Facultad de Humanidades

Español

Víctor Paredes, periodista: Un usachino tras el Oscar 2021 a la mejor película animada

Víctor Paredes, periodista: Un usachino tras el Oscar 2021 a la mejor película animada

Víctor Paredes estudió Periodismo en la Facultad de Humanidades de nuestra Universidad entre el 2003 y el 2008. En las clases de Televisión aprovechó cada minuto para poner en práctica su talento que es la animación digital y que lo tiene como otro chileno (la otra es la directora Maite Alberdi, por El Agente Topo) que está dentro de las nominaciones al Oscar del presente año con su trabajo para Wolfwalkers. Él modestamente remarca que “no soy yo el que está nominado a recibir esta estatuilla. Yo tuve la fortuna de trabajar en ella, pero soy solo un obrero. No puedo decirte que no estoy impresionado y maravillado al mismo tiempo por la cantidad de llamados para entrevistas que he recibido”.
 
Víctor relata que alrededor de cien personas trabajaron en Wolfwalkers y habría que preguntarles a los colegas periodistas- dice- porqué me ponen a mí como el gran artífice de esta postulación (ríe). “Mi influencia en la película es aquella que pude tener en las escenas en que trabajé y he tratado de dejarlo claro en cada entrevista que he dado. Yo creo que están todos muy emocionados porque haya un compatriota en esto. Un amigo me decía que yo era como el chileno de Lost ahora”, comenta desde Irlanda donde reside.
 
¿Cómo influyó la carrera de periodismo de la Usach para transformarte en el exitoso profesional que hoy eres?
 
- A mí me gustaba mucho la carrera de periodismo en la Universidad de Santiago. La pasé muy bien, creo que aprendí mucho. Me ha servido indirectamente para esto de la  animación digital, pero por sobre todo haber pasado por el ambiente de la Usach fue una gran influencia en mí. Estudiar periodismo es una carrera como miscelánea donde aprendes muchas cosas. Fue ideal porque como adolescente uno no sabe para dónde va. Yo incluso en un momento quería estudiar Literatura, también pensé en Derecho, pero Periodismo tenía historia, lectura, el acontecer noticioso, lo audiovisual…todo lo que me gustaba. Los ramos de Televisión me sirvieron muchísimo para comenzar a animar. Cuando había que hacer un programa de tele, yo me anotaba con las animaciones. En la misma carrera me di cuenta que me interesaba hacer esto en mi futuro laboral. Pero también valoro mucho que nuestra Universidad cumpla un rol de aportar con primeros profesionales en las familias; jóvenes que por fin tuvieron la oportunidad de estudiar, lo que enriquece muchísimo su ambiente. 
 
Desprendo de tus palabras, que guardas mucho cariño por la Usach.
 
- A mí me parece que es una Universidad pública dando la pelea con el poco apoyo que tiene desde el aparato estatal. Valoro mucho que la Usach se mantenga en ese espíritu esforzándose por ser una gran Casa de Estudios para el pueblo. Recuerdo el programa Propedéutico. No porque te vaya bien o mal en la PSU te deben cerrar las puertas.La Usach acogía a todos aquellos que la Chile no iba a aceptar porque no les daba el puntaje. Yo estoy muy agradecido de mi Universidad porque además tiene ese gran Campus único, donde hice amigos en todas las carreras. Me impresionaba la variedad de personas, gente linda, estudiosa, esforzada y profesional que no tendría una oportunidad así de estudiar en otro lado. Me encantaban los perros en el Campus. De hecho yo decía que esos eran los perros más felices de Santiago, porque estaban en el límite de la libertad absoluta y el no desamparo. Recuerdo con cariño a la Loba. Así le decían. Era una mezcla de siberiana con quiltro que me seguía a todas partes. La llevaba a pasear a la Quinta Normal.
 
Son elementos que no tienen que ver con estar solamente en la sala estudiando. En los patios de la Usach viví mis mejores momentos, ese lado humano, de conversar, debatir, carretear, tiene una riqueza que cuesta mostrar en un spot comercial. Incluso los paros son una riqueza que no se da en todos los planteles, y que demuestran que los jóvenes estamos preocupados de lo que pasa en el país. Hoy post estallido entender esto es mucho más fácil. La Universidad es donde se supone que estás construyendo país y eso también tiene que ver con exigir un Chile mejor. La Usach tiene mucho del Chile real. Allí estudia la gente que te encuentras en la micro. Eso genera un sello que para mí es genial, porque estudian jóvenes con grandes potencialidades. Al profesional de nuestra Casa de Estudios no se le suben los humos a la cabeza. Su horizonte es salir a trabajar. Estudié en la Universidad de Santiago y fue bacán.Como ves en la Usach pude tener mi más reciente maduración.
 
Anécdotas
 
Este periodista y talentoso animador digital nos sorprende con sus recuerdos y anécdotas minuto a minuto. Comenta con simpatía que sus amigos y ex compañeros le dijeron que tras esta nominación al Oscar, seguramente lo iban a llamar para salir en el diario de la Universidad.
 
- Y tenían razón. Me llamaron de la Universidad. A mí me encantaba el Usach al Día. De hecho una vez hice una parodia. Me conseguí la plantilla del diario e hice un Usach al Día falso, con textos como escritos a mano y lo repartí en el patio.
 
Fue en la propia Universidad de Santiago, en esa época de estudiante universitario, que comenzó a trabajar con el software de animación Moho, haciendo tutoriales para Youtube. Los propietarios vieron esos videos, lo contrataron,dirigió y armó la última versión, una herramienta que muchos de sus colegas usan. En diciembre, junto a unos amigos,compraron el programa y ahora son sus dueños. Se ríe y nos cuenta que ahora es el Presidente y le toca hablar de millones de dólares con sus contrapartes, pese a que remarca modestamente que dirige solo una pequeña empresa. En forma paralela a los negocios, Víctor Paredes sigue con su pasión. Está trabajando ahora en una nueva película para Cartoon Saloon -que estará disponible en Netflix- y que es dirigida por Nora Twomey.
 
Te invitamos a conocer el trabajo de este usachino viendo el tráiler de Wolfwalkers aquí  o disfrutando en Apple TV de la totalidad de esta bella película animada que disputará el Oscar 2021 el próximo 25 de abril.

Decana Cristina Moyano proyecta una Facultad de Humanidades vinculada a las problemáticas actuales de Chile

Decana Cristina Moyano proyecta una Facultad de Humanidades vinculada a las problemáticas actuales de Chile

Su vocación de profesora comenzó desde muy pequeña, jugando con una pizarra y una tiza. En esas primeras “clases”, la Dra. Cristina Moyano tenía como “estudiantes” a sus hermanos y primos. Sin embargo, en tercero y cuarto medio, esos juegos comenzaron a volverse un proyecto de vida.
 
Inspirada por sus maestros de historia, decidió que esa era el área donde se quería desarrollar. “Era la asignatura donde uno podía debatir, discutir e ir desde las cosas contemporáneas que recién se podían hablar en el Chile de comienzos de los noventas”, comenta.
 
Ingresó a estudiar Historia a la Universidad de Santiago en 1994, “cuando hacía dos años se habían reabierto las carreras de pedagogía de esta Universidad, después de un cierre durante la época de la dictadura”, cuenta Moyano. 
 
Al concluir sus estudios de pregrado, decidió inscribirse en el Magíster en Historia de la Usach. Luego, realizó su doctorado en la Universidad de Chile. En 2008, mediante concurso público, ingresó como profesora al cuerpo regular del Departamento de Historia de la U. de Santiago.
 
“Soy la primera mujer de la generación de los noventa que formó parte del cuerpo regular de este Departamento”, destaca la historiadora, hoy profesora titular y decana de la Facultad de Humanidades, tras ser electa el 18 de diciembre del año recién pasado.
 
Proyecciones para la FAHU
 
“La Facultad que sueño es una que pueda romper las dinámicas islas que están en su interior, para que podamos construir una más integrada, interdisciplinaria y capaz de hacerse cargo de los temas que la sociedad chilena hoy día ha puesto como relevantes en el tapete”, reconoce la Dra. Moyano.
 
“Mi sueño es una Facultad que sea capaz de vincularse con las problemáticas sociales, políticas, culturales y económicas que tiene nuestro país y, desde la Universidad, generar un conocimiento pertinente y colaborativo que nazca de la sinergia de lo mejor de lo nuestro”, enfatiza.
 
En síntesis, la decana de la Facultad de Humanidades proyecta una Unidad Mayor en la que “podamos entre todos volver a sentirnos como una comunidad que piensa, que produce y que trabaja para el fortalecimiento de la sociedad civil chilena”, remarca.
 
Visión de la Usach
 
A su juicio, son muchas las cosas que hacen que quienes se vinculan con la Universidad de Santiago sientan por ella una gran afectividad. En primer lugar, su sello público; en segundo, su inclusión social; y, en tercero, su carácter democrático.
 
“La vida universitaria ha estado siempre vinculada a las temáticas contingentes. Aquí se viven movilizaciones estudiantiles. Hemos marchado desde los noventas, pidiendo más créditos solidarios hasta la posibilidad de que existiera la gratuidad”, resalta la historiadora. 
 
Por todo lo anterior, Moyano concluye que la Universidad de Santiago de Chile no solo manifiesta su compromiso con las transformaciones sociales, sino que, además, forma a profesionales con ese característico sello transformador.
 
Te invitamos a revisar el siguiente video:
 

Dra. Cristina Moyano asume como decana de la Facultad de Humanidades con programa enfocado en excelencia académica

Dra. Cristina Moyano asume como decana de la Facultad de Humanidades con programa enfocado en excelencia académica

Durante el mes de diciembre, la Universidad de Santiago de Chile, eligió de manera inédita a las autoridades de cinco de sus Facultades de manera virtual, en ese marco, este lunes 18 de enero, se realizó la ceremonia institucional de cambio de mando de decano de la Facultad de Humanidades, donde asumió la Dra. Cristina Moyano Barahona. 
 
Este acto solemne que se transmitió online, estuvo encabezado por el rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, junto a diversos decanos y académicos de la Universidad de Santiago de Chile.
 
El Dr. Zolezzi durante su intervención agradeció a las autoridades y a la comunidad universitaria por estar presentes en este traspaso de mando, remarcando la importancia y el sello que rige a la Facultad de Humanidades. “Hoy enfocada en la producción, preservación y transmisión del conocimiento, esta Unidad Mayor imprime en su quehacer el sello de una formación integral y axiológica, preparando a los estudiantes de Educación, Historia, Lingüística, Literatura, Filosofía, Periodismo y Psicología para enfrentar los diversos desafíos que nos impone el siglo XXI”, mencionó. 
 
La máxima autoridad del Plantel precisó que “estoy convencido que la Facultad de Humanidades, continuará la senda de excelencia que nos caracteriza, aportando desde su vocación pública y enfoque crítico, con responsabilidad social.”
 
La nueva decana de la FAHU, Dra. Cristina Moyano Barahona, se refirió a lo que será su gestión dentro de la Facultad, precisando que “tengo un compromiso con la educación pública, con la promoción de valores, como el respeto, el pluralismo, la tolerancia y la inclusión”.
 
Luego añadió que “quienes me conocen más cercanamente y han trabajado conmigo, saben que no sólo los uso como conceptos políticamente correctos, sino que los practico en mi diario quehacer y los promuevo desde la formación en el aula hasta la dirección de espacios de gestión”.
 
La Dra. Moyano comentó que “comenzar una gestión como decana desde la virtualidad, será sin duda complejo y difícil, pero tengo la convicción que, con mejor comunicación, mayor preocupación por nosotros mismos, con transparencia y diligencia podremos iniciar un programa que tiene como centro la recuperación de la excelencia académica con una cultura del buen trato y el mejoramiento permanente de las relaciones humanas”. 
 
Por su parte, el decano saliente Dr. Marcelo Mella Polanco, agradeció a todas las autoridades, académicos, funcionarios y estudiantes de la Facultad, por su labor y compromiso durante el periodo 2014-2020, en que encabezó esta Unidad Mayor. 
 
“Nuestra Universidad nos obliga a asumir una responsabilidad histórica al momento de asumir estos cargos, que tiene que ver con su historia, como institución formadora de la República y también por su futuro, considerando el momento que vive el país y el mundo”, destacó. 
 
El Dr. Mella, durante su intervención, expuso además algunos indicadores del periodo de su decanato, con un mapa estratégico que dio cuenta de la gestión realizada en temas de pregrado, postgrado, investigación y vinculación con el medio, resaltando que “todo este trabajo realizado, nos hace sentir muy contentos. Creemos que es un buen legado a la futura administración, entendemos que vivimos tiempos extraordinariamente difíciles y el llamado es a estar juntos, a construir sentidos comunes y a construir unidad de propósitos”. 
 
La ceremonia de cambio de mando en la Facultad de Humanidades  incluyó la presentación artística del Coro Madrigalista de la Universidad de Santiago de Chile, con la canción Manifiesto de Víctor Jara. 
 
Revive la ceremonia de traspaso de mando en el siguiente link
 

Facultad de Humanidades eligió nueva decana y mañana se realiza segunda vuelta para unidades pendientes

Facultad de Humanidades eligió nueva decana y mañana se realiza segunda vuelta para unidades pendientes

Este viernes 18 de diciembre se desarrollaron, de manera remota, las elecciones de la Facultad de Humanidades, resultando ganadora la académica Cristina Moyano Barahona con un 59,49% de las preferencias, frente al 37,97% obtenido por la académica Claudia Córdoba Calquín.  
 
Las votaciones que se desarrollaron a través de una plataforma gestionada por la empresa EVoting registraron un total de 79 votos, correspondiente al 100 por ciento de las y los profesores habilitados para sufragar.
 
Según informó el representante de la Facultad de Humanidades en el Tribunal Calificador de Elecciones, Marcelo Díaz, los comicios transcurrieron con normalidad.
 
“Considerando las circunstancias tan especiales, de ser una elección vía remota, donde no se tiene la presencia ni la cercanía física entre candidatos y electores, la participación fue bastante buena, alcanzando la participación de todos los electores. Eso es tranquilizador en el sentido de que se demostró un importante nivel de compromiso”, señaló el integrante del Tricel.
 
Respecto a la segunda vuelta pendiente para la definición del decano de la Facultad de Ingeniería, la directora del Departamento de Contabilidad y Auditoría, y el consejero del Departamento de Biología, se informó que estos comicios se desarrollarán mañana martes 22 de diciembre, también de manera remota. 
 
En el caso de la Facultad de Ingeniería, se deberá definir el nuevo decano, entre los académicos Cristian Vargas Riquelme y Pedro Palominos Belmar.
 
El Departamento de Contabilidad y Auditoría decidirá entre las académicas Angélica Peña Cortés e Isabel Torres Zapata que postulan a la Dirección de la unidad.
 
En tanto, como consejero del Departamento de Biología, las elección se definirá entre Pedro Orihuela Díaz y Patricio Rojas Montecinos. 
 
De acuerdo con la Resolución N° 4185 de 22 de octubre de 2020, son electores “los profesores titulares, asociados y asistentes con nombramiento de jornada completa, tres cuartos o media jornada, incluyendo a los académicos recontratados en virtud de las leyes 20.374 y 21.043, todos de las respectivas Facultades y que cuenten con, a lo menos, dos años de antigüedad en la Universidad”.

Leslie Maxwell, profesora de Estado en Castellano: “La Usach me brindó una mirada de vocación por lo público, en el rol de construir país y sociedad”

Leslie Maxwell, profesora de Estado en Castellano: “La Usach me brindó una mirada de vocación por lo público, en el rol de construir país y sociedad”

Leslie Maxwell es hija de profesores normalistas y de ellos, sin duda, sacó la veta docente. La profesión se transmite por los genes, destaca. Cómo dudar si uno de sus hijos también sigue su camino en el ex Pedagógico.

Dejó su natal Coyhaique junto a sus padres para establecerse en Santiago. Su madre comenzó a hacer clases en sectores vulnerables de la capital. Recuerda que la acompañaba a los paseos que organizaba a la playa y a la nieve, siempre sostenía que ninguno de sus alumnos se quedaría sin conocer esos paisajes, pese a la condición social o económica que tuvieran. Con los años, Leslie estudió en el Liceo 1 Javiera Carrera en tiempos en que las movilizaciones sociales irrumpían con fuerza en rechazo a la municipalización de establecimientos educacionales y ella se sumaba al movimiento.

¿Cómo llegas a estudiar a la Universidad de Santiago?
-Entré a estudiar tarde a la Universidad. Después de salir del colegio me dediqué al área de la pedagogía popular. Viajé a Cuba para hacer un taller en Educación popular y al volver trabajé en alfabetización de adultos. Después de un buen tiempo me decidí a estudiar Pedagogía en Castellano e ingresé a la Facultad de Humanidades de la Usach, principalmente por la composición de sus estudiantes, mucho más democrática, esa diversidad me llamó la atención ya que las otras alternativas eran el exPedagógico y la Universidad Católica.

¿Qué referencias tenías de nuestra Casa de Estudios?
-Mi deseo era grande por estudiar. Sabía de la Usach por amigos que estudiaban en el Plantel y  por buenos comentarios que escuché sobre los profesores que habían llegado a la carrera. Se me hizo difícil eso sí. Congelé a ratos, porque al principio solo obtuve 12%  de Fondo Solidario y casi puse una carpa afuera de la oficina de la asistente social para lograr finalmente el 95%. Yo idealizaba estudiar en la Universidad de Santiago, en algún momento fue la UTE, pura historia. Tuve grandes profesores como Nelson Osorio, Naim Nomes,Luis Hachim y Raquel Olea, reconocidos en Latinoamérica en su área. Encontraba muy interesante y distintiva la diversidad de la Usach. Tenía compañeras hijas de empresarios, otras que trabajaban y estudiaban, otras que provenían de familias de mucho esfuerzo y que serían primera generación en ingresar a la Universidad. La Usach era un espejo de la sociedad. Recuerdo a profesores que me impresionaron con una formación muy distintiva en Literatura y Lingüística. Había un enfoque crítico. Juan Vera fue profesor de lingüística y estaba muy actualizado. Yo tenía dos primas que estudiaban en la U. Católica y  mientras ellas comenzaban a ver Literatura desde los primeros escritos de los españoles en la conquista, nosotros partíamos desde el Popol Vuh y el Chilam Balam, desde la oralidad y eso te vuela la cabeza. Tenía una riqueza tremenda. Nosotros ya veíamos análisis de discurso en esos años y pese a que mi tema era lo pedagógico, mi tesis fue sobre la narrativa breve de Bolaños por la rigurosidad que tenía la formación literaria en la Escuela.

Un vasto currículum

Leslie durante el último año de su carrera se dedicó a validar pautas de corrección del Ministerio de Educación, que tenían que ver con las preguntas abiertas para las pruebas Simce. Fue bien evaluada, pero seguía trabajando como externa. El equipo Simce era multidisciplinario y se concentraba en la Unidad de Currículum y Evaluación del Mineduc.

Eran capacitados por agencias internacionales de elaboración de instrumentos de evaluación y como externa pudo participar en esos procesos de formación: “Era como hacer un magíster, hasta que acepté ingresar a la Unidad de Currículum y Evaluación”, recuerda. Con el primer Gobierno de Piñera debió dejar ese trabajo, pero fue contratada por la Corporación de Educación de la Cámara Chilena de la Construcción a cargo de colegios delegados. Su labor fue de coach pedagógico y se acercó como su madre a los estudiantes más vulnerables.

Fue jefa de la carrera de Pedagogía en Castellano de la Universidad Arcis, pero también profesora por hora en la U. de Santiago en el ramo de comprensión lectora y oralidad para los Ingenieros en Estadística. “Nunca me despegué de la Usach. Ingresé al Magíster en Literatura Latinoamericana y Chilena. Quería volver a tener clases con los profesores que tuve en el Pregrado. La literatura es mi segundo amor. La pega me consumió y no lo pude terminar, aunque casi concluí todos los ramos. Era la época en que trabajaba en el Mineduc, después del trabajo me iba a la Usach y se me abrió el cerebro nuevamente. Recuerdo con cariño al profesor Adolfo de Nordenflycht, guía de mi tesis.

Tanto en el Pregrado como en el Magíster la relación no era escolarizante a diferencia de otras universidades. Había mucho debate. Era el estilo clásico de la Universidad, con relaciones de afecto muy importante”, comenta.

Tiempo después fue vicerrectora académica del Internado Nacional Barros Arana, INBA. Siguió su vida profesional en Paraguay, trabajando en proyectos de innovación curricular, vinculados a la formación de competencias. Volvió a Chile nuevamente a la Unidad de Currículum y Evaluación del Mineduc, esta vez trabajando en la elaboración del Decreto 67 de evaluación que fortalece la evaluación formativa por sobre la estandarización de las aulas. Desde hace un año y medio se integró a MIDE UC en el área de medición docente.

Con este currículum tan importante y destacado ¿qué rol le asignas a la Universidad de Santiago en tu desarrollo profesional?
-La Universidad de Santiago me formó para el ámbito profesional, pero también aportó en generar una perspectiva y una mirada crítica que es súper importante para cualquier labor. No se trata solo de ser un profesional que está detrás del escritorio reproduciendo lo que te dicen que debes hacer, sino que siempre debes ir más allá. Eso lo aprendí de mis profesores de la Usach. Hay que darle una vuelta a las cosas, mejorarlas. La Usach me brindó una mirada de la vocación por lo público en  el rol de construir una sociedad mejor. Antes, las universidades agendaban los grandes temas políticos, los debates públicos; las leyes partían desde las Casas de Estudios. La formación que tuve en la Usach instaló en mí esa mirada, de que no solo te formas para tener un trabajo que te permita sostener a tu familia; algo que va más allá de obtener un título, el ejercicio de tener una propuesta un propósito. Si bien eso está en mi ethos, esa mirada crítica fue reforzada en la U. de Santiago al transitar por un Campus que es un país en chiquito. Mi petición al rector, cuando nos juntamos con él en un desayuno de egresados, fue justamente que siga incentivando la inclusión, por ejemplo, el Propedéutico, porque el sistema de admisión regular puede hacer perder esa riqueza que la Universidad tiene al recibir a jóvenes de diversas condiciones sociales y culturales. Ellos y ellas también podrán mirar el país desde sus aulas y aportar al desarrollo de una nación como Chile, tan segregada y golpeada.

Centro de la Usach realiza investigación sobre salud mental del mundo docente bajo crisis sanitaria

Centro de la Usach realiza investigación sobre salud mental del mundo docente bajo crisis sanitaria

El Colegio de Profesores de Chile, en el marco de un convenio de colaboración con el Centro de Estudios e Investigación Enzo Faletto (Ceief), de la Facultad de Humanidades de nuestra Universidad, solicitó la realización de una investigación sobre la actual situación de la salud mental  de los docentes en el país. 
 
“La investigación está evaluando las manifestaciones de tecno estrés, a partir de dos dimensiones, la tecno ansiedad y la tecno fatiga por la relación que establecen los y las profesoras, al momento de focalizar su actividad profesional, en el apoyo de las tecnologías de la informática y las comunicaciones. Una situación que se vuelve aún más relevante en situación de confinamiento por la crisis sanitaria”, aseguró Dante Castillo, director del Centro de Estudios de la Usach.
 
El sociólogo y doctor en educación indicó que las estrategias para enfrentar este fenómeno serán tratadas en un seminario que realizará el Centro de Estudios e Investigación, Enzo Faletto con el Colegio de Profesores de Chile, a la luz de los próximos resultados que se tendrán a nivel nacional.
 
“Es evidente que en este nuevo estudio la proporción de docentes con patologías aumentará por temas de agotamiento emocional. Esperamos que este proceso de uso de tecnologías en el teletrabajo producto de la crisis sanitaria a nivel mundial, genere una responsabilidad mayor con la salud mental del profesorado”, sostuvo el académico de nuestra Casa de Estudios.
 
Experiencia en crisis sociales
 
En octubre de 2019,  el Dr. Dante Castillo junto a investigadores y académicos de importantes centros de investigación de Europa y América Latina, se reunieron para levantar un laboratorio internacional para el monitoreo y mitigación de los efectos de crisis sociales. 
 
En este contexto, nació una primera iniciativa para determinar el impacto del teletrabajo en la salud de los docentes. Específicamente, se analizaron las manifestaciones de tecno estrés y de riesgo psicosocial en los profesores y profesoras.
 
“En este primer estudio de carácter exploratorio, levantado y conducido por el Ceief de la Usach se consideró el contexto del estallido social en Chile. Este importante trabajo fue recientemente publicado en una prestigiosa revista científica internacional, además de ser difundida por diferentes medios nacionales”, señaló el académico de la Escuela de Psicología de nuestra Universidad.
 
La investigación realizada en el último trimestre del año 2019, mostró que uno de cada 10 profesores manifiesta altos niveles de tecno estrés. El instrumento utilizado corresponde a un cuestionario psicométrico utilizado y validado por el Ministerio del Trabajo de España.

Jornadas de Definición Estratégica prosiguen con participación de la Facultad de Humanidades

Jornadas de Definición Estratégica prosiguen con participación de la Facultad de Humanidades

Luego que la Facultad Tecnológica y Facultad de Ciencia llevarán a cabo sus Jornadas de Definición Estratégica, en el marco del Plan Estratégico Institucional (PEI 2020-2030) de la Universidad de Santiago, ayer miércoles correspondió el turno a la Facultad de Humanidades (FAHU) para ser parte de la elaboración colectiva del documento que establece la misión, visión, políticas, objetivos, valores y actividades de nuestra Casa de Estudios, en el largo plazo.

En la actividad participaron las y los académicos de la FAHU que, en diferentes mesas de trabajo, definieron los lineamientos que, en su opinión, debiera seguir la Universidad para los próximos años.

Durante la inauguración de la jornada, el rector de nuestro Plantel, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, puso énfasis en el contexto “diferente” que caracteriza el actual proceso de elaboración del PEI 2020 - 2030, mencionando factores como el estallido social, el actual proceso constituyente y la nueva legislación para las universidades públicas.

“Desde el 18 de octubre nos encontramos en una situación especial como país. Es un contexto que nos interpela a todos y nos compromete a hacer lo mejor posible para que esta Universidad crezca y sea mucho más activa e inclusiva”, planteó la autoridad ante las y los académicos de los Departamentos y Escuelas que integran la FAHU.

Otro de los factores que distinguen al actual proceso PEI 2020 - 2030 es que por primera vez considera un periodo de diez años cuando, usualmente, se contemplaban solo cinco.

“¿Qué será de esta Universidad dentro de diez años? No es fácil saberlo, pero eso nos permite proyectar nuestra imaginación, generar una idea, y a partir de eso realizar el trabajo que hoy nos convoca: construir las orientaciones estratégicas sobre las cuales pretendemos avanzar para cumplir nuestra misión y visión ante la sociedad”, expresó el rector Zolezzi.

En tanto, el decano de la Facultad de Humanidades, Dr. Marcelo Mella, coincidió en la incidencia determinante del actual escenario social en el debate interno, respecto a la proyección de nuestra Institución.

“La actividad que estamos inaugurando es fundamental para avanzar a ese horizonte de largo plazo que las instituciones necesitan para ser relevantes a través del tiempo. Mientras el país está hablando en un tono constituyente, nosotros también lo hacemos. Es muy bueno que avancemos hacia un horizonte de diez años cuando el país tiene niveles de incertidumbre mucho más altos que los que ha tenido en los últimos años, porque ante estos niveles de incertidumbre nada mejor que pensar en objetivos de largo plazo”, afirmó el decano Mella.

La máxima autoridad de la Facultad de Humanidades aprovechó la instancia para comentar las positivas condiciones en que la Unidad que representa, enfrenta el proceso PEI 2020-2030.

“Estamos partiendo de un trabajo que nos ha permitido tener hoy niveles de acreditación que son extraordinarios. La FAHU tiene un promedio cercano a los seis años de acreditación en pregrado. Y no solo eso. Tenemos niveles de acreditación en postgrado que van a llegar al 80 por ciento. La Facultad nunca tuvo esos niveles de acreditación, por lo tanto, lo que tendremos que hacer, independiente de las autoridades de turno, es trabajar duro para que esas buenas noticias sean tendencia”, expresó el decano.

A la presentación de la Jornada de Definición Estratégica con la Facultad de Humanidades asistió el rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid; el decano de la FAHU, Dr. Marcelo Mella Polanco; el director de Desarrollo Institucional, Víctor Caro, y el jefe del Departamento de Gestión Estratégica, Felipe Salgado, además de autoridades y académicos de la Facultad de Humanidades de nuestra universidad.

Las Jornadas de Definición Estratégica, en el marco del PEI 2020 - 2030, continuarán hasta el viernes 24 con las diferentes Facultades del Plantel.

 

El mundo social y nuestra academia reflexionaron en diálogos sobre política, economía y crisis en Chile

El mundo social y nuestra academia reflexionaron en diálogos sobre política, economía y crisis en Chile

Con el objetivo de potenciar el desarrollo de reflexiones y diálogos en torno a la actual crisis social que vive nuestro país, se realizó el día de ayer la jornada: ¿Es posible una filosofía política del presente? Economía, política y revuelta social,  en el Salón de Bachillerato de nuestra Universidad.
 
La actividad, organizada por la Vicerrectoría de Postgrado y el Magíster de Filosofía Política de la Facultad de Humanidades (FAHU-Usach), invitó a diversos actores sociales, investigadoras/es, y público en general a estos coloquios que se caracterizaron por la participación horizontal de las y los asistentes.
 
Para la Dra. Diana Aurenque, Vicedecana de Investigación y Postgrado FAHU, esta actividad es muy significativa porque “nace  al interior de un seminario de estudiantes de postgrado, en donde ellos quisieron realizar estos diálogos interdisciplinarios para abordar las diferentes problemáticas sociales y políticas económicas en el marco del estallido social, lo que como Departamento y Facultad apoyamos desde un comienzo, porque refleja la finalidad que nuestra Universidad tiene en cuanto a la apertura de espacios de participación para su comunidad”.
 
En este sentido la Dra. Valentina Bulo, directora del Magíster de Filosofía Política de nuestro Plantel, indicó que la gran asistencia que tuvieron estos diálogos se vio potenciada por la participación de los actores sociales de la crisis.
 
Además, agregó que el gesto de asumir la culpa “por haberles dado vuelta la espalda a las comunidades y el habernos centrado en hablar cuestiones que solo entiende la academia, nos lleva a realizar estas actividades en donde los protagonistas son los que trabajan en los colectivos y que son los que realmente han liderado este estallido social”, precisó.
 
Diálogos
 
La actividad se desarrolló con dos áreas temáticas, economía y política, abordando asuntos tan importantes como: los orígenes del neoliberalismo, la reconformación de la comunidad política, el proceso constituyente, nuevas formas de trabajo y precariedades, neoliberalismo en educación, subjetividades fuera del canon patriarcal, actores de la revuelta social y democracia representativa   y participativa, entre otros.
 
La primera mesa se denominó Impugnación desde la política y lo sociocultural, y en ella participaron: Érika Montecinos, periodista y fundadora de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio; el investigador Claudio Alvarado Lincopi, de la Comunidad de Historia Mapuche y Hernán Caffiero, director del audiovisual “Una historia necesaria”, ganador de un Premio Emmy.
 
Posteriormente, fue el turno de la mesa Impugnación desde la economía, de la que fueron parte Doris González, vocera del Movimiento de Pobladores UKAMAU; Edgar Ogalde, del Movimiento Solidario Vida Digna y Soledad Alvear, Presidenta del Consejo Nacional de Organizaciones de Pequeños Productores Campesinos de Chile (CONAPROCH).
 
El cineasta y titulado de la carrera de Publicidad de nuestra Universidad, Hernán Caffiero, dijo que siempre estará dispuesto a aportar cuando la Usach lo requiera y en este caso con mayor fuerza. “creo que son fundamentales estos espacios, porque cuando somos capaces de llevar adelante una discusión académica, como la que hemos tenido hoy, y la transformamos en algo didáctico, transcendemos el aula, llegamos al territorio y podemos decir que el trabajo está cumplido”.
 
En este sentido, el historiador Claudio Alvarado Lincopi, opinó que estas actividades son de suma importancia para el proceso que el país vive, dado que si hay algo que al movimiento social le está haciendo falta es “un mayor nivel de organización entre las diferentes corrientes para hacer un programa común”.
 
Agregó que  el movimiento indígena, el feminista, el socioambiental, el sindical, el de pobladores, cada uno tiene de alguna manera sus demandas, pero ahora las tenemos que articular en un programa común, que de a poco ya se está comenzando a gestar”, finalizó. 

“La Facultad de Humanidades contribuye activamente a la transformación de la sociedad”

“La Facultad de Humanidades contribuye activamente a la transformación de la sociedad”

La Facultad de Humanidades celebró 75 años al servicio de la Universidad de Santiago y del país, y lo realizó reconociéndose heredera de una historia de la que sus autoridades, académicos/as, funcionarios/as y estudiantes se sienten orgullosos.

La ceremonia de aniversario fue un espacio de encuentro para la remembranza, la gratitud y la construcción de un futuro promisorio a través del quehacer del presente, que han llevado a la Facultad de Humanidades a avanzar con pie firme hacia sus objetivos cardinales.

El Dr. Julio Pinto, Premio Nacional de Historia 2016, brindó  la clase magistral “Populismo en Chile. Una reflexión desde la Historia”, ante un Salón de Honor en el total de su capacidad. También hubo espacio para el reconocimiento de la comunidad FAHU, en donde fueron distinguidos académicos/as y funcionarios/as que se retiran de la Institución y al titulado destacado, que en esta oportunidad premió al Embajador de Chile en Turquía, Armin Andereya. La música se hizo presente a través de la presentación de la agrupación Cristóbal Menares Trío.

Palabras del Decano

“Desde el año 1944 con la creación del Instituto Pedagógico Técnico, posteriormente la Facultad de Estudios Generales en 1975 y desde 1986 la actual Facultad de Humanidades, hemos desarrollado tres áreas disciplinarias que han coexistido con propósitos comunes en beneficio del país. La formación de profesores, las ciencias sociales propiamente tal y las humanidades” así definió el Dr. Marcelo Mella, Decano de la Facultad de Humanidades, la misión que ha llevado adelante esta importante unidad de la Universidad de Santiago.

En estos 75 años la FAHU no solo se ha proyectado como unidad académica y de investigación, sino que también ha fortalecido su compromiso con la sociedad “Nosotros entendemos que en la actualidad nuestra sociedad enfrenta desafíos gigantescos. La preservación de la sostenibilidad del planeta y los grandes desafíos de la agenda global, así como la defensa y fortalecimiento de la democracia, nos interpelan a trabajar con fuerte sentido de pertinencia social y política. Nuestras sociedades y la democracia requieren profesionales de alta calidad, así como personas reflexivas, responsables y comprometidas con su entorno. En la Facultad de Humanidades trabajamos con entusiasmo para que nuestra Institución no solo sea un reflejo de la sociedad, sino que contribuya activamente a su transformación”, expresó el Decano.  

Excelencia y Calidad

En la actualidad la FAHU tiene un fuerte compromiso con el aseguramiento de la calidad en orden a consolidar una oferta de pre y postgrado de excelencia, además de desarrollar una intensa política de apoyo a la investigación que ha hecho posible una Facultad más potente en lo académico, más incidente en los procesos nacionales y con orientación pública en cada una de sus actividades.

En este sentido el Decano Mella indicó que “concretamente hemos fortalecido nuestra oferta de postgrado, impulsando procesos de acreditación en nuestros programas, que han posibilitado un salto cualitativo, verdaderamente histórico. Al finalizar este año esperamos superar el 80% de programas acreditados y a comienzos del próximo llegaremos al 91% de programas con acreditación vigente.  En el caso del pregrado en las últimas admisiones anuales la FAHU siempre ha estado entre las primeras Facultades en llenar los cupos ofertados, lo que demuestra una alta demanda de nuestros programas y el éxito que tienen nuestros departamentos y escuelas al momento de definir programas con pertinencia y calidad. Estamos muy orgullosos del trabajo que realizan nuestras unidades y del liderazgo que tienen los directores y directoras”, precisó.

Asimismo, la máxima autoridad de la FAHU señaló que se trabaja cotidianamente en esta Facultad para “mantener la gran presencia externa que hoy tiene, con un proyecto académico robusto que pone en igual importancia la formación de Pregrado y el Postgrado, y con un compromiso social por la inclusión y la construcción de una sociedad más justa que resulta evidente en el quehacer del Decanato y en el de cada una de las unidades que forman parte de nuestra Facultad”.

Todo lo anterior se complementa con la exitosa renovación de la planta académica “En los últimos años la Facultad ha contratado alrededor de 30 profesores y profesoras, la mayor parte de ellos y ellas, con niveles de productividad altísima que permiten hoy en día acreditar los programas de postgrado. Si uno considera el total de los profesores que tiene la FAHU, esta renovación alcanza un tercio de todo el universo de la planta estable (profesores regulares), lo que nos permite trazar un sólido horizonte de mejoramiento”.

Construyendo valor para el país

Los 75 años de la Facultad de Humanidades representan la consecución del trabajo colaborativo de personas que pasaron por estas aulas, académicos, estudiantes y funcionarios que han dado vida a este espacio destinado a la generación de conocimiento y a la formación de profesionales de la educación, las ciencias sociales y las humanidades.

En este sentido el Dr. Marcelo Mella, indicó que “en los últimos 5 años la FAHU ha aparecido siempre en el Ranking QS, en el área disciplinar, artes y humanidades, en el rango del 10 al 14 a nivel latinoamericano. Esta Facultad le ha entregado a nuestra Universidad dos premios nacionales, profesores eméritos destacados, como también un largo listado de egresados/as y titulados/as que actualmente desempeñan importantes funciones al servicio del país, como el caso del recientemente nombrado Embajador de Chile en Turquía,   Armin Andereya, que hoy nos acompaña. En consecuencia y conociendo nuestra historia y momento presente, no podemos sino trazarnos objetivos de la mayor excelencia en beneficio de nuestro país y nuestra Institución”.

 

Egresado de la U. de Santiago lidera la Facultad de Psicología de la U. de Talca

Egresado de la U. de Santiago lidera la Facultad de Psicología de la U. de Talca

El destacado Dr. Marcelo Leiva Bianchi comenzó su vida laboral el año 2003 como Psicólogo Organizacional de la empresa Rabie S.A. realizando labores de Recursos Humanos, sin embargo, necesitaba crecer profesionalmente y aprender a investigar mejor los procesos organizacionales que estaba conociendo en la empresa.

Durante esos años mantuvo el vínculo con nuestra Facultad como profesor ayudante del Laboratorio de Psicología de la Usach, en la que siempre tuvo claro que esa comprensión pasaba por los métodos de investigación. Fue así como el año 2005 comenzó a estudiar en la Universidad Autónoma de Madrid el Doctorado en Metodología de las Ciencias del Comportamiento y de la Salud. “Vivir, trabajar y estudiar en otro país y otra cultura, ha sido una de las experiencias más enriquecedoras para mí”. No obstante, por razones personales el año 2007 regresó a Chile sin terminar su postgrado. Gracias a una beca CONICYT volvió a España y finalizó sus estudios el 2010.

De regreso en Chile, optó con su familia por trabajar fuera de Santiago buscando una mejor calidad de vida y fue así como llegó a la Universidad de Talca, casa de estudios en la que se ha desarrollado como académico en 9 cursos de pregrado y 13 de postgrado, además de dirigir 18 memorias y 10 Tesis de postgrado.

Ha publicado 10 artículos en revistas de corriente principal, un libro de análisis de datos avanzados aplicables a ensayos clínicos, un manual de psicoterapias efectivas aplicables a desastres y tres documentales sobre el impacto de eventos de relevancia social y comunitaria para la Región del Maule: desastres, desempleo y cambio climático. Ha obtenido 3 proyectos FONDECYT en temáticas de impacto psicosocial y terapias efectivas para el trauma psicológico. Fue Director del Magíster en Psicología Social y actualmente es decano en la Universidad de Talca.

El Director de la Escuela de Psicología de la Universidad de Santiago, Marco Barraza, destaca la importancia de que un egresado de su unidad académica aporte al país como decano en esta universidad estatal ubicada en la Región del Maule. 

“Esto demuestra el alto estándar de formación académica que imparte la Universidad de Santiago de Chile, que provee profesionales y académicos de excelencia. La Universidad de Talca es una Institución de prestigio, con alto rendimiento académico y mucha investigación. Es un orgullo para nuestra unidad que uno de nuestros egresados conduzca hoy una facultad tan importante”, consideró.

“La Escuela de Psicología forma profesionales de excelencia y calidad, con inserción en la comunidad y alta capacidad de investigación. Marcelo Leiva es un ejemplo de esas capacidades y potencial que tiene nuestra unidad en estos 26 años de existencia”, afirma.

-¿Qué destacaría de la formación que recibió en la Facultad de Humanidades Usach?

-La Universidad de Santiago está en mi vida desde mi temprana infancia. Mis primeros recuerdos son en la sala cuna y su jardín infantil. Mi madre, Rosser Bianchi, fue profesora del Departamento de Historia y Geografía por muchos años, así que cotidianamente asistía a la Usach. De hecho, me gradué en el Aula Magna dos veces: como egresado de Kínder y como Psicólogo.

-O sea que su existencia está marcada por nuestra Universidad.

-La formación de la Usach ha marcado mi vida, como un lugar en el cual se expresa en la cotidianidad un espíritu de progreso democrático y republicano. La historia previa de la Usach como Universidad Técnica del Estado es un sello que se mantiene, que nos enseña desde un comienzo con el ejemplo del hacer, del aplicar lo que sabemos.

-¿Cómo se palpa eso?

-Está presente desde las carreras técnicas a las profesionales, incluida la Facultad de Humanidades. Si no fuera por ese espíritu de progreso democrático a través del trabajo, mi madre no hubiese podido estudiar ni trabajar en la Usach; entiendo que eso inspira políticas de bienestar, como contar con un jardín infantil para sus funcionarios/as. De mi Escuela de Psicología, recuerdo muy bien cursos del pregrado, como los talleres de integración, en los cuales podíamos aplicar en contexto protegido (p.e. prácticas breves, simulaciones, talleres) lo que aprendíamos.

-¿En qué tipo de situaciones aplicó esto?

-Producto de esta formación pude presentar en un Congreso Interamericano un trabajo sobre las representaciones sociales que los estudiantes teníamos del amor, eso en el segundo año del pregrado. Lo anterior, más allá de los recursos disponibles -siempre escasos por cierto-, que se volvían detalles al compararlos con el placer de lograr un objetivo relevante. Ese aspecto de la formación ha trascendido en mi vida profesional actual.

-¿Cuáles de los valores aprendidos en la Facultad de Humanidades Usach, hoy los transfieres en tu espacio de trabajo?

-El principal valor es el del trabajar con alegría. El aprender haciendo. Tengo la suerte de hacer clases en la universidad y mis cursos siempre tienen un componente aplicado. Así intento incluir esos valores en la formación de mis estudiantes.

-A su juicio, ¿Cuáles son los elementos sustanciales que hacen diferente a la Universidad de Santiago de Chile y su Facultad de Humanidades?

-La historia vinculada con la transformación de las estructuras económicas, sociales y culturales del país. Sé que esa impronta no es fácil de cambiar, porque existe un sello de aprendizaje en la práctica, de aplicación de tecnologías que la Usach mantiene. Esto incluye a la Facultad de Humanidades, por cierto, entregando profesionales que buscan transformar el contexto en el cual se desenvuelven. Esa tecnología intangible, pero utilísima, es un sello que distingue a quienes hemos egresado de la Facultad de Humanidades.

Páginas

Suscribirse a RSS - Facultad de Humanidades