FAHU

Español

Escuela de Periodismo lanza sitio Radio Planetaria Señal 2: innovadora iniciativa de académicos y estudiantes

Escuela de Periodismo lanza sitio Radio Planetaria Señal 2: innovadora iniciativa de académicos y estudiantes

A través de una ceremonia virtual, se lanzó el sitio web de la Escuela de Periodismo, Radio Planetaria Señal 2, diseñado y desarrollado por las y los estudiantes de dicha carrera diurna, en el marco del programa de Periodismo Digital I y II. El espacio cuenta con informaciones de actualidad, cultura, política, entretención, Fake News y podcast.

La actividad contó con la participación de autoridades como la decana de la Facultad de Humanidades, Dra. Cristina Moyano; el director de la Escuela de Periodismo, Dr. René Jara; el jefe de carrera, Dr. Antoine Faure, y la invitada especial al evento, la  ex directora de prensa de “El Desconcierto”, Francisca Quiroga.

La decana Moyano felicitó el desarrollo de esta iniciativa “que genera impacto real en la vida social y que permitirá la creación de un sitio donde los saberes no quedarán en los marcos restrictivos de una evaluación más”.

“Este laboratorio basado en premisas de una pedagogía auténtica me parece excelente y tiene por delante una serie de desafíos que seguramente pondrán a la Escuela de Periodismo de la U. de Santiago como un referente en el área”, añadió.

La Dra. Moyano declaró que espera que esta iniciativa siga creciendo y se fortalezca en el tiempo. “Para ello cuentan con el apoyo que puede brindarles la Facultad de Humanidades y, en ese contexto, les deseo el mejor de los éxitos y reitero mis felicitaciones por atreverse a innovar”, sostuvo.
Con el desafío de impartir clases en pandemia, en formato taller, y un fuerte trabajo en coordinación, la periodista y profesora de la Escuela, Mónica Ventura, destacó el trabajo de las y los estudiantes al asumir el sitio como algo propio y también “como periodistas de Radio Planetaria”.

“Armar este proyecto, este sitio, fue un desafío bastante grande y nos sentimos orgullosos junto a  los profesores que trabajaron en esta creación porque logramos un resultado, un producto que ellos pueden usar de aquí a los siguientes cursos y es algo que va a quedar en la Escuela. Espero que lo podamos ir mejorando”, agregó.

Un espacio de reflexión, de crítica y de análisis

Bajo esa misma línea, el director de la Escuela de Periodismo, Dr. René Jara, subrayó la labor de la profesora  Ventura, quien supervisó la iniciativa en el curso regular de Periodismo Digital, con el apoyo de dos docentes de la especialidad de cultura y política, la Dra. Constanza Symmes y el Dr. David Jofré, respectivamente.

“Desde la idea, el diseño e implementación de este sitio, las y los estudiantes de este curso fueron concebidos como el elemento central para su desarrollo. Las gráficas, la estructura, y por supuesto los contenidos, han sido pensados en y con ellas y ellos, de modo tal que las experiencias documentan un proceso de aprendizaje significativo que se desarrolla durante el semestre”, indicó.

La autoridad académica también destacó el rol de los medios independientes y los y las  periodistas en la actualidad, contexto en el que se levanta Radio Planetaria como un espacio para informarse, reflexionar, y también de crítica y análisis.

“Lo fundamental serán las próximas generaciones de profesores y estudiantes quienes tendrán que asumir la responsabilidad en mantener activo este sitio, de hacerlo crecer, y de perfeccionar sus impactos con el objetivo de contribuir a un mejor proceso de formación”, concluyó Jara.

Para visitar el sitio web oficial, puedes ingresar aquí: http://planetaria.usach.cl/

Dra. Pamela Figueroa plantea propuestas para la nueva Constitución en foro Chile-Unión Europea

Dra. Pamela Figueroa plantea propuestas para la nueva Constitución en foro Chile-Unión Europea

El proceso constituyente que se vive en Chile es uno de los más innovadores en el último tiempo, con la elección de la Convención Constitucional, cuya composición paritaria y participación de los pueblos originarios, sitúa al proceso en la vanguardia del Derecho Constitucional comparado.

De esta manera, nuestro país no sólo busca elaborar y aprobar una nueva Constitución, sino que también llevar a cabo un proceso modélico que podría ser un referente a nivel internacional.

Por ello, la Delegación de la Unión Europea en Chile, la Cámara de Diputadas y Diputados, la Agencia Chilena de Cooperación Internacional AGCID y la Biblioteca del Congreso Nacional, con el apoyo del programa EUROsociAL, organizaron el ciclo de webinarios "Diálogos Chile-Unión Europea", con el objetivo de nutrir la reflexión con una mirada más allá de las fronteras.

El ciclo se ha estructurado en torno a seis mesas de diálogo, cada una de las cuales abordará distintas temáticas hasta la instalación de la Convención Constitucional.

La politóloga y académica de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Santiago, Dra. Pamela Figueroa, participó como panelista en la segunda sesión de la mesa "Formas de Estado y sistemas de Gobierno", junto al profesor de Derecho Constitucional de la U. de Chile, Francisco Zúñiga; el catedrático de Derecho Público de la U. de Pau y de los Países del Adour, Francia, Hubert Alcaraz; y el profesor auxiliar de Derecho Público de la U. de Oporto-CIJE, Portugal, Diogo Feio.

La sesión, titulada "Forma de Gobierno (parlamentarismo/presidencialismo)",  fue inaugurada por el diputado chileno Carlos Abel Jarpa y estuvo moderada por la decana de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, Esther del Campo.

El objetivo de esta mesa de diálogo fue debatir algunas de las mejores experiencias europeas y chilenas sobre dos de las decisiones fundamentales de cualquier Constitución: la forma de Estado y la forma de Gobierno.

En esa línea, la Dra. Pamela Figueroa presentó "¿Crisis del hiperpresidencialismo en Chile? Debate sobre la forma de Gobierno en el proceso constituyente", basándose en la propuesta que trabajó junto a los profesores Tomás Jordán y Nicolás Eyzaguirre, donde plantean la necesidad de una parlamentarización del presidencialismo o un presidencialismo parlamentarizado.

"Es fundamental pensar que una reforma al régimen político no puede ser solamente a las funciones del Poder Ejecutivo y Legislativo. El régimen político tiene que buscar dos cuestiones: el equilibrio entre ambos poderes y la ciudadanía, y la gobernabilidad del Presidente a través de la posibilidad de construir mayorías políticas", puntualizó la doctora en Estudios Americanos.

Por eso agregó que su propuesta busca generar gobernabilidad y equilibrio en una reforma sistémica que tiene que abordar no solamente las funciones de los poderes del Estado, sino que también el sistema de partidos y sistema electoral.

Cerró la sesión el investigador del Departamento de Servicios Legislativos y Jurisprudenciales de la Biblioteca del Congreso Nacional, Dr. Pablo Rubio.

La actividad forma parte de la iniciativa "Foro Chile-Unión Europea", que busca reunir e intercambiar experiencias del proceso constituyente y contenidos esenciales como la cohesión social, el acceso a un sistema de bienestar o la garantía de los derechos fundamentales, mostrando los aprendizajes de las constituciones europeas desde su diversidad.

Facultad de Humanidades contribuye a la formación integral de estudiantes de Ingeniería

Facultad de Humanidades contribuye a la formación integral de estudiantes de Ingeniería

Durante el año 2021, las Facultades de Humanidades (FAHU) y de Ingeniería (FING) de nuestra Casa de Estudios Superiores, verán consolidado un trabajo interdisciplinario conjunto que busca contribuir a la formación integral de las y los futuros ingenieros titulados de la Universidad de Santiago de Chile. 
 
En específico, la FAHU se ha incorporado en la formación de los futuros profesionales de la FING a través del curso para estudiantes de primer año de Ingeniería Civil, “Introducción al diseño de la ingeniería”.
 
Se trata del primero de una línea transversal de innovación y emprendimiento que busca que los estudiantes puedan proponer, desde la ingeniería, soluciones innovadoras a un problema socialmente situado, haciendo uso de las herramientas propias de su formación disciplinar, pero incorporando además metodologías provenientes de las ciencias sociales.
 
“Inspirado en la metodología Design Thinking y buscando emular la exitosa experiencia del programa Lions Up, el curso ha abierto una veta inédita de colaboración interdisciplinaria entre dos Facultades de la Universidad, dotando a las y los estudiantes de Ingeniería de un sello distintivo de la Usach, en el que se combinan la formación de excelencia con las preocupaciones sociales más significativas de nuestro tiempo”, explicó el coordinador del Área de Prestación de Servicios y Cursos Sello de la FAHU, Pablo Valenzuela.  
 
El profesor Valenzuela señaló, también, que el desarrollo del curso ha posibilitado la innovación pedagógica, en un programa“que anualmente debe ser inscrito por todos los cachorros de Ingeniería Civil, llegando el año 2021 a más de 1.140 estudiantes distribuidos en 24 secciones guiados por una dupla docente conformada por un profesor de la Facultad de Ingeniería y un profesor de la Facultad de Humanidades”. 
 
“La dupla actúa como facilitadora del proceso de aprendizaje que busca potenciar la innovación mediante la práctica concreta, el reconocimiento del entorno social, la identificación de problemas y el desarrollo de soluciones”, indicó el coordinador.
 
Según detalló el vicedecano de Docencia de la Facultad de Humanidades, Dr. Saúl Contreras, “esta iniciativa forma parte del trabajo que se proyecta para el área de cursos sellos y prestaciones de servicios FAHU”. 
 
“Consideramos que ampliar y aportar en la formación de nuestros estudiantes y de la comunidad, en las áreas de las humanidades, las ciencias sociales y la educación es clave en el contexto actual. En esta línea, nuestra Facultad considera como lineamiento estratégico potenciar la oferta formativa anual de cursos de la propia Facultad y otros, en alianza con otras Facultades de la Universidad, como así también proyectos formativos con instituciones internacionales. La idea es generar una oferta formativa amplia, flexible, transdisciplinar y pertinente”, señaló el académico. 
 
A juicio del vicedecano Contreras esta iniciativa, ampliable a otras carreras, Facultades e incluso instituciones educativas externas,“muestra que, efectivamente, dos Facultades de naturaleza muy distinta pueden colaborar en la formación de las y los futuros ingenieros, con sello Usach”.

Elisa Loncon, académica FAHU: La violencia mal entendida para seguir explotando el Wallmapu

Elisa Loncon, académica FAHU: La violencia mal entendida para seguir explotando el Wallmapu

El gobierno en el Wallmapu persigue a los mapuche, los encarcela y les califica de terroristas sin respetar la presunción de inocencia, hay personas que han pasado años encarceladas sin pruebas y sin haber cometido los delitos de que se les acusa. Por otro lado, rara vez los medios informan sobre los verdaderos actores de la violencia, cuánta presión social costó para que se hablara del montaje de la muerte del Lamgen Camilo Catrillanca. El APRA, el Comando Trizano a menudo amenazan a los mapuche y vociferan estar armados, pero no se les investiga; tampoco se ha desbaratado ni se investigan las bandas del comercio ilegal de la madera. Los carabineros por ejercer en la zona reciben bono adicional a sus sueldos, por cuanto le es rentable mantener el conflicto más que solucionarlo, mientras mantienen la zona militarizada. Los ciudadanos poco sabemos del costo que tiene la militarización en armas, gases, vigilancia y demás, cuántas otras empresas se benefician del conflicto.

Pero la violencia estatal es todavía más profunda contra los mapuche si consideramos la pobreza, la imposición lingüística cultural de la cultura y lengua dominante y si a esta le sumamos la violencia contra el ecosistema que afecta la vida y la medicina de los mapuche.

Hemos escuchado a comunidades a orilla del río Cautín en Labranza que han sido acorraladas por las inmobiliarias y particulares para construir villas; la familias han sido presionadas por arriendos de sus tierra por 99 años, quedando sus espacios comunitarios el medio de la zona urbanas; y como si fuera poco, su cultura ha sido denostada por los pobladores urbanos que ni siquiera han permitido la construcción una ruka pedagógica en la escuela por considerarla primitiva.

En la península de Likanray se presionan a las comunidades mapuche para convertir la península en el lugar para los desechos del pueblo inundando sus espacios sagrados; aunque no lo han conseguido persiste el interés institucional estatal de llevar a cabo el proyecto y la gente se mantiene alerta para impedirlo; sienten que no hay protección de sus derechos y están a la expensa se las avaricias de las empresas y los políticos. La península es parte de su entorno cultural y turístico del cual viven y alimentan a sus familias.

Por otro lado, en Malleco, Arauco y demás el monocultivo de pino y eucaliptus ha dañado profundamente los ecosistemas de las comunidades matando la biodiversidad, las tierras quedan secas, improductivas por la falta de agua y la acidificación; imposible practicar allí la economías de subsistencia con la que el pueblo mapuche ha sobrevivido; cuando no estaban las forestales la gente podía sembrar sus chacras, tener sus huertas, o recoger frutos silvestres en la montaña, avellanas, lleuque, coulle; murta, maqui. En la época de los hongos, recoger gargales, changle, legor y otros, importantes recursos alimenticios que aportan minerales y proteínas, pero hoy son cada vez más escasos. Las empresas madereras junto con dañar el ecosistema esta matando la fuente de sobrevivencia de los mapuche y esto forma parte de la violencia estructural que afecta a las comunidades.

El sistema educativo tampoco brinda opciones para atender la situación de los niños y jóvenes en los territorios. En Kurarewe un profesor sostenía que el sistema ha abandonado a los niños porque no les brinda programas pertinentes a sus necesidades y contextos, por ejemplo, no hay programas deportivos u otros destinados a cultivar una visión integral de si mismos, esta desatención conduce a que los jóvenes a temprana edad consuman alcohol perjudicando sus expectativas de vida. La escuela y su sistema curricular urbano no forma a los niños para valorar su entorno, no les enseña oficios necesarios para probar alternativas productivas como el turismo, el tallado de maderas con materiales reciclados del bosque, gastronomía local y otros.

Otro foco de violencia presente en el sistema y que afecta profundamente a los mapuche es el SENAME, los niños a quienes custodia la institución también son niños mapuche, ellos entre otra razones ingresan cuando su hogar no les ofrece las condiciones sanitarias urbanas como tener un baño dentro de la casa, u otras exigencias vinculada a formas de vida no pertinente con la vida mapuche, como estar al cuidado de los abuelos cuando la madre debe salir a trabajar para la crianza de sus propios hijos. Así los niños mapuche son dado en adopción.

Estas violencias no son investigadas informadas, no se conocen y siguen desarraigando a niños, familias, de su mundo cultural territorial o siguen desplazando los gen de la naturaleza, la fuerza y seres espirituales que conforman la biodiversidad.

Mientras caminamos por las montañas de Kurarewe o nos desplazamos a orillas del lago Kvyelwe o el río Xafkura es posible encontrar brisa suave, olor a tierra y río, la tranquilidad de la naturaleza que nos une al paisaje y a un estado infinito de belleza y gratitud por la vida y la tierra. Las familias mapuche se aferran a este espacio y tiempo y otras vuelven de la waria para recuperar las tierras, porque sin tierra y sin tierra sana no hay futuro para los mapuche.

Eva Sánchez, psicóloga: “El modelo educativo de la Usach es integral y entrega fortalezas para todo tipo de cargos”

Eva Sánchez, psicóloga: “El modelo educativo de la Usach es integral y entrega fortalezas para todo tipo de cargos”

El valor de las personas es un tema esencial para Eva Sánchez, psicóloga con mención en psicología social y de las organizaciones. Esa fue la razón principal por la que eligió la Facultad de Humanidades de la Universidad de Santiago para su formación profesional. Es una mujer de constantes desafíos a tal punto que dejó esta misma carrera que cursaba en otra Universidad de la Región de Valparaíso para venirse a Santiago. 
 
Nacida en Rancagua en el seno de una familia de clase media con madre funcionaria del Servicio de Registro Civil y padre Arquitecto,  tuvo acceso a dos mundos distintos que económica y socialmente le dieron mayor valoración y amplitud a su vida. Recuerda que su madre con mucho esfuerzo la crió a ella y su hermano menor; “ella ganaba lo mínimo, no lo pasaba bien en su función de atender público y falleció a consecuencia del cáncer el 2012”, recuerda. La experiencia de su madre tuvo mucho que ver con su decisión de estudiar psicología.
 
El afán de Eva siempre ha sido apoyar a las personas para que se sientan reconocidas, desarrollen su potencial y disfruten de su trabajo, porque “si no estás bien donde pasas gran parte de tu día,hay consecuencias en la calidad de vida, en uno mismo, y me di cuenta que el mayor impacto que podía lograr era a través de las organizaciones, desde el tema más laboral y del desarrollo profesional”, remarca.
 
Dejaste una Universidad para venirte a la U. de Santiago, con todo lo que significaba en términos de movilidad y recomenzar una carrera. ¿Por qué lo hiciste?
 
- Fue una oportunidad de conocer un nuevo mundo, me cautivó, tener un campus tan grande con estudiantes de carreras que te abren la mente a distintas posibilidades, y que se fijan en la persona y no en otras características, me atrajo. Fue una experiencia buena por todos lados. La Usach es muy exigente y eso fue un desafío. Mi vida ha sido de desafiarme permanentemente, de aprender y compartir con otros.
 
En la Usach optó por la mención en psicología social y organizacional, hizo su práctica y buscó trabajo como analista de desarrollo organizacional. Su primer trabajo fue en Marinetti en 2008, una empresa industrial con un mundo masculino que le acomodó. Luego se fue a la Mutual de Seguridad por dos años. Sus pasos la llevaron luego a la multinacional Deloitte y siguió desafiándose, tomando las riendas de su vida laboral. Su interés era desarrollarse y crecer. Creó Brújula Profesional, consultora dedicada a la selección de personal y orientar a quienes buscan trabajo.
 
El 2011, registró la marca en Inapi. El 2013 viajó a Barcelona para estudiar un Master en Dirección de Recursos Humanos. De regreso, se casó. Tuvo dos hijos y tras el postnatal de la segunda, se embarcó de lleno en la tecnología. Armó grupos de whatsapp relacionados inicialmente con Recursos Humanos. Tres meses después ya tenía 50 con más de cinco mil integrantes. Hoy cuentan con 134 grupos de múltiples áreas, más de 10 mil personas y 80 voluntarios. Lo que partió como una aventura  se transformó en una organización, en una idea innovadora que ganó  un premio en la academia Her Global Impact. 
 
Esta organización, luego se formalizó y hoy es la Fundación Comunidad Networking con administradores que están a lo largo de todo Chile e incluso en otros países de latinoamérica,  donde promueven espacios colaborativos, diversos e inclusivos para quienes buscan mejorar su situación laboral y calidad de vida, con oportunidades para emplearse o emprender a través de estos grupos de whatsapp. La Fundación es ad honorem, pero están armando un modelo de negocios social para generar recursos. 
 
La Fundación Comunidad Networking ha tenido reconocimientos internacionales a través tuyo.
 
- Si, el 2019 quedé en el lugar 4 en Chile y este año en lugar 9 de HR Influencer Latam que reconoce a líderes en el área de Recursos Humanos, premio a nivel latinoamericano que funciona por voto popular. Estas nominaciones representan mucho del trabajo que hacemos en la Fundación Comunidad Networking.Yo no tendría la posibilidad de dar un mensaje de empleabilidad y de lo importante que es tener claro hacia dónde quieres ir como profesional,promover buenas prácticas en las organizaciones, sin la labor de la Fundación, que existe gracias a un tremendo equipo, donde la colaboración y la vocación de servicio son valores fundamentales.
 
Nos has contado la importancia que tuvo la Universidad de Santiago en toda tu formación, pero sabemos que estas retribuyendo también lo aprendido 
 
- Así es!, desde hace unos meses estoy trabajando en un proyecto ministerial muy potente, que se inició el año 2018. Es gestionado por la Vicerrectoría Académica y su área de Evaluación, buscando desarrollar iniciativas de apoyo y acompañamiento a estudiantes de 3er año en adelante, para facilitar su transición hacia la especialidad y la finalización de las carreras, mejorando su permanencia, egreso y titulación, así como también, su inserción al mundo laboral. Me siento privilegiada y agradecida de volver a la Universidad, ahora con un rol distinto, con experiencia y visión más amplia, lo que me permite aportar a los espacios formativos de futuros profesionales de mi alma máter. Este proyecto abre un mundo de posibilidades, ya que muestra a los/las estudiantes que no sólo pueden emplearse de forma tradicional, sino que también pueden continuar estudiando a lo largo de toda su vida, especializándose en sus áreas de interés; tener experiencias internacionales; emprender, pueden construir su futuro como quieran y para ello, el punto de inicio es el autoconocimiento. Adicionalmente, se les entregan herramientas para que desarrollen todo su potencial y sean protagonistas de su desarrollo profesional. 
 
Con tu experiencia actual, ¿reconoces el sello de la Universidad de Santiago en la formación profesional?
 
- La mirada del psicólogo/a de la Usach es más social, mucho menos individualista, de trabajo más interdisciplinario y colaborativo, de aportar a través de metodologías, con fortaleza en lo ético. Pesan mucho esos temas. Todo eso hace la diferencia con otras universidades. Yo creo en la diferencia. Tenemos muchísimas fortalezas para el cargo que queramos desempeñar. Nuestra formación es  integral y si nos basamos en el modelo educativo que aborda la excelencia, respeto a las personas, pluralismo, diversidad, colaboración e inclusión, entre otros,de verdad el sello que tiene la formación en conocimiento y desarrollo de habilidades de la Universidad de Santiago es potente.

Licenciatura en Lingüística Aplicada a la Traducción en Inglés-Japonés e Inglés-Portugués: Formación profesional de excelencia

Licenciatura en Lingüística Aplicada a la Traducción en Inglés-Japonés e Inglés-Portugués: Formación profesional de excelencia

La Licenciatura en Lingüística Aplicada a la Traducción en Inglés-Japonés e Inglés- Portugués,de la Universidad de Santiago de Chile, nace en 1995 a raíz de la firma del APEC, siendo en aquella fecha la primera carrera en ofrecer el idioma japonés como lengua B. Posteriormente, en el año 2000, con el acuerdo del Mercosur la carrera incorpora portugués como lengua B y el año 2013 se realiza un cambio curricular que enfatiza el aprendizaje de lenguas extranjeras durante los tres primeros años. 
 
Se trata de un programa ecléctico y muy rico en cuanto a conocimientos lingüísticos y extralingüísticos que se advierte en la cantidad de asignaturas de lingüística, gramática, fonética y otros que tiene en comparación a otros programas que privilegian la práctica inmediata antes que el conocimiento de las lenguas de trabajo. 
 
En ese sentido, la estudiante de Lingüística Aplicada a la Traducción, mención Inglés-Portugués, Alexandra Espitia, menciona la importancia de una educación integral y de entender la lengua materna.
 
“Puedo decir con certeza que el sello de la carrera te entrega una educación integral en el arte de la traducción; además de enseñarnos a cambiar una idea de un idioma a otro, recibimos una constante y muy buena preparación en lo que es la lingüística, que va más allá de un conjunto de palabras juntas; nos enseñan no solo a hablar y escribir bien, sino también a verdaderamente entender nuestra lengua materna para manejarla con autoridad y objetividad”, declara.
 
Experiencia extensa
 
Para la egresada en Lingüística Aplicada a la Traducción, mención Inglés-Japonés, Macarena Casanova, la experiencia del cuerpo académico es fundamental a la hora de elegir la carrera. “Una de las principales fortalezas es que tienen experiencia extensa en el área de traducción, eso les permite entregar consejos y conocimientos actuales del tema. El hecho de que la carrera en Chile siga siendo relativamente pequeña, en comparación a otras, significa que este acercamiento de parte de profesionales sea aún más importante para saber cómo y dónde buscar trabajo.”
 
La académica de nuestro Plantel, Ana Laura Dos Santos, destaca la especialización del idioma portugués en la formación actual de los estudiantes. “La carrera es la única en el contexto universitario chileno en incluir la lengua portuguesa como lengua de especialización en la formación de pregrado. La importancia del portugués radica en la posibilidad de aprendizaje de una lengua adicional a fondo, es decir, sus usos, su cultura, su historia y sus intersecciones con la lengua española, además de la formación de nuestros estudiantes en las habilidades traductoras necesarias para profesionales de lenguas extranjeras”. 
 
Perfil de egreso
 
Las características del egresado contemplan a profesionales con un gran compromiso social, altamente competitivos y con los conocimientos necesarios para incorporarse al mundo del trabajo, profesionales proactivos que logran posicionarse dentro de los mejores de la traducción a nivel nacional. 
 
Los egresados en la mención inglés-español-portugués cuentan con un sólido desarrollo de lengua, según las palabras de la académica, Ana Laura Dos Santos. “Se expresan con fluidez tanto en modo escrito como hablado, comprenden los contextos de uso y son capaces de adaptarse fácilmente a distintas situaciones e interacciones con otros usuarios. Sus habilidades de búsqueda de información, de investigación en traducción y sus conocimientos culturales son elementos que siempre han sido referidos como fortalezas por empleadores acerca de nuestros egresados”, menciona.  
 
Para más información sobre la Licenciatura en Lingüística Aplicada a la Traducción en Inglés - Japonés e Inglés - Portugués, ingrese aquí. 

Opinión de la académica del Departamento de Filosofía, Dra. Diana Aurenque : Antes criminales, hoy infantes

Opinión de la académica del Departamento de Filosofía, Dra. Diana Aurenque : Antes criminales, hoy infantes

Tras los resultados del plebiscito constitucional, se ha comentado mucho que la disyunción representa una tensión entre el “pueblo” y la “élite”. Y algunos ahondando en esa tesis, como lo hace Juan Carlos Eichholz, asegura que el verdadero conflicto no se centra en la desigualdad, sino más bien en un problema de falta de “empatía” de la élite política y empresarial hacia sus “hijos”, el pueblo trabajador. La interpretación debería indignar tanto a las denominadas  “élites” como a los presuntos “hijos-pueblo”.

Exploremos la propuesta de Eichholz. Primero, supongamos que en el país, efectivamente, existe una élite conocida por una amplia mayoría de chilenos y chilenas y que no sea sólo una marca famosa de pañuelos. Imaginemos además, tal como la dibuja Eichholz, que esta élite representa una minoría educada y culta, con influencia política, económica y empresarial, pero que pese a sus noblezas, ha fallado porque se desentendió de sus tareas fundamentales: la dirección empática, afectiva incluso, de “sus hijos”, el pueblo. ¿Se entiende lo ofensivo de la propuesta?

Estamos hablando de una élite influyente, que concentra en sí una serie de fuerzas, poderes y hasta saberes, como dice Eichholz, pero que ¿es incapaz de responder a las demandas de sus “hijos”? Si el planteamiento busca representar a la élite nacional, éstas deberían buscarse un mejor vocero o nosotros definitivamente mejores élites, pues en la propuesta, Eichholz compara una situación de responsabilidad política nacional con un conflicto familiar y privado, como si se hubiera inspirado en los infortunios televisados de una familia minoritaria y adinerada como la Calderón-Argandoña. Peor aún es el modelo paternalista que supone su reflexión.

Cuando compara la relación entre la élite y el pueblo en códigos de relaciones familiares, al modo de “padres e hijos”, la propuesta impone una asimetría inadmisible para el análisis de la política nacional.  

Un acto paternalista refiere, como indica su nombre, al intento de que un individuo o un Estado se entienda a sí mismo como autoridad, pater o “padre”, y actúe para resguardar el bienestar de terceros (personas o ciudadanos) y para protegerlos incluso sin su aprobación o incluso en contra de su voluntad. En el caso de los padres de facto, el paternalismo se justifica aunque tampoco de forma ilimitada, pues se les reconoce el legítimo derecho de la crianza de sus hijos, no obstante sólo en la medida de que aquella libertad de enseñanza no amenace o contravenga el bien superior del niño o niña. Pero además, y no menos importante, esa atribución e incluso deber de resguardo y protección va de la mano con la idea de que los menores no son considerados como sujetos plenamente autónomos y/o soberanos de sí.

Con todo, saber desde cuándo un niño o niña es un sujeto autónomo, es ya materia de múltiples controversias en cuestiones relativas a consentir tratamientos médicos, elección de género o también de responsabilidades penales. Sin embargo, en el caso de una ciudadanía votante no hay justificación para paternalismos de éste u otro tipo. Comparar a la gran mayoría de ciudadanos que votó por el Apruebo con una población de infantes es, por lo menos, insultante pues parece una estrategia reciclada para, nuevamente, desatender el mensaje político de fondo.

Si antes se criminalizaba la protesta y su descontento social, ahora se le infantiliza; mientras que en el 2019 ninguna demanda era válida porque se trataba sólo de actos de violentistas y antisociales que “no respetan a nada ni a nadie”, cual salvajes irracionales, en este 2020 se advierte que el Apruebo es conducido por “niños” y “niñas” que poco pueden decidir y deliberar, razonadamente, sobre el país que quieren.

Pese a los distintos enfoques, en ambos casos, la táctica es la misma: se minimiza, se irracionaliza y, con ello, se anula el fundamento de un cambio constitucional. ¿Puede haber peor obstinación? Como si en las urnas sólo reinara la voz de una masa salvaje y no pensante. Incluso después de que el 78% de los votantes estuviera dispuesto a creer en una propuesta institucional, a colaborar en consolidar una alternativa al conflicto social que se desató, justamente, contra la institucionalidad política y Estatal.
Con esta evidencia empírica ineludible, además de la certeza de que muchos jóvenes por primera vez se sintieron voluntariamente interpelados a votar, aun así, ¿quieren algunos seguir tapando el Sol con el dedo y leer en estos resultados sólo berrinches de unos cuantos “niños”?

Hace 2500 años, hubo una minoría distinta en Occidente y que era mucho más que un pañuelo, sobre todo más que un puñado de comunas, apellidos o colegios. Una minoría que descubrió el logos como posibilidad abierta a los seres humanos, una capacidad para acceder a la realidad por medio del propio juicio, de la deliberación y de los argumentos por sobre autoridad cultural, sacerdotal o del tipo que fuere, por cierto, también por sobre la pura empatía, de la cual, según Eichholz, carece la presunta élite chilena.  

Pero no es empatía en primer lugar lo que debería entrenar mejor una élite que no escucha, sino justamente atender al logos, pues, lo que exigen quienes fueron a las urnas es su reconocimiento expreso como equivalentes; como sujetos pensantes cansados de compasiones, asistencias y donaciones, por parte de los gobernantes de turno; sujetos de derecho que quieren una Constitución que no los paternalice ni les diga cómo vivir ni qué hacer, sino que les permita un suelo de protección mínimo para que cada uno pueda ser el adulto libre que desea ser y que hoy, es privilegio heredado de sólo un puñado.

“Lo que exigen quienes fueron a las urnas es su reconocimiento expreso como equivalentes; como sujetos pensantes cansados de compasiones, asistencias y donaciones, por parte de los gobernantes de turno”.

Facultad de Humanidades de la Usach y Flacso reflexionan sobre la crisis del sistema presidencial en nuestro país

Facultad de Humanidades de la Usach y Flacso reflexionan sobre la crisis del sistema presidencial en nuestro país

El área de Vinculación con el Medio de la Facultad de Humanidades de nuestra Universidad, en colaboración con Flacso -Chile, realizarán a partir de hoy 30 de septiembre un ciclo de charlas que abordará el debate sobre las características del régimen político chileno, ad portas del plebiscito nacional que busca una nueva Carta Magna para nuestro país.
 
El decano de la Facultad de Humanidades, Dr. Marcelo Mella, expresó que como Unidad Mayor se encuentran contentos de acoger esta iniciativa. “Esta es una actividad que reúne a dos grandes instituciones con un evidente compromiso con el análisis, pero también, con la solución de grandes problemas de la política pública de Chile y el continente”, indicó. 
 
Comentó que este ciclo de charlas es muy importante porque permite discutir, desde la perspectiva de la crisis del régimen político, los procesos más recientes a nivel político institucional que ha vivido nuestro país, además de reunir a paneles de excelencia, con expertos de larga trayectoria en la ciencia política.
 
El Dr. Mella añadió que esta actividad utilizará el debate en cuestión sobre el funcionamiento del presidencialismo para dar algunas claves de explicación a la crisis que vive la región y también Chile. 
 
“Me parece que resultarán muy interesantes estas discusiones de cara al momento que vive nuestro país en medio de un debate por una nueva Constitución y de reformas estructurales al modelo de desarrollo que ha venido funcionando en las últimas cuatro décadas”, declaró.
 
Charlas
 
En la sesión inaugural del ciclo de charlas “Crisis del Presidencialismo” participarán Pamela Figueroa, politóloga, académica de la Facultad de Humanidades de la Usach; Arturo Valenzuela, profesor emérito de Gobierno y Servicio Exterior de la Universidad de Georgetown; y Ángel Flisfisch, cientista político y profesor investigador de Flacso Chile.  El debate se centrará bajo el título “Perspectiva desde la Ciencia Política”.
 
La segunda sesión del 7 de octubre fue denominada “Perspectiva desde las Políticas Públicas” y en ella serán parte: Nicolás Eyzaguirre, economista y exministro de Estado; Harald Beyer, economista y rector de la Universidad Adolfo Ibáñez y Jeanette von Wolfersdorff, ingeniera comercial, directora ejecutiva del Observatorio de Gasto Fiscal en Chile.
 
En la sesión final del día 14 de octubre el tema será “Perspectiva desde el Derecho Constitucional” y en ella intervendrán: Tomas Jordán, abogado, profesor de derecho constitucional de la Universidad Alberto Hurtado; Miriam Henríquez, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Alberto Hurtado; y José Francisco García, abogado y profesor de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
 
Esta actividad se realiza a menos de un mes de que se efectúe el plebiscito constitucional por una nueva Constitución para Chile, en donde uno de los temas fundamentales del debate será el régimen político.
 
Las charlas se realizarán vía plataforma Zoom entre las 11:30 y las 13:00 horas.Para inscripciones se debe enviar un correo electrónico a: direccion@flacsochile.org 
 
Presidencialismo Parlamentarizado
 
Este evento es la prolongación del diálogo que se abrió y fue profundizado en el libro “Crisis del híperpresidencialismo chileno y nueva Constitución: ¿cambio de régimen político?” que puede descargarse aquí.
 
El libro recientemente publicado por Flacso Chile, fue escrito por la académica de la Facultad de Humanidades de nuestro Plantel, Dra. Pamela Figueroa; el exministro secretario general de la Presidencia y extitular de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, y el abogado constitucionalista, Tomás Jordán. 
 
“En este texto efectuamos un análisis profundo del sistema político chileno, su régimen político y el hiperpresidencialismo, pero, además, propusimos un cambio al régimen político que llamamos el presidencialismo parlamentarizado”, destacó la académica Pamela Figueroa.
 
El presidencialismo parlamentarizado es una propuesta de cambio al régimen político que busca equilibrar la relación entre el Presidente y el Congreso e incluir a la ciudadanía a través de mecanismos de democracia directa que tenga incidencia en el proceso de toma de decisiones.
 
“La propuesta de un parlamento unicameral y un fortalecimiento del sistema de partidos para lograr tener partidos políticos más programáticos, más institucionalizados y  con lo que complementado a mecanismos de democracia directa se pueda dar un mayor equilibrio entre el Gobierno y la sociedad a través de estas nuevas instituciones. Esta reforma nos parece necesaria porque hoy el sistema político se encuentra trabado y bloqueado”, concluyó la Dra. Figueroa.

Opinión de la Académica del Departamento de Filosofía, Dra. Diana Aurenque: ¡Por fin llegó septiembre!

Opinión de la Académica del Departamento de Filosofía, Dra. Diana Aurenque: ¡Por fin llegó septiembre!

Esperemos que septiembre traiga más viento y lluvia que nunca, que nos truene encima y nos despierte con su fuerza histórica del letargo que esta pandemia no sólo nos tapa la boca, sino que proclama victoriosos a los que nos creen idiotas. Idiotas, recordemos, se decía en Grecia a quien sólo tenía en cuenta sus intereses privados y particulares, y no las cuestiones públicas. Este 2020 parece ocurrir más bien en el calendario que en las vivencias y experiencias.

Desde marzo y hasta hace pocos días existimos a medias, sobreviviendo encerrados para protegernos y cuidar a los demás, habitando vidas incompletas, sobreviviendo biológicamente, pero carentes en gran parte de lo que nos es indispensable en tanto humanos.

Entre el sueño y la vigilia acontecemos exigidos por mantener la televida y el teletrabajo (de contar con él), exigidos por el imperativo sanitario a transformarnos en seres sin familia y amigos, sin ritos ni fiestas, sin música y baile, sin arte y cultura, e incluso, sin montañas, bosques, playas ni campo.

Nos mantenemos sanos hipotecando nuestra vida. ¡Pero por fin llegó septiembre! Para quienes habitamos esta tierra jamás se trata de un mes entre otros, porque septiembre es un viento, un trueno, unas cuantas ideas y mil heridas. Septiembre y sus paradojas duelen, pero como dijo Nietzsche, el dolor nos profundiza.

El mes de las ideas de la patria, de sus albores y de sus ocasos, tensiona a Chile entero; y hoy más que nunca: celebra un origen mientras se acrecienta la disputa con el pueblo mapuche; vitorea a las Fuerzas Armadas y a Carabineros de Chile en el día de las Glorias del Ejército de Chile, mientras aún no se lleva a cabo una reforma profunda a ambas instituciones; simula que el 11 de septiembre no existe, que sólo fue una avenida en Providencia, que no violaron y experimentaron con seres humanos, que no hubieron muertos, ni torturados, ni desaparecidos. Pero septiembre también es denuncia. Sin fondas, se mantiene el narcótico patrio vigente; con indicaciones del “fondearte” en casa confusas, desorientadoras e irresponsables.

Esperemos que septiembre traiga más viento y lluvia que nunca, que nos truene encima y nos despierte con su fuerza histórica del letargo que esta pandemia no sólo nos tapa la boca, sino que proclama victoriosos a los que nos creen idiotas. Idiotas, recordemos, se decía en Grecia a quien no se ocupaba de asuntos políticos, de quien sólo tenía en cuenta sus intereses privados y particulares, y no las cuestiones públicas. Y es cierto que la vida privada importa, pero lo privado, aprendemos, siempre tiene un ribete político. En la intimidad de la televida, los televisores de cada mañana chilena nos inundan con personajes públicos que parece sólo atienden a intereses particulares. Los alcaldes se han posicionado como las grandes figuras políticas, rehabilitando en parte su clase, precisamente por atender los agobios de sus conciudadanos. En ese contexto, incluso se han levantado dos figuras como posibles candidatos presidenciales, Joaquín Lavín y Evelyn Matthei. ¿No es esto escandaloso? Por cierto, una trampa, como dice justamente la palabra escándalo. Lavín y Matthei se falsifican abiertamente para abrir paso a sus ambiciones.

Incalculables son los memes que recorrieron las redes sociales desde que Lavín se autoproclamó “socialdemócrata”; pero de su apoyo a la dictadura, de su militancia al Opus Dei, de su pinochetismo, el alcalde mantiene toda reserva. Matthei, por su parte, lo hace con elegante descaro; y ante la simple pregunta de si se posicionará a favor del “apruebo” o “rechazo”, la alcaldesa mantiene el más hermético de los silencios.

Con franqueza, ¿no nos merecemos mejores políticos?, ¿personas que tengan una orientación ideológica clara, sea la que sea, pero que la expongan?, ¿con el valor de defender ideas, dar argumentos y no sólo callar para no perder al votante posible?, ¿con colores definidos, coherentes consigo mismo al menos y su trayectoria, y no seres miméticos que bailan al son de las encuestas de popularidad y del ranking televisivo? ¿Y no es curioso que precisamente de donde se levantan los candidatos, los matinales en particular, sean los programas que mayores denuncias han tenido en el último tiempo ante el Consejo Nacional de Televisión (CNTV)? No puede ser la televisión, ni los medios de comunicación digitales como Twitter o Instagram, los lugares emblemáticos de la política ni los únicos proveedores de su contenido. Pues su elemento fundamental es otro: las convicciones, visiones de mundo e ideologías. Pero la ideología, sabemos, es peligrosa y quizás por ello el oportunismo populista sea más seguro. Este septiembre 2020 nos lo recuerda.

Hace 50 años, un 4 de septiembre, también se inició un proyecto, se intentó levantar una idea que, por utópica incluso que la consideren algunos, era al menos eso: una idea, abierta, pública, valiente y comprometida con una visión de mundo. Política de verdad que terminó bombardeada y con un presidente muerto. Y de bien poco sirve polemizar, como intentan confundir algunos, si Allende era un socialdemócrata o un marxista leninista, porque terminó muerto y Chile, hasta hoy, con ello desgarrado. Mejor pensemos lo que significa tener políticos que viven y sobreviven como camaleones, arcaicos enamorados de los votos e infieles a todo, incluso a sí mismos. Y como si a septiembre le faltara incumbirnos más, hoy prepara un plebiscito.

En plena pandemia, con desconfinamientos que preocupan a los expertos y a la sociedad civil por sus inconsistencias: aperturas de malls para tres mil personas, permisos para “fondearse”, pero cierre continuo de plazas y parques durante los fines de semana.

El temor de que los contagios suban no es sospecha infundada, sino el rumbo más esperable; basta ver cómo España, Alemania e Italia han subido en sus tasas de contagios. ¿Y qué pasa si se avecina una ola de contagios en octubre? ¿Un octubre histórico que busca refundar septiembre? Todas las medidas deben ser tomadas para asegurar que el 25 de octubre tenga lugar. Porque el plebiscito, por imperfecto que haya sido el acuerdo de noviembre 2019, es un logro de la ciudadanía en su conjunto y debe protegerse. Ninguna enfermedad que no haga a un ciudadano interdicto debería despojar a una persona de su derecho fundamental de sufragio; más aún en una ocasión tan definitoria para el país. El gobierno debe asegurar que todos, también los infectocontagiosos, puedan emitir su voz en este proceso. Todo lo demás sería abiertamente discriminatorio y cobarde.

Sea de la forma que sea, con voto digital o presencial, todos y todas debemos poder pronunciarnos y defender con un voto las convicciones, los sueños y los anhelos que tenemos y que, estoy segura, tienen más peso y más profundidad que las acrobacias oportunistas de quienes sólo sonríen a las cámaras y bailan al ritmo de cualquier voto.

Decano Marcelo Mella destaca decisión que aprueba creación del Departamento de Estudios Políticos de la Facultad de Humanidades

Decano Marcelo Mella destaca decisión que aprueba creación del Departamento de Estudios Políticos de la Facultad de Humanidades

La Junta Directiva de la Universidad de Santiago decidió aprobar la creación del Departamento de Estudios Políticos de la Facultad de Humanidades.

El decano de la FAHU, Dr. Marcelo Mella, a través de un comunicado, destacó la decisión que culmina, dijo, “un camino de varios años que ha permitido dar vida a la séptima unidad académica de la Facultad de Humanidades”.
 
Añadió que el momento en el que esto ocurre, “nos estimula para que este nuevo Departamento fortalezca aún más la contribución de nuestra Universidad en aquellos problemas de alto impacto público”.
 
El Dr. Mella agradeció especialmente a los integrantes del Consejo Académico, a la Junta Directiva y a Rectoría por el apoyo a esta iniciativa, así como al cuerpo de profesores de la Licenciatura en Estudios Internacionales por su compromiso que permite culminar este proceso.
 
A dicha decisión anunciada por el rector de nuestra Universidad, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid se suma la creación del Departamento de Ingenierías Multidisciplinares en la Facultad de Ingeniería.
 
Esta modificación a la Estructura Orgánica de la Usach también contempla la formalización de unidades (que de momento se encuentran declaradas de carácter funcional), como el Programa de Acceso Inclusivo, Equidad y Permanencia de la Vicerrectoría Académica, y el traslado de unidades estratégicas del Gobierno Central a Prorrectoría, como es el caso del Departamento de Comunicaciones, Radio y Televisión y la Dirección de Género, Diversidad y Equidad.

Páginas

Suscribirse a RSS - FAHU