arquitectura

Español

Jorge Lobiano Yaber comienza su tercer año como líder máximo de esta Escuela: Director de Arquitectura plantea sus desafíos para el año académico 2017

Jorge Lobiano Yaber comienza su tercer año como líder máximo de esta Escuela: Director de Arquitectura plantea sus desafíos para el año académico 2017

  • Con 20 años de trayectoria en el Plantel y en su último año al frente de esta Escuela, el académico espera consolidar su destacada labor con la presentación en abril al Consejo Académico y Directivo de la propuesta de creación de una Facultad de Arquitectura, dedicada a formar a profesionales en diversos grados, incluidos el técnico y doctorado.

 


Con cuatro desafíos clave asumió el liderazgo de la Carrera en agosto de 2015 el arquitecto Jorge Lobiano Yaber, quien hace 20 años se incorporó al Plantel asumiendo labores profesionales de docencia en el área de tecnología y diseño.

A pocos meses de finalizar su periodo de dos años como director de la Escuela, el académico saca cuentas positivas de su gestión: con ya 1000 profesionales egresados y más de 400 estudiantes matriculados, están dispuestos a asumir la creación de la Facultad de Arquitectura de la U. de Santiago.

“Nuestro núcleo disciplinar es el diseño y nosotros queremos aportar a la Universidad como Facultad en esta área, ser una plataforma para la investigación aplicada, aportar al país desarrollando una cultura manufacturera. Nosotros tenemos una relación directa con el país, rescatando lo que fue la Escuela de Artes y Oficios y la Universidad Técnica del Estado, con un compromiso tecnológico y, por otro lado social, que es hacia donde dirigimos nuestros esfuerzos”, sostiene el director.

Desafíos asumidos por la actual dirección

Tras resultar electo como director de la Escuela de Arquitectura, el académico junto a su equipo directivo asumieron cuatro desafíos: acreditar la Carrera; acreditar el Magíster Integrado en Diseño Arquitectónico (MIDA); mejorar la infraestructura y equipamiento; y consolidar la creación de una Facultad de Arquitectura.

“Nuestro primer desafío fue acreditar el Mida. Tras finalizar el proceso de autoevaluación y gestionar la visita de pares, nos informaron que fuimos acreditados por tres años”, explica el director.

El segundo desafío asumido por la dirección fue acreditar la carrera de Arquitectura, que ya contaba con dicha certificación por un periodo de cuatro años, luego cinco años y durante este verano se informó a la Unidad Académica que fue acreditada por seis años.

El tercer desafío se basó “en un área débil de la Escuela”, según los procesos de acreditación, la que se circunscribe a infraestructura y equipamiento. Para mejorar las observaciones, la dirección invirtió 75 millones de pesos provenientes de proyectos internos, cursos, premiaciones y donaciones, con el fin de mejorar el taller-fábrica, considerado como el motor de la Escuela, al ser el lugar donde se realizan trabajos experimentales.

Así también con un monto de 250 millones de pesos provenientes de fondos institucionales, la actual dirección remodeló el auditorio de la Carrera, espacio que sufrió graves daños tras el terremoto del 2015 y que gracias a las modificaciones que terminarían en marzo, podría convertirse en uno de los recintos pedagógicos más modernos del país. La remodelación considera la  incorporación de baños, camarines con agua caliente, redes eléctricas y espacios para potenciar la formación experimental del estudiante.

Como cuarto desafío la dirección asumió la consolidación de una Facultad de Arquitectura, propuesta que será presentada en abril al Consejo Académico y Directivo, tras cumplir las tres condiciones anteriores.

El director Lobiano explica que “la Carrera desde sus inicios depende de la Vicerrectoría Académica, siendo desde entonces un anhelo de la Unidad  constituirse como Facultad. El asunto es que una Facultad no se hace sólo para tener un decano y más funcionarios, sino porque se quiere aportar algo a la Universidad y al país. Entonces la palabra Facultad nos impone un desafío importante, en cuanto a esta estructura y este desarrollo vertical de la disciplina”, sostiene.

Trayectoria del arquitecto

El arquitecto Jorge Lobiano es casado y tiene tres hijos. Proveniente de Vallenar, es hijo de inmigrantes, padre italiano y madre libanesa. Comienza sus estudios de Arquitectura en 1984 en la Universidad del Bio Bio, una de las cinco Escuelas de Arquitectura existentes en ese entonces en el país.

Tras terminar sus estudios universitarios, regresa a su ciudad natal por cinco años a desarrollar proyectos de carácter público a modo de retribución, entre ellos, el emblemático paseo ribereño, con el que transformó un basural a orillas del río Huasco en un Parque Urbano, obteniendo una serie de premios regionales, nacionales y latinoamericanos.

Por problemas de salud de un hijo, se traslada a Santiago, donde es invitado por la Universidad de Santiago para desempeñarse en la Escuela de Arquitectura. Desde entonces ha sido profesor del área tecnológica y diseño, profesor  de talleres de primero y tercer año, y actualmente desempeña labores administrativas, manteniendo la docencia con estudiantes de título.

Modelo pedagógico inclusivo

Según describe el director, entre los hitos que destacan a la Escuela de Arquitectura y que han tenido un fuerte impacto a nivel nacional, se encuentra la consolidación de cuatro modos pedagógicos: participación en concursos, prácticas profesionales, movilidad estudiantil y Aprendizaje + Servicio.

Entre los modos pedagógicos, la participación en concursos como CAP, Corma, Electrolux y Abrilar, ha consolidado la figura de la Escuela en los últimos años, obteniendo importantes reconocimientos, tanto a nivel nacional como latinoamericano. En palabras del director Lobiano, “esto crea un ambiente colateral, un poco competitivo, pero genera que nuestros estudiantes puedan ser medidos de forma anónima por pares y eso es mejor que cualquier acreditación, ya que nuestros estudiantes proponen soluciones desde adentro”, sostiene.

En cuanto a las prácticas profesionales, el director sostiene que todos los estudiantes tienen la oportunidad de demostrar sus conocimientos en municipios vulnerables a lo largo del país, trabajando en proyectos que las distintas ciudades pueden utilizar para obtener financiamiento.

El tercer modo pedagógico corresponde a movilidad estudiantil, en donde según las cifras de la Escuela, 60 estudiantes han realizado intercambios en el extranjero, y 100 estudiantes han conocido la experiencia de la U. de Santiago.

Y por último, el académico resalta el modo Aprendizaje + Servicio que se imparte en el Plantel y que fue implementado también por la Carrera, práctica pedagógica que se realiza como un servicio solidario desarrollado por estudiantes para atender necesidades reales y  efectivamente sentidas de una comunidad.

Sello orientado a una cultura manufacturera

Un desafío a largo plazo que se ha propuesto el actual director junto al equipo académico de la Carrera es consolidar un sello con una cultura manufacturera, que ha comenzado integrando una red de trabajo con una pyme del barrio.

“En universidades tecnológicas, uno se encuentra con que en su perímetro está lleno de talleres de acero, madera, plástico, fibra de carbono, mecánica, electricidad, etc., que le prestan servicio a las investigaciones de los estudiantes y los profesores. Si uno va a la calle Ecuador sólo ve fotocopiadoras, lo que es un indicador. Quiere decir que gran parte de los trabajos son documentos. Eso lo queremos cambiar, queremos desarrollar una cultura manufacturera con nuestros estudiantes desde el primer día de clases”, explica el profesor.

Según explica el director, el rol social de la Universidad es la base de la carrera, es así como iniciaron el primer curso -taller vespertino de diseño y fabricación de muebles en madera para un grupo de inmigrantes haitianos, ya que debido a su condición de refugiados y su cercanía territorial con la U. de Santiago, la Escuela les enseña a construir su mobiliario básico para su primera residencia en Chile.

“Nuestra diferencia está en este acento tecnológico y social, es una cualidad transversal en la malla, es un sello, por eso tenemos tantos egresados en servicios públicos, algunos emprendiendo en el área de construcción, en oficinas de arquitectura, y no pocos trabajando en el extranjero. En los últimos años hemos incursionado en la industria, que es hacia donde ésta dirección quiere poner su foco, tenemos profesionales trabajando en fábricas de componentes y de arquitectura prefabricada e industrializada, cada vez más nos hacemos cargo del proyecto país”, finaliza el director Lobiano.

Futuras arquitectas ganan certamen Abrilar 2016 con proyecto social sustentable

Futuras arquitectas ganan certamen Abrilar 2016 con proyecto social sustentable

  • Utilizando como base el modelo de una vivienda social chilena que no superase los 60 metros cuadrados, las estudiantes de la Carrera de Arquitectura Daniela Arias Antipe y Victoria Norambuena Navarrete, obtuvieron el primer lugar en la tercera versión del concurso organizado por la empresa farmacéutica Pharma Investi y patrocinado por el Colegio de Arquitectos.

 




Un equipamiento básico de vestuario y baños junto a una multi-cancha vecinal o de barrio, que tenga asociado un espacio exterior informal, de convivencia o reunión en torno a la actividad deportiva permitiendo fortalecer el tejido social de la comunidad vecinal, fue el objetivo de la tercera versión del certamen Premio Abrilar Sustentable, promovido y financiado por la empresa farmacéutica Pharma Investi, con el patrocinio del Colegio de Arquitectos.

En decisión unánime del jurado, el primer lugar lo obtuvo el equipo de nuestra casa de estudios integrado por Daniela Arias Antipe y Victoria Norambuena Navarrete, bajo la guía del profesor Oscar Luengo, quienes presentaron el anteproyecto “Pabellón Comunitario R3 para la comuna de La Pintana”.

“Lo llamamos así porque nuestra planta arquitectónica era reversible, replicable y reciclable, y nuestra idea de crear un pabellón era generar una plaza cubierta que tuviera servicios, baños, disponibilidad de agua para la gente, un espacio que fuera acogedor, y tuviera una infraestructura adecuada para un lugar vulnerable”, explica la estudiante de magíster Integrado en Diseño Arquitectónico, Victoria Normabuena.

Razones constructivas

En su tercera versión, el concurso solicitó la creación de un camarín para multicanchas utilizando materiales reciclables y que se emplazara en un lugar vulnerable. Fue así como luego de analizar los tipos y cantidad de blocks existentes en la Región Metropolitana y la cantidad de áreas verdes por persona el equipo eligió la comuna de La Pintana.

“El block condiciona mucho la forma de vida, si tienes el cumpleaños de tu hijo no puedes invitar a 30 personas. Nos fijamos también que este tipo de vivienda tiene muy asociada la existencia de canchas, por eso dijimos que debía tener camarines y tener la capacidad de ser reversible. Queríamos entregar algo digno, que cambiara el paradigma que tienen los barrios vulnerables”, explica la tesista de Arquitectura, Daniela Arias.

Según describen las estudiantes, la planta arquitectónica del anteproyecto cuenta con dos núcleos de servicios para duchas y baños. Además posee la cancha, un área para el árbitro, bodegas, repisas y espacios multifuncionales que pueden ser desplazados con las manos gracias a rieles en el piso, permitiendo que se adecúen a las necesidades de los usuarios.

En cuanto a los materiales utilizados, el equipo basó el diseño en gaviones de piedras, con los que crearon los núcleos y partes estructurales de la maqueta. Mientras que para envolver y generar los centros reversibles o movibles, seleccionaron pallets de madera que permitieron la construcción de muros livianos.

Rol social del plantel

El jurado, seleccionado por la empresa farmacéutica Pharma Investi, otorgó en decisión unánime el primer lugar al ante-proyecto Pabellón Comunitario por contar con todos los requisitos solicitados, insertando el espacio público al tejido social de las viviendas, sin resguardar el proyecto. “Nuestra idea fue que la comunidad se sienta parte de él y no ajena, al estar cerrado con rejas como otros proyectos”, explica Daniela Arias.

En cuanto a las habilidades empleadas durante la ejecución del proyecto, la estudiante Victoria Norambuena sostiene que “la Universidad de Santiago en si es bastante enfocada en lo social y muy industrial. Siempre está a la vanguardia en tecnología pero no pierde el foco social, entonces hemos adquirido las herramientas durante estos años para poder realizar un proyecto con estas características. Incluso realizamos nuestras prácticas en comunas vulnerables a lo largo del país, en donde se conocen realidades muy distintas a la de Santiago”, indica.

Para Daniela Arias el objetivo primordial de los arquitectos es pensar en el futuro, “como profesionales tenemos muchas opciones de trabajo, pero lo que sí o sí debemos hacer es pensar en el futuro, y el futuro es el cuidado del Medio ambiente. Quizás con cosas muy simples como reconfigurar un pallet de madera podemos innovar en un proyecto que sea estéticamente bonito y que funcione, demostrando que lo reciclado no es feo”, indica.

El premio del primer lugar es de 5 millones de pesos, de los cuales 3 millones y medio serán para las estudiantes, y 1 millón y medio será destinado a la Escuela de Arquitectura para fortalecer su infraestructura. 
 

Connotada revista italiana divulga artículo de académico de nuestra Escuela de Arquitectura

Connotada revista italiana divulga artículo de académico de nuestra Escuela de Arquitectura

  • En un número también editado en español, la revista italiana “L'Industria delle Costruzioni”, examina los temas centrales de la arquitectura contemporánea y la transformación urbana en Chile, en donde el arquitecto y académico del Plantel, Dr. Aldo Hidalgo Hermosilla, explica las razones que llevaron a construir el casco histórico de Santiago.

 




Debido al interés del comité editorial de la revista italiana “L'Industria delle Costruzioni” en la calidad de la arquitectura chilena de los últimos 10 años, la estudiante de doctorado Erika Maresca, quien realizaba una pasantía en el Plantel y era integrante del equipo, decidió profundizar en la relación entre la arquitectura y las condiciones ambientales que se manifiestan en las estructuras del país.

Fue así como invitó a colaborar al Dr. en Filosofía Aldo Hidalgo Hermosilla, académico de la Facultad de Arquitectura, quien fue su tutor durante su pasantía en la U. de Santiago, y dedicó un capítulo exclusivo de la revista a explicar las razones constructivas que llevaron a edificar el centro de Santiago.

“A mí me parece valorable que se conozca la arquitectura de Chile, como un país que  está produciendo este tipo de cosas, especialmente para nuestros estudiantes, ya que pueden ver una proyección a través de la publicación de estos artículos, en donde se puedan motivar a seguir en la misma línea”, sostiene el académico.

Cercanía del plantel con Roma

Tras la visita de un equipo de docentes y alumnos de la Universidad de la Sapienza de Roma, a la escuela de Arquitectura de la U. de Santiago y otras Universidades del país, la Casa de Estudios extranjera comenzó un convenio de movilidad estudiantil con nuestra institución, lo que permitió a estudiantes de pregrado y postgrado del país europeo interiorizarse en la cultura chilena.

Entre los interesados, la estudiante de doctorado en Arquitectura, Erika Maresca decidió realizar una pasantía de un año en la Universidad de Santiago, periodo en que conoció la historia de distintas construcciones a nivel nacional.

Según explica el académico, "mientras fui director, intensifiqué las relaciones con profesores de Roma, quienes con un grupo de alumnos vinieron a Chile y les encantó la Escuela. Luego de hacer un convenio, una estudiante de doctorado que realizó su pasantía en la U. de Santiago se interesó por la arquitectura chilena".

Fue así como la tesista comenzó junto al equipo editorial de la revista italiana un trabajo de recopilación de la historia arquitectónica en Arica, Valparaíso, Santiago, Panguipulli y Valdivia, que en conjunto serían parte de la edición final de la revista en su versión número 449, escrita en italiano e inglés.

Opinión de la U. de Santiago

Como parte de los artículos introductorios a la revista, el equipo editorial solicitó al académico del plantel Aldo Hidalgo, referirse a las razones arquitectónicas para construir el centro de Santiago.

En una extensión de 8 planas, el arquitecto resalta el valor de las pre-existencias, que según explica “tiene que ver con las huellas, la memoria de lo que fue antes la historia, y de ahí el arquitecto toma ideas para volverlo contemporáneo. Además se resalta la respuesta a la geografía de parte de la arquitectura, y a estos cambios de distintos paisajes y clima”, sostiene.

Tras investigar sobre la historia prehispánica del centro de Santiago, el arquitecto explica el ordenamiento de la capital en base a las huellas de construcciones incaicas, que construyeron sus espacios interiores rodeados de los ríos y el cerro que les otorgaban un sentido de protección. Según argumenta el académico, “esa idea de interioridad se va haciendo cada vez más pequeña, hasta llegar a las galerías de Santiago”.

El texto en italiano fue corregido por el académico Rosario Magro, mientras que las fotos corresponden a Alvaro Gueny y aportes gráficos de Rodrigo Aguilar, todos docentes de la Escuela de Arquitectura.

Sobre la prestigiosa publicación, el académico Aldo Hidalgo asegura que este tipo de colaboraciones deben incentivar a los alumnos del Plantel, quienes ya han ganado importantes concursos internacionales. 

“Tienen que ser fieles a nuestro perfil académico; ser fiel a ese planteamiento que hay problemas sociales a los que se debe responder, que hay un contexto que fija un modo de habitar que es distinto a los italianos, distinto al de los argentinos, ese modo de habitar tiene que ser recogido en el proyecto y debe estar ligado al paisaje geográfico, y aportar desde nuestra disciplina”, explica. 
 

Prensa de Osorno destaca ejemplar apoyo de estudiantes de Arquitectura de la U. de Santiago a comunidad local

Prensa de Osorno destaca ejemplar apoyo de estudiantes de Arquitectura de la U. de Santiago a comunidad local

Estudiantes de Arquitectura de la U. de Santiago están generando un positivo impacto en la Región de Los Lagos, con el trabajo que desarrollan desde enero en localidades costeras de esa zona. Los jóvenes han propuesto innovadores proyectos de infraestructura turística que buscan crear identidad territorial a través de la imagen arquitectónica local.

Recientemente el Diario Austral de Osorno destacó en sus páginas principales la propuesta de construcción de un mirador para la localidad Choroy Traiguén, en la comuna de San Juan de la Costa, un diseño de las estudiantes Cristina Varas, Paulina Romo y Eloísa Cisternas, que recibió el apoyo unánime de las autoridades locales y de la comunidad. (ver link).

Luego de recopilar antecedentes socioculturales de la zona, las jóvenes elaboraron el  diseño para el mirador turístico, que incluye elementos asociados a la cosmovisión mapuche-huilliche, como el kultrún y el guillatún, plasmados en la figura del círculo y  que representan el cosmos, la tierra y la familia.

En cuanto a materiales se propone utilizar los que existen en la zona y son trabajados por los artesanos, como la madera nativa, piedra laja, las tejuelas (con alta resistencia a la humedad) e incluso varas de colihues para la elaboración de sombrillas y accesorios del futuro mirador.

Para la estudiante Cristina Varas, en la construcción de esta estructura la intención es poner de relieve las raíces indígenas e ir creando identidad en los espacios públicos a través de la imagen arquitectónica. Estos aspectos se sumarán a la incorporación de señalética y de esculturas, que se instalarán en accesos y vías peatonales de Choroy Traiguén.

Se espera que el financiamiento para la obra provenga de fondos regionales asignados al municipio de San Juan de la Costa y que en abril de 21013 se inicien los trabajos de construcción. Tanto las autoridades como la comunidad tienen muchas expectativas con la instalación del mirador, al que ven como un nuevo atractivo para los turistas.

Portal y Anfiteatro

Al diseño del mirador se suman otros dos proyectos arquitectónicos elaborados por las estudiantes de Arquitectura de la U. de Santiago: el portal de acceso a la localidad de Puaucho y el diseño de un anfiteatro.

Cristina Varas explica que Puaucho es el lugar donde se concentran todos los edificios municipales (juzgado, centro de salud, escuela, biblioteca) por lo tanto el diseño del portal de acceso tiene especial relevancia por la imagen que se quiere proyectar del lugar. “Quisimos generar una zona que preste todos los servicios, tanto al visitante cotidiano como al turista, por lo que se crearon diversas áreas: información turística, venta artesanal, venta de comidas, estacionamientos, paraderos, servicios de Internet, entre otros)”.

Por último, el proyecto del anfiteatro consiste en la creación de un espacio público abierto en el borde costero -en la plaza central de Maicolpué- donde se podrán realizar las distintas actividades de verano. En el mismo sector, las estudiantes proponen darle un nuevo valor a los espacios aledaños, con el diseño de una oficina de turismo, paraderos y consolidación de áreas verdes.

Para Cristina Varas, el trabajo en la zona costera de Osorno “ha sido una grata experiencia. Nos hemos enfrentado a un escenario desconocido en términos socio-culturales, aquí las comunidades indígenas tienen una gran participación y nosotras hemos aprendido con ellas. Esto se lo debemos a   la formación  de la Escuela de Arquitectura de nuestra Universidad, que nos enseña a contextualizar nuestros proyectos y considerar a la comunidad para quienes trabajamos”, puntualizó la estudiante de Arquitectura.

 

 

Construyen modelo tridimensional de la EAO con moderna tecnología láser

Construyen modelo tridimensional de la EAO con moderna tecnología láser

  • Académicos de la Escuela de Arquitectura y del Departamento de Ingeniería Geográfica, registraron las características arquitectónicas y geométricas de la ex Escuela de Artes y Oficios, en el marco de un proyecto piloto tendiente a construir modelos tridimensionales de las dependencias universitarias que permitirán, a su vez, la protección del patrimonio.

A partir de una iniciativa de los académicos de la Escuela de Arquitectura, Gastón Herrera, y del Departamento de Ingeniería Geográfica, René Zepeda, este viernes (6) se realizó un escaneo tridimensional del sector de la Escuela de Artes y Oficios (EAO) con tecnología láser. Esto, con el propósito de construir un modelo detallado de dicha zona del campus.

Según señalaron los académicos, el “barrido láser”, permitirá, entre otros aspectos, contar con información detallada a nivel milimétrico sobre la infraestructura y facilitar, así, la protección del patrimonio.

El académico Gastón Herrera sostuvo que la idea de registrar el campus surgió luego de un primer escaneo aéreo que mostró información general de nuestro campus.

“El escaneo que se había realizado sobrevolando la Universidad es incompleto. Nuestra intención es complementar esa información con un registro a nivel de suelo que disponga detalles sobre los muros, las grietas y desplomes, por ejemplo”, afirmó Herrera.

“Este es un piloto que nos servirá para aprender a realizar el procedimiento y, a partir de los resultados que obtengamos, presentaremos un proyecto de investigación en el que participará la Escuela de Arquitectura y el Departamento de Ingeniería Geográfica, junto a una empresa externa”, señaló el académico de la Escuela de Arquitectura, agregando que, los datos “serán de utilidad para la administración del campus y la protección de todos nuestros edificios”.

En tanto, el profesor del Departamento de Ingeniería Geográfica y miembro de la empresa que ofreció el equipamiento para el escaneo, Geocom, Ariel Silva, indicó que la iniciativa puede tener una aplicación muy amplia en nuestra Universidad y sentar un precedente para otros planteles o zonas patrimoniales.

“La tecnología que hemos aplicado hoy es sumamente innovadora. Tenemos un escáner terrestre que es muy utilizado en el ámbito de la geomensura y, además, un escáner portátil que se ocupa mucho en Europa y Estados Unidos pero que en Chile aún no es muy común”, afirmó Silva.

“Todo este equipamiento nos dará acceso a una representación altamente precisa que graficará los elementos presentes en la ex Escuela de Artes y Oficios y que permitirá, a las autoridades del Plantel, tomar decisiones sobre esta histórica zona patrimonial de nuestro campus, sin necesidad de intervenirla o gastar mayores recursos”, puntualizó el académico del Departamento de Ingeniería Geográfica.
 

Jefe de División del Minvu analiza los problemas del urbanismo en Chile

Jefe de División del Minvu analiza los problemas del urbanismo en Chile

  • En la inauguración del año académico de la Escuela de Arquitectura, el jefe de la División de Desarrollo Urbano del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Pablo Contrucci, abordó temas como la segregación urbana, las construcciones de alto impacto, la baja incidencia de la ciudadanía en la planificación y la falta de protección del patrimonio arquitectónico en el país.

Un detallado diagnóstico sobre los principales problemas que presenta el urbanismo en Chile, expuso este viernes (25) el jefe de la División de Desarrollo Urbano del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), Pablo Contrucci, en el contexto de la inauguración del año académico de la Escuela de Arquitectura.

Invitado por las autoridades de dicha Unidad Académica, Contrucci, arquitecto de la Pontificia Universidad Católica, especializado en temas urbanos y de gestión de proyectos, con experiencia académica y política, detalló, ante los futuros arquitectos, los que, a su juicio, son los principales desafíos que el gobierno, expertos y la sociedad en general, deberán enfrentar para mejorar el desarrollo urbano en Chile.

Para Contrucci, el urbanismo en el país “tiene una deuda con la ciudadanía”, la que no estaría siendo mayormente considerada en la elaboración de políticas estatales.

“Lo que hoy conocemos en Chile como participación ciudadana, no es otra cosa que las expresiones de quienes ya tienen poder”, asegura el arquitecto.

“Cuando hemos visto que algunos proyectos de construcción han logrado ser detenidos por la ciudadanía, en realidad es porque son comunidades donde hay políticos, artistas, profesionales o gente con acceso a la prensa. Sin embargo, en muchas otras zonas, los vecinos no tienen acceso a esos medios y sus reclamos no son conocidos y no tienen mayor efecto”, critica el jefe de División.

En relación al cuidado del medioambiente, Pablo Contrucci asegura que, “pese a que ha habido avances en la materia, estamos claramente más atrasados que otros países de América Latina donde los temas ambientales son también temas urbanos”.

Particular preocupación manifienta el representante del Minvu, en cuanto a la segregación barrial en Chile, problema que califica como “un fracaso de las políticas estatales” y “consecuencia de dejar al mercado a cargo de nuestras mayores ciudades”.

Como solución a todos estos problemas, el profesional propone “cambios en la institucionalidad y en los modelos de gestión”.

“Es necesario cambiar el papel que juegan los ministerios en materia de urbanismo. Las autoridades debemos planificar de una manera distinta. Ya no podemos seguir tomando decisiones, como se hace en Chile, sin dejar abierta la posibilidad de discusiones. Esa planificación explícita y estática que no considera a la ciudadanía, nos impide incorporar visiones que podrían ser altamente favorables para los proyectos urbanos y, en definitiva, para todas nuestras comunidades”, concluye el jefe de la División de Desarrollo Urbano del Minvu, Pablo Contrucci, en el marco de la inauguración del año académico de nuestra Escuela de Arquitectura.
 

Estudiantes de Arquitectura disponen de nuevo espacio para su trabajo creativo

Estudiantes de Arquitectura disponen de nuevo espacio para su trabajo creativo

  • Gracias a una alianza entre la Escuela de Arquitectura, la red Universia y la marca 3M, los futuros profesionales cuentan con una sala remodelada para el trabajo en equipo, dotada además de una pantalla de 40 pulgadas para la proyección de trabajos en ejecución.

Desde este miércoles (16), las y los estudiantes de la Escuela de Arquitectura podrán hacer uso de una sala renovada y equipada con elementos que facilitarán el trabajo en equipo, en el denominado “espacio creativo”.

Los cambios en esta sala -también conocida por el gran árbol que se encuentra en su interior- fueron producto de un inédito acuerdo entre la Escuela, la red Universia y la marca  de productos y servicios innovadores, 3M.

A partir de esta alianza, el espacio utilizado por los estudiantes, principalmente, en sus horas libres, ahora dispondrá de productos de 3M como Post-It y papelógrafos, además de una pantalla de 40” donde se podrán proyectar trabajos de los estudiantes o material audiovisual, en un ambiente agradable y colorido.

El nuevo espacio fue inaugurado en una ceremonia presidida por el rector de la Universidad, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, con la presencia del director de la Escuela de Arquitectura, Dr. Aldo Hidalgo Hermosilla, representantes de las entidades participantes del acuerdo y otras autoridades de nuestra Universidad.

Al concluir dicha ceremonia, Aldo Hidalgo manifestó que este nuevo entorno “será de gran ayuda para incentivar el trabajo creativo e interactivo de nuestros estudiantes”.

“Además -agregó el académico-, disponer permanentemente de elementos como los Post-It, pequeñas hojas de papel autoadhesivo, o las cintas masking tape será muy útil en nuestros trabajos cotidianos”.

El director de la Escuela informó que a partir de este acuerdo entre Arquitectura, Universia y 3M, “hemos empezado a proyectar nuevas actividades en conjunto, como por ejemplo, charlas con expertos. Sin embargo, para ello, es importante que los estudiantes hagan buen uso de este renovado espacio, aunque no me cabe duda que así será”.

En tanto, el Director Comercial de Universia Chile, Juan Carlos Del Sante, sostuvo que el objetivo de la institución que representa, “es fomentar la innovación y el vínculo entre las universidades y las empresas”.

“Lo que queremos es que este acuerdo sea el comienzo de muchos trabajos conjuntos, con actividades que vayan en beneficio de toda la comunidad”, aseveró Del Sante.

En la misma línea, el gerente comercial de 3M, Gonzalo Arano, manifestó que su propósito, como empresa, con este proyecto en la Escuela de Arquitectura, es “darle vida a un espacio y hacerlo funcionar de manera dinámica”.

“Queremos que este sea un lugar donde los estudiantes puedan compartir, expresar sus ideas a través de nuestros Post-It y generar eso que nosotros llamamos la chispa, primer impulso que luego, a través del trabajo constante, produce innovación, ideas y proyectos novedosos que benefician a toda la sociedad”, concluyó el representante de la empresa en la ceremonia de inauguración del renovado espacio creativo de la Escuela de Arquitectura.
 

El suelo ausente

El suelo ausente

A propósito del terremoto ocurrido en el norte de Chile y sus consecuencias, el experto en urbanismo de la Escuela de Arquitectura del Plantel, Jonás Figueroa, critica la planificación actual del uso del suelo en las ciudades.

En carta escrita recientemente al Diario La Tercera, el experto en urbanismo de la Escuela de Arquitectura de la Universidad, académico Jonás Figueroa, formula una fuerte crítica al modelo de ocupación urbana del suelo en nuestro país. A continuación, el texto completo de la misiva:

"Demasiados son los ejemplos para no referirnos a ello y aceptar una práctica urbanística que propugna un modelo de ocupación urbana del suelo, que antepone los beneficios económicos por sobre la seguridad de las personas.

Las localizaciones de usos urbanos en áreas vulnerables deben llamarnos a reflexión con el fin de modificar este modelo perverso que por especulación y desconocimiento, no tiene en cuenta las limitaciones naturales que presenta el suelo, como la dimensión básica del desarrollo urbano en una geografía altamente compleja, dependiente de sismos, tsunamis, erupciones, inundaciones, aludes, sequías.

A la reconversión del aeropuerto de Cerrillos con el fin de dedicarlo a usos inmobiliarios, desconociendo sus virtudes de corredor de ventilación de baja altura de Santiago, se une la aprobación de un Plan Regulador Metropolitano que clasifica nuevo suelo urbano en zonas sujetas a inundación, tal como lo hemos constatado con las cárceles, los colegios, los hospitales y sedes de gobiernos localizados en zonas expuestas a tsunamis de las ciudades del norte del país.

Este olvido fatal queda reflejado en la  recientemente promulgada Política Nacional de Desarrollo Urbano, cuyos lineamientos medulares no tienen presente el sistema suelo, como contenido fundamental de la planificación urbanística".

El Diario La Tercera, en su sección Cartas al Director, publicó la misiva este miércoles (9). El texto completo, en el siguiente link

http://www.latercera.com/noticia/opinion/correos-de-los-lectores/2014/04/896-573174-9-suelos-en-la-planificacion-urbana.shtml

 
 

Estudiantes de Arquitectura refrendan su compromiso con el país mediante prácticas en zonas vulnerables

Estudiantes de Arquitectura refrendan su compromiso con el país mediante prácticas en zonas vulnerables

  • Durante seis semanas, 37 jóvenes de los últimos años de la Escuela de Arquitectura de nuestra Casa de Estudios, realizaron sus periodos de práctica en distintas regiones del país, con el sello de Responsabilidad Social propio de nuestra Universidad. Interactuar con la comunidad con el fin de conocer sus demandas arquitectónicas, así como promover la identidad local y realizar proyectos, desde el diseño hasta las propuestas de financiamiento, fueron algunas de las condiciones que debieron cumplir y que la mayoría resume como una “experiencia enriquecedora”.

Este verano, 37 estudiantes de quinto año de Arquitectura optaron por realizar la Práctica de Gestión de Proyectos fuera de la Región Metropolitana, llegando incluso a localidades tan lejanas como Lonquimay, Chaitén y Coyhaique.

Se trata de una práctica que en el plan de estudios de la carrera se instala en el último año, ya que requiere de diversas competencias propias de quienes próximamente se titularán y que incluye no sólo el diseño arquitectónico de un proyecto, sino también los requerimientos administrativos para que ese proyecto sea viable.

El profesor Carlos Richards, académico a cargo de la práctica y también de la gestión de cupos en las distintas regiones, explicó que esta iniciativa, no sólo es importante por la experiencia vivencial que entrega a los futuros profesionales. Sino también por el aporte al desarrollo de nuestro país, colaborando con municipios rurales o escasos en profesionales que necesitan postular a fondos para llevar a efecto proyectos como implementación de espacios públicos, urbanización y construcción de edificios de servicios para las comunidades.

Un colegio rural y el edificio consistorial en Vicuña, rescatando en el diseño símbolos de la cultura diaguita; una feria ganadera y costumbrista, de exposición y venta de animales para Chaitén y un terminal de buses que proteja a los pasajeros de la lluvia y sirva como enlace para un sistema de transporte terrestre más conectado; una multicancha y una sede social en San Pablo, con materiales nativos como maderas y piedra laja; una propuesta de diseño para el Plan Maestro de Lonquimay, proyectado a 20 años según el crecimiento urbano de la comuna y su necesaria implementación, con un corredor verde, una medialuna y ciclovías para favorecer el turismo; la rehabilitación de un fuerte que los españoles ocupaban como batería de descarga de artillería y que funciona como museo al aire libre en Ancud y un centro cultural, en el ex internado de la misma ciudad son algunos de los proyectos que los estudiantes entregaron a los municipios para postular a fondos regionales.

Retroalimentación

“El alcalde y los arquitectos de Vicuña recibieron muy bien los proyectos”, contó la estudiante Katherine Cuevas.

 “Hicimos un estudio de cómo era el comportamiento de los animales, para poder hacer el diseño del recorrido de la feria, porque hay que preocuparse de que el animal crea que siempre está avanzando”, recordó Paula Farfán sobre su estadía en Chaitén; mientras que su compañero Esteban Paredes agregó que una de las cosas que más lo impresionó fue el recuerdo persistente en las personas del desastre que provocó la erupción del volcán y que casi borró a la comuna del mapa.

Pía Mendoza fue a Osorno y aparte de la sede social que diseñó, trabajó revisando proyectos y aprendió del trabajo administrativo de su profesión.

Para Mónica Ponce, que estuvo en la localidad de San Pablo, fue revelador conocer el aspecto humano de la realidad que se vive en esa comuna.

Asimismo, el estudiante español de intercambio, Juan Bautista García, se llevó una impresión muy distinta de lo que conocía de Chile en su permanencia en Lonquimay, “fue una enriquecedora experiencia para nosotros tener ese acercamiento y para ellos al contar con nosotros cuando faltan profesionales”, dijo; mientras que su compañero Daniela Arias destacó que el trabajo se fortaleció al trabajar en grupo en proyectos concretos.

Para Jorge Figueroa y Claudio Muñoz, que trabajaron en Ancud, el foco estuvo en aprender de la zona, su tradición y cultura, y fue tan impactante el compromiso que sintieron con la comunidad y la valoración que esta le dio a su trabajo que esperan volver el próximo año.
 

Premio Nacional de Arquitectura propone a estudiantes ampliar la perspectiva de la disciplina

Premio Nacional de Arquitectura propone a estudiantes ampliar la perspectiva de la disciplina

  • Víctor Gubbins, inauguró el año académico del Máster Integrado en Diseño Arquitectónico, MIDA. El destacado arquitecto, junto con presentar una retrospectiva de su trabajo, invitó a los magistrandos a conocer las tendencias internacionales en el área, con el fin de ampliar la mirada y enriquecer su profesión.

El Premio Nacional de Arquitectura, Víctor Gubbins, fue invitado por la Escuela de esa disciplina de la Universidad de Santiagopara dar inicio al año académico 2014 del programa de Máster Integrado en Diseño Arquitectónico.

El destacado profesional,con una vasta experiencia,presentó una retrospectiva de su trabajo ante una interesada audiencia compuesta por estudiantes y académicos que apreciaron, a través de imágenes, cómo Gubbins en sus diseños propone crear espacios armoniosos, sorprendentes y respetuosos del paisaje.

El arquitecto, que se formó en Valparaíso, repasó momentos importantes de su vida ligados al ejercicio profesional, como la decisión de salir de Chile igual como habían hecho sus mejores amigos y su llegada a Europa.

Recomendó a los estudiantes buscar la oportunidad de viajar y conocer otros lugares y culturas. En su caso, contó cómo se maravilló al ver directamente la obra de Gaudí en Barcelona, donde pudo apreciar aspectos que no se traspasan a la fotografía y sólo se pueden experimentar a través de la presencia in situ, como la difusión de la luz.

Fueron sus viajes, el adaptarse a vivir en ciudades cosmopolitas y el contacto con personalidades, como su breve encuentro con Le Corbousier, los que, en parte, alimentaron su visión y creatividad.

“Somos un país que se mira el ombligo, como una isla, miramos mucho para adentro”, puntualizó, comparando que en Estados Unidos y Europa, a los 18 años, los jóvenes son responsables de su adultez, con trabajo y en la mayoría de los casos, con parejas con quienes comparten sus vidas.

Recomendó a los estudiantes planificar sus propios proyectos de vida, delineando los ejes que les gustaría desarrollar por las vías que esperan recorrer. Por eso, les sugirió salir del país para tener una perspectiva de Chile desde afuera.

Paisaje para todos

A medida que mostró sus diseños y construcciones, se evidenció una intención por mantener la armonía del paisaje y respetar la cotidianeidad de los espacios, como por ejemplo el proyecto del edificio corporativo de Televisión Nacional, el que se integra en el cerro; o el del colegio Chuquicamata, que revela identidad en los materiales y adaptación de las formas a los recursos climáticos, al igual que su diseño para el LodgeYakana, donde las edificaciones se planificaron en función de aprovechar la vista a los cerros.

También se pudo apreciar en sus diseños, cómo ha replicado instancias propias de las ciudades y las ha convertido en parte de los edificios. El diseño del edificio del Instituto Teletón en Santiago, se define a partir de un pasillo “alameda” que lo recorre de norte a sur, con “manzanas” a los costados, donde las “plazas” son espacios de interacción.

En el aspecto del diseño urbano, Gubbins se refirió, acompañado de imágenes de planes maestros, a la importancia de rescatar la ciudad para la mayoría de los usuarios. Debido a sus orígenes en la Región de Valparaíso, se mostró preocupado por la falta de visión que el “puerto principal” ha mostrado históricamente hacia el desarrollo de edificios públicos patrimoniales y el aprovechamiento del bordemar, que es patrimonio de todas las personas.

En este punto, propuso la elaboración democrática, informada y a conciencia de planes maestros flexibles, como instancias anteriores a los planos reguladores, que estructuren y sean el soporte para la proyección de las ciudades según lo que esperan sus habitantes.

Detalles de las obras de Víctor Gubbins en http://www.gubbinsarquitectos.cl/
 

Páginas

Suscribirse a RSS - arquitectura