del programa “Prototipos de Innovación Social”. La iniciativa que tiene un año de duración, considera que el entorno urbano puede cambiar de amenaza a oportunidad, cuando la comunidad se involucra en su preservación. Por eso el rol de los vecinos es fundamental para el éxito de esta iniciativa.

Para  Sergio Vera, presidente de la Junta de Vecinos Villa Palena, es destacable el trabajo de la Universidad de Santiago con la comunidad. “Sabemos que este proyecto innovador tendrá un verdadero impacto en el humedal, limpiando las aguas y recuperándolo en todo su potencial. Esto nos hace proyectarnos  a otros humedales urbanos de Llanquihue, como Las Ranas y Poza Negra, que también necesitan un trabajo colaborativo como el que estamos desarrollando”.

El rol de las BIOislas

Tras el trabajo colaborativo con cada uno de los miembros de la comunidad, la Universidad de Santiago instalará en el humedal El Loto, las llamadas BIOislas, estructuras con una diversidad de plantas cuyo objetivo es limpiar de manera sustentable el lugar.

Al respecto, Mariana Muñoz, Ingeniera de Proyectos CEUS Llanquihue de la Universidad de Santiago, detalló que “el diseño de las BIOislas busca aumentar la capacidad depuradora del humedal, mediante la  incorporación de más superficie vegetal en el ecosistema especialmente en las entradas de aguas lluvias”.

Así en una primera etapa se realizará un diagnóstico del humedal El Loto, y en base a estos resultados se modificará el prototipo para disminuir la carga de nutrientes del cuerpo de agua. “Para el proyecto es muy importante la sustentabilidad de esta idea, y por lo mismo se propone una restauración integral, que combine aspectos sociales y medioambientales, esenciales para la pertinencia del trabajo que realizaremos en el territorio”.

Páginas

Suscribirse a RSS - Innovación