FAHU

Español

Eva Sánchez, psicóloga: “El modelo educativo de la Usach es integral y entrega fortalezas para todo tipo de cargos”

Eva Sánchez, psicóloga: “El modelo educativo de la Usach es integral y entrega fortalezas para todo tipo de cargos”

El valor de las personas es un tema esencial para Eva Sánchez, psicóloga con mención en psicología social y de las organizaciones. Esa fue la razón principal por la que eligió la Facultad de Humanidades de la Universidad de Santiago para su formación profesional. Es una mujer de constantes desafíos a tal punto que dejó esta misma carrera que cursaba en otra Universidad de la Región de Valparaíso para venirse a Santiago. 
 
Nacida en Rancagua en el seno de una familia de clase media con madre funcionaria del Servicio de Registro Civil y padre Arquitecto,  tuvo acceso a dos mundos distintos que económica y socialmente le dieron mayor valoración y amplitud a su vida. Recuerda que su madre con mucho esfuerzo la crió a ella y su hermano menor; “ella ganaba lo mínimo, no lo pasaba bien en su función de atender público y falleció a consecuencia del cáncer el 2012”, recuerda. La experiencia de su madre tuvo mucho que ver con su decisión de estudiar psicología.
 
El afán de Eva siempre ha sido apoyar a las personas para que se sientan reconocidas, desarrollen su potencial y disfruten de su trabajo, porque “si no estás bien donde pasas gran parte de tu día,hay consecuencias en la calidad de vida, en uno mismo, y me di cuenta que el mayor impacto que podía lograr era a través de las organizaciones, desde el tema más laboral y del desarrollo profesional”, remarca.
 
Dejaste una Universidad para venirte a la U. de Santiago, con todo lo que significaba en términos de movilidad y recomenzar una carrera. ¿Por qué lo hiciste?
 
- Fue una oportunidad de conocer un nuevo mundo, me cautivó, tener un campus tan grande con estudiantes de carreras que te abren la mente a distintas posibilidades, y que se fijan en la persona y no en otras características, me atrajo. Fue una experiencia buena por todos lados. La Usach es muy exigente y eso fue un desafío. Mi vida ha sido de desafiarme permanentemente, de aprender y compartir con otros.
 
En la Usach optó por la mención en psicología social y organizacional, hizo su práctica y buscó trabajo como analista de desarrollo organizacional. Su primer trabajo fue en Marinetti en 2008, una empresa industrial con un mundo masculino que le acomodó. Luego se fue a la Mutual de Seguridad por dos años. Sus pasos la llevaron luego a la multinacional Deloitte y siguió desafiándose, tomando las riendas de su vida laboral. Su interés era desarrollarse y crecer. Creó Brújula Profesional, consultora dedicada a la selección de personal y orientar a quienes buscan trabajo.
 
El 2011, registró la marca en Inapi. El 2013 viajó a Barcelona para estudiar un Master en Dirección de Recursos Humanos. De regreso, se casó. Tuvo dos hijos y tras el postnatal de la segunda, se embarcó de lleno en la tecnología. Armó grupos de whatsapp relacionados inicialmente con Recursos Humanos. Tres meses después ya tenía 50 con más de cinco mil integrantes. Hoy cuentan con 134 grupos de múltiples áreas, más de 10 mil personas y 80 voluntarios. Lo que partió como una aventura  se transformó en una organización, en una idea innovadora que ganó  un premio en la academia Her Global Impact. 
 
Esta organización, luego se formalizó y hoy es la Fundación Comunidad Networking con administradores que están a lo largo de todo Chile e incluso en otros países de latinoamérica,  donde promueven espacios colaborativos, diversos e inclusivos para quienes buscan mejorar su situación laboral y calidad de vida, con oportunidades para emplearse o emprender a través de estos grupos de whatsapp. La Fundación es ad honorem, pero están armando un modelo de negocios social para generar recursos. 
 
La Fundación Comunidad Networking ha tenido reconocimientos internacionales a través tuyo.
 
- Si, el 2019 quedé en el lugar 4 en Chile y este año en lugar 9 de HR Influencer Latam que reconoce a líderes en el área de Recursos Humanos, premio a nivel latinoamericano que funciona por voto popular. Estas nominaciones representan mucho del trabajo que hacemos en la Fundación Comunidad Networking.Yo no tendría la posibilidad de dar un mensaje de empleabilidad y de lo importante que es tener claro hacia dónde quieres ir como profesional,promover buenas prácticas en las organizaciones, sin la labor de la Fundación, que existe gracias a un tremendo equipo, donde la colaboración y la vocación de servicio son valores fundamentales.
 
Nos has contado la importancia que tuvo la Universidad de Santiago en toda tu formación, pero sabemos que estas retribuyendo también lo aprendido 
 
- Así es!, desde hace unos meses estoy trabajando en un proyecto ministerial muy potente, que se inició el año 2018. Es gestionado por la Vicerrectoría Académica y su área de Evaluación, buscando desarrollar iniciativas de apoyo y acompañamiento a estudiantes de 3er año en adelante, para facilitar su transición hacia la especialidad y la finalización de las carreras, mejorando su permanencia, egreso y titulación, así como también, su inserción al mundo laboral. Me siento privilegiada y agradecida de volver a la Universidad, ahora con un rol distinto, con experiencia y visión más amplia, lo que me permite aportar a los espacios formativos de futuros profesionales de mi alma máter. Este proyecto abre un mundo de posibilidades, ya que muestra a los/las estudiantes que no sólo pueden emplearse de forma tradicional, sino que también pueden continuar estudiando a lo largo de toda su vida, especializándose en sus áreas de interés; tener experiencias internacionales; emprender, pueden construir su futuro como quieran y para ello, el punto de inicio es el autoconocimiento. Adicionalmente, se les entregan herramientas para que desarrollen todo su potencial y sean protagonistas de su desarrollo profesional. 
 
Con tu experiencia actual, ¿reconoces el sello de la Universidad de Santiago en la formación profesional?
 
- La mirada del psicólogo/a de la Usach es más social, mucho menos individualista, de trabajo más interdisciplinario y colaborativo, de aportar a través de metodologías, con fortaleza en lo ético. Pesan mucho esos temas. Todo eso hace la diferencia con otras universidades. Yo creo en la diferencia. Tenemos muchísimas fortalezas para el cargo que queramos desempeñar. Nuestra formación es  integral y si nos basamos en el modelo educativo que aborda la excelencia, respeto a las personas, pluralismo, diversidad, colaboración e inclusión, entre otros,de verdad el sello que tiene la formación en conocimiento y desarrollo de habilidades de la Universidad de Santiago es potente.

Licenciatura en Lingüística Aplicada a la Traducción en Inglés-Japonés e Inglés-Portugués: Formación profesional de excelencia

Licenciatura en Lingüística Aplicada a la Traducción en Inglés-Japonés e Inglés-Portugués: Formación profesional de excelencia

La Licenciatura en Lingüística Aplicada a la Traducción en Inglés-Japonés e Inglés- Portugués,de la Universidad de Santiago de Chile, nace en 1995 a raíz de la firma del APEC, siendo en aquella fecha la primera carrera en ofrecer el idioma japonés como lengua B. Posteriormente, en el año 2000, con el acuerdo del Mercosur la carrera incorpora portugués como lengua B y el año 2013 se realiza un cambio curricular que enfatiza el aprendizaje de lenguas extranjeras durante los tres primeros años. 
 
Se trata de un programa ecléctico y muy rico en cuanto a conocimientos lingüísticos y extralingüísticos que se advierte en la cantidad de asignaturas de lingüística, gramática, fonética y otros que tiene en comparación a otros programas que privilegian la práctica inmediata antes que el conocimiento de las lenguas de trabajo. 
 
En ese sentido, la estudiante de Lingüística Aplicada a la Traducción, mención Inglés-Portugués, Alexandra Espitia, menciona la importancia de una educación integral y de entender la lengua materna.
 
“Puedo decir con certeza que el sello de la carrera te entrega una educación integral en el arte de la traducción; además de enseñarnos a cambiar una idea de un idioma a otro, recibimos una constante y muy buena preparación en lo que es la lingüística, que va más allá de un conjunto de palabras juntas; nos enseñan no solo a hablar y escribir bien, sino también a verdaderamente entender nuestra lengua materna para manejarla con autoridad y objetividad”, declara.
 
Experiencia extensa
 
Para la egresada en Lingüística Aplicada a la Traducción, mención Inglés-Japonés, Macarena Casanova, la experiencia del cuerpo académico es fundamental a la hora de elegir la carrera. “Una de las principales fortalezas es que tienen experiencia extensa en el área de traducción, eso les permite entregar consejos y conocimientos actuales del tema. El hecho de que la carrera en Chile siga siendo relativamente pequeña, en comparación a otras, significa que este acercamiento de parte de profesionales sea aún más importante para saber cómo y dónde buscar trabajo.”
 
La académica de nuestro Plantel, Ana Laura Dos Santos, destaca la especialización del idioma portugués en la formación actual de los estudiantes. “La carrera es la única en el contexto universitario chileno en incluir la lengua portuguesa como lengua de especialización en la formación de pregrado. La importancia del portugués radica en la posibilidad de aprendizaje de una lengua adicional a fondo, es decir, sus usos, su cultura, su historia y sus intersecciones con la lengua española, además de la formación de nuestros estudiantes en las habilidades traductoras necesarias para profesionales de lenguas extranjeras”. 
 
Perfil de egreso
 
Las características del egresado contemplan a profesionales con un gran compromiso social, altamente competitivos y con los conocimientos necesarios para incorporarse al mundo del trabajo, profesionales proactivos que logran posicionarse dentro de los mejores de la traducción a nivel nacional. 
 
Los egresados en la mención inglés-español-portugués cuentan con un sólido desarrollo de lengua, según las palabras de la académica, Ana Laura Dos Santos. “Se expresan con fluidez tanto en modo escrito como hablado, comprenden los contextos de uso y son capaces de adaptarse fácilmente a distintas situaciones e interacciones con otros usuarios. Sus habilidades de búsqueda de información, de investigación en traducción y sus conocimientos culturales son elementos que siempre han sido referidos como fortalezas por empleadores acerca de nuestros egresados”, menciona.  
 
Para más información sobre la Licenciatura en Lingüística Aplicada a la Traducción en Inglés - Japonés e Inglés - Portugués, ingrese aquí. 

Opinión de la académica del Departamento de Filosofía, Dra. Diana Aurenque : Antes criminales, hoy infantes

Opinión de la académica del Departamento de Filosofía, Dra. Diana Aurenque : Antes criminales, hoy infantes

Tras los resultados del plebiscito constitucional, se ha comentado mucho que la disyunción representa una tensión entre el “pueblo” y la “élite”. Y algunos ahondando en esa tesis, como lo hace Juan Carlos Eichholz, asegura que el verdadero conflicto no se centra en la desigualdad, sino más bien en un problema de falta de “empatía” de la élite política y empresarial hacia sus “hijos”, el pueblo trabajador. La interpretación debería indignar tanto a las denominadas  “élites” como a los presuntos “hijos-pueblo”.

Exploremos la propuesta de Eichholz. Primero, supongamos que en el país, efectivamente, existe una élite conocida por una amplia mayoría de chilenos y chilenas y que no sea sólo una marca famosa de pañuelos. Imaginemos además, tal como la dibuja Eichholz, que esta élite representa una minoría educada y culta, con influencia política, económica y empresarial, pero que pese a sus noblezas, ha fallado porque se desentendió de sus tareas fundamentales: la dirección empática, afectiva incluso, de “sus hijos”, el pueblo. ¿Se entiende lo ofensivo de la propuesta?

Estamos hablando de una élite influyente, que concentra en sí una serie de fuerzas, poderes y hasta saberes, como dice Eichholz, pero que ¿es incapaz de responder a las demandas de sus “hijos”? Si el planteamiento busca representar a la élite nacional, éstas deberían buscarse un mejor vocero o nosotros definitivamente mejores élites, pues en la propuesta, Eichholz compara una situación de responsabilidad política nacional con un conflicto familiar y privado, como si se hubiera inspirado en los infortunios televisados de una familia minoritaria y adinerada como la Calderón-Argandoña. Peor aún es el modelo paternalista que supone su reflexión.

Cuando compara la relación entre la élite y el pueblo en códigos de relaciones familiares, al modo de “padres e hijos”, la propuesta impone una asimetría inadmisible para el análisis de la política nacional.  

Un acto paternalista refiere, como indica su nombre, al intento de que un individuo o un Estado se entienda a sí mismo como autoridad, pater o “padre”, y actúe para resguardar el bienestar de terceros (personas o ciudadanos) y para protegerlos incluso sin su aprobación o incluso en contra de su voluntad. En el caso de los padres de facto, el paternalismo se justifica aunque tampoco de forma ilimitada, pues se les reconoce el legítimo derecho de la crianza de sus hijos, no obstante sólo en la medida de que aquella libertad de enseñanza no amenace o contravenga el bien superior del niño o niña. Pero además, y no menos importante, esa atribución e incluso deber de resguardo y protección va de la mano con la idea de que los menores no son considerados como sujetos plenamente autónomos y/o soberanos de sí.

Con todo, saber desde cuándo un niño o niña es un sujeto autónomo, es ya materia de múltiples controversias en cuestiones relativas a consentir tratamientos médicos, elección de género o también de responsabilidades penales. Sin embargo, en el caso de una ciudadanía votante no hay justificación para paternalismos de éste u otro tipo. Comparar a la gran mayoría de ciudadanos que votó por el Apruebo con una población de infantes es, por lo menos, insultante pues parece una estrategia reciclada para, nuevamente, desatender el mensaje político de fondo.

Si antes se criminalizaba la protesta y su descontento social, ahora se le infantiliza; mientras que en el 2019 ninguna demanda era válida porque se trataba sólo de actos de violentistas y antisociales que “no respetan a nada ni a nadie”, cual salvajes irracionales, en este 2020 se advierte que el Apruebo es conducido por “niños” y “niñas” que poco pueden decidir y deliberar, razonadamente, sobre el país que quieren.

Pese a los distintos enfoques, en ambos casos, la táctica es la misma: se minimiza, se irracionaliza y, con ello, se anula el fundamento de un cambio constitucional. ¿Puede haber peor obstinación? Como si en las urnas sólo reinara la voz de una masa salvaje y no pensante. Incluso después de que el 78% de los votantes estuviera dispuesto a creer en una propuesta institucional, a colaborar en consolidar una alternativa al conflicto social que se desató, justamente, contra la institucionalidad política y Estatal.
Con esta evidencia empírica ineludible, además de la certeza de que muchos jóvenes por primera vez se sintieron voluntariamente interpelados a votar, aun así, ¿quieren algunos seguir tapando el Sol con el dedo y leer en estos resultados sólo berrinches de unos cuantos “niños”?

Hace 2500 años, hubo una minoría distinta en Occidente y que era mucho más que un pañuelo, sobre todo más que un puñado de comunas, apellidos o colegios. Una minoría que descubrió el logos como posibilidad abierta a los seres humanos, una capacidad para acceder a la realidad por medio del propio juicio, de la deliberación y de los argumentos por sobre autoridad cultural, sacerdotal o del tipo que fuere, por cierto, también por sobre la pura empatía, de la cual, según Eichholz, carece la presunta élite chilena.  

Pero no es empatía en primer lugar lo que debería entrenar mejor una élite que no escucha, sino justamente atender al logos, pues, lo que exigen quienes fueron a las urnas es su reconocimiento expreso como equivalentes; como sujetos pensantes cansados de compasiones, asistencias y donaciones, por parte de los gobernantes de turno; sujetos de derecho que quieren una Constitución que no los paternalice ni les diga cómo vivir ni qué hacer, sino que les permita un suelo de protección mínimo para que cada uno pueda ser el adulto libre que desea ser y que hoy, es privilegio heredado de sólo un puñado.

“Lo que exigen quienes fueron a las urnas es su reconocimiento expreso como equivalentes; como sujetos pensantes cansados de compasiones, asistencias y donaciones, por parte de los gobernantes de turno”.

Facultad de Humanidades de la Usach y Flacso reflexionan sobre la crisis del sistema presidencial en nuestro país

Facultad de Humanidades de la Usach y Flacso reflexionan sobre la crisis del sistema presidencial en nuestro país

El área de Vinculación con el Medio de la Facultad de Humanidades de nuestra Universidad, en colaboración con Flacso -Chile, realizarán a partir de hoy 30 de septiembre un ciclo de charlas que abordará el debate sobre las características del régimen político chileno, ad portas del plebiscito nacional que busca una nueva Carta Magna para nuestro país.
 
El decano de la Facultad de Humanidades, Dr. Marcelo Mella, expresó que como Unidad Mayor se encuentran contentos de acoger esta iniciativa. “Esta es una actividad que reúne a dos grandes instituciones con un evidente compromiso con el análisis, pero también, con la solución de grandes problemas de la política pública de Chile y el continente”, indicó. 
 
Comentó que este ciclo de charlas es muy importante porque permite discutir, desde la perspectiva de la crisis del régimen político, los procesos más recientes a nivel político institucional que ha vivido nuestro país, además de reunir a paneles de excelencia, con expertos de larga trayectoria en la ciencia política.
 
El Dr. Mella añadió que esta actividad utilizará el debate en cuestión sobre el funcionamiento del presidencialismo para dar algunas claves de explicación a la crisis que vive la región y también Chile. 
 
“Me parece que resultarán muy interesantes estas discusiones de cara al momento que vive nuestro país en medio de un debate por una nueva Constitución y de reformas estructurales al modelo de desarrollo que ha venido funcionando en las últimas cuatro décadas”, declaró.
 
Charlas
 
En la sesión inaugural del ciclo de charlas “Crisis del Presidencialismo” participarán Pamela Figueroa, politóloga, académica de la Facultad de Humanidades de la Usach; Arturo Valenzuela, profesor emérito de Gobierno y Servicio Exterior de la Universidad de Georgetown; y Ángel Flisfisch, cientista político y profesor investigador de Flacso Chile.  El debate se centrará bajo el título “Perspectiva desde la Ciencia Política”.
 
La segunda sesión del 7 de octubre fue denominada “Perspectiva desde las Políticas Públicas” y en ella serán parte: Nicolás Eyzaguirre, economista y exministro de Estado; Harald Beyer, economista y rector de la Universidad Adolfo Ibáñez y Jeanette von Wolfersdorff, ingeniera comercial, directora ejecutiva del Observatorio de Gasto Fiscal en Chile.
 
En la sesión final del día 14 de octubre el tema será “Perspectiva desde el Derecho Constitucional” y en ella intervendrán: Tomas Jordán, abogado, profesor de derecho constitucional de la Universidad Alberto Hurtado; Miriam Henríquez, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Alberto Hurtado; y José Francisco García, abogado y profesor de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
 
Esta actividad se realiza a menos de un mes de que se efectúe el plebiscito constitucional por una nueva Constitución para Chile, en donde uno de los temas fundamentales del debate será el régimen político.
 
Las charlas se realizarán vía plataforma Zoom entre las 11:30 y las 13:00 horas.Para inscripciones se debe enviar un correo electrónico a: direccion@flacsochile.org 
 
Presidencialismo Parlamentarizado
 
Este evento es la prolongación del diálogo que se abrió y fue profundizado en el libro “Crisis del híperpresidencialismo chileno y nueva Constitución: ¿cambio de régimen político?” que puede descargarse aquí.
 
El libro recientemente publicado por Flacso Chile, fue escrito por la académica de la Facultad de Humanidades de nuestro Plantel, Dra. Pamela Figueroa; el exministro secretario general de la Presidencia y extitular de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, y el abogado constitucionalista, Tomás Jordán. 
 
“En este texto efectuamos un análisis profundo del sistema político chileno, su régimen político y el hiperpresidencialismo, pero, además, propusimos un cambio al régimen político que llamamos el presidencialismo parlamentarizado”, destacó la académica Pamela Figueroa.
 
El presidencialismo parlamentarizado es una propuesta de cambio al régimen político que busca equilibrar la relación entre el Presidente y el Congreso e incluir a la ciudadanía a través de mecanismos de democracia directa que tenga incidencia en el proceso de toma de decisiones.
 
“La propuesta de un parlamento unicameral y un fortalecimiento del sistema de partidos para lograr tener partidos políticos más programáticos, más institucionalizados y  con lo que complementado a mecanismos de democracia directa se pueda dar un mayor equilibrio entre el Gobierno y la sociedad a través de estas nuevas instituciones. Esta reforma nos parece necesaria porque hoy el sistema político se encuentra trabado y bloqueado”, concluyó la Dra. Figueroa.

Opinión de la Académica del Departamento de Filosofía, Dra. Diana Aurenque: ¡Por fin llegó septiembre!

Opinión de la Académica del Departamento de Filosofía, Dra. Diana Aurenque: ¡Por fin llegó septiembre!

Esperemos que septiembre traiga más viento y lluvia que nunca, que nos truene encima y nos despierte con su fuerza histórica del letargo que esta pandemia no sólo nos tapa la boca, sino que proclama victoriosos a los que nos creen idiotas. Idiotas, recordemos, se decía en Grecia a quien sólo tenía en cuenta sus intereses privados y particulares, y no las cuestiones públicas. Este 2020 parece ocurrir más bien en el calendario que en las vivencias y experiencias.

Desde marzo y hasta hace pocos días existimos a medias, sobreviviendo encerrados para protegernos y cuidar a los demás, habitando vidas incompletas, sobreviviendo biológicamente, pero carentes en gran parte de lo que nos es indispensable en tanto humanos.

Entre el sueño y la vigilia acontecemos exigidos por mantener la televida y el teletrabajo (de contar con él), exigidos por el imperativo sanitario a transformarnos en seres sin familia y amigos, sin ritos ni fiestas, sin música y baile, sin arte y cultura, e incluso, sin montañas, bosques, playas ni campo.

Nos mantenemos sanos hipotecando nuestra vida. ¡Pero por fin llegó septiembre! Para quienes habitamos esta tierra jamás se trata de un mes entre otros, porque septiembre es un viento, un trueno, unas cuantas ideas y mil heridas. Septiembre y sus paradojas duelen, pero como dijo Nietzsche, el dolor nos profundiza.

El mes de las ideas de la patria, de sus albores y de sus ocasos, tensiona a Chile entero; y hoy más que nunca: celebra un origen mientras se acrecienta la disputa con el pueblo mapuche; vitorea a las Fuerzas Armadas y a Carabineros de Chile en el día de las Glorias del Ejército de Chile, mientras aún no se lleva a cabo una reforma profunda a ambas instituciones; simula que el 11 de septiembre no existe, que sólo fue una avenida en Providencia, que no violaron y experimentaron con seres humanos, que no hubieron muertos, ni torturados, ni desaparecidos. Pero septiembre también es denuncia. Sin fondas, se mantiene el narcótico patrio vigente; con indicaciones del “fondearte” en casa confusas, desorientadoras e irresponsables.

Esperemos que septiembre traiga más viento y lluvia que nunca, que nos truene encima y nos despierte con su fuerza histórica del letargo que esta pandemia no sólo nos tapa la boca, sino que proclama victoriosos a los que nos creen idiotas. Idiotas, recordemos, se decía en Grecia a quien no se ocupaba de asuntos políticos, de quien sólo tenía en cuenta sus intereses privados y particulares, y no las cuestiones públicas. Y es cierto que la vida privada importa, pero lo privado, aprendemos, siempre tiene un ribete político. En la intimidad de la televida, los televisores de cada mañana chilena nos inundan con personajes públicos que parece sólo atienden a intereses particulares. Los alcaldes se han posicionado como las grandes figuras políticas, rehabilitando en parte su clase, precisamente por atender los agobios de sus conciudadanos. En ese contexto, incluso se han levantado dos figuras como posibles candidatos presidenciales, Joaquín Lavín y Evelyn Matthei. ¿No es esto escandaloso? Por cierto, una trampa, como dice justamente la palabra escándalo. Lavín y Matthei se falsifican abiertamente para abrir paso a sus ambiciones.

Incalculables son los memes que recorrieron las redes sociales desde que Lavín se autoproclamó “socialdemócrata”; pero de su apoyo a la dictadura, de su militancia al Opus Dei, de su pinochetismo, el alcalde mantiene toda reserva. Matthei, por su parte, lo hace con elegante descaro; y ante la simple pregunta de si se posicionará a favor del “apruebo” o “rechazo”, la alcaldesa mantiene el más hermético de los silencios.

Con franqueza, ¿no nos merecemos mejores políticos?, ¿personas que tengan una orientación ideológica clara, sea la que sea, pero que la expongan?, ¿con el valor de defender ideas, dar argumentos y no sólo callar para no perder al votante posible?, ¿con colores definidos, coherentes consigo mismo al menos y su trayectoria, y no seres miméticos que bailan al son de las encuestas de popularidad y del ranking televisivo? ¿Y no es curioso que precisamente de donde se levantan los candidatos, los matinales en particular, sean los programas que mayores denuncias han tenido en el último tiempo ante el Consejo Nacional de Televisión (CNTV)? No puede ser la televisión, ni los medios de comunicación digitales como Twitter o Instagram, los lugares emblemáticos de la política ni los únicos proveedores de su contenido. Pues su elemento fundamental es otro: las convicciones, visiones de mundo e ideologías. Pero la ideología, sabemos, es peligrosa y quizás por ello el oportunismo populista sea más seguro. Este septiembre 2020 nos lo recuerda.

Hace 50 años, un 4 de septiembre, también se inició un proyecto, se intentó levantar una idea que, por utópica incluso que la consideren algunos, era al menos eso: una idea, abierta, pública, valiente y comprometida con una visión de mundo. Política de verdad que terminó bombardeada y con un presidente muerto. Y de bien poco sirve polemizar, como intentan confundir algunos, si Allende era un socialdemócrata o un marxista leninista, porque terminó muerto y Chile, hasta hoy, con ello desgarrado. Mejor pensemos lo que significa tener políticos que viven y sobreviven como camaleones, arcaicos enamorados de los votos e infieles a todo, incluso a sí mismos. Y como si a septiembre le faltara incumbirnos más, hoy prepara un plebiscito.

En plena pandemia, con desconfinamientos que preocupan a los expertos y a la sociedad civil por sus inconsistencias: aperturas de malls para tres mil personas, permisos para “fondearse”, pero cierre continuo de plazas y parques durante los fines de semana.

El temor de que los contagios suban no es sospecha infundada, sino el rumbo más esperable; basta ver cómo España, Alemania e Italia han subido en sus tasas de contagios. ¿Y qué pasa si se avecina una ola de contagios en octubre? ¿Un octubre histórico que busca refundar septiembre? Todas las medidas deben ser tomadas para asegurar que el 25 de octubre tenga lugar. Porque el plebiscito, por imperfecto que haya sido el acuerdo de noviembre 2019, es un logro de la ciudadanía en su conjunto y debe protegerse. Ninguna enfermedad que no haga a un ciudadano interdicto debería despojar a una persona de su derecho fundamental de sufragio; más aún en una ocasión tan definitoria para el país. El gobierno debe asegurar que todos, también los infectocontagiosos, puedan emitir su voz en este proceso. Todo lo demás sería abiertamente discriminatorio y cobarde.

Sea de la forma que sea, con voto digital o presencial, todos y todas debemos poder pronunciarnos y defender con un voto las convicciones, los sueños y los anhelos que tenemos y que, estoy segura, tienen más peso y más profundidad que las acrobacias oportunistas de quienes sólo sonríen a las cámaras y bailan al ritmo de cualquier voto.

Decano Marcelo Mella destaca decisión que aprueba creación del Departamento de Estudios Políticos de la Facultad de Humanidades

Decano Marcelo Mella destaca decisión que aprueba creación del Departamento de Estudios Políticos de la Facultad de Humanidades

La Junta Directiva de la Universidad de Santiago decidió aprobar la creación del Departamento de Estudios Políticos de la Facultad de Humanidades.

El decano de la FAHU, Dr. Marcelo Mella, a través de un comunicado, destacó la decisión que culmina, dijo, “un camino de varios años que ha permitido dar vida a la séptima unidad académica de la Facultad de Humanidades”.
 
Añadió que el momento en el que esto ocurre, “nos estimula para que este nuevo Departamento fortalezca aún más la contribución de nuestra Universidad en aquellos problemas de alto impacto público”.
 
El Dr. Mella agradeció especialmente a los integrantes del Consejo Académico, a la Junta Directiva y a Rectoría por el apoyo a esta iniciativa, así como al cuerpo de profesores de la Licenciatura en Estudios Internacionales por su compromiso que permite culminar este proceso.
 
A dicha decisión anunciada por el rector de nuestra Universidad, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid se suma la creación del Departamento de Ingenierías Multidisciplinares en la Facultad de Ingeniería.
 
Esta modificación a la Estructura Orgánica de la Usach también contempla la formalización de unidades (que de momento se encuentran declaradas de carácter funcional), como el Programa de Acceso Inclusivo, Equidad y Permanencia de la Vicerrectoría Académica, y el traslado de unidades estratégicas del Gobierno Central a Prorrectoría, como es el caso del Departamento de Comunicaciones, Radio y Televisión y la Dirección de Género, Diversidad y Equidad.

U. de Santiago estrecha lazos para trabajos conjuntos de docencia e investigación

U. de Santiago estrecha lazos para trabajos conjuntos de docencia e investigación

Con la intención de estrechar lazos con entidades culturales vecinas a la Universidad de Santiago de Chile, funcionarios y estudiantes de la Facultad de Humanidades realizaron una visita al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. 
 
El acuerdo que ofició el equipo de Vinculación con el Medio de la FAHU, liderado por la Dra. Lucía Dammert, promueve una serie de acciones con el propósito de desarrollar una relación que se mantenga en el tiempo.
 
“Creemos que con este tipo de alianzas podemos construir Universidad, participando con la comunidad y habitando los espacios de la cultura cercanos a la Usach”, señaló la Dra. Pamela Figueroa, gestora de la alianza con el MMDH.
 
La primera actividad concreta es una visita guiada para estudiantes, docentes y funcionarias/os de la unidad a las instalaciones del Museo de la Memoria, que tendrá dos fechas, una que ya se efectuó el recién pasado 27 de septiembre y una segunda que se realizará el próximo viernes 4 de octubre.
 
“La finalidad de este convenio es que la comunidad de la Universidad de Santiago tenga acceso al propio museo para conocer sus salas, contenidos, objetivos y que este acercamiento se transforme en una motivación para realizar trabajos conjuntos, tanto en las áreas de docencia e investigación, como en promoción de actividades”, indicó la Dra. Figueroa.
 
Visita al MMDH 
 
Annabela Paneda, estudiante de intercambio del College of Charleston, y una de las jóvenes que asistió a esta visita, dijo que fue muy interesante para ella recorrer el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos porque “vengo del extranjero y concurrir a este espacio me ayuda a conocer y relacionarme mejor con Chile. Me parece muy bien que la Universidad de Santiago se preocupe que sus estudiantes aprendan de derechos humanos”. 
 
Para la estudiante de Pedagogía en Castellano, Tamara Riveros, esta experiencia fue conmovedora: “Acabamos de terminar el mes de septiembre que siempre ha sido doloroso para el país y para la Universidad de Santiago. Me parece muy bueno que la Usach abra estos espacios  a sus estudiantes con el objetivo de mantener viva la memoria”.
 
De la misma forma, el estudiante de la carrera de Periodismo de nuestra Universidad, Rodrigo Lemus, señaló: “Nosotros venimos por la invitación que nos hizo el curso sello de la FAHU Pensamiento Estratégico y Políticas Públicas, y es una gran experiencia porque nos permite recordar lo importante de la historia y la memoria. Deberían ampliar estas visitas a otras carreras, áreas y facultades”.
 
Cristal Segura, quién del mismo modo cursa la carrera de periodismo, indicó que “estas instancias son muy enriquecedoras, porque nos hacen reflexionar sobre nuestro pasado como sociedad, pero también como futuros profesionales que ejerceremos teniendo conciencia de lo que ocurrió en nuestro país”.
 
Desde la perspectiva de los funcionarios que acompañaron esta visita, Daniela Picarte, diseñadora de Comunicaciones de la Facultad de Humanidades, indicó que esta experiencia fue emotiva debido a que “desde el enfoque de una profesional que trabaja con imágenes, puedo decir que en lo simbólico la carga de este museo es enorme. Pude acceder a material gráfico que no había tenido la oportunidad de revisar, archivos con testimonios audiovisuales. Los artefactos creados a mano por los prisioneros políticos, son piezas de enorme valor. Agradezco a la FAHU y a la Universidad por darnos esta posibilidad de conocer un poco más sobre este oscuro episodio de nuestra historia”, concluyó
 
La próxima jornada de visita al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos se realizará el 4 de octubre y todavía hay cupos. Para inscribirse, las y los interesados deben enviar un correo a vime.fahu@usach.cl
 

Plantel será sede principal del VII Coloquio Latinoamericano de Biopolítica

Plantel será sede principal del VII Coloquio Latinoamericano de Biopolítica

El VII Coloquio Latinoamericano de Biopolítica es una iniciativa que ha tenido un progresivo desarrollo gracias al compromiso y trabajo de investigadoras/es y académicas/os de prestigiosas casas de estudios tanto nacionales como extranjeras, y que han tenido como objetivo potenciar el desarrollo del pensamiento crítico en la región.
 
Esta séptima versión del Coloquio se ha constituido como una experiencia de trabajo colectivo y colaborativo, llevada a cabo por investigadoras/es provenientes de diversas universidades latinoamericanas. Desde su primera versión (2008), el Coloquio ha recorrido ciudades como Santiago, Valparaíso, Buenos Aires, Bogotá, São Leopoldo y Ciudad de México. En esta versión la Universidad de Santiago de Chile cobijará el VII Coloquio, a través de la alianza efectuada entre la Escuela de Periodismo y la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio de la Usach.
 
Las unidades académicas que convocan al Coloquio, además de nuestra Universidad, son: Department of Romance Languages, U. de Míchigan; Centro de Estudios de Ética Aplicada, U. de Chile; Centro de Estudios Interdisciplinarios en Teoría Social y Subjetividad, U. de Valparaíso; Escuela de Terapia Ocupacional, U. Austral de Chile; Departamento de Sociología, U. de Concepción; Escuela de Ciencia Política, U. Academia de Humanismo Cristiano; Facultad de Psicología, U. Diego Portales y la carrera de Terapia Ocupacional, U. Nacional Andrés Bello.
 
“Quiero destacar que la iniciativa de realizar el Coloquio aquí en la Usach fue una generosa propuesta realizada por nuestras/os colegas de otras casas de estudios, precisamente haciendo un reconocimiento a la historia de la Universidad de Santiago, a su carácter público y al compromiso que establece con la generación de conocimiento y  en la profundización de los derechos y la justicia en nuestra sociedad”, indica el Dr. Juan Pablo Arancibia,  Jefe de Carrera de Periodismo y uno de los organizadores de este Coloquio.
 
Un Coloquio de subjetividades políticas
 
Para el Dr. Arancibia, el principal objetivo de este evento es reflexionar en torno a las grandes transformaciones que ha vivido la sociedad moderna “Si bien Foucault es un autor fundamental para comprender la actualidad, este VII Coloquio no se trata de un autor, sino de generar y conocer una reflexión que es múltiple sobre los problemas de la sociedad contemporánea, se trata de atender cierto régimen de mutaciones del orden presente que interpela directamente al pensamiento crítico”.
 
¿Por qué el Coloquio tiene el subtítulo Ontologías del Presente?
 
- Las claves que explicaban y sostenían una época han venido siendo erosionadas y cuestionadas progresivamente, entonces cuando nos preguntamos por las Ontologías del Presente, este Coloquio y sus académicas/os, se vuelcan a la pregunta por ¿cómo se configura el orden actual y el presente de nuestras sociedades? Hay aquí un problema fundamental que concierne a la relación entre vida y poder, y si bien esta relación podríamos decir es ancestral y consustancial a la comunidad política, las formas, las tecnologías, los saberes y dispositivos a partir de los cuales se redefine esta relación en la sociedad contemporánea es absolutamente novedosa y compleja. Esta relación entre vida y poder es lo que inaugura esta nomenclatura Biopolítica.
 
¿Qué entiende por Biopolítica este Coloquio?
 
- Las sociedades contemporáneas están constituidas sobre la base de una economía política de la violencia, estas sociedades contienen injusticias y flagelos programados y sistemáticos que le son consustanciales, pero al mismo tiempo son capaces de ir administrando regímenes de saber, de poder, formas de producción de subjetividades y de identidad, una producción de cultura y de comunicaciones que finalmente consagran y legitiman esta manera de vivir. El Coloquio claramente convoca a múltiples saberes, registros de pensamiento, narrativas y concepciones,  que acuden  a interrogar estas nuevas relaciones, mutaciones, emergencias y configuraciones del presente. Por lo tanto este evento tiene una sensibilidad epistemocrítica y  transdisciplinaria. 
 
¿Por qué el Coloquio es Latinoamericano? 
 
- De alguna manera en la región se han producido importantes y valiosos aportes y acervos a esta pregunta por cómo se definen estas problemáticas en América Latina. Esto en ningún caso excluye a intelectuales de otras regiones de mundo -por cierto asistirán importantes invitados de Europa o de Estados Unidos-, sin embargo, hemos localizado el VII Coloquio en Latinoamérica para preguntar por la singularidad de cómo se vive esta relación entre vida y poder en las sociedades de nuestra región, que viven en la especificidad de su propia situación de conflicto. 
 
¿Cuáles serán los temas de mayor preponderancia que serán abordados en el VII Coloquio?
 
- El modelo de desarrollo imperante implica la devastación del medioambiente y de la vida, incluyendo por cierto la vida humana. Entonces nos preguntamos en el contexto de la COP25, por qué tipo de politicidad debemos producir para frenar esta crisis planetaria. Otra pregunta es ¿cómo las formas económicas han derivado en formas libidinales o eróticas de subsunción? La tesis del Dr. Maurizio Lazzarato, por ejemplo, -que realizará la video conferencia de apertura- plantea el problema de gobernar a través de la deuda, es decir la población económicamente activa está sometida en base al endeudamiento, lo que en ningún caso es una anomalía del sistema, sino que lo constituye como un principio de disciplinamiento y control de la fuerza de trabajo.
 
También lo que anticipó Norberto Bobbio, las principales democracias tienen sistemas de control y vigilancia mucho más sofisticadas que los más cruentos regímenes totalitarios. Paradojalmente la Guerra se ha convertido en el paradigma y principio de Gobierno, donde permanentemente se tratan a las ciudadanías como enemigos, por lo que el Coloquio pregunta por ¿cuál es el principio y el modo en que se ejerce este dispositivo de gobierno? Además, esto cruza diversos temas sobre nuevas formas y concepción de los cuerpos, o las políticas de exterminio de los pueblos originarios, o las emergencias de diferencias y divergencias que los saberes clásicos rotulaban de “anormales” e “inmorales” y que hoy son proclamados y reconocidos como subjetivaciones políticas. Asimismo como el movimiento feminista que lucha por la dignidad y reconocimiento de las mujeres, todas estas conflictividades están activas y constituyen nuestro presente. Éstas y otras tantas materias serán abordadas en el VII Coloquio Latinoamericano de Biopolítica, al que todas y todos están invitados a dialogar, pensar y reflexionar colectivamente.  

Colegio Los Pensamientos obtiene primer lugar del 5to Debate Interescolar de Filosofía Usach

Colegio Los Pensamientos obtiene primer lugar del 5to Debate Interescolar de Filosofía Usach

Este martes se realizó la etapa final de la quinta versión del Debate Interescolar de Filosofía de la Universidad de Santiago de Chile. La instancia fue organizada por la Facultad de Humanidades de nuestra Casa de Estudios, con apoyo de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio del Plantel. 
 
La jornada se llevó a cabo en el Espacio Isidora Aguirre hasta donde, además de los equipos finalistas, llegaron los estudiantes que participaron en la semifinal del pasado 12 de septiembre.
 
“En esta versión participaron más de 200 estudiantes de distintas regiones, lo que demuestra que la Usach se va expandiendo por los territorios, conversando y construyendo lo que creemos que es una Universidad en terreno”, puntualizó la Vicerrectora de Vinculación con el Medio, Dra. Karina Arias Yurisch. 
 
La autoridad universitaria agregó que “instancias como estas nos hacen reflexionar sobre la sociedad en la que vivimos junto con todos los actores, y eso es fundamental para nuestra Casa de Estudios”.
 
Para el Vicedecano de Docencia de la Facultades de Humanidades, Dr. Víctor Prades, la exitosa convocatoria de este proceso “viene a reafirmar que la Filosofía es una disciplina de enorme atractivo y que genera fascinación en las y los estudiantes. Como Facultad nos sentimos orgullosos de estar apoyando esta actividad desde su inicio”.
 
Por su parte, la coordinadora general del evento, académica del Departamento de Filosofía y Vicedecana de Investigación y Postgrado de la FAHU, Dra. Diana Aurenque Stephan, aseguró que el nivel mostrado este año “ha sido el mejor de todas las versiones, lo que nos deja muy contentos y satisfechos con el trabajo realizado”.
 
La premiación
 
La jornada comenzó con los colegios Don Bosco de Rancagua y Mariano de Schoenstatt de Providencia. Posteriormente se enfrentó el Antilhue de La Florida con Los Pensamientos de La Granja. 
 
Tal como todo el proceso de este 2019, la discusión giró en torno a “Filosofar y su rol político: Naturalismo, Liberalismo y Comunitarismo”. Sin embargo, en esta última fase, los participantes debieron responder las preguntas: “¿Debe el Estado planificar la economía o dar libre acción a la iniciativa privada?” y “¿Debe el Estado intervenir en las desigualdades sociales?”, basándose en las ideas de Marx, Smith, Rawls y Locke.
 
El jurado estuvo compuesto por el director del Departamento de Filosofía, Dr. Wilfredo Quezada; el director del Magíster en Filosofía de las Ciencias, Dr. Marcelo Díaz; el académico del Departamento de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la U. Alberto Hurtado, Dr. Pablo Salvat; y dos estudiantes de la carrera de Pedagogía en Filosofía.
 
Tras escuchar atentamente los argumentos de los participantes, los jueces dieron por ganador al equipo del Colegio Los Pensamientos de La Granja. El segundo lugar lo obtuvo el Colegio Don Bosco de Rancagua, seguido por Mariano de Schoenstatt (3°) y Antilhue (4°). 
 
Además de obtener el primer lugar con su equipo, Gabriel Aguayo, estudiante del Colegio Los Pensamientos, obtuvo el Premio al Talento Filosófico. El alumno de cuarto año medio dijo sentirse feliz por ambos reconocimientos. “Este es mi segundo año participando. El 2018 sacamos el cuarto lugar, y por fin ahora conseguimos el primero. Es muy merecido ya que nos esforzamos mucho en este debate, sacrificando harto también”, indicó.
 
En la ceremonia de premiación también se distinguió a Paula Olguín del Colegio Mariano de Schoenstatt como Mejor Oradora; Gabriel Mendoza del Colegio Alicante de Maipú como Mejor Orador; Paulina Naveas del Colegio Los Pensamientos como Mejor Profesora; y Javier Huiliñir del Colegio Scole Creare de Temuco como Mejor Profesor. En tanto, el Colegio Don Bosco se llevó el galardón al Mejor Equipo.  
 
 
 

U. de Santiago impulsa la investigación interdisciplinaria en Humanidades y Ciencias Sociales

U. de Santiago impulsa la investigación interdisciplinaria en Humanidades y Ciencias Sociales

Más de 10 años cumplió el Centro de Estudios e Investigación Enzo Faletto de la Facultad de Humanidades, ubicado en Cumming 92, comuna de Santiago. Su misión es realizar investigación interdisciplinaria en el ámbito de las Humanidades y las Ciencias Sociales.

Además, tiene por propósito coordinar otras actividades y centros de investigación dependientes de la FAHU, albergando programas como el Centro de Estudios de la Actualidad Nacional (CEAN), el Programa Interdisciplinario de Investigación Experimental en Comunicación y Cognición (PIIECC), el Programa-Centro Comunidad de Diálogo en Ética y Sociedad (CODES) y el Centro de Estudios Migratorios.

Actualmente, su director es el académico del Departamento de Filosofía, Dr. Hernán Neira. Una vez asumido su cargo hace dos años, el doctor propuso modificar la resolución de objetivos del programa. Por ello, ahora el centro aparece no sólo como unidad coordinadora, sino también como espacio para realizar investigación.

“Esto significa que el Centro puede presentar proyectos de investigación dentro y fuera de la universidad, como un Fondecyt Regular, Postdocs, Proyectos de Iniciación, Anillo, o Dicyt”, explica el académico.

De esta forma, el Centro Enzo Faletto permite flexibilizar el acceso institucional a las redes de investigación y financiamientos. “La ventaja es que aquí a los investigadores no les pedimos nada más que no sea publicar. Así es como se lleva hoy en día la investigación en el mundo”, afirma el Dr. Neira.

Asimismo, aclara que no se trata de convertirse en una competencia para los Departamentos. Al contrario, busca ser un apoyo, especialmente al postgrado. “El centro persigue, de manera incipiente, generar una estructura que para los investigadores sea fácil y liviana, y que permita desarrollar investigación y vincularlo con la docencia de postgrado”, indica.

Por tratarse de una modificación reciente, actualmente son tres los proyectos asociados al Centro, los que corresponden a Cristóbal Friz (Investigación Fondecyt de Iniciación 11170435/PostDoc Usach 031853FE); César Zamorano (Investigación Posdoctoral Conicyt) y Hernán Neira (Investigación Fondecyt 1181322).

Contribución desde las Humanidades

Para el Dr. Neira, un centro dedicado al estudio del área humanista y social es fundamental para un Plantel como la Universidad de Santiago. “Es evidente que varios de los problemas que hoy enfrenta la sociedad y el mundo no tienen tanto que ver con los desarrollos tecnológicos, sino con cómo están guiados esos procesos”, sostiene.

En el mismo sentido, agrega que “esos procesos son fruto de valores y opciones de valor que se generan fundamentalmente en el campo de las Humanidades”. Por lo mismo, el académico afirma tener la convicción absoluta que un espacio propio para la investigación es una gran contribución tanto para la Universidad como para la Facultad.

Sin embargo, el director del Centro Enzo Faletto también asegura que este espacio es un gran aporte para la docencia de postgrado y pregrado, ya que “los estudiantes valoran a los profesores investigadores que presentan ideas nuevas, por lo tanto, crear este espacio es una tremenda contribución”.

Páginas

Suscribirse a RSS - FAHU