ingeniería

Español

Magíster en Ciencias de la Ingeniería, mención Ingeniería Mecánica, invita a conocer programa de alto nivel académico

Magíster en Ciencias de la Ingeniería, mención Ingeniería Mecánica, invita a conocer programa de alto nivel académico

El programa de Magíster en Ciencias de la Ingeniería, mención Ingeniería Mecánica, de la Universidad de Santiago de Chile, tiene como objetivo formar investigadores en el campo de las Ciencias de la Ingeniería Mecánica, a partir del fomento de la investigación tecnológica mediante la transferencia de conocimientos y el desarrollo e implementación de herramientas computacionales y de metodologías experimentales aplicadas a la Ingeniería Mecánica.
 
Así lo señala la presentación oficial de este programa dependiente del Departamento de Ingeniería Mecánica, cuyo objetivo es principalmente académico, aunque, como explica su director, Dr. Diego Vasco Calle, también permite el desarrollo de iniciativas vinculadas al sector productivo.
 
“Nuestros egresados no solamente se destacan en programas de doctorado o como académicos de diferentes universidades, sino que también muchos de ellos trabajan en el sector productivo, por ejemplo, en el diseño de equipos, laboratorios o centros de investigación. También han fundado sus propias empresas de servicios de alta ingeniería”, detalla el académico, respecto a este Programa que, entre 1997 y 2019, ya ha titulado a 120 profesionales de excelencia. 
 
Precisamente, para dar a conocer las características del Magíster en Ciencias de la Ingeniería, Mención Ingeniería Mecánica, se realizará hoy miércoles desde las 11:30 horas una presentación online, donde el director del programa abordará los requisitos de ingreso, plan de estudios, áreas de investigación y becas disponibles. 
 
Posteriormente, profesores presentarán sus líneas de investigación. Al finalizar la exposición, los asistentes podrán realizar todas las consultas pertinentes.
 
Esta iniciativa de difusión es extendida a estudiantes de Ingeniería Civil y Ejecución de cuarto año en adelante, ingenieros titulados y otras carreras afines.
 
Para confirmar asistencia, se solicita inscripción en el siguiente formulario: https://forms.gle/6iGzd9QVAbzS55QL7
 

Ingeniería Usach aporta soluciones innovadoras en salud tras convenio con Instituto Nacional del Cáncer

Ingeniería Usach aporta soluciones innovadoras en salud tras convenio con Instituto Nacional del Cáncer

En el marco de la actual contingencia sanitaria y acorde a los trabajos de distintos laboratorios, centros y recintos educacionales, el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago y el Instituto Nacional del Cáncer (INC), acordaron un convenio de colaboración que pretende brindar mayor seguridad al personal de la salud y a los pacientes oncológicos de la institución por medio de diversos elementos de innovación desarrollados en nuestra Casa de Estudios.

Esta iniciativa nace bajo la necesidad de las partes involucradas en buscar alianzas que permitan brindar soluciones innovadoras, tecnológicas y de bajo costo las que, con sus desarrollos, doten al personal de salud con elementos de protección particular dirigidos principalmente a la seguridad y los cuidados requeridos en la actualidad. 

De esta manera, el acuerdo radica en generar una cartera de proyectos de innovación aplicables al INC, involucrando así un proceso de educación y levantamiento de problemáticas del área.
Los acercamientos entre ambas partes se lograron gracias a la fabricación de Pro Mascara 3D, una mascarilla desarrollada por el equipo de trabajo de Pre Crea, liderado por Franco Lisboa y Gissele Morales, ingenieros de la Universidad de Santiago quienes, junto al apoyo del Centro de Innovación, definieron un prototipo que se adapta a las necesidades y cuidado requerido por el personal del Instituto y de la población en general.

Para Alejandro Gutiérrez, director del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, los trabajos desarrollados en esta mascarilla sobre la base de la impresión 3D se adaptan a los cuidados personales requeridos en un establecimiento de salud como el Instituto Nacional del Cáncer, dando así el “puntapié” inicial a los desarrollos innovadores, de esta sociedad establecida.
“Después de un gran esfuerzo y reuniones de alianzas y asesorías, logramos arribar a compromisos que nos permitirán lograr el objetivo planteado inicialmente. Contribuimos activamente para que esta tecnología se encaminara como un proyecto factible y se estableciera como punto de inicio dentro de este convenio con el INC”, explicó.

Isabel Margarita Abarca, subdirectora médica de desarrollo institucional del Instituto Nacional del Cáncer, comentó que este convenio promueve alianzas estratégicas que fortalecen el trabajo conjunto en materias de investigación, desarrollo e innovación. “Queremos trabajar en una agenda de colaboración que pueda materializarse con proyectos específicos de investigación e innovación en salud, y que apunten al mejoramiento de la atención de los pacientes oncológicos, foco de nuestra institución pública de salud. Este proyecto de mascarillas sería el primer esfuerzo conjunto de materialización de esta colaboración”, precisó.

Para el Instituto Nacional del Cáncer, esta iniciativa es de suma importancia ya que los principales resguardos que se tienen dentro de la institución van dirigidos a la seguridad y cuidado de sus pacientes oncológicos y a sus funcionarios que deben brindar la continuidad en la atención de cada caso. En este sentido, el nivel de protección y el tiempo en este tipo de situaciones, pueden significar una mejora o deterioro significativo dentro de la salud de una persona.

Sobre los distintos trabajos realizados a raíz del Coronavirus, Isabel Margarita Abarca destacó la reacción de las diferentes entidades que han querido ser parte de la solución de este problema. “Un aspecto positivo es ver que distintos sectores no se han quedado inmóviles, sino que por el contrario han reorientado sus recursos, conocimientos y experiencia para aportar en la búsqueda de soluciones conjuntas y colaborativas, eso es muy esperanzador respecto del futuro”.

Además de sus trabajos en el cuidado y tratamiento de pacientes de alta complejidad del cáncer, el INC cumple con funciones docentes en la formación de recursos humanos especializados en oncología e investigación, promoviendo la generación de conocimientos vinculados a la materia; aspectos que se verán favorecidos con esta alianza.

Seminario web organizado por nuestro Plantel abordó nuevos desafíos globales para la Ingeniería

Seminario web organizado por nuestro Plantel abordó nuevos desafíos globales para la Ingeniería

Organizado por la Facultad de Ingeniería y el Centro de Estudios del Futuro (CEF) de nuestra Universidad, este miércoles se realizó el seminario web, denominado “Una mirada al futuro de la ingeniería en Chile y el mundo frente a los cambios globales”.

El encuentro, que fue transmitido a través del Fanpage de la Unidad Mayor y el canal en Youtube de CEF Usach, contó con un destacado panel integrado por la Premio Nacional de Ciencias Exactas 2019, Dra. Dora Altbir; el Científico Principal en Negocios, Innovación y Prospectiva del Centro de Investigación Técnica VTT de Finlandia, Rafael Popper; el presidente del Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia, Sergio Bitar, junto al presidente de la Comisión de Prospectivas del Instituto de Ingenieros de Chile, Jorge Yutronic.

En la instancia, los expositores, presentados por el decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, y el director del CEF, Víctor Caro, compartieron su visión especializada respecto a cómo, desde la ingeniería, debiesen abordarse los cambios para el mundo que viene.

Durante su alocución, el ingeniero y ex ministro Sergio Bitar, contextualizó estos retos en el Chile actual, considerando que el país se encuentra “rezagado” en materia de desarrollo.

“Tenemos una velocidad de mejoramiento de la productividad que ha ido cayendo, con una ausencia de visión de prioridades respecto a dónde concentrar el desarrollo productivo hacia delante, y una falta de capacidad de resolver problemas nacionales y globales concretos”, sentenció.

En este terreno, a juicio de Bitar, se torna “imprescindible” enseñar a las y los futuros ingenieros “a pensar en incertidumbre”.

Una segunda tarea identificada por el exministro es “pensar lo público, las estrategias nacionales, las prioridades sociales y económicas; tener una formación ciudadana que permita identificar problemas y resolverlos”.

A su vez, el científico Rafael Popper, estructuró su ponencia sobre la previsión de cambios globales sociales, económicos ambientales, geopolíticos, científicos y tecnológicos que describió en detalle.

Desde su visión, el futuro estará definido por el auge de las plataformas digitales, la necesidad de aprender constantemente y de crear modelos de referencia para desarrollar sistemas de producción efectivos, así como la tendencia a una visión de manufactura como servicio y producción cercana a los clientes.

Nuevas habilidades

En tanto, el presidente de la Comisión de Prospectivas del Instituto de Ingenieros de Chile, Jorge Yutronic, identificó cuatro capacidades esenciales que debiesen caracterizar el desempeño de las y los ingenieros del futuro. Estas son: concebir, diseñar, implementar y operar.

“El tema central, hoy en día, es la revalorización de la concepción y del diseño. Ahí está la centralidad de la Ingeniería; ya no en la implementación o la operación de lo ya definido, porque eso viene armado con diseños que son de la antigua etapa que es, justamente, lo que queremos superar. Debemos generar nuevos diseños y nuevas concepciones, y eso asociado a la ingeniería del valor”, planteó Yutronic.

Finalmente, durante el seminario, la Premio Nacional de Ciencias Exactas 2019 y directora del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología de nuestra Universidad, Dra. Dora Altbir, apuntó a la urgencia de modificar las estructuras docentes actuales.

“Como universidades tenemos que asumir ambos desafíos: los globales y los locales, que en sí mismos, probablemente representen el mayor reto al que ha sido sometida la Educación Superior en nuestro país. Pero, con certeza, nos vamos a adaptar nuevamente a este nuevo rol”, consideró la académica.

En palabras de la científica, “necesitamos ingenieros innovadores, emprendedores, que puedan desarrollar y promover un trabajo multidisciplinario y multicultural; y, desde ese marco, aportar al desarrollo y al crecimiento económico de nuestro país”.

“Creo que contamos con las ideas para abordar estos desafíos, pero tenemos que poner los acentos adecuados con la velocidad correcta. Si no lo hacemos pronto hoy como país, como otras veces, vamos a ver pasar el ansiado desarrollo por nuestro lado”, puntualizó la Dra. Dora Altbir.

Puedes ver el video completo del seminario “Una mirada al futuro de la ingeniería en Chile y el mundo frente a los cambios globales”, en el canal de YouTube de CEF Usach https://www.youtube.com/channel/UC94nabPl5ic02nMdxt8db2w

Electivo de la Facultad de Ingeniería incorpora con éxito metodología de enseñanza-aprendizaje CLIL

Electivo de la Facultad de Ingeniería incorpora con éxito metodología de enseñanza-aprendizaje CLIL

En enero de 2020, un grupo de académicos de la Facultad de Ingeniería se certificó en CLIL,  una metodología activa de enseñanza-aprendizaje que utiliza el idioma inglés como medio de instrucción.

En la ocasión, uno de los certificados fue el Dr. Ismael Soto, académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica, quien  avanzó hasta la tercera unidad  en el curso “Distributed Systems for Big Data”, con resultados positivos sobre la dinámica de la clase, con el idioma inglés como herramienta.

“La metodología CLIL debería ser extrapolada a muchas asignaturas. Es un buen ejercicio hacerlo en estos cursos electivos de la Facultad porque son grupos más reducidos y los estudiantes no se sienten  presionados. Lo positivo para ellos es que son evaluados de manera interna por la coordinadora de inglés de la Facultad, por lo que esa retroalimentación es parte de un proceso muy supervisado y apoyado por expertos que provee la Facultad”, señaló el docente.

“En nuestras áreas, el inglés es fundamental y tienen que empezar  a familiarizarse, a trabajar el desplante desde lo más temprano posible. El 80% de nuestra clase es en inglés y nos sirve a todos y todas” añadió el académico, quien comentó que el curso tiene un buen número de estudiantes, de distintas carreras, y con varias alumnas participando.   

Esteban Toledo es  memorista de la carrera de Ingeniería de Ejecución en Electricidad, con una temática ligada al big data y machine learning. Como ayudante de laboratorio del curso, comentó que la metodología ha sido bien incorporada a las unidades, sobre todo a la que  corresponde a  limpieza de los datos (data minning).

“Ya vimos lenguaje de programación (3 lenguajes) y las librerías que  se ocupan en los lenguajes para el tratamiento de datos. Ahora están haciendo  un trabajo con datos COVID, a nivel global y nacional , donde analizan data del Ministerio de Salud, pero también de la Universidad John Hopkins y una plataforma europea, entonces ahí es crucial manejarse bien con otro idioma. Hemos realizado sesiones completamente en inglés, en donde no solo la presentación ha sido en ese idioma, sino que la comunicación entre estudiantes y profesores/ayudante también lo ha sido” dijo.

Por su parte, Soraya Abarca, coordinadora de inglés de la Facultad de Ingeniería y supervisora del proceso que se lleva en este curso, explicó que “el objetivo es que el profesor pueda interactuar con sus estudiantes en un segundo idioma, y la metodología CLIL permite que académicos no nativos y alumnado no anglopartante, participe del proceso.

Así, los estudiantes toman el inglés como una herramienta, porque en Ingeniería todos los papers y material de apoyo viene en segundo idioma”.

Soraya Abarca ha podido supervisar, vía zoom, muchas de estas clases que aplican el CLIL, usando una rúbrica especialmente diseñada y resalta que los estudiantes tienen ansias por practicar el inglés en temáticas propias del proceso académico que están viviendo. “Las evaluaciones que presentan son hechas en un 80% por sí mismos, de lo que ellos manejan o son capaces de investigar, autogestionando también su aprendizaje” puntualizó.

Facultad de Ingeniería forma a estudiantes con foco en la innovación agraria en contexto de crisis climática

Facultad de Ingeniería forma a estudiantes con foco en la innovación agraria en contexto de crisis climática

Con alta convocatoria se llevó a cabo la sesión de exposición de Pitch, efectuada por estudiantes del Programa de Innovación Abierta Lions Up que, en esta oportunidad, debió desarrollarse a través de la plataforma Zoom.

La jornada contó con la participación de Cristian Cuevas, director del Programa de Innovación Abierta, Maríaignacia Rodríguez, coordinadora del programa; Adriana Vera, gestora de redes; Diego Urzúa, coordinador de metodologías; los mentores Carlos Zegels, Nicole Henríquez, Dr. Daniel Gálvez y Dra. María Luisa Saavedra, junto a Carolina Fuentes, encargada regional de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y Paulina González, encargada del Programa de Formación para la Innovación en FIA.

El desafío de las y los estudiantes tuvo que ver con la escasez hídrica y la búsqueda de soluciones que contribuyan a la eficiencia del uso de este recurso en contexto de cambio climático del sector silvoagropecuario de la Región Metropolitana.

En palabras de la coordinadora del programa, Maríaignacia Rodríguez, esta instancia fue bien valorada y obtuvo buena calificación por parte de las representantes de la FIA. “Fueron excelentes los comentarios de lo que fue esta síntesis de la etapa de empatía, lo que también se ha visto reflejado en las evaluaciones que han tenido los equipos durante este proceso”, indicó.

Por su parte, el académico del Departamento de Ingeniería Industrial y mentor de Lions Up, Dr. Daniel Gálvez, valoró el desarrollo de los videos pitch en términos de contenido, producción y edición.

Asimismo, mencionó que “a pesar de estar las restricciones de visitas a terreno las y los estudiantes lograron humanizar de buena forma con sus usuarios. Quizás la pandemia y sus repercusiones en la forma de ver la vida hizo que los grupos se preocuparan con mayor detalle. Normalmente las etapas de crisis son una oportunidad para innovar y el hecho de trabajar en este contexto puede reforzar la capacidad creativa e innovadora”, precisó.

Mirada estudiantil

Franchesca Armijo, estudiante de Ingeniería Industrial de la Facultad de Ingeniería, añadió que “la etapa de empatizar ha sido muy importante para darme cuenta de la gran problemática de la escasez hídrica, junto con ponerme en el lugar de los pequeños agricultores, que son los más afectados. En general, me ha sorprendido mucho la dedicación de los mentores y lo muy comprometidos que estamos todos con este desafío. Tengo grandes expectativas del curso y sé que, si seguimos las sugerencias de los mentores, podremos finalizar el programa con mucho éxito y tendremos grandes resultados”

Matías Cepeda, estudiante de Administración Pública de la Facultad de Administración y Economía, declaró que Lions Up es un programa extraordinario, ya que “permite entregar herramientas de innovación a un grupo diverso de estudiantes de la Usach, habilidades que en muchas ocasiones no se trabajan en el común de las carreras. Este programa cumple el rol fundamental de abordar la innovación desde el ámbito estudiantil. Esto nos permitirá adaptarnos de mejor forma a mundo laboral en un futuro”, concluyó.

Formación en ingeniería: actores sociales especializados, creativos y socialmente responsables

Formación en ingeniería: actores sociales especializados, creativos y socialmente responsables

Opinión de los Directores de Escuelas Internacionales del Departamentos de Ingeniería Industrial e Ingeniería Geográfica, María Teresa Santander y René Garrido; de la Directora de Género, Diversidad y Equidad, Karin Baeza; y del Subdirector de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ingeniería, Cristian Díaz:

 

Al igual que todas las disciplinas, el desarrollo de la Ingeniería responde a la matriz cultural y política de las sociedades. En la antigüedad, los ingenieros fueron a la vez arquitectos, constructores de fortalezas, templos y ciudades, agrimensores de caminos, diseñadores de armas de guerra y especialistas en sistemas de cultivos. El común denominador de todas estas facetas era el ser respetados por su ingenio puesto al servicio de otros, su capacidad de crear obras para los gobernantes y/o la población.

Es recién con la revolución científica del siglo XVII y, más tarde, con la revolución industrial de finales del XVIII, que el ingeniero se posiciona como experto en la resolución de problemas. Pese a este giro en concepción de su rol social, a lo largo de la historia, los ingenieros siempre se han asumido como sujetos políticos, en otras palabras, como promotores de las transformaciones o resistencias al orden social establecido.

En Chile, durante la construcción de la República, los ingenieros (siempre hombres hasta mediados del siglo XX) fueron actores claves para la influencia del Estado en los territorios. De esa manera triunfó, por ejemplo, la medida volumétrica del agua que exigió los litros/segundo en lugar del “regador” o el sistema métrico decimal, que se impuso con sus kilos y hectáreas a mensuras anteriores como las fanegas y cuadras.

La formación de ingenieros de élite surgidos en el siglo XIX, fortaleció el proyecto productivista liberal, por ejemplo, a través de la construcción de infraestructura y la operación de empresas extractivas, acentuando las transformaciones sociopolíticas en los territorios, sobre todo a través del progresivo predominio de un tipo de racionalidad instrumental moderna, batallando contra los saber-hacer locales hasta someterlos, al menos, en el plano formal. 

La creación de la Universidad Técnica del Estado (UTE), en 1947, marca un punto de inflexión en la educación pública de los, desde entonces, ingenieros. Se trató, sin duda, de una iniciativa aprobada para responder al desafío que el país asumió en el marco del proyecto desarrollista. Sin embargo, además, la creación de la UTE marca un hito histórico por cuanto representa también la conquista política y social de la Federación de Estudiantes Mineros e Industriales de Chile (FEMICH), quienes, provenientes en su mayoría de la clase trabajadora, habían sostenido una prolongada demanda por la obtención de títulos universitarios.

Durante el periodo de la dictadura cívico-militar que comienza en 1973, los esfuerzos de la institucionalidad estatal por reducir los ámbitos de acción e incidencia de la sociedad civil organizada, calaron profundo también en la —desde 1981— Universidad de Santiago de Chile. Es así que la formación de ingenieros/as conoce un revés en sus aspectos sociopolíticos y de vinculación con la realidad social y comunitaria, predominando un tipo de formación técnica que poco vinculaba al proceso de enseñanza-aprendizaje con los problemas que iba presentando el mercado como principal mecanismo de coordinación social, sobre todo para los habitantes y territorios empobrecidos.

Casi medio siglo transcurrió desde entonces y hoy, nuevamente, los desafíos de la sociedad, que sobre todo en periodos de crisis sistémica y estallido social nos interpelan a replantearnos la formación de ingenieros/as para esta nueva era.

Desafíos en la enseñanza de una ingeniería situada

En este contexto se explica que en la formación de ingenieros en la Universidad de Santiago coexistan actualmente la instrucción de alto nivel e hiperespecialización de las disciplinas ingenieriles, junto con la paulatina reapertura de espacios de discusión y pensamiento crítico en torno a los quehaceres universitarios y su articulación con el país.

Y es que más que engranaje productivo, nos hemos propuesto formar profesionales que sean capaces de comprender de manera compleja y multidimensional los problemas de sus sociedades. La apuesta es tan alta como necesaria: superar la formación acrítica y privatizada que hoy pervive y transitar hacia una formación de ingenieros/as situados/as, profesionales especialistas no solo por el manejo experto de un conjunto de técnicas, sino también por su capacidad de creación y colaboración con otros ciudadanos/as.

Ello implica, necesariamente, formar con componentes pluridisciplinares que permitan fortalecer el ingenio creativo de los ingenieros e ingenieras y ponerlo al servicio del bien común, aprender a mirar en múltiples escalas y a empatizar con una multiplicidad de actores.

Ingenieros/as Locales y Socialmente Responsables

Los principios de trabajo colaborativo, proximidad con los territorios y corresponsabilidad social con los acontecimientos globales y locales, son los pilares fundamentales que permitieron la creación de las escuelas internacionales en la Universidad de Santiago como una forma de añadir el think globally, act locally en temáticas netamente ingenieriles.

Estas escuelas se han presentado como un espacio de educación continua en los cuales se ha problematizado la formación de ingenieros e ingenieras, poniendo énfasis en el desarrollo de pensamiento crítico como eje central, en base al tratamiento de fenómenos transversales que constituyen hoy desafíos globales para sociedades cada más interconectadas.

Esas interdependencias territoriales complejas presentan el escenario perfecto para resituar la ingeniería en una economía basada en el conocimiento, que reconoce la interacción de la universidad, industria, gobiernos, sociedad civil y medio ambiente, con los conceptos asociados a la conocida hélice n-tuple. En este marco, la internacionalización es una hélice adicional imposible de disociar cuando hablamos de desarrollos complejos vinculados a la ingeniería. 

Nuestras escuelas internacionales se han enfocado en dotar al estudiantado de herramientas conceptuales y metodológicas que amplían sus horizontes disciplinares, aportando al desarrollo de nuevos sistemas de pensamiento y comprensión del mundo por medio de la inclusión de actores que normalmente no tienen acceso en la educación tradicional en ingeniería. Estos actores se han concentrado en potenciar las especialidades y creatividades de estudiantes desde una perspectiva integral, apuntando a la formación ciudadana relevante en sus medios personales y profesionales.

La primera versión de la Escuela Internacional de Desarrollo Sustentable y Economía Circular, se realizó en Julio del 2019, contando con la participación de 4 países y con la representación de universidades latinoamericanas, europeas y de Oceanía. Esta escuela buscó identificar los aspectos técnicos, sociales, políticos y culturales en la práctica de la ingeniería y en el ámbito de las políticas públicas en las áreas de energía, contaminación y economía circular en un ámbito local e internacional.

Para el año 2020 existen dos escuelas confirmadas que se desarrollarán durante los meses de julio y agosto. La Escuela Internacional de Ingeniería y Sociedad que tiene como objetivo plantearse el papel de las ingenierías en un contexto de crisis sistémica y fracturas sociales por medio del análisis de modelos de desarrollo y gobernanza en las Américas. Y por otro lado, la Escuela Internacional Perspectivas y Análisis de la Gestión del Peligro Sísmico que se centra en prácticas de modelación y análisis de estructuras sismorresistentes, incorporando formas de gestión con la ciudadanía para la creación de planes de mitigación de riesgos.

La composición de académicos/as e invitados/as que integran las escuelas refleja el espíritu plural que las convoca. Siendo un espacio donde se imbrica la ingeniería, ciencias sociales, economía y humanidades, en donde se han utilizado recursos de enseñanza-aprendizaje dinámicos y experienciales a través de talleres, trabajos de terreno, recursos audiovisuales y debates.

Sin que sea fácil de construir, el propósito de las escuelas es claro: potenciar en la formación curricular y extracurricular la capacidad de estudiantes de ingeniería para comprender sus realidades de manera compleja y, a partir de ello, materializar ideas que permitan construir países con mayor dignidad y bienestar social para sus habitantes.
 

Ingeniería Informática organiza exitoso congreso para destacar el valor de la ciberseguridad

Ingeniería Informática organiza exitoso congreso para destacar el valor de la ciberseguridad

“Impulsando el valor de la Ciberseguridad” fue el slogan escogido para la convocatoria del Congreso CyberSec 2018, organizado por el Departamento de Ingeniería informática de la Facultad de Ingeniería, y una serie de empresas que actuaron de sponsors de esta importante actividad.

El programa se inició con las palabras del Director del Departamento de Ingeniería Informática, Dr. Fernando Rannou, quien destacó que el objetivo del Congreso fue proponer a la comunidad de seguridad de la información, un encuentro donde representantes del Gobierno, la industria y la academia pudieran intercambiar experiencias, mostrar soluciones tecnológicas y difundir técnicas avanzadas de Ciberseguridad, que sean de relevancia para Chile. Junto con lo anterior, resaltó la necesidad de incorporar más mujeres a la carrera de Informática y a las ingenieras en general, exponiendo cifras que señalan una merma, en los últimos 20 años, de ingreso de mujeres a la carrera de Informática. Resaltó la iniciativa “Atómicas”, del Departamento de Ingeniería Informática e hizo un llamado a ser más proactivos para motivar la inclusión femenina en estas aulas.

Luego, comenzó un nutrido cronograma de ponencias, siendo una de las más esperadas aquella que presentaba la futura política nacional de Ciberseguridad, a cargo del asesor presidencial Jorge Atton. Dentro de los tópicos más relevantes, estuvo el resumen de los compromisos 2018-19 para la política pública del tema y señaló que a los proveedores del Estado se les exigirá estándares al respecto.

Las jornadas del CyserSec se desarrollaron a salón completo (casi 300 personas), junto con varias charlas técnicas que concitaron el interés de estudiantes y gestores de seguridad. Entre otras, hubo algunas referidas a Datos Sensibles, Confianza en la Ciberseguridad, Herramientas para Transformación Digital, Trheat Modeling, Riesgo, y talleres específicos de Modelo cascada de Cobit, Auditoría y Gacking de Sistemas Industriales, Criptografía y varios más.

Los académicos Armando Muñoz, Rodrigo Abarzúa, Carlos Lobos, Alcides Quispe y Juan Iturbe fueron los encargados de transferir el conocimiento relevante, de absoluta actualidad para hile y fuente de información y vinculación muy valiosa para los asistentes.

CyberSec 2018 contó con el auspicio de Microsoft, IBM, Wise, Telefónica, Santander, ITQ, Cisco, Deloitte, Makros, Dark Trace, Magnet, Cybertrust y Axity.

Ingeniería recibe a delegación de la U. Técnica Nacional de Argentina para potenciar intercambio

Ingeniería recibe a delegación de la U. Técnica Nacional de Argentina para potenciar intercambio

Con el objetivo de firmar un acuerdo de intenciones, representantes de la Universidad Técnica Nacional de Argentina, encabezados por el Secretario Académico Sergio Prego,  se reunieron con el Decano Juan Carlos Espinoza y el Vicedecano de Vinculación con el Medio, Ramón Blasco, para sostener un encuentro con el grupo de nuestra Facultad que viajó, en abril, a la sede La Campana de la citada Universidad. En este segundo encuentro se profundizó acerca de las intenciones de potenciar el intercambio de académicos y estudiantes interesados en conocer la Casa de Estudios trasandina, reconocida por su formación de ingenieros e importante vinculación con clústers industriales.

La iniciativa apunta, en primera instancia, a las áreas de Ingeniería Informática, Ingeniería Eléctrica, Ingeniería Mecánica e Ingeniería Química.

Al respecto, el decano Espinoza, manifestó que “la UTN es una Universidad con más de 60 mil estudiantes solamente de Ingeniería. En este caso particular, estamos motivados con este convenio  porque puede generar movilidad estudiantil y académica bajo cuatro líneas, lo que se determinó tras la visita de hace un par de meses y que nos dejó claro la importante vinculación con el sector industrial y de las grandes centrales nucleares de Argentina. La idea es instar a nuestros alumnos a realizar sus prácticas profesionales en ese mismo grupo y generar intercambio entre ambas Universidades” sostuvo.

Por su parte, el Secretario Administrativo de la Universidad Técnica Nacional, Sergio Prego, enfatizó que “me voy muy contento con esta visita, porque  significó un avance en cuanto a la mutua intención de vinculación a nivel latinoamericano, para generar una mayor red de apoyo” puntualizó.

La delegación argentina visitó los laboratorios de los departamentos de Ingeniería Mecánica, Química y Eléctrica, junto con asistir a una recorrido por la Fundición de metales de Llay Llay y la planta de tratamiento de aguas servidas, la Farfana.

Laboratorio de Prototipado de Facultad de Ingeniería listo para fase final de habilitación

Laboratorio de Prototipado de Facultad de Ingeniería listo para fase final de habilitación

Uno de los hitos emblemáticos del proyecto Ingeniería 2030 fue el de habilitar un gran espacio para desarrollar innovación tecnológica, de manera multidisciplinaria y en colaboración con la industria. Ese anhelo se concretó el pasado 25 de junio con la finalización oficial, por parte del área de Construcciones de la Universidad, de una serie de arreglos en la obra gruesa del Laboratorio de Prototipado, el cual estará ubicado en el ex Jardín Infantil, contiguo al Estadio Usach.

Felipe de la Lastra, arquitecto a cargo de los trabajos, entregó las llaves del recinto al decano Juan Carlos Espinoza, sellándose el traspaso que permite comenzar con la etapa de habilitación de mobiliario y tecnología.

El Decanato en pleno asistió a este simbólico momento, encabezados por el decano Espinoza, quien señaló su agradecimiento a la Rectoría y Prorrectoría por asignar este histórico lugar a la Facultad, desde el cual se seguirá desarrollando la innovación para el país.

Alberto Monsalve, académico de la comisión de I+D+i de la Facultad, recordó la larga historia que marcó este proyecto y de ahí su emoción ante el momento. “Ha sido un trabajo arduo de años, de muchos académicos y equipo técnico, para diseñar un espacio y escoger la tecnología adecuada. Espero que muchos ingenieros e ingenieras se formen en este espacio como innovadores para la sociedad”.

Por otro lado, Pedro Corral, secretario de la Facultad, también hizo referencia a la historia previa para llegar a este momento. “En el tiempo del Decanato de Ramón Blasco se decidió, con visión, postular a Ingeniería 2030. Hay que reconocer ese trabajo, el de quienes partieron con esto”.

El equipamiento que ya está disponible para ser instalado consiste en:

Router CNC.

Impresoras 3D MakerBot, Scanners, Object 260 Connex 3 Polyjet, CNC láser mutimaterial y CNC láser acero inoxidable.

6 Scaner 3D SENSE.

6 Scaner 3D SLS-3 High Definition.

Object 260 Connex 3: es la única impresora 3D de sobremesa del mundo que funciona con 12 materiales y que ofrece propiedades especializadas, como la flexibilidad y la biocompatibilidad.

Impresora 3D, modelo “crea”.

5 Impresoras 3D prototipado funcional.

Máquina Termoformadora Semiautomatica.

CNC 1200x1200 Router de 2.2Kw /3.2kw con DSP.

CNC Laser 1300x900, Acero Inoxidable.

CNC Laser 1300x900, 90watts RECI.

Se habilitará un sector de cafetería y espacio de cowork, con salas multiuso (videoconferencia y capacitaciones) y salas de uso personal.

En el segundo piso habrá oficinas administrativas y un espacio de reuniones.

“El mensaje del Decanato de Ingeniería es que nuestra comunidad se inspire y genere sinergia y actividades que forjen una potente e innovadora transferencia tecnológica, con el sello de los ingenieros de la U. de Santiago” finalizó el Vicedecano de Investigación, Desarrollo e Innovación, Cristián Vargas.

El lugar contará con 485m2.

Consejo de Facultad de Ingeniería avanza en definición de lineamientos estratégicos

Consejo de Facultad de Ingeniería avanza en definición de lineamientos estratégicos

En una tarde de trabajo guiado por el Departamento de Gestión Estratégica de la Universidad de Santiago, el Consejo de la Facultad de Ingeniería se reunió en una de las últimas jornadas de Plan Estratégico Institucional, la cual tuvo el objetivo de establecer los lineamientos estratégicos del PEI de la Universidad alineados a los de la propia Facultad. Camila Gaete,  jefa del Departamento de Gestión Estratégica de la Prorrectoría, señaló que esta actividad ya la habían realizado el año pasado con los departamentos de Ingeniería de manera muy exitosa, y que ahora correspondía el turno de la propia Facultad. “En esta reunión, se estableció la visión/misión y estrategias para funcionar desde 2018 en adelante; como Departamento, hemos trabajado planificando hasta el año 2020, pero esta vez planificamos hasta 2026 con el consenso de las mesas”.

La metodología de trabajo fue innovadora planteando, a través de matrices, los ámbitos de estrategia que parten del PEI, pero que se van adecuando hacia las Facultades. “Ahora viene el plan operativo, con actividades, hitos e indicadores que se registrarán en un software interno que hará seguimiento y reportes de gestión” señaló Camila Gaete.

En mesas de trabajo, el Decano, los vicedecanos de Investigación y Desarrollo, Vinculación con el Medio, la vicedecana de Docencia y Formación Profesional, los directores de los nueve Departamentos de Ingeniería y los Consejeros de Facultad, discutieron sobre las estrategias macro, luego de haber definido la misión y visión, cerrando una labor que se desarrolló por casi un año.

Al respecto, el decano Juan Carlos Espinoza indicó que este proceso ha sido muy interesante. “Tanto en la realidad departamental como de visión global, la mirada del Consejo ha sido un gran aporte.

Estamos en la etapa final de este proceso y luego pasaremos al plano de operatividad. Lo bueno es que allí  tenemos bastante trabajo adelantado gracias a las planificaciones que hicimos para Ingeniería 2030 y que refieren justamente a Vinculación, Investigación y Formación. Agradezco  todo el esfuerzo  y trabajo del Consejo en el ejercicio de mirar y pensar la Facultad”, concluyó el decano.

Páginas

Suscribirse a RSS - ingeniería