Educación Superior

Español

Consejo de Rectores califica de "incomprensible e inaceptable" propuesta de Presupuesto 2021 para Educación Superior

Consejo de Rectores califica de "incomprensible e inaceptable" propuesta de Presupuesto 2021 para Educación Superior

Mediante una declaración difundida en diversos medios de comunicación, el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (Cruch), manifestó su desacuerdo con la propuesta de Presupuesto 2021 para Educación Superior, planteada por el Ejecutivo.

El texto divulgado por el Cruch sostiene que:

“La propuesta del Ministerio de Educación para el próximo año resulta incomprensible e inaceptable, puesto que atenta seriamente contra la sustentabilidad de las universidades del Cruch y envía una señal que puede interpretarse como la intención de socavar las bases de las universidades tanto estatales como con vocación pública de Chile, impactando directamente no solo en la formación de nuestros estudiantes, sino que también en las múltiples iniciativas que aportan al desarrollo del país y que ven en riesgo su continuidad, así como de las miles de familias de quienes laboran en nuestras instituciones y que dependen de su trabajo”.

“Las universidades del Consejo de Rectores contribuyen directamente al desarrollo de Chile. En su emplazamiento a lo largo de todo el país constituyen el polo intelectual, cultural y artístico de cada una de las regiones y sus ciudades principales. Además, cumplen un rol fundamental en el proceso de descentralización, potenciando el desarrollo regional”, añade la nota.

Más adelante, la declaración precisa que “durante la pandemia por COVID-19, las 30 universidades del Cruch, a pesar de su compleja situación financiera, han contribuido a enfrentar la emergencia sanitaria a través de la construcción de una red de apoyo a los servicios de salud del país, que incluye múltiples iniciativas para fortalecer las redes de salud regionales, ya sea en la prevención, detección o tratamiento del COVID-19. Todas las actividades realizadas han sido con cargo a los presupuestos de las universidades”.

“Adicionalmente, las universidades han implementado todas las acciones necesarias para mantener su docencia, dando continuidad al proceso formativo de más de 400 mil estudiantes, de los cuales el 50% es beneficiario de la gratuidad y por lo tanto pertenecen al 60% más vulnerable del país; y continuar con sus tareas de investigación, extensión universitaria y vinculación con el medio”, declara.

El comunicado prosigue indicando que “en este escenario, las universidades del Cruch han debido realizar ajustes presupuestarios mayores debido a la crisis social y sanitaria, que han significado menores ingresos por matrícula y aranceles y venta de servicios, además de un aumento de gastos derivados de la crisis sanitaria para apoyar a estudiantes y profesores/as en conectividad y equipos, por una suma estimada de $204.000 millones. Este escenario deberá proyectarse al menos para el año 2021, incluyendo los costos adicionales para el retorno a actividades esenciales bajo condiciones sanitarias seguras y para mantener apoyo financiero a sus estudiantes”.

“La situación antes descrita es compleja y ha puesto a nuestras universidades en una situación de fragilidad nunca antes vivida. Este escenario adverso se agrava con el Proyecto de Ley Presupuesto 2021, que contempla una disminución de recursos a las instituciones del Cruch que asciende a $42.119 millones, de los cuales $21.638 corresponden a disminuciones de aportes basales”, dice el Consejo de Rectores.

La nota añade que “esta situación fue expuesta ante la Cuarta Subcomisión Mixta de Presupuestos. La comprensión de nuestros argumentos derivó en el rechazo de estos programas presupuestarios y gracias a este resultado el Cruch fue invitado por el Subsecretario de Educación Superior a conformar una mesa de trabajo para analizar única y exclusivamente el uso de los Excedentes del Fondo Solidario de Crédito Universitario (FSCU), a la que accedimos a participar, en coherencia con nuestros principios orientadores, que privilegian el diálogo”.

“Esta mesa de trabajo se circunscribe al FSCU,  materia que no involucra recursos del Estado, ya que la propiedad de los recursos de los FSCU es en su totalidad de las instituciones que poseen dicho fondo. Lo que se debe acordar es la autorización legal para su uso, que depende del Ejecutivo. Estos recursos serán casi exclusivamente para cubrir déficit por exceder la duración de la carrera (Artículo 108) y, en consecuencia, no resuelven los problemas de financiamiento actual”, precisa el comunicado.

Luego agrega que “el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas y cada una de las agrupaciones que forman parte de él (Consorcio de Universidades del Estado de Chile, Cuech; Agrupación de Universidades Regionales, AUR; Universidades Públicas No Estatales, G-9), han propuesto un conjunto de medidas para enfrentar esta situación y las han reiterado en todas las instancias posibles, pero hasta la fecha no ha existido ningún acercamiento de la autoridad referido a otra materia que no sea el uso de excedentes del FSCU”.

Más adelante la declaración del Consejo de Rectores precisa que “las medidas incluyen propuestas que no demandan recursos adicionales, como establecer acceso a endeudamiento con garantía del Estado y el uso de excedentes del FSCU. Otras, sí implican recursos para el Estado, pero entendiendo la situación del país y la necesidad de hacer ajustes, se solicita mantener los valores asignados en el presupuesto 2020, lo que, en definitiva, implica asumir desde ya una disminución del 2,6% real en los recursos de los Fondos Institucionales (Basales, Convenios y de Interés Nacional). También, medidas orientadas a mejorar la implementación de la Ley 21.091, como la suspensión de Aranceles Regulados para implementar un nuevo y mejor diseño”.

“También debemos señalar nuestra preocupación respecto a las aseveraciones acerca de la falta de eficiencia y transparencia de nuestras universidades que han expresado las autoridades de Gobierno en las últimas semanas. Estas aseveraciones no solo no son efectivas sino que reflejan desconfianza respecto a nuestras universidades y desconocimiento de los mecanismos a través de los cuales ellas dan cuenta de manera periódica y transparente de su accionar académico, administrativo y financiero”, dice el Cruch.

Finalmente, la declaración del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, hace un llamado a resguardar el patrimonio que representan las universidades públicas para el país, a la contribución que ellas realizan en todos los ámbitos de nuestra sociedad y su rol clave para lograr que el país alcance mejores niveles de desarrollo en beneficio de todos(as) sus ciudadanos(as) y cada uno de sus territorios”.

Vicepresidente del Cruch, Juan Manuel Zolezzi, critica que modelo de fijación de aranceles considere únicamente labores de docencia

Vicepresidente del Cruch, Juan Manuel Zolezzi, critica que modelo de fijación de aranceles considere únicamente labores de docencia

En entrevista con el programa “Estación Central” de Radio Usach, el rector de la Universidad de Santiago y vicepresidente ejecutivo del Consejo de Rectores (CRUCH), Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, profundizó en los cuestionamientos al modelo de fijación de aranceles que define la Subsecretaría de Educación Superior.

La crítica ya había sido expuesta tras la última sesión plenaria del organismo, cuando el CRUCH acusó que la Subsecretaría de Educación Superior “ha establecido un modelo que no tiene una adecuada justificación ni se ajusta al Sistema de Educación Superior chileno”.

De acuerdo con la visión del Consejo de Rectores de la Universidades Chilenas, la metodología utilizada para la fijación de aranceles se restringe a la docencia y no considera los costos que significan las actividades de investigación, extensión e innovación, inherentes e imbricadas al quehacer de los planteles que conforman la entidad.

En palabras del Dr. Zolezzi, el problema radica en que, “la mayoría de las universidades de este organismo, son entidades completas y complejas, que tienen, no solo docencia, sino que también investigación, asistencia técnica, vinculación con el medio, y el país exige que desarrollen este tipo de tareas”.

“Al considerar, solamente, los costos en base a la docencia, se deja de lado algo que es muy importante para pensar en el futuro de las universidades, que es la mejora continua, o el aseguramiento de la calidad, que tampoco está considerado como tal”, señaló el vicepresidente ejecutivo del CRUCH.

Consultado respecto a la existencia de diálogo entre los actores involucrados para la fijación de aranceles, el rector de la Universidad de Santiago señaló que ha habido conversaciones, aunque “muy limitadas” y “no como al Consejo le hubiese gustado ser considerado”.

“La misma ley dice que tiene que haber una consulta a las universidades. Sin embargo, no ha habido esa oportunidad de consulta”, sostuvo. 

El Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid añadió que, si bien, se han llevado a cabo algunas conversaciones en cumplimiento con las disposiciones de la ley, “no ha habido una oportunidad de un trabajo conjunto, para mostrar los antecedentes de las situaciones (de cada Universidad). Recién ahora vamos a tener la oportunidad de mostrar un poco nuestra realidad y decir cómo nos está yendo con lo que nos están ofreciendo”.

En opinión de la máxima autoridad de nuestro Plantel, el problema va más allá del Gobierno. “Es casi un problema de Estado porque, efectivamente, en el Gobierno anterior se hicieron algunos esfuerzos por modificar las leyes, pero, finalmente, nos topamos con que los recursos son los mismos que se dan vuelta y se acomodan de otra forma, pero no hay ningun incremento desde el punto de vista del presupuesto. Hace muchos años que no hay un incremento sostenido”, agregó.

El aporte del CRUCH en pandemia

En su conversación radial, el vicepresidente ejecutivo del CRUCH se refirió también, al aporte de las universidades del Consejo para combatir la pandemia, pese a que los recursos que han recibido estas instituciones no han variado.

“Las universidades, junto con los servicios públicos de salud, fueron los primeros en ponerse a disposición del sistema de salud y, aproximadamente el 15 por ciento de los análisis PCR se han hecho en las instituciones del Consejo de Rectores. Hemos estado trabajando en mascarillas, cubiertas faciales y ventiladores mecánicos, con varios proyectos que podrían tener un futuro importante. Las universidades han puesto, además de la investigación, el tratamiento y el apoyo a los estudiantes”, señaló el rector de la Usach.

Finalmente, respecto a los caminos a seguir, el Dr. Zolezzi agregó que, como Consejo de Rectores, “nuestro deber es luchar por la integridad de las instituciones, y eso es lo que vamos a hacer”.

“Eso tiene que ver con todas las conversaciones que se deban hacer, dentro de un marco de diálogo, por supuesto; y todas las medidas necesarias para, efectivamente, lograr cambiar un poco el efecto que pueda tener la fijación de aranceles en nuestras instituciones, porque sería un impacto muy duro de asumir en el tiempo”, puntualizó el vicepresidente del CRUCH.

Rector Juan Manuel Zolezzi: “Las autoridades no se han dado el tiempo para concentrarse en la problemática de la Educación Superior”

Rector Juan Manuel Zolezzi: “Las autoridades no se han dado el tiempo para concentrarse en la problemática de la Educación Superior”

De esta manera, la máxima autoridad de la Universidad de Santiago, comentó el desconcierto y malestar del Cruch ante la postura del Ministerio de Educación que desestimó las diversas alternativas de solución presentadas para enfrentar la difícil situación académica y financiera de las universidades, en el contexto de la pandemia.

En el programa Estación Central, el Dr. Juan Manuel Zolezzi precisó que hace bastante tiempo vienen planteando a diversos actores las inquietudes que tienen las universidades del Consejo de Rectores, en particular sobre el tema del financiamiento luego del estallido social y ahora por la pandemia, pero aseguró “no hemos escuchado por parte del Ejecutivo ninguna acogida”.

El vicepresidente ejecutivo del Cruch sostuvo además que una de las medidas de fondo es la revisión de la situación económica de los estudiantes, cuyos padres en muchos casos se han quedado sin trabajo, entonces existe la necesidad de hacer un nuevo llamado para el Formulario Único de Acreditación Socioeconómica (FUAS).

Revise aquí la entrevista:

https://www.radiousach.cl/noticias/lo-mas-reciente/juan-manuel-zolezzi-rector-usach-las-autoridades-no-se-han-dado-el

Ministerio de Educación activa plan de acción para instituciones de Educación Superior

Ministerio de Educación activa plan de acción para instituciones de Educación Superior

Tras sostener una reunión con rectores de algunos planteles, la Subsecretaría de Educación Superior del Ministerio de Educación anunció una serie de medidas de acción con el objetivo de dar continuidad al proceso formativo, así como a la entrega de beneficios a los estudiante en el marco de la Fase 4 de COVID-19 en el país.

Estas medidas son:

1. Activación de Comité de Coordinación del Sinaces en el contexto de emergencia:

El Comité de Coordinación del Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad (Comité Sinaces) fue convocado por su Presidente, el Subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, para efectos de iniciar un trabajo de coordinación permanente en el contexto de la emergencia sanitaria actual. Este comité está integrado además por el Superintendente de Educación Superior, Jorge Avilés, el Presidente de la Comisión Nacional de Acreditación, Hernán Burdiles, y el Presidente del Consejo Nacional de Educación, Pedro Montt. Forman parte del Sinaces, además, todas las instituciones de educación superior.

El objetivo del Comité será impulsar una serie de medidas de corto y mediano plazo que permitan la coordinación de todo el sistema en el marco de la emergencia; sostener un sistema de información permanente para las comunidades educativas; y procurar que las instituciones puedan dar continuidad de los procesos formativos con calidad, buscando dar tranquilidad a los jóvenes que se están matriculando en la educación superior.

Esta instancia comenzó a sesionar el 17 de marzo, y seguirá realizando una coordinación periódica durante todo el periodo que dure la emergencia.

2. Entrega de plataforma de enseñanza online para las instituciones que no disponen de estas herramientas:

Tras concluir un levantamiento con todas las instituciones, el Ministerio de Educación generó un acuerdo con Google que permitirá poner a disposición de todas las Casas de Estudios que requieran plataformas de enseñanza online, la aplicación Google Suite, utilizada ya en el sistema escolar y por muchas instituciones.

Esta medida podrá beneficiar a alrededor de 19 mil estudiantes matriculados en planteles que, si bien cuentan con ciertas herramientas tecnológicas, no disponen de este tipo de plataformas. Estará a disposición de manera gratuita.

3.  Fondos para instituciones destinados al desarrollo y fortalecimiento de proyectos de educación online

Este año, la Subsecretaría de Educación Superior tiene en su Fondo de Áreas Estratégicas un presupuesto de casi $10.500 millones para proyectos vinculados a la mejora de la calidad en la educación, los cuales son concursables y están dirigidos a las universidades del G9, universidades privadas, institutos profesionales y centros de formación técnica acreditados y estatales.

A partir de la experiencia recogida en esta crisis, la Subsecretaría de Educación Superior ha resuelto priorizar aquellos proyectos que se presenten relacionados con el desarrollo de la educación a distancia, de manera de que las instituciones puedan potenciar sus proyectos de formación virtual.

Adicionalmente, dentro del Plan de Fortalecimiento de Universidades Estatales, que este año considera $30.000 millones, se trabajará con el Comité que define la asignación de estos recursos para priorizar la creación de una red estatal para la educación a distancia, además del desarrollo de proyectos individuales en las universidades que requieran potenciar sus actuales sistemas de formación virtual

4. Alianza con Instituciones de Educación Superior para la difusión de buenas prácticas y capacitación a docentes en modalidad online

La Subsecretaría de Educación Superior acordó una alianza con nueve Casas de Estudios, con trayectoria y experiencia en el desarrollo de modalidades alternativas de enseñanza para que puedan compartir sus buenas prácticas y entregar capacitación a los docentes de aquellos planteles que requieran apoyo en el marco de la emergencia. Este acuerdo permitirá fortalecer al sistema en su conjunto, potenciando el trabajo colaborativo.

5.   Actualización periódica de la información de cada institución

La Subsecretaría de Educación Superior junto a la Superintendencia de Educación Superior, ya han oficiado a todas las instituciones para que entreguen información periódica sobre las acciones implementadas para el resguardo de las actividades académicas en el contexto de la pandemia del COVID-19. Asimismo, se ha reiterado la importancia de mantener canales de contacto directos con sus estudiantes, académicos y funcionarios.

6.   Beneficios estudiantiles para Educación Superior

Con el objetivo de cumplir el calendario de asignación de los beneficios estudiantiles del Ministerio de Educación y Junaeb, y así poder informar oportunamente a los estudiantes los beneficios a los que podrán acceder, se solicita a las Casas de Estudio avanzar en los procesos de matrículas, ya sea mediante modalidad online o presencial.

Adicionalmente, el Ministerio de Educación ha resuelto extender por la postulación a gratuidad, becas y/o créditos de Educación Superior a través del Formulario Único de Acreditación Socioeconómica, FUAS, hasta el próximo viernes 27 de marzo en el portal FUAS. Así, se busca dar más tiempo para que los jóvenes que aún no han podido concluir sus procesos de postulación, puedan hacerlo.

Además, con el objetivo de dar continuidad al proceso formativo, entendiendo que el contexto de emergencia dificulta la realización de los procesos cotidianos de las instituciones, la Subsecretaría de Educación Superior pide priorizar todos aquellos que permitan garantizar la continuidad del servicio educativo (de una manera remota) y de aquellos en los que este servicio se apoya (soporte informático, servicios administrativos, de información, etc.), así como otros que sean esenciales para la gestión institucional.    

Finalmente, para revisar más información sobre estas medidas y los beneficios estudiantiles, se invita a todas las comunidades educativas a ingresar a la web de Educación Superior.

Consultor de la OCDE en educación aboga por cambio de enfoque en antiguo modelo europeo de enseñanza

Consultor de la OCDE en educación aboga por cambio de enfoque en antiguo modelo europeo de enseñanza

Hasta nuestra Universidad llegó este miércoles el consultor y reconocido especialista en temas de Educación Superior, Dr. Salvador Malo Álvarez. El Director General de Educación Superior Universitaria de la Subsecretaría de Educación Superior de México, fue recibido por el Rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid.

La máxima autoridad de nuestra Casa de Estudios estuvo acompañado del Vicerrector Académico, Dr. Juan Carlos Retamal; la Vicerrectora de Vinculación con el Medio, Dra. Karina Arias Yurisch; el Vicerrector de Postgrado, Dr. Cristián Parker Gumucio; el Vicerrector de Apoyo al Estudiante, Dr. Bernardo Morales; y el Director de Desarrollo Institucional, Víctor Caro Castro.

El reconocido especialista en Educación Superior, visita nuestro país en el marco de la nueva ley que regula a las Universidades del Estado desde el 2018 y el acuerdo de préstamo suscrito entre Chile y el Banco Mundial para el financiamiento de la Educación Superior.

En ese contexto, en calidad de consultor y facilitador, el Dr. Salvador Malo es parte de los talleres que impulsa el Ministerio de Educación para definir una visión común en torno a áreas estratégicas de la labor universitaria para los próximos 10 años, propiciando una reflexión colectiva entre representantes de las 18 instituciones del Estado. Esto busca sentar las bases para los futuros planes de fortalecimiento de cada Casa de Estudios. 

“Con la nueva normativa las Universidades deben aprovechar para innovar y cambiar el enfoque de la enseñanza, que tiene sus bases en un modelo europeo del siglo pasado”, advirtió el también especialista consultor de la OCDE para la evaluación internacional de la Educación Superior.

Para el doctor en Física, es necesario avanzar hacia una visión sin divisiones, dentro de la Universidad. “Sugiero caminar hacia el modelo de integrar las disciplinas y quitar las divisiones como Facultades y Escuelas. Y muy importante es entender el pregrado junto al posgrado, no por separado”, puntualizó. 

El Rector Juan Manuel Zolezzi Cid, destacó la visita del experto a nuestra Universidad porque “nos interesa favorecer la reflexión en torno a repensar el quehacer de las instituciones del Estado, en el marco de la nueva Ley”.

“Como Plantel estatal entendemos que es necesario el trabajo colaborativo y dialogar con todos los actores para promover el fortalecimiento de la Educación Superior en nuestro país”, afirmó la máxima autoridad de la Usach.

En tanto, el Vicerrector Académico, Dr. Juan Carlos Retamal Abarzúa, señaló que la visita del Dr. Salvador Malo “es muy reveladora en el sentido de conocer su opinión respecto de cómo funciona nuestro sistema y cuáles son las ataduras que tiene y las posibilidades de flexibilizarlo”.

“A partir de su visión, creo que nuestra Universidad ha ido caminando en los últimos años en la dirección de flexibilizar e incorporar ideas novedosas”, destacó el Dr. Retamal. 

De acuerdo a la Vicerrectora de Vinculación con el Medio, Dra. Karina Arias Yurisch, la U. de Santiago es parte de los planteles estatales “que necesitan trabajar en conjunto para cumplir con el mandato que tiene, que es aportar al desarrollo del país, y desde Chile, aportar al desarrollo global”.

“La única manera de alcanzar esto es colaborando con las otras Universidades, con quienes compartimos una misma visión del futuro”, agregó la doctora Arias.

Economista sostiene que nuevo CAE complicará presupuesto de las universidades estatales

Economista sostiene que nuevo CAE complicará presupuesto de las universidades estatales

El Presidente Sebastián Piñera anunció la semana pasada el envío al Congreso del proyecto de ley que reemplazaría al Crédito con Aval del Estado (CAE) y al Fondo Solidario (FS). Se trata de un nuevo Sistema de Financiamiento Solidario (SIFS), que entre sus novedades contempla que el 60% más pobre no pague nada mientras esté estudiando, siendo las instituciones las que paguen el diferencial entre la cobertura del beneficio y el arancel real, que definen las propias casas de estudios superiores al momento de ofrecer una carrera.

Para el economista especialista en economía de la educación, autor del libro ‘Claves y nudos en la reforma a la educación superior chilena’ y académico de la Facultad de Administración y Economía (FAE) de la Universidad de Santiago de Chile, Víctor Salas, este aspecto del eventual nuevo crédito implicará una mayor presión para los recursos de las universidades. Principalmente, las estatales, dado que la recién promulgada Ley de Fortalecimiento de Universidades del Estado no consideraría recursos suficientes para costear este ítem.

“El Estado colocó ese plan especial de fortalecimiento con muy pocos recursos. No alcanzó a mil millones por universidad al año, lo que un impacto muy acotado en el presupuesto de las universidades”, afirma. “Lo que pague el Estado no va a bastar, ni el arancel considerado para la gratuidad ni para financiar el crédito, considerando lo que los planteles estiman que cuesta financiar su actividad docente”, enfatiza.

De acuerdo a Salas, costear esta diferencia puede perjudicar la calidad de la educación que imparten y la investigación que realizan, debido a que deberán redistribuir los mismos recursos que utilizaban en estos aspectos para cubrir el diferencial que provocará el nuevo sistema de financiamiento.  

Por eso, considera que el nuevo crédito debiera implicar un nuevo articulado para dar más recursos, a fin de que las universidades del Estado no salgan perjudicadas con el financiamiento de este crédito. “Este nuevo crédito es un ajuste al sistema tal cual lo tenemos, pero no está bien planteado para poder tener un sistema financiado adecuadamente”, concluye.

Rector valora voluntad para aprobar ley de fortalecimiento de los planteles estatales

Rector valora voluntad para aprobar ley de fortalecimiento de los planteles estatales

Como parte de su segundo trámite legislativo, este miércoles se inició en el Senado la discusión en general del proyecto de ley de Fortalecimiento de las Universidades del Estado, en una sesión que reunió a las comisiones de Educación y Hacienda, instancia en la que participaron rectores pertenecientes al Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech).

Entre ellos, el Rector de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, quien durante su exposición ante los senadores destacó la importancia de contar con una ley de Universidades del Estado. “Los rectores de las universidades estatales tenemos la voluntad, de forma unánime, para que se promulgue este proyecto de ley. El rol del Estado, como proveedor de educación superior a través de sus instituciones, representa un cambio sustancial”.

Sin embargo, planteó su preocupación respecto de algunos aspectos que considera esencial modificar en el texto de la iniciativa. “Los instrumentos de financiamiento para las universidades estatales reconocidos en este proyecto son insuficientes para hacer frente a las necesidades de las instituciones de educación superior y poder solucionar sus problemáticas”, advirtió.

En ese sentido, afirmó que “mientras las universidades privadas pueden hacer uso de sus recursos libremente, para las instituciones de educación superior estatales el tema es bastante más complejo, pues habrá un exceso de regulación, como por ejemplo, con el Convenio Marco sin flexibilidad, lo que debería plantearse de una manera distinta a como está propuesto en el proyecto”.

En cuanto al Plan de Fortalecimiento de las Universidades Estatales, el Rector Zolezzi manifestó la necesidad de ampliar el plazo de diez a quince años, así como solicitar 500 mil millones de pesos como mínimo, considerando que se trata de 18 instituciones a nivel nacional. “Necesitamos un Convenio Marco que ofrezca una mayor flexibilidad, además de establecer un Fondo de Compensación asociado a mejoras de calidad en las universidades estatales, de tal forma que alcancen altos estándares de acreditación y puedan mantenerlo en el largo plazo”, detalló.

Respecto del tema de la gratuidad, aseguró que el arancel regulado ya es una desventaja para el sistema estatal, más aún si se reajusta sólo considerando el IPC. “El reajuste requerido para incrementar el arancel regulado en las universidades estatales debe aplicarse en función del índice de reajuste del Sector Público. Esto, a propósito de que para el año 2018 existe un excedente de 13.891 millones de pesos, como diferencia entre el IPC y el reajuste al Sector Público”, explicó el Rector Zolezzi.

Cabe destacar que el proyecto de ley reconoce la especificidad conceptual y jurídica de las universidades del Estado, definiendo la naturaleza, el contenido de la autonomía universitaria y el régimen jurídico de estas instituciones dentro de la Administración del Estado, junto con reconocer el rol que debe asumir el Estado con sus universidades.

Experto en Educación Superior identifica causas de deserción universitaria

Experto en Educación Superior identifica causas de deserción universitaria

El Dr. Alberto Cabrera, de la Universidad de Maryland, habló en el marco del proyecto Dicyt “Cartografía social sobre las políticas de transición escuela-universidad: la experiencia del Bachillerato”, de la académica Lorena López, del Departamento de Educación.


Cabrera es un experto en temas de acceso y permanencia en la Educación Superior. Presentó su trabajo sobre “Modelos sobre permanencia y retención en la Educación Superior, experiencia de Estados Unidos” ante un grupo de estudiantes y académicos.


El académico realizó un análisis de cómo ha ido evolucionando el análisis del tema de la retención en las últimas décadas.


Diferentes perspectivas


En la perspectiva académica, entre las causas de la deserción figuran la pobre preparación académica de los estudiantes e incapacidad de responder a las exigencias académicas; problemas asociados a la pobreza - trabajo; problemas financieros; y falta de orientación educativa y vocacional.


También falta de interés en los estudios, dificultad para entender las materias y razones personales (embarazo, trabajo).
Sin embargo, las perspectivas de estudiantes e instituciones son diferentes.


Entre los alumnos, por ejemplo, hay diferencias entre expectativas sobre lo que es la universidad y certeza vocacional; malas experiencias dentro de la sala de clases; un nivel de preparación inadecuado para la universidad; y problemas financieros.


En cuanto a la institución, se cuentan acciones institucionales orientadas a la retención sin sustento en datos y marcos conceptuales; falta de compatibilidad entre métodos de enseñanza y estilos de aprendizaje de los estudiantes; y una cultura o ambiente institucional alienante.


También una incapacidad de la institución de dar cuenta de las necesidades de los estudiantes. Por ejemplo: Incompatibilidad entre horario de clases y el trabajo, o la ausencia de guarderías para alumnas con hijos pequeños.


Evolución de la teoría


Cabrera luego comentó la evolución de perspectivas y enfoques durante las últimas cuatro décadas en este tema.
Por ejemplo, dijo que las distinciones teóricas de base en el estudio la retención no son únicas ni estables en el tiempo, y que se observa una evolución hacia teorías cada vez más sofisticadas que dan cuenta de la complejidad del fenómeno en estudio.


Asimismo, la evolución y cambios de perspectivas en la literatura no responden necesariamente a un orden temporal consecutivo. En este sentido, hoy los referentes más importantes de la literatura de retención son los marcos conceptuales de Vincent Tinto y Alexander Astin.


Cabrera señaló que "se observa énfasis en desarrollar modelos que guíen la acción institucional", y que hay una "creciente reconocimiento de que no existe un tipo único de alumnado o de profesorado".


Cambio de enfoque


El académico puntualizó que actualmente hay un cambio de enfoque en esta temática.
En ese sentido, dijo que hoy es necesario entender no sólo por qué los estudiantes no terminan sus estudios, sino también por qué persisten los que se quedan.


Asimismo, dijo que era necesario pasar del síndrome de "culpabilizar a la víctima" a reconocer la responsabilidad que la universidad tiene en retener a sus estudiantes. También superar el foco de la retención a enfatizar la importancia de apoyar a la consecución del título profesional.


También apuntó a la complejidad a la hora de medir la deserción. Entre otros, mencionó que hay alumnos que estudian dos años, abandonan sus estudios universitarios, y regresan después de 6 años para terminar. También hay otros que estudian un año, y deciden ir a otra universidad.


Otros casos son los de aquellos que se inscriben en dos universidades al mismo tiempo, pero sólo terminan en una, o los que se inscriben, no aprueban ninguna materia, pero al año siguiente reingresan y terminan todas las materias.


A modo de conclusión, Cabrera expresó que "a pesar del progreso en marcos conceptuales e investigación continua por más de 50 años, en los EE.UU. las tasas de persistencia en la universidad y titulación  no han cambiado substancialmente".

Es necesario aumentar la matrícula de las universidades estatales

Es necesario aumentar la matrícula de las universidades estatales

Un estudio realizado por el Consorcio de Universidades del Estado (CUECh) concluyó que el 48% de los postulantes a universidades estatales, que participó en el proceso de admisión 2017, se quedó fuera de estas instituciones, por la falta de vacantes.


Para el experto en filosofía de la educación y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Mario Sobarzo, esta situación se produce porque, en las últimas dos décadas, a las universidades estatales solo se les ha permitido incrementar su cantidad de matriculados en un 10%, mientras que a las privadas no se les ha colocado ninguna limitante. Esto, a su juicio, les habría permitido a estas últimas acaparar alrededor del 80% del total de la matrícula en educación superior, al absorber la demanda de quienes no pueden inscribirse en instituciones del Estado.


“Esta norma no tiene ninguna funcionalidad y no ayuda a regular el sistema. Solo se hizo como un modo de generar un incentivo positivo a las universidades privadas, para ayudarlas a que crezcan”, sostiene el académico. “Hay una competencia que no es muy leal, porque las universidades del Estado están reguladas por ley versus las universidades privadas, a las cuales solo las regula el mercado o la voluntad del dueño de definir el crecimiento, muchas veces especulando, porque a veces abren carreras y si no se matricula la cantidad suficiente de estudiantes, la cierran”, agrega.


Por eso, el Dr. Sobarzo considera necesario que a las universidades estatales se les permita “liberar” el crecimiento de su matrícula, a objeto de equiparar el tamaño del sector público con el privado en educación y permitir que las instituciones del Estado realicen más investigación, al tener más estudiantes. “Hoy debemos avanzar a un sistema verdaderamente mixto. Lo que nosotros tenemos hoy es un sistema con un 80% de matrícula privada y solo un 16% de matrícula estatal, así que hablar de sistema mixto con estas cifras es al menos discutible, por no decir que es una mentira”, sostiene.


Recursos


Para el académico, permitir que las universidades incrementen su matrícula implica considerar recursos asociados a un mayor desarrollo de infraestructura. En ese sentido, considera que entregar los mismos fondos a la educación pública que a la privada sería un despropósito, ya que debe equipararse la brecha antes mencionada y fortalecer la investigación orientada exclusivamente a fortalecer tanto el desarrollo regional como el proyecto país.


“Es bastante pobre guiarse por la acreditación para saber a quién se le permite crecer. Esa es la mirada que hoy tiene a la educación con una profunda desafección social, crítica por los grados de endeudamiento que supone, y de segregación que existe respecto a las diferentes universidades”, concluye.

Experto sostiene que es necesario aumentar la matrícula de las universidades estatales

Experto sostiene que es necesario aumentar la matrícula de las universidades estatales

Un estudio realizado por el Consorcio de Universidades del Estado (CUECh) concluyó que el 48% de los postulantes a universidades estatales, que participó en el proceso de admisión 2017, se quedó fuera de estas instituciones, por la falta de vacantes.

Para el experto en filosofía de la educación y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Mario Sobarzo, esta situación se produce porque, en las últimas dos décadas, a las universidades estatales solo se les ha permitido incrementar su cantidad de matriculados en un 10%, mientras que a las privadas no se les ha colocado ninguna limitante. Esto, a su juicio, les habría permitido a estas últimas acaparar alrededor del 80% del total de la matrícula en educación superior, al absorber la demanda de quienes no pueden inscribirse en instituciones del Estado.

“Esta norma no tiene ninguna funcionalidad y no ayuda a regular el sistema. Solo se hizo como un modo de generar un incentivo positivo a las universidades privadas, para ayudarlas a que crezcan”, sostiene el académico. “Hay una competencia que no es muy leal, porque las universidades del Estado están reguladas por ley versus las universidades privadas, a las cuales solo las regula el mercado o la voluntad del dueño de definir el crecimiento, muchas veces especulando, porque a veces abren carreras y si no se matricula la cantidad suficiente de estudiantes, la cierran”, agrega.

Por eso, el Dr. Sobarzo considera necesario que a las universidades estatales se les permita “liberar” el crecimiento de su matrícula, a objeto de equiparar el tamaño del sector público con el privado en educación y permitir que las instituciones del Estado realicen más investigación, al tener más estudiantes. “Hoy debemos avanzar a un sistema verdaderamente mixto. Lo que nosotros tenemos hoy es un sistema con un 80% de matrícula privada y solo un 16% de matrícula estatal, así que hablar de sistema mixto con estas cifras es al menos discutible, por no decir que es una mentira”, sostiene.

Recursos

Para el académico, permitir que las universidades incrementen su matrícula implica considerar recursos asociados a un mayor desarrollo de infraestructura. En ese sentido, considera que entregar los mismos fondos a la educación pública que a la privada sería un despropósito, ya que debe equipararse la brecha antes mencionada y fortalecer la investigación orientada exclusivamente a fortalecer tanto el desarrollo regional como el proyecto país.

“Es bastante pobre guiarse por la acreditación para saber a quién se le permite crecer. Esa es la mirada que hoy tiene a la educación con una profunda desafección social, crítica por los grados de endeudamiento que supone, y de segregación que existe respecto a las diferentes universidades”, concluye.

Páginas

Suscribirse a RSS - Educación Superior