Cedenna

Español

A través del taller Pronano, Cedenna acerca Nanociencia y Nanotecnología a docentes de enseñanza media

A través del taller Pronano, Cedenna acerca Nanociencia y Nanotecnología a docentes de enseñanza media

  • Dar a conocer los avances de su intenso quehacer es uno de los objetivos permanentes del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y Nanotecnología, Cedenna, acorde con uno de los principios rectores de nuestra Universidad: difundir y proyectar la labor en el campo de la investigación en todos sus ámbitos. En tal contexto, la semana pasada se realizó la tercera versión del taller Pronano, cuyo propósito es acercar a los docentes de enseñanza media a las novedades y aplicaciones de esta revolucionaria área de la ciencia.

 

Dar a conocer los avances de su intenso quehacer es uno de los objetivos permanentes del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y Nanotecnología, Cedenna, acorde con uno de los principios rectores de nuestra Universidad: difundir y proyectar la labor en el campo de la investigación en todos sus ámbitos.

En tal contexto, la semana pasada se realizó la tercera versión del taller Pronano, cuyo propósito es acercar a los docentes de enseñanza media a las novedades y aplicaciones de esta revolucionaria área de la ciencia, a través de charlas de especialistas en magnetismo, farmacología, química y biotecnología, entre otras; así como visitas guiadas a cinco laboratorios que trabajan con nanopartículas: Farmacología, Magnetismo, Suelos y Medioambiente, Nanomagnetismo y Envases.

Como parte de la labor formativa, los profesores recibieron demostraciones de ejercicios que pueden replicar junto a sus estudiantes, en sus respectivos establecimientos.

Visión de los profesores

Una de las novedades de este tercer taller consistió en que por primera vez se sumaron -a los habituales representantes de Santiago- profesores de Punta Arenas, Puerto Montt, Temuco, la Serena, Coquimbo, Los Vilos, Los Andes, Buin y Melipilla.

El laboratorio que más le gustó a Catalina Douglas, del Colegio Chileno Norteamericano de Puerto Montt, fue el De Suelos y Medio Ambiente, seguido por el de Farmacología, “porque son las áreas que más se pueden aterrizar en la sala de clases”, indicó agradeciendo la integración de profesores de regiones para extender la labor de difusión e investigación a la comunidad y estudiantes, “me llevo ideas para aterrizarlas”, acotó.

Del Liceo Jan Comenius de Temuco viajó Carmen Gloria Ojeda y quedó muy complacida por la actualización de conocimientos y la difusión para motivar a los estudiantes. “Me gustó la disponibilidad de los investigadores, me llevé tarjetas, ideas y me voy muy fortalecida. Me gustaron las charlas, porque había matices, desde el punto de vista de una ciencia humanista, con contexto de sociedad; y también ciencia de laboratorio, disciplinar y firme”, sentenció.

Mientras que la directora de PAR Explora Magallanes, Margarita Garrido, indicó que le pareció “muy provechoso, porque los presentadores fueron claros y sencillos, y la visita a laboratorios fue muy interesante. Agradezco por haberme permitido llegar hasta aquí, ya que tenía muy pocos o nulos conocimientos de Nanotecnología y me voy llena de inquietudes”.

“El taller fue entretenido y actualizado, y me permite hablar sobre nuevas tecnologías en el colegio, para acercarlas a los estudiantes”, sostuvo Daniela Jara, del Colegio Buín.

Natalia Galdames, del Liceo Polivalente A-119  de Talagante, agradeció la disposición de los investigadores para dedicar tiempo a actividades como este taller con profesores de ciencias, “así nosotros podemos transmitir este conocimiento a los estudiantes e incentivar gente nueva que quiera estudiar ciencia, esa es mi labor”.

Investigadores del Cedenna se suman a grupo internacional que buscan cura al cáncer colorrectal

Investigadores del Cedenna se suman a grupo internacional que buscan cura al cáncer colorrectal

  • El proyecto, que reúne a quince instituciones de Chile, Estados Unidos y Europa, entre ellas, el Centro de Investigación dirigido por la Dra. Dora Altbir Drullinsky, busca crear, analizar y probar nuevas terapias para el tratamiento del cáncer colorrectal a través de nanoestructuras magnéticas. Al mismo tiempo, la iniciativa tiene como propósito promover el intercambio de capital humano, la transferencia tecnológica y la creación de nuevo conocimiento.
     


“La nanotecnología tiene un fuerte impacto en diversos aspectos de la vida de las personas. Sus aplicaciones crecen y se potencian cada vez más, alcanzando áreas como la medicina, donde la búsqueda de nuevos tratamientos contra el cáncer genera gran interés y expectativas, principalmente porque las terapias tradicionales aún son caras, complejas y ocasionan una serie de efectos secundarios de profunda huella en el organismo”, señaló Dora Altbir, directora del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología Cedenna, que como parte de un consorcio de instituciones internacionales, se adjudicó fondos para colaborar en la búsqueda de nuevas soluciones para esta enfermedad.

Un total de 15 organizaciones, entre ellas el centro de nanotecnología chileno, se unieron para conformar el consorcio Magnamed y responder a la convocatoria realizada por el programa de becas de investigación de la UE, que financiará el proyecto por al menos cuatro años. Entre los participantes también se cuentan la Universidad Complutense de Madrid, la U. del País Vasco, la Universidad de California San Diego e IMG Pharma. El objetivo es colaborar para encontrar nuevos métodos contra el cáncer colorrectal, utilizando nanoestructuras magnéticas de última generación, que puedan ser dirigidas directamente hacia células tumorales para destruirlas, evitando los efectos colaterales de tratamientos como las radio y quimioterapias.

El desafío es crear estructuras de tamaño nanométrico, con forma de disco, que puedan introducirse en el organismo y que, gracias a sus propiedades magnéticas, destruyan por medio de reacciones físicas las células malignas sin afectar a las demás. Este tipo de terapia se está estudiando desde hace algunos años, sin embargo, la dificultad para fabricar nanopartículas magnéticas que no provengan de materiales biotóxicos y que interactúen de manera eficaz con biosensores, ha impulsado a la Unión Europea a promover la cooperación internacional entre universidades, centros de investigación y laboratorios alrededor del globo para encontrar nuevas soluciones y reducir la mortalidad por cáncer.

“Para el Centro de Investigación en Nanotecnología Cedenna, participar en este proyecto representa no sólo una oportunidad de aportar una posible solución a una de las enfermedades más catastróficas y mortales, sino también de aprender y trabajar en conjunto con investigadores de distintas instituciones, con diversos grados de avance en estas indagaciones, lo que nos da la posibilidad de transferir ese nuevo conocimiento y compartirlo con científicos y desarrolladores nacionales”, indicó la Dra. Altbir.

Tratamiento selectivo

Un tratamiento eficaz durante la fase temprana es clave para reducir la mortalidad en algunos tipos de cáncer, como el de colon y recto.  La dificultad de los estudios clínicos para detectar las células cancerígenas radica en que los biomarcadores tumorales se encuentran en pequeñas concentraciones y se hacen perceptibles en etapas ya avanzadas. Pero los tratamientos más recomendados son agresivos y no selectivos.

Las  nanopartículas magnéticas (MNP) se adhieren a células malignas contribuyendo a una pronta detección del cáncer.  Además, proveen la posibilidad de desintegrar tumores a través de la hipertermia, una técnica que utiliza campos magnéticos para calentar las MNP y con ello, aniquilar a las células cancerígenas cercanas, que son poco tolerantes al aumento de temperatura. Sin embargo, su utilización presenta limitaciones y es en este ámbito donde Magnamed explorará el potencial de tecnologías emergentes basadas en nanoestructuras magnéticas MNS, que debido a su diseño mejoran las posibilidades de respuesta en relación a las MNP.

A través del taller Pronano, Cedenna acerca Nanociencia y Nanotecnología a docentes de enseñanza media

A través del taller Pronano, Cedenna acerca Nanociencia y Nanotecnología a docentes de enseñanza media

  • Dar a conocer los avances de su intenso quehacer es uno de los objetivos permanentes del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y Nanotecnología, Cedenna, acorde con uno de los principios rectores de nuestra Universidad: difundir y proyectar la labor en el campo de la investigación en todos sus ámbitos. En tal contexto, la semana pasada se realizó la tercera versión del taller Pronano, cuyo propósito es acercar a los docentes de enseñanza media a las novedades y aplicaciones de esta revolucionaria área de la ciencia.

 

Dar a conocer los avances de su intenso quehacer es uno de los objetivos permanentes del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y Nanotecnología, Cedenna, acorde con uno de los principios rectores de nuestra Universidad: difundir y proyectar la labor en el campo de la investigación en todos sus ámbitos.

En tal contexto, la semana pasada se realizó la tercera versión del taller Pronano, cuyo propósito es acercar a los docentes de enseñanza media a las novedades y aplicaciones de esta revolucionaria área de la ciencia, a través de charlas de especialistas en magnetismo, farmacología, química y biotecnología, entre otras; así como visitas guiadas a cinco laboratorios que trabajan con nanopartículas: Farmacología, Magnetismo, Suelos y Medioambiente, Nanomagnetismo y Envases.

Como parte de la labor formativa, los profesores recibieron demostraciones de ejercicios que pueden replicar junto a sus estudiantes, en sus respectivos establecimientos.

Visión de los profesores

Una de las novedades de este tercer taller consistió en que por primera vez se sumaron -a los habituales representantes de Santiago- profesores de Punta Arenas, Puerto Montt, Temuco, la Serena, Coquimbo, Los Vilos, Los Andes, Buin y Melipilla.

El laboratorio que más le gustó a Catalina Douglas, del Colegio Chileno Norteamericano de Puerto Montt, fue el De Suelos y Medio Ambiente, seguido por el de Farmacología, “porque son las áreas que más se pueden aterrizar en la sala de clases”, indicó agradeciendo la integración de profesores de regiones para extender la labor de difusión e investigación a la comunidad y estudiantes, “me llevo ideas para aterrizarlas”, acotó.

Del Liceo Jan Comenius de Temuco viajó Carmen Gloria Ojeda y quedó muy complacida por la actualización de conocimientos y la difusión para motivar a los estudiantes. “Me gustó la disponibilidad de los investigadores, me llevé tarjetas, ideas y me voy muy fortalecida. Me gustaron las charlas, porque había matices, desde el punto de vista de una ciencia humanista, con contexto de sociedad; y también ciencia de laboratorio, disciplinar y firme”, sentenció.

Mientras que la directora de PAR Explora Magallanes, Margarita Garrido, indicó que le pareció “muy provechoso, porque los presentadores fueron claros y sencillos, y la visita a laboratorios fue muy interesante. Agradezco por haberme permitido llegar hasta aquí, ya que tenía muy pocos o nulos conocimientos de Nanotecnología y me voy llena de inquietudes”.

“El taller fue entretenido y actualizado, y me permite hablar sobre nuevas tecnologías en el colegio, para acercarlas a los estudiantes”, sostuvo Daniela Jara, del Colegio Buín.

Natalia Galdames, del Liceo Polivalente A-119  de Talagante, agradeció la disposición de los investigadores para dedicar tiempo a actividades como este taller con profesores de ciencias, “así nosotros podemos transmitir este conocimiento a los estudiantes e incentivar gente nueva que quiera estudiar ciencia, esa es mi labor”.

Investigadores del Cedenna se suman a grupo internacional que buscan cura al cáncer colorrectal

Investigadores del Cedenna se suman a grupo internacional que buscan cura al cáncer colorrectal

  • El proyecto, que reúne a quince instituciones de Chile, Estados Unidos y Europa, entre ellas, el Centro de Investigación dirigido por la Dra. Dora Altbir Drullinsky, busca crear, analizar y probar nuevas terapias para el tratamiento del cáncer colorrectal a través de nanoestructuras magnéticas. Al mismo tiempo, la iniciativa tiene como propósito promover el intercambio de capital humano, la transferencia tecnológica y la creación de nuevo conocimiento.
     


“La nanotecnología tiene un fuerte impacto en diversos aspectos de la vida de las personas. Sus aplicaciones crecen y se potencian cada vez más, alcanzando áreas como la medicina, donde la búsqueda de nuevos tratamientos contra el cáncer genera gran interés y expectativas, principalmente porque las terapias tradicionales aún son caras, complejas y ocasionan una serie de efectos secundarios de profunda huella en el organismo”, señaló Dora Altbir, directora del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología Cedenna, que como parte de un consorcio de instituciones internacionales, se adjudicó fondos para colaborar en la búsqueda de nuevas soluciones para esta enfermedad.

Un total de 15 organizaciones, entre ellas el centro de nanotecnología chileno, se unieron para conformar el consorcio Magnamed y responder a la convocatoria realizada por el programa de becas de investigación de la UE, que financiará el proyecto por al menos cuatro años. Entre los participantes también se cuentan la Universidad Complutense de Madrid, la U. del País Vasco, la Universidad de California San Diego e IMG Pharma. El objetivo es colaborar para encontrar nuevos métodos contra el cáncer colorrectal, utilizando nanoestructuras magnéticas de última generación, que puedan ser dirigidas directamente hacia células tumorales para destruirlas, evitando los efectos colaterales de tratamientos como las radio y quimioterapias.

El desafío es crear estructuras de tamaño nanométrico, con forma de disco, que puedan introducirse en el organismo y que, gracias a sus propiedades magnéticas, destruyan por medio de reacciones físicas las células malignas sin afectar a las demás. Este tipo de terapia se está estudiando desde hace algunos años, sin embargo, la dificultad para fabricar nanopartículas magnéticas que no provengan de materiales biotóxicos y que interactúen de manera eficaz con biosensores, ha impulsado a la Unión Europea a promover la cooperación internacional entre universidades, centros de investigación y laboratorios alrededor del globo para encontrar nuevas soluciones y reducir la mortalidad por cáncer.

“Para el Centro de Investigación en Nanotecnología Cedenna, participar en este proyecto representa no sólo una oportunidad de aportar una posible solución a una de las enfermedades más catastróficas y mortales, sino también de aprender y trabajar en conjunto con investigadores de distintas instituciones, con diversos grados de avance en estas indagaciones, lo que nos da la posibilidad de transferir ese nuevo conocimiento y compartirlo con científicos y desarrolladores nacionales”, indicó la Dra. Altbir.

Tratamiento selectivo

Un tratamiento eficaz durante la fase temprana es clave para reducir la mortalidad en algunos tipos de cáncer, como el de colon y recto.  La dificultad de los estudios clínicos para detectar las células cancerígenas radica en que los biomarcadores tumorales se encuentran en pequeñas concentraciones y se hacen perceptibles en etapas ya avanzadas. Pero los tratamientos más recomendados son agresivos y no selectivos.

Las  nanopartículas magnéticas (MNP) se adhieren a células malignas contribuyendo a una pronta detección del cáncer.  Además, proveen la posibilidad de desintegrar tumores a través de la hipertermia, una técnica que utiliza campos magnéticos para calentar las MNP y con ello, aniquilar a las células cancerígenas cercanas, que son poco tolerantes al aumento de temperatura. Sin embargo, su utilización presenta limitaciones y es en este ámbito donde Magnamed explorará el potencial de tecnologías emergentes basadas en nanoestructuras magnéticas MNS, que debido a su diseño mejoran las posibilidades de respuesta en relación a las MNP.

Investigadores del Cedenna se suman a grupo internacional que buscan cura al cáncer colorrectal

Investigadores del Cedenna se suman a grupo internacional que buscan cura al cáncer colorrectal

“La nanotecnología tiene un fuerte impacto en diversos aspectos de la vida de las personas. Sus aplicaciones crecen y se potencian cada vez más, alcanzando áreas como la medicina, donde la búsqueda de nuevos tratamientos contra el cáncer genera gran interés y expectativas, principalmente porque las terapias tradicionales aún son caras, complejas y ocasionan una serie de efectos secundarios de profunda huella en el organismo”, señaló Dora Altbir, directora del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología Cedenna, que como parte de un consorcio de instituciones internacionales, se adjudicó fondos para colaborar en la búsqueda de nuevas soluciones para esta enfermedad.

 

Un total de 15 organizaciones, entre ellas el centro de nanotecnología chileno, se unieron para conformar el consorcio Magnamed y responder a la convocatoria realizada por el programa de becas de investigación de la UE, que financiará el proyecto por al menos cuatro años. Entre los participantes también se cuentan la Universidad Complutense de Madrid, la U. del País Vasco, la Universidad de California San Diego e IMG Pharma. El objetivo es colaborar para encontrar nuevos métodos contra el cáncer colorrectal, utilizando nanoestructuras magnéticas de última generación, que puedan ser dirigidas directamente hacia células tumorales para destruirlas, evitando los efectos colaterales de tratamientos como las radio y quimioterapias.

 

El desafío es crear estructuras de tamaño nanométrico, con forma de disco, que puedan introducirse en el organismo y que, gracias a sus propiedades magnéticas, destruyan por medio de reacciones físicas las células malignas sin afectar a las demás. Este tipo de terapia se está estudiando desde hace algunos años, sin embargo, la dificultad para fabricar nanopartículas magnéticas que no provengan de materiales biotóxicos y que interactúen de manera eficaz con biosensores, ha impulsado a la Unión Europea a promover la cooperación internacional entre universidades, centros de investigación y laboratorios alrededor del globo para encontrar nuevas soluciones y reducir la mortalidad por cáncer.

 

“Para el Centro de Investigación en Nanotecnología Cedenna, participar en este proyecto representa no sólo una oportunidad de aportar una posible solución a una de las enfermedades más catastróficas y mortales, sino también de aprender y trabajar en conjunto con investigadores de distintas instituciones, con diversos grados de avance en estas indagaciones, lo que nos da la posibilidad de transferir ese nuevo conocimiento y compartirlo con científicos y desarrolladores nacionales”, indicó la Dra. Altbir.

 

Tratamiento selectivo

 

Un tratamiento eficaz durante la fase temprana es clave para reducir la mortalidad en algunos tipos de cáncer, como el de colon y recto.  La dificultad de los estudios clínicos para detectar las células cancerígenas radica en que los biomarcadores tumorales se encuentran en pequeñas concentraciones y se hacen perceptibles en etapas ya avanzadas. Pero los tratamientos más recomendados son agresivos y no selectivos.

 

Las  nanopartículas magnéticas (MNP) se adhieren a células malignas contribuyendo a una pronta detección del cáncer.  Además, proveen la posibilidad de desintegrar tumores a través de la hipertermia, una técnica que utiliza campos magnéticos para calentar las MNP y con ello, aniquilar a las células cancerígenas cercanas, que son poco tolerantes al aumento de temperatura. Sin embargo, su utilización presenta limitaciones y es en este ámbito donde Magnamed explorará el potencial de tecnologías emergentes basadas en nanoestructuras magnéticas MNS, que debido a su diseño mejoran las posibilidades de respuesta en relación a las MNP.

 

A través del taller Pronano, Cedenna acerca Nanociencia y Nanotecnología a docentes de enseñanza media

A través del taller Pronano, Cedenna acerca Nanociencia y Nanotecnología a docentes de enseñanza media

  • Dar a conocer los avances de su intenso quehacer es uno de los objetivos permanentes del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y Nanotecnología, Cedenna, acorde con uno de los principios rectores de nuestra Universidad: difundir y proyectar la labor en el campo de la investigación en todos sus ámbitos. En tal contexto, la semana pasada se realizó la tercera versión del taller Pronano, cuyo propósito es acercar a los docentes de enseñanza media a las novedades y aplicaciones de esta revolucionaria área de la ciencia.

 

Dar a conocer los avances de su intenso quehacer es uno de los objetivos permanentes del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y Nanotecnología, Cedenna, acorde con uno de los principios rectores de nuestra Universidad: difundir y proyectar la labor en el campo de la investigación en todos sus ámbitos.

En tal contexto, la semana pasada se realizó la tercera versión del taller Pronano, cuyo propósito es acercar a los docentes de enseñanza media a las novedades y aplicaciones de esta revolucionaria área de la ciencia, a través de charlas de especialistas en magnetismo, farmacología, química y biotecnología, entre otras; así como visitas guiadas a cinco laboratorios que trabajan con nanopartículas: Farmacología, Magnetismo, Suelos y Medioambiente, Nanomagnetismo y Envases.

Como parte de la labor formativa, los profesores recibieron demostraciones de ejercicios que pueden replicar junto a sus estudiantes, en sus respectivos establecimientos.

Visión de los profesores

Una de las novedades de este tercer taller consistió en que por primera vez se sumaron -a los habituales representantes de Santiago- profesores de Punta Arenas, Puerto Montt, Temuco, la Serena, Coquimbo, Los Vilos, Los Andes, Buin y Melipilla.

El laboratorio que más le gustó a Catalina Douglas, del Colegio Chileno Norteamericano de Puerto Montt, fue el De Suelos y Medio Ambiente, seguido por el de Farmacología, “porque son las áreas que más se pueden aterrizar en la sala de clases”, indicó agradeciendo la integración de profesores de regiones para extender la labor de difusión e investigación a la comunidad y estudiantes, “me llevo ideas para aterrizarlas”, acotó.

Del Liceo Jan Comenius de Temuco viajó Carmen Gloria Ojeda y quedó muy complacida por la actualización de conocimientos y la difusión para motivar a los estudiantes. “Me gustó la disponibilidad de los investigadores, me llevé tarjetas, ideas y me voy muy fortalecida. Me gustaron las charlas, porque había matices, desde el punto de vista de una ciencia humanista, con contexto de sociedad; y también ciencia de laboratorio, disciplinar y firme”, sentenció.

Mientras que la directora de PAR Explora Magallanes, Margarita Garrido, indicó que le pareció “muy provechoso, porque los presentadores fueron claros y sencillos, y la visita a laboratorios fue muy interesante. Agradezco por haberme permitido llegar hasta aquí, ya que tenía muy pocos o nulos conocimientos de Nanotecnología y me voy llena de inquietudes”.

“El taller fue entretenido y actualizado, y me permite hablar sobre nuevas tecnologías en el colegio, para acercarlas a los estudiantes”, sostuvo Daniela Jara, del Colegio Buín.

Natalia Galdames, del Liceo Polivalente A-119  de Talagante, agradeció la disposición de los investigadores para dedicar tiempo a actividades como este taller con profesores de ciencias, “así nosotros podemos transmitir este conocimiento a los estudiantes e incentivar gente nueva que quiera estudiar ciencia, esa es mi labor”.

A través del taller Pronano, Cedenna acerca Nanociencia y Nanotecnología a docentes de enseñanza media

A través del taller Pronano, Cedenna acerca Nanociencia y Nanotecnología a docentes de enseñanza media

Dar a conocer los avances de su intenso quehacer es uno de los objetivos permanentes del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y Nanotecnología, Cedenna, acorde con uno de los principios rectores de nuestra Universidad: difundir y proyectar la labor en el campo de la investigación en todos sus ámbitos.

En tal contexto, la semana pasada se realizó la tercera versión del taller Pronano, cuyo propósito es acercar a los docentes de enseñanza media a las novedades y aplicaciones de esta revolucionaria área de la ciencia, a través de charlas de especialistas en magnetismo, farmacología, química y biotecnología, entre otras; así como visitas guiadas a cinco laboratorios que trabajan con nanopartículas: Farmacología, Magnetismo, Suelos y Medioambiente, Nanomagnetismo y Envases.

Como parte de la labor formativa, los profesores recibieron demostraciones de ejercicios que pueden replicar junto a sus estudiantes, en sus respectivos establecimientos.

Visión de los profesores

Una de las novedades de este tercer taller consistió en que por primera vez se sumaron -a los habituales representantes de Santiago- profesores de Punta Arenas, Puerto Montt, Temuco, la Serena, Coquimbo, Los Vilos, Los Andes, Buin y Melipilla.

El laboratorio que más le gustó a Catalina Douglas, del Colegio Chileno Norteamericano de Puerto Montt, fue el De Suelos y Medio Ambiente, seguido por el de Farmacología, “porque son las áreas que más se pueden aterrizar en la sala de clases”, indicó agradeciendo la integración de profesores de regiones para extender la labor de difusión e investigación a la comunidad y estudiantes, “me llevo ideas para aterrizarlas”, acotó.

Del Liceo Jan Comenius de Temuco viajó Carmen Gloria Ojeda y quedó muy complacida por la actualización de conocimientos y la difusión para motivar a los estudiantes. “Me gustó la disponibilidad de los investigadores, me llevé tarjetas, ideas y me voy muy fortalecida. Me gustaron las charlas, porque había matices, desde el punto de vista de una ciencia humanista, con contexto de sociedad; y también ciencia de laboratorio, disciplinar y firme”, sentenció.

Mientras que la directora de PAR Explora Magallanes, Margarita Garrido, indicó que le pareció “muy provechoso, porque los presentadores fueron claros y sencillos, y la visita a laboratorios fue muy interesante. Agradezco por haberme permitido llegar hasta aquí, ya que tenía muy pocos o nulos conocimientos de Nanotecnología y me voy llena de inquietudes”.

“El taller fue entretenido y actualizado, y me permite hablar sobre nuevas tecnologías en el colegio, para acercarlas a los estudiantes”, sostuvo Daniela Jara, del Colegio Buín.

Natalia Galdames, del Liceo Polivalente A-119  de Talagante, agradeció la disposición de los investigadores para dedicar tiempo a actividades como este taller con profesores de ciencias, “así nosotros podemos transmitir este conocimiento a los estudiantes e incentivar gente nueva que quiera estudiar ciencia, esa es mi labor”.

Páginas

Suscribirse a RSS - Cedenna