actualidad

Español

Especialista advierte falta de monitorización de actividad volcánica

Especialista advierte falta de monitorización de actividad volcánica

  • Para el especialista en geofísica, geología y geotermia de la Universidad, Alonso Arellano, la erupción del Calbuco sólo dejó de manifiesto que en Chile el control del comportamiento de los volcanes “es bastante precaria”. Asegura el experto, que aplicaciones usadas en dispositivos móviles o incluso la avanzada tecnología de los drones, podría ayudar a tener registros que aportaran en el cálculo de algunos datos.

 



Chile se ve nuevamente enfrentado a una catástrofe natural, que a estas alturas, parecen pan de cada día por estas tierras. Fue a principios de marzo cuando el Volcán Villarrica hizo erupción y los ojos del mundo se posaron sobre nuestro país. Luego, a finales de ese mismo mes, varios aluviones y cerca de una treintena de víctimas fatales, centraron la atención y la ayuda en Copiapó y sus alrededores.

A menos de un mes de dicha tragedia, el volcán Calbuco, en la región de Los Lagos, sorprendió con una erupción tras 54 años de latencia y se ha determinado, por parte de las autoridades, del estado de excepción constitucional y se decretó alerta roja a 20 kilómetros a la redonda del volcán y la evacuación de más de 4 mil personas, mientras la ‘pluma’ de cenizas amenaza a varias zonas del país y también de Argentina.

Pero si hace apenas un mes la atención estaba centrada precisamente en los cordones volcánicos del sur, ¿qué explica que lo del Calbuco haya sido tan sorpresivo?

Para el ingeniero experto en geofísica, geología y geotermia de la Universidad, Alonso Arellano, la respuesta está ligada directamente con la cantidad de instrumentos que están monitorizando los distintos volcanes. Tarea nada fácil, dice el académico, ya que Chile posee el 10 por ciento de los volcanes activos de todo el planeta.

El experto comenta que en países como México o en Centro América, él ha trabajado con equipos donde se invierten millones de dólares en equipos y en especialistas, en el estudio de los volcanes. “Allá se envían, durante 2 semanas o más, equipos de científicos, entre los que está geofísicos, geoquímicos, geólogos, vulcanólogos. Además de toda la instrumentación. Entonces hay recursos y personas preocupadas del tema”.

Sin embargo, advierte Alonso Arellano, “la situación chilena es bastante precaria. La inversión en monitorización es muy poca. Primero, porque los volcanes son muchos. Pero además, como no ha pasado nada trágico, con riesgo para la vida humana, se ha dejado de lado la monitorización”.

Y al parecer, ahí está la clave, ya que, según Arellano, “un volcán siempre avisa”. Explica que lo tradicional es que haya, al menos un ‘enjambre sísmico’, “debido a la presión que se genera en la cámara magmática. Eso va rompiendo lo que está en estado sólido y crea fracturas que, a su vez, generan sismos”. Es decir, las erupciones volcánicas “no debieran ser tan sorpresivas, porque si los tuviéramos monitorizados como corresponde, se verían esos aumentos de sismos”, lamenta.

Nuevas tecnologías

Sin embargo y entendiendo que el costo de los instrumentos especializados es muy elevado, el experto de la Universidad de Santiago, plantea que hoy existen soluciones paralelas.

Aplicaciones usadas en dispositivos móviles o incluso la avanzada tecnología de los drones, podría ayudar a tener registros que aportaran en el cálculo de algunos datos.

Igualmente, finaliza Arellano, “Chile debería aprovechar el satélite FASat- Charlie, cuya información y resolución es muy buena para la monitorización de volcanes chilenos. Toda esa tecnología unida, nos permitiría tener antecedentes de más bajo costo”.

Baja aprobación de autoridades se debe a poca credibilidad y mala conducción política

Baja aprobación de autoridades se debe a poca credibilidad y mala conducción política

  • El descenso en la encuesta Adimark de la Presidenta Bachelet es producto del desgaste del capital político de la Mandataría.  Así lo cree Marcelo Mella, cientista político y doctor en estudios americanos por la Universidad de Santiago de Chile. “Si  sumamos una falta de credibilidad transversal y una ausencia de relato o conducción de los partidos políticos, lo que tiene finalmente es un distanciamiento de la opinión pública respecto a la actividad política formal”, precisa.

 



Adimark, empresa dedicada a estudios de mercados y opinión pública, dio a conocer los resultados de su encuesta sobre evaluación de la gestión gubernamental, correspondiente al mes de marzo. En ella la aprobación  de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, registró un mínimo histórico de 31 por ciento y una desaprobación que alcanza los 61 puntos porcentuales. El Gobierno no se queda atrás, pues el  65%  de quienes contestaron el sondeo, reprueba su labor.

Según Marcelo Mella, cientista político y Decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Santiago de Chile, hay dos factores que determinan la caída del Ejecutivo en la encuesta. Primero, “sabemos que históricamente los Presidentes bajan en Chile hasta el tercer año, por lo tanto los semestres que tienen mayor desgaste son el primero del segundo y tercer año”, explica.

El segundo componente está marcado, según Marcelo Mella, por los problemas de corrupción o conflicto de interés “que finalmente le han quitado el apoyo blando que ha tenido la Mandataria en sus dos gobiernos”.   Ese respaldo -explica el académico- tiene que ver “con una credibilidad básica que la Presidenta genera, y que pone a su liderazgo en una situación muy distinta del resto de la clase política”, sentencia.

En ese sentido, algunos atributos personales de Bachelet, que siempre fueron bien evaluados por la ciudadanía, hoy inspiran rechazo. “Capacidad para enfrentar situaciones de crisis” y  credibilidad” con 51 % y 54 % respectivamente, son algunos de estos. Además, un 59% de los encuestados declara no confiar en la Presidenta. Significativa caída, pensando que en febrero pasado un 53% de quienes participaron en la medición, afirmaron lo contrario.

“Ese capital se encuentra erosionado seriamente por todos los sucesos que han ocurrido en el último tiempo”, dice Marcelo Mella. Agrega que el desgaste se produjo también, cuando el Gobierno no fue capaz de fijar una postura firme para salir de la crisis. “Hemos podido observar desde febrero hasta ahora, cómo la Presidenta ha oscilado entre apariciones que revelan el impacto personal que ha generado esta situación de crisis para ella, y lo que el país espera que sea una señal política robusta en términos de fortalecer la institucionalidad”, explica.  

Examen a la clase política

La clase política también fue objeto de escrutinio. 63 por ciento de los encuestados, desaprueba el trabajo de la Nueva Mayoría, y 74% el de la Alianza.  Poderes del Estado como el legislativo, también reprobaron. 75 por ciento de rechazo para el Senado y 77 para la Cámara de Diputados.

Los casos de corrupción política, acontecidos en el último tiempo, son de amplio dominio público. Según el sondeo, 97%, de quienes participaron, afirmaron conocer el ‘Caso Caval’ y 94% el ‘Caso Penta’. Asimismo un 74%  califica como “muy grave” al primero, y 86% piensa lo mismo del segundo. “Hoy en día tenemos una ciudadanía, no solamente en Chile sino en América Latina, bastante más sensible frente a estos temas”, dice Marcelo Mella.

La Nueva Mayoría y la Alianza también mantienen un bajo nivel de adhesión. 28 % y 16 % respectivamente grafican -según Marcelo Mella- una fuerte crisis en el relato de los partidos políticos, que repercute en su manejo. “Si usted  suma una falta de credibilidad transversal y una ausencia de relato o conducción de los partidos políticos, lo que tiene finalmente es un distanciamiento de la opinión pública respecto a la actividad política formal” afirma el investigador. Por eso -dice Mella- “no hay democracia fuerte sin partidos políticos fuertes”.

Como salir de la crisis

Frente a la relaciones irregulares entre dinero y política que se han hecho públicas recientemente, Marcelo Mella cree que lo que el país precisa son mecanismos fuertes y transparentes de financiamiento público para la actividad política,  “porque la ciudadanía tiene que entender que la democracia sana que se requiere, también necesita  un financiamiento estatal que equipare la  cancha entre los distintos jugadores, y con niveles superiores de transparencia de los que tenemos hoy en día”.

Advierten riesgo de habitar cerca de los antiguos conductos de relaves mineros

Advierten riesgo de habitar cerca de los antiguos conductos de relaves mineros

  • El académico de Ingeniería Civil en Minas, Omar Gallardo, considera que la situación actual de los tranques de relaves mineros en el país es estable, y no representa mayor riesgo para la población; pero no ocurre lo mismo con sus conductos naturales. De allí que hay que estar alerta ante posibles desbordes. El experto recomienda atender la situación de quienes habitan cerca de ríos, canales y otras vías.

 



Luego de las lluvias y aluviones que golpearon a las regiones de Atacama y Antofagasta, parte de la población en las zonas afectadas ha mostrado preocupación por el estado de los depósitos de relaves mineros, cercanos a lugares poblados.

Desde nuestra Universidad, el académico de Ingeniería Civil en Minas, Omar Gallardo, sostuvo que, si bien, Sernageomin informó que la situación de los tranques es estable, el desborde de los ríos que, antiguamente, sirvieron como ‘canaletas’ de los relaves, sí representa un riesgo para la población cercana.

El académico mencionó, como ejemplo, “el caso del río El Salado, cauce que estuvo seco por muchos años y que fue utilizado, hasta los años 90, como canaleta de tranques de relaves por Codelco”.

Según indicó el experto, el desborde de El Salado “pudo haber arrastrado elementos como pirita y sulfuros de fierro que con el tiempo se oxidaron y ahora, al agregar agua, producen aguas ácidas que son un riesgo para todos”.

Localidades como Llanta y el propio pueblo de El Salado, podrían haberse visto altamente afectadas por la contaminación minera, según indicó Gallardo.

“El llamado es a que la gente intente salir de esas zonas que, desde antes de las lluvias, ya estaban contaminadas, y que se radiquen en otras partes, porque, en el futuro, habrá lluvias similares y se presentará el mismo problema”, explicó el académico.  

No obstante lo anterior, el Ingeniero Civil en Minas, reconoció que en minería, actualmente, “se están haciendo las cosas bien”.

“Hoy los relaves están bien controlados. Han aguantado sismos y lluvias. El problema es la contaminación previa, de cuando no había control, además del rol de las autoridades que permiten que las personas se establezcan donde no deberían hacerlo”, puntualizó el académico de nuestra Casa de Estudios Superiores.

Vicerrector Sergio González: “Apoyarse en la comunidad es clave para superar trauma post catástrofe”

Vicerrector Sergio González: “Apoyarse en la comunidad es clave para superar trauma post catástrofe”

  • El vicerrector y también psicólogo de nuestro Plantel, Dr. Sergio González,  sostuvo respecto de la emergencia registrada en la zona norte que buscar apoyo en la comunidad, recurrir a las instituciones y contribuir en labores de ayuda, son acciones fundamentales para sobreponerse al estrés postraumático. “El generar lazos y redes de trabajo en conjunto, entre vecinos, es una forma eficiente para intentar superar estas situaciones tan graves”, recalcó.

 



¿Cómo sobreponerse al golpe psicológico tras una catástrofe como la registrada en el norte de Chile? El psicólogo y vicerrector de Vinculación con el Medio de nuestra Universidad, Dr. Sergio González, considera que uno de los principales pasos para hacer frente al estrés postraumático, es relacionarse con la comunidad.

“El generar lazos y redes de trabajo en conjunto entre vecinos, es una forma eficiente para intentar superar estas situaciones tan graves”, afirma el académico, enfatizando que  este tipo de tragedias “no se pueden afrontar desde el individualismo”.

Sergio González explica que, luego de hechos tan complejos como las inundaciones vividas en las regiones de Atacama y Antofagasta, con la consiguiente pérdida de vidas humanas y daño material, “en los afectados se desarrolla una sensación de trauma, de quiebre biográfico, de pérdida y de duelo que es necesario abordar en conjunto”.

Para el especialista, “centrarse en lo colectivo, en lo comunitario, y compartir el dolor con otros, es clave para superar el trauma. El ver que uno no está solo tratando de afrontar esta situación y aportar en la reconstrucción, da más energía para seguir adelante”, señala.

Según Sergio González, actualmente en Chile existe un debilitamiento de las redes locales. “Que los vecinos no se conozcan, que no interactúen cara a cara ni generen una red de protección mutua es una debilidad que impide abordar, de manera eficiente, emergencias tan graves como las que hemos visto. Reforzar la comunidad es un desafío que tenemos como país”, plantea el psicólogo del Plantel.

Finalmente, el académico valoró el “rol de acompañamiento” mostrado, por el gobierno, tras la emergencia en el norte.

“Que, por ejemplo, la presidenta se haya dado el tiempo de escuchar a la gente en situación de estrés post traumático, de carencia y de alta vulnerabilidad, es una señal sumamente relevante pues construye cercanía y transmite la preocupación por parte de quienes están a cargo del cuidado estructural de las personas afectadas”, afirma el vicerrector de Vinculación con el Medio, Dr. Sergio González.

Académico afirma que catástrofe en el norte “es producto de una falta de cultura geográfica y climática”

Académico afirma que catástrofe en el norte “es producto de una falta de cultura geográfica y climática”

  • Para el académico Jonás Figueroa, experto en urbanismo de la Escuela de Arquitectura, los graves efectos destructivos que han provocado las lluvias y aluviones en la zona norte del país se deben, principalmente, al desconocimiento de los trazados hídricos naturales. O sea, “una falta de cultura geográfica y climática”. Ejemplifica que “hace años, en Chañaral se registró una gran avalancha, similar a la de estos días; pero esos antecedentes no fueron tomados en cuenta por la población, ni la autoridad”.




Siete víctimas fatales, 22 desaparecidos, 760 damnificados y 5.576 personas albergadas, son las cifras dadas a conocer ayer (jueves)  por la Oficina Nacional de Emergencia, tras la catástrofe producida en las regiones de Antofagasta y Atacama, a raíz de un inusual frente meteorológico.

Fue un Núcleo Frío en Altura lo que provocó intensas lluvias que, a su vez, causaron aluviones, desbordes de ríos, bloqueos de carreteras, derrumbes de puentes y cortes de energía eléctrica, entre otras graves consecuencias para la población.

A juicio del académico de la Escuela de Arquitectura y experto en urbanismo de nuestra Casa de Estudios, Jonás Figueroa, esta tragedia se debe, en parte, a “una falta de cultura geográfica y climática” existente en la zona y en todo el país.

“Las aguas tienen memoria, siguen sus cauces históricos ya trazados; pero es el individuo el que olvida la presencia de las aguas”, afirmó Figueroa.

Agregó que “en el río Salado, en Chañaral, hace años se había registrado una gran avalancha de agua, similar a la reciente, y esos antecedentes no fueron tomados en cuenta por la población ni la autoridad”.

“Pensamos que porque no pasaba agua por el río hace 18 años, nunca más iba a pasar. Y hoy vemos cómo ocurrió esta tragedia”, señaló el académico.

En opinión del especialista, “debido al cambio climático, estamos experimentando fenómenos muy complejos, que nos hacen dudar de los conocimientos que teníamos sobre el clima y su efecto en la geografía”.

El académico de nuestro Plantel llamó, además, a “tener conciencia respecto a nuestros ríos, canales y esteros”, con el fin de evitar nuevas catástrofes de este tipo.

“Es necesario que tengamos conocimiento de los antiguos trazados hídricos, naturales y artificiales, por donde puede desplazarse el agua. (…) Debemos mantener limpios los cauces, que no siempre llevan piedras, barro y arena, sino que a veces basura y escombros. Ese tipo de situaciones es inaceptable”, enfatizó el académico de la Escuela de Arquitectura.

Ochenta sismos por hora causa sistema de fallas entre los volcanes Copahue y Villarrica

Ochenta sismos por hora causa sistema de fallas entre los volcanes Copahue y Villarrica

  • De acuerdo a la información entregada por Sernageomin, solo entre el mediodía del lunes y la tarde de ayer, el volcán Copahue (Región del Biobío), causó mil 250 eventos sísmicos, con un promedio de ocurrencia de 80 por hora. “No es de extrañar que el Copahue y el Villarrica muestren fases eruptivas, pues en la zona sur del país existe un sistema de fallas que está muy ligado”, explica el profesor asistente del Departamento de Ingeniería en Minas, Alejandro Sánchez. 

 



El Servicio Nacional de Minería y Geología (Sernageomin) informó ayer (martes 24) que el volcán Copahue ha presentado un aumento “significativo” en su sismicidad.

El informe detalló que el macizo -ubicado en la región del Biobío- ha causado un total de mil 250 eventos sísmicos, durante las 24 horas anteriores a la emisión del comunicado, con un promedio de ocurrencia de 80 eventos por hora.

Para el profesor asistente del Departamento de Ingeniería en Minas de nuestra Universidad, Alejandro Sánchez, esta actividad puede estar relacionada con lo que ocurre 187 kilómetros más al sur, en el volcán Villarrica (región de La Araucanía).

“No es de extrañar que el Copahue y el Villarrica muestren fases eruptivas, pues en la zona sur del país existe un sistema de fallas que está muy ligado, de una u otra forma”, explica el profesor.

Sánchez indicó que el Copahue, volcán cuyo nombre en mapudungún significa “lugar de aguas sulfurosas”, ha presentado una intensa actividad desde el gran sismo 8,8 registrado en 2010.

“Dos años después del terremoto, el Copahue hizo erupción, algo que fue normal para los científicos pues, estadísticamente, tras un gran movimiento telúrico suele hacer erupción un volcán. En este caso, fue el Copahue que, en adelante, mantuvo un ciclo eruptivo que nunca se extinguió del todo”, indica el experto. 

Además -según señala Sánchez- la réplica de 6,3 grados registrada con epicentro en Cobquecura hace una semana, también podría haber contribuido al aumento en la sismicidad de ambos volcanes.

“Está todo muy ligado. Las cadenas volcánicas en la zona sur están todas en una línea. Pertenecen a un sistema de fallas de miles de kilómetros que, de alguna manera, están ligadas. Y, sobre todo si en el entorno hay actividad geológica como sismos fuertes, se produce movimiento de magma que puede afectar a uno o más volcanes”, apunta Alejandro Sánchez.

Lamentablemente, según indica el especialista de nuestra Casa de Estudios Superiores, aún no es posible prever con precisión el desarrollo futuro de la actividad volcánica, por lo que, lo recomendable es seguir las instrucciones de los organismos de emergencia; sobre todo aquellos de carácter científico como Sernageomin que ha resuelto mantener la alerta amarilla en el Copahue.
 

Académicos: El Estado debe proyectar soluciones a largo plazo y, de ser necesario, crear un Ministerio del Agua

Académicos: El Estado debe proyectar soluciones a largo plazo y, de ser necesario, crear un Ministerio del Agua

  • Con motivo de la conmemoración del Día Internacional del Agua, cuatro especialistas e investigadores de nuestra Universidad, dedicados a distintos aspectos relacionados con este recurso, insisten en que el país debería proyectar soluciones a largo plazo, en el actual contexto tecnológico y social.
  • Aldo Saavedra, de la Facultad de Ingeniería, insta a centralizar las políticas para el aprovechamiento y preservación con la posibilidad de crear un Ministerio del Agua.
  • María Angélica Rubio, de la Facultad de Química y Biología, espera que se tomen las medidas pertinentes para superar las crisis por sequía.
  • Por su parte, Jonás Figueroa, de la Escuela de Arquitectura, alerta sobre la expansión inmobiliaria en áreas de impacto, como riberas y costas.
  • Santiago Peredo, de la Facultad Tecnológica, remarca la importancia del apoyo para la mejora de las prácticas en la agricultura.

 




En 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas propuso el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua, y desde entonces, cada año se destaca un aspecto diferente en relación a este recurso que para muchas comunidades, sigue siendo escaso.

Atendiendo al llamado que hace la ONU en esta fecha, para debatir cómo debemos gestionar los recursos hídricos en el futuro, cuatro académicos de nuestra Universidad, cuyas áreas de desempeño se relacionan directa o indirectamente con el uso del agua, coincidieron en que se trata de un tema prioritario para el desarrollo del país y que debe planificarse de manera nacional y sistémica.

Aldo Saavedra, del Departamento de Ingeniería Química, remarca que aunque hace 15 años que se adscribió la Declaración del Milenio de Naciones Unidas, firmada por 189 estados miembros , incluyendo a Chile, no se ha cumplido el compromiso global para reducir a la mitad el porcentaje de personas que carecen de agua potable o no tienen acceso a costearlo. Según un informe recientemente emitido por Unesco, todavía quedan en el mundo 748 millones de personas que no tienen acceso a agua preservada de contaminación y las primeras víctimas de esta situación son los pobres, los marginados y las mujeres. La propuesta de la ONU es que el tema se aborde a nivel regional, nacional y local.

“Lamentablemente, lejos de superar el problema, aumenta la escasez, y en el caso de nuestro país, la situación se está tornando dramática”, explica el profesor Saavedra, quien ha participado en reuniones y debates sobre este tema, donde se estima que desde la Región de Coquimbo al norte, ya no se trata de sequía, sino “derechamente de desertificación, que es un problema mayor”.

¿De quién es el agua?

El investigador de la Facultad de Ingeniería explica que hay aspectos relevantes para este tema en Chile, como la propiedad y uso de las aguas que se emplean en riego, procesos productivos y consumo humano. “El Código de Aguas, que data de 1981, básicamente le entregó al mercado el aprovechamiento de las aguas, asignando derechos de uso en forma gratuita y a perpetuidad, lo que, a mi juicio, es un hecho insólito. Este Código se debe terminar o ser profundamente modificado, porque no resuelve los problemas actuales; más aún, ha concentrado en pocas manos el usufructo de los recursos hídricos”.

Otro tema que el Dr. Aldo Saavedra propone para un profundo debate, se relaciona con la desalación del agua del mar, que no está integrado al Código de Aguas. “Es un tema grave y requiere de urgente análisis, ya que no existe marco legal y normativo que reglamente el uso de las aguas marinas”, alerta explicando que actualmente las plantas desalinizadoras existentes en Chile responden a iniciativas privadas. “La pregunta importante es ¿a quién le pertenece el agua de mar del borde costero?”.

No obstante, luego de la reglamentación para la construcción y uso de plantas desalinizadoras, le corresponde al Estado tomar la dirección del desarrollo a gran escala, orientado a una política de desalación, con energía de fuentes renovables no convencionales, que también contemple la salmuera residual de estas plantas. “Hablamos de cientos de miles de toneladas al día, ya que en mundo actualmente se están produciendo sobre 85 millones de toneladas de agua dulce  a partir de agua de mar. Es un tremendo tema”, acota.

El Dr. Saavedra propone centralizar toda la gestión, uso,  estudios y decisiones sobre el tema de los recursos hídricos. “Lo que cabe, es constituir es un organismo estatal único. Estamos en una situación grave de crisis y se ha hablado sobre la creación de una subsecretaría de recursos hídricos, pero probablemente en este contexto, pudiera ser casi un ministerio”.

De embalses y napas

Por su parte, la académica de la Facultad de Química y Biología e investigadora del área Física Química de Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología (Cedenna), María Angélica Rubio, concuerda en que hace falta una proyección a nivel nacional de este tema. “Creo que el gobierno, no ha avanzado, quizá por falta de recursos, pero no tiene una política a largo  plazo para enfrentar los ciclos climáticos como El Niño, La Niña y los años neutros”.

La Dra. María Angélica Rubio propone mecanismos para aprovechar las aguas provenientes de las lluvias, que hasta ahora se pierden y no se implementa tecnología para almacenarlas. “Considerando las estadísticas de años secos, se deberían implementar una política de desarrollo de embalses o  mini embalses orientados a facilitar el regadío y asegurar el aspecto productivo y económico, permitiendo que agua le llegue a la gente”, señala.

Además, la investigadora recalca que debido al aumento en el uso de las aguas del subsuelo, estas reservas se están agotando y cada vez se deben cavar pozos más profundos (superando los 30 m.), con la complicación de que estas aguas contienen metales tóxicos, como arsénico y cadmio.

“Como químicos, tenemos un proyecto Corfo y una línea investigativa a través de Cedenna, en que tratamos de extraer algunos de estos metales. Ahora estamos en una segunda etapa para crear sistemas caseros de filtración, y ayudar a la población, pero eso sirve siempre que haya agua”, explica la académica.

 Hasta ahora, la Dra. Rubio explica que las empresas de agua, en conocimiento de esta condición, diluyen las aguas de pozos muy profundos con aguas tomadas de fuentes no contaminadas, como el Río Maipo, por ejemplo, con el objetivo de alcanzar la norma y cumplir con los niveles seguros para las comunidades.

Explosión inmobiliaria

Por su parte, el académico de la Escuela de Arquitectura y presidente de la Asociación Chilena de Urbanistas, Jonás Figueroa sentencia que “no podríamos afirmar que este Día Mundial del Agua ha sido un motivo de celebración. Por el contrario, a los conflictos surgidos en el enfrentamiento de las comunidades con las empresas mineras por la disponibilidad del recurso, se suman otras situaciones que afectan la calidad y el abastecimiento del agua”, sentencia.

El arquitecto explica que “el estado en que se encuentran las riberas de los cursos fluviales del país, debiese motivar la atención de la sociedad”,  con el fin de evitar situaciones que transformen estas piezas naturales en depósitos de basura. Y sumado a ello, critica “el débil control que ejerce la autoridad municipal sobre los efectos nocivos de la explosiva ocupación inmobiliaria del litoral central, motivados por un modelo de desarrollo urbano que destruye con poca sensibilidad ambiental la barra marítima y los humedales, lugares de una fauna y flora particular de gran riqueza natural y paisajística”.

El urbanista coincide con los demás académicos en que “se echa en falta una política nacional del agua y un plan nacional hidrológico, que pongan las reglas claras sobre la gestión de un elemento natural, cuya disponibilidad está siendo alterada drásticamente por eventos climáticos, por el modelo económico y la legislación imperante, también por la escasa atención que presta la sociedad sobre estos temas”.

Educación y Responsabilidad

El Director de Departamento de Gestión Agraria y director del Diplomado en Educación para el Desarrollo Sustentable del Programa RSU, Santiago Peredo, pone de relieve que aunque existen iniciativas para incentivar el uso sustentable del recurso entre los ciudadanos, “la idea es que cada actor social cumpla la cuota de responsabilidad que le toca, pero esto no tiene sentido, si los grandes usuarios de agua, como la minería y la agricultura, no cumplen su parte”. Pone como ejemplo lo “ridículo” que sería pedir a los habitantes de Caimanes que realicen un ahorro de agua, cuando la minera Los Pelambres alteró el curso fluvial en la cuenca del Choapa.

En lugar de eso, el ingeniero agrónomo propone que el gobierno inicie campañas de información,  acceso y educación para la mejora de las prácticas en el área de la agricultura, una de las que mundialmente utiliza más recursos hídricos.

A juicio del académico se pueden promover estrategias que permitan hacer más eficiente el regadío y el uso de fertilizantes orgánicos para conservar las napas subterráneas libres de fertilizantes sintéticos. “El correcto uso, evitaría que el excedente contamine los pozos de agua, así como difundir sistemas de riego que mejoren la estructura del suelo. Es una mirada sistémica, que contempla una serie de prácticas concretas que en muchos casos, no se implementan, porque los agricultores, sobre el 50% en este país, no acceden a ellas por una cuestión económica. Entonces debería haber incentivos o subsidios, que permitan manejos agrícolas sustentables”, finaliza Peredo.

Dr. Fernando Estenssoro llama a concretar propuestas “para evitar una crisis política mayor”

Dr. Fernando Estenssoro llama a concretar propuestas “para evitar una crisis política mayor”

  • El académico del Instituto de Estudios Avanzados de nuestro Plantel, y magíster en Ciencia Política, Dr. Fernando Estenssoro señaló que iniciativas como el Consejo Asesor Presidencial contra la corrupción, “van por el buen camino”. Sin embargo, añadió que estas propuestas deben plasmarse en leyes concretas. “Si la clase política no toma conciencia que debe demostrar capacidad de resolución en esta materia, el país podría entrar en una situación política muy perversa”, agregó el analista.




Frente a la crisis política generada por casos como Penta, Caval y Soquimich, el gobierno ha adoptado una serie de medidas con el propósito de fomentar la transparencia en Chile.

Entre estas iniciativas se encuentra la creación de un Consejo Asesor Presidencial contra la corrupción y la reciente firma de un “instructivo presidencial sobre buenas prácticas en materia de declaración de intereses y patrimonio”.

En este contexto, el académico del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de nuestra Universidad, y magíster en Ciencia Política, Dr. Fernando Estenssoro, valoró los pasos dados desde La Moneda, pero formuló un llamado a plasmar estas propuestas “a través de leyes concretas”.

“(La creación del consejo anticorrupción) me parece una excelente iniciativa que debió haber sido adoptada con anterioridad. Lo lamentable es que tengan que ser estos escándalos los que sensibilicen al país para que, finalmente, la clase política avance en estas materias”, afirmó Estenssoro, agregando que, lo positivo de la crisis de credibilidad política, “es que permite avanzar en la creación de una nueva institucionalidad que promueva la transparencia; aspecto fundamental para la convivencia democrática”.

“Lo importante, ahora, es que lo que se decida en el consejo, se transforme en algún tipo de institucionalidad y se otorguen recursos para cumplir una acción de control permanente. De lo contrario, nuevamente, nos quedaremos solo en las ideas”, enfatizó el académico.

A juicio de Estenssoro, “si la clase política no toma conciencia de que debe actuar y demostrar capacidad de resolución en esta materia, el país podría entrar en una situación política muy perversa”.

“Cuando no se respetan los procesos democráticos y la clase política empieza a actuar de tal forma que la aceptación de la ciudadanía es cada vez menor; aumenta la desconfianza y el descontento y es la democracia la que se empieza a desmoronar. Eso puede llevar a situaciones insospechadas, como lo que pasó en Italia, donde la corrupción permeó a la Iglesia y a los partidos políticos, y enseguida aparecen payasos como Berlusconi”.

“El populismo de la peor especie es una de las posibilidades que se abre cuando el desencanto de la ciudadanía con la clase política alcanza niveles demasiado altos, y cuando ven que su clase política no es capaz de superar el problema. Eso es lo que debemos evitar con medidas concretas y permanentes”, subrayó el magíster en Ciencia Política de nuestro Plantel.
 

Experto y el volcán Villarrica: organismos científicos “han actuado del modo indicado”

Experto y el volcán Villarrica: organismos científicos “han actuado del modo indicado”

  • Ante la reactivación de la actividad del macizo en la Región de La Araucanía, el geólogo y profesor asistente del Departamento de Ingeniería en Minas, Alejandro Sánchez, llamó a la población a confiar en los organismos científicos, “pues han actuado del modo indicado en emergencias anteriores”. Asimismo, el especialista explicó que el mayor riesgo para la población, frente a una eventual erupción, sería el derretimiento de glaciares y posibles aluviones.

 




Luego de decretar alerta naranja por el aumento en la actividad del volcán Villarrica, el Servicio Nacional de Geología y Minas (Sernageomin), proyectó que el macizo podría presentar una “erupción débil” en las próximas horas, de manera similar a lo ocurrido el pasado 3 de marzo.
 
Ante esta situación, el profesor asistente del Departamento de Ingeniería en Minas de la Universidad de Santiago, Alejandro Sánchez, hizo un llamado a seguir las instrucciones de los organismos de emergencia y, principalmente, de los organismos científicos.
 
“Desde la erupción del volcán Chaitén en adelante, el Sernageomin ha tomado las precauciones correctas. Hay que recordar que en ese momento se ordenó evacuar la ciudad y así se hizo, lo que evitó que las personas sufrieran algún daño. Y luego, cuando se decretó esta alerta en marzo, posteriormente vino una erupción con cierto grado de explosividad, por lo tanto también fue una decisión correcta”, señaló Sánchez.
 
El experto calificó, además, como adecuada la medida de evacuar las zonas cercanas al cráter y suspender las clases en Pucón y Villarrica.
 
“El llamado es a obedecer las alertas oficiales, pues los organismos han actuado de manera correcta, sobre todo los de carácter científico, en este caso, el Sernageomin”, agregó el profesor.
 
Finalmente, el geólogo, advirtió que ante el eventual caso de una erupción mayor, el principal riesgo no lo constituye la lava, sino el derretimiento de glaciares y los posibles aluviones.
 
“Cuando un volcán como el Villarrica hace erupción, la lava sale a una temperatura superior a los 700 grados Celsius, lo que derrite fácilmente los glaciares que están en la cumbre del cerro y, a su vez, generan grandes flujos de agua: lahares que se desplazan a gran velocidad por los cauces y que arrasan todo lo que esté en las quebradas, por ejemplo”, explicó Alejandro Sánchez. 
 
“Por lo general la lava avanza más lentamente y da tiempo para reaccionar, en cambio el derretimiento de hielos es más riesgoso y ya ha afectado a la población. Ante ese riesgo, lo principal es obedecer las indicaciones de la autoridad”, concluyó el profesor asociado asistente del Departamento de Ingeniería en Minas de la Universidad de Santiago, Alejandro Sánchez.

Meteorólogo atribuye altas temperaturas de marzo al calentamiento global

Meteorólogo atribuye altas temperaturas de marzo al calentamiento global

  • Álvaro Mauro, especialista de nuestra Universidad en el tema, explicó que las máximas alcanzadas durante esta semana no son esperables para este periodo del año, pero son parte de una progresión que supone pocas precipitaciones; no obstante, la esperanza está puesta en la aparición del fenómeno de El Niño. “Ha sido una tendencia de los últimos 15 años, que se ha ido intensificando, sobre todo desde 2011”, y que se condice con el calentamiento global, según explicó.

 



Para el meteorólogo de nuestra Universidad, Álvaro Mauro, las altas temperaturas registradas en los últimos días, con máximas que han superado incluso los 35 grados Celsius, dan cuenta de un aspecto preocupante que se ha incrementado en los últimos años y que él atribuye al calentamiento global.

“Lo importante es que los valores se mantienen altos, no sólo en las máximas, sino también en las mínimas, lo que ha elevado el promedio. El calor se percibe todo el día”, sostuvo el especialista acotando que es posible identificar este fenómeno desde hace más de una década. “Ha sido una tendencia de los últimos 15 años, que se ha ido intensificando, sobre todo desde 2011”, y que se condice con el calentamiento global.

El profesional reveló que según cifras de la NOAA (agencia de Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos), la primera década de este siglo, fue una de las más calurosas y el 2010, uno de los años más cálidos. Sin perjuicio de esto, “se mantiene la tendencia de años cálidos desde el 2011 hasta la fecha”, y no se ven matices indicando que la situación se vaya a revertir.

Respecto de las altas temperaturas, como la de este martes 10 que en la capital superó los 35 grados, el especialista insistió que se van a mantener. “Lo más preocupante y que sí nos debería llamar la atención, es que los valores se mantienen altos en promedio”, sentenció.

El meteorólogo explicó que una de las consecuencias podría ser la falta de lluvias, lo que se relaciona con los desplazamientos de temperaturas que se asocian al cambio global y que significarían que las tierras de cultivo se tendrían que mover hacia el sur. “Se trata de periodos largos, décadas, donde la tendencia se mantiene. Las precipitaciones continúan bajas y aunque pensábamos que el año pasado íbamos a terminar con la sequía, aún no son suficientes, sobre todo en regiones como Atacama y Coquimbo”, acotó.

Esperando a El Niño

La esperanza de Álvaro Mauro está depositada en el impacto que el fenómeno de El Niño pueda tener en nuestras costas. Sin embargo, aún no es un escenario certero, ya que si bien la NOAA detectó un aumento en la temperatura del Pacífico cercana a los 0,6 grados Celsius que atribuyó a este fenómeno, la cifra es aún muy débil y el meteorólogo recomienda esperar.

“Si la NOAA está proyectando un fenómeno de El Niño, no creo que sea muy fuerte. Se habla hasta de un 60 por ciento de efecto, un poco más del promedio, pero diría que hay que esperar unos dos meses para verificarlo. Sería ideal para nuestro país que se presentara este fenómeno, porque implica lluvias. En ese contexto, deberíamos estar expectantes, porque es muy prematuro aún”, señaló.

El fenómeno de El Niño corresponde a una oscilación en las masas de agua del Pacífico del Sur, debido al ingreso de una masa cálida por el norte que altera la temperatura de la corriente de Humboldt. Para el sector pesquero no es un buen periodo, ya que disminuye el número de capturas, pero en términos climáticos, genera más nubosidad y, por lo tanto, más precipitaciones, “en ese contexto nos vendría bastante bien”, explicó el especialista.

Páginas

Suscribirse a RSS - actualidad