Medio ambiente

Español

Salmones no incidieron en el desastre ecológico del sur de Chile

Salmones no incidieron en el desastre ecológico del sur de Chile

  • En seminario realizado en la Universidad de Santiago, el director del Laboratorio de Toxinas Marinas Dr. Benjamín Suarez de la Universidad de Chile y el experto Dr. Alejandro Clement de la U. de Oregon, USA, aseguraron que el fenómeno se produjo, principalmente, por anomalías climáticas.

 




Este año se produjo el cuarto y más extenso brote de marea roja que se haya registrado en Chiloé, lo que trajo consigo problemas económicos, sociales y políticos. Actores en el conflicto plantearon que la industria salmonera tenía responsabilidad en esta catástrofe. Pese a que el evento ya ocurrió, la duda persiste.

Sin embargo, durante las exposiciones del seminario ‘Marea roja, mitos y realidad: una mirada desde la ciencia’, que se realizó en la Universidad de Santiago, el director del Laboratorio de Toxinas Marinas de la Universidad de Chile, Benjamín Suárez, y el biólogo marino especialista en manejo de los recursos marinos y máster en ciencia de la Facultad de Oceanografía de la Universidad Estatal de Oregón (Estados Unidos), Alejandro Clement, fueron categóricos al afirmar que este fenómeno ha ocurrido desde mucho antes de que la industria salmonera comenzara su actividad y que esto se explicaría, más bien, por factores climáticos.

Durante el evento, Clement sostuvo que “se generó un diagnóstico equivocado en un principio, que vinculó en forma directa que el vertimiento de los salmones era la causa de la marea roja, y eso generó espuma, pero hay que generar diagnósticos objetivos”.

“Existen estudios usando sondas en los segmentos realizados por la Universidad de Concepción donde se puede datar la presencia de Alexandrium catenella hace 800 años atrás. Distinto es el aporte que genera la acuicultura. Analicemos cada una de esas cosas, pero no las mezclemos, porque eso generará confusión y diagnósticos equivocados”, explicó.

Durante su exposición, Clement subrayó que las anomalías climáticas que se generaron a inicios de este año y que permitieron la extensión de este fenómeno fueron los desplazamientos hacia el sur de la deriva del viento del oeste y la presencia de un nicho abierto de fitoplancton como consecuencia de la corriente de El Niño, entre otros factores.

El consultor reconoció que los diagnósticos realizados sobre la última floración de algas nocivas en Chiloé fueron erróneos. “Nos equivocamos todos los que pensamos que esto se estaba dando en el mar interior. Soy autocrítico. Debemos estudiar el mar exterior, ya que nuestros pronósticos y análisis solo consideraban el interior, y es desde afuera desde donde viene la gran masa de esto”. 

Por su parte, Suárez señaló que “esto ha sido disfrazado de mucha denuncia, mucha acrimonia, mucho flayer, y creo que hay un problema científico-tecnológico real que hay detrás de eso”.

“En Chile, el problema se detectó en Magallanes en el año 1972, pero hay fenómenos que preceden a la historia de la acuicultura. Una pregunta válida que permanece es si esto puede incidir en la intensidad, extensión o modulación por factores ambientales por una intervención de este tipo. Esta interrogante va a permitir que la industria, que en estos momentos no es competitiva y que presenta serios problemas de financiamiento, que le impiden expandirse, tenga una posición de sostenibilidad integral”, agregó.

El Director del Departamento de Biología de la Universidad de Santiago que organizó el evento, Claudio Acuña, sostuvo que el seminario “desde el punto de vista científico, derriba muchas cosas que se estaban generando en el inconsciente colectivo respecto a cómo se genera la marea roja. Se pensó que la industria del salmón era el principal enemigo del medioambiente asociado a esto, pero gran parte de esta versión se desmitificó y se dejó en claro que, en nuestro país, hay falencias terribles con respecto a políticas públicas en este tipo de procesos, que generan un impacto social y económico sobre todo en regiones del sur que viven en base a la producción marina”.

Las propuestas para mejorar la gestión de la emergencia a futuro

Para Suárez, uno de los aspectos importantes que se deben considerar a futuro es “una mayor coordinación entre el Ministerio de Salud y Sernapesca, y que el monitoreo de las zonas costeras debe ser constante, de aquí en adelante, debido a este fenómeno oceánico que nunca se previno”.

Por su parte, Clement propuso “generar valor agregado en los productos que son comestibles y sanos desde el punto de vista de la inocuidad alimentaria frente a la marea roja, como los erizos y el pescado, porque el evento se puede volver a repetir”.

El consultor también resaltó la importancia de realizar “difusión, capacitación y educación en forma muy fuerte y rápida en las comunas costeras, antes de que suceda el problema, para que los niveles de incertidumbre bajen y la gente se pueda informar lo más adecuadamente posible”, concluyó.

Restricción vehicular: congestión obligará a invertir en el Transantiago

Restricción vehicular: congestión obligará a invertir en el Transantiago

  • El especialista en transporte urbano del Plantel, Rodrigo Martin, afirma que la medida impulsada por el Gobierno para limitar el uso de autos catalíticos “aumentará la necesidad de un transporte público eficiente, que no existe hasta el momento. No prever esto puede ser catastrófico”. Por su lado, el experto  Ernesto Gramsch, afirma que la decisión oculta el problema de fondo: que la gran cantidad de vehículos particulares que circulan se debe a un transporte público que requiere mejoras urgentes.

 





A través de una indicación sustitutiva, el Gobierno envió al Senado una propuesta para crear una restricción vehicular por congestión para automóviles con sello verde en todo el país. El punto se encuentra ligado a un proyecto de parlamentarios que busca evitar los deterioros a la salud producto del tránsito vehicular, aspecto que también ha sido considerado como clave por el Ministerio de Medio Ambiente para combatir los niveles de contaminación.

Para el experto en transporte urbano de la Universidad de Santiago, Rodrigo Martin, “esta restricción por congestión en catalíticos aumentará la necesidad por un transporte público eficiente que no existe hasta el momento. No prever esto puede ser catastrófico. Se debe potenciar el sistema de transportes para que la medida soporte”.

“Vamos a necesitar un transporte público más eficiente y va a haber que hacer una inversión por ese lado. No basta con incrementar la restricción a catalíticos dejando las cosas tal como están”, insiste el académico del Smart City Lab-Santiago del plantel estatal, centro de investigación abocado a analizar fenómenos urbanos para mejorar la calidad de vida.

El master en ingeniería indica que estas medidas reflejan que las políticas públicas en este ámbito “tienden a verse solo desde un punto de vista, de la descontaminación, olvidando la saturación y la gente que se va a tener que mover igual”.

“El problema de esto es la falta de una visión integral, porque abordar la restricción a catalíticos con un afán de descontaminación es ver la mitad del problema. Hay que tener una visión de la ciudad, donde una autoridad particular decide generar la restricción a catalíticos entendiendo simultáneamente las consecuencias de esa decisión, tomando acciones para permitir el funcionamiento eficiente del transporte público, necesario cuando la gente deje de usar el auto”, apunta Martin.

Respecto al pase diario que pretende implementar el proyecto para que automóviles con restricción puedan transitar en una determinada zona de congestión a través de un pago, sostiene que “es un mecanismo cuyo efecto es relativamente marginal. Lo que produce es cierta elite que tendrá acceso a esos lugares, porque está dispuesta a pagar”.

Además, el académico afirma que “el problema es que nosotros dependemos de un eje central que es la Alameda, que no es un centro al que solo se va por temas de negocios. Si asumiéramos que la comuna de Santiago será tarificada, hay gente que se mueve de todas partes, cruzando por ahí. Tarificar eso sería bastante negativo para el movimiento general de Santiago”.

Restricción por congestión: una perspectiva ambiental

El experto en contaminación ambiental de la Universidad de Santiago, Ernesto Gramsch, reconoció que la medida ataca la principal fuente de emisiones contaminantes, que son los vehículos y su circulación.

No obstante, el doctor en física enfatiza que el problema de una indicación de este tipo es que “la autoridad quiere hacer una ley para resolver un problema que no se soluciona así, sino con medidas. De esta manera, esconden uno de los principales problemas de la contaminación de Santiago: que la gran circulación de vehículos se soluciona mejorando el transporte público, no prohibiendo manejar en tal o cual calle, en tal o cual horario. Con leyes no se logrará, hay que mejorar el transporte”, recalca.

Partidos de fútbol como factor para dictar episodios críticos

Tras los niveles de contaminación que se detectaron el domingo, que habrían aumentado por los tradicionales asados que se realizan para ver los partidos de la selección de Chile, la Intendencia instruyó a los equipos técnicos que decretan estos eventos a incorporar en su decisión el factor de los partidos de fútbol.

Sin embargo, para Gramsch, “darle mucha importancia a los partidos de fútbol no es una buena idea, porque el efecto de estos en la contaminación dura muy poco tiempo”.

“No creo que los partidos de fútbol debiesen ser incorporados como factor en el modelo de pronóstico. Los asados asociados a estos son actividades puntuales de corta duración, no un factor que produzca contaminación que afecte a largo plazo la salud de la gente. Es como estar en una nube de polvo que se levanta por un viento”, sostuvo.

“Los asados gatillaron una emergencia, pero son un caso puntual que afecta por unas pocas horas. Por lo tanto, no es tan fundamental decretar una emergencia por una cosa que afecta de manera puntual y que pasará en un rato. No fue un error dictar la preemergencia”, afirmó el especialista.

En cambio, para el experto si urge incorporar otro factor en el modelo de pronóstico: “las condiciones meteorológicas del día siguiente, porque ocurre que los episodios muchas veces se dictan por lo que ocurrió durante la noche del día anterior”.

“Si las condiciones meteorológicas del día siguiente dan a entender que no habrá un episodio crítico, este simplemente no se debiera dictar”, ejemplifica.

Científicos analizan el fenómeno de la marea roja

Científicos analizan el fenómeno de la marea roja

  • Referentes en la materia, como el director del Laboratorio de Toxinas Marinas de la Universidad de Chile, Benjamín Suárez, y el gerente general de la consultora ambiental Plancton Andino SpA, Alejandro Clement, junto a académicos de la Universidad, examinarán las variables que incidieron en este fenómeno que ha afectado al litoral de nuestro país.  La jornada se realiza en el Salón de Honor, mañana  jueves (16)  a las 14.30 horas.

 

Este jueves, referentes en marea roja expondrán en el Salón de Honor de Casa Central sobre mentiras y verdades asociadas a este polémico fenómeno, cuyo violento brote en el sur copó la agenda noticiosa producto del impacto social, político y económico de esta proliferación de microalgas que terminó con la designación, por parte del Gobierno, de un equipo multidisciplinario de investigación.

En el seminario ‘Marea Roja, mitos y realidad: una mirada desde la ciencia’, los expertos abordarán el fenómeno desde una perspectiva científica, evaluando la veracidad de versiones sobre su origen y mecanismos de acción. Posterior a ello, habrá una mesa de preguntas donde los expertos responderán las consultas de los asistentes.

Por qué se produce; por qué un alga genera estas toxinas que pueden tener repercusiones sobre una amplia gama de especies; cómo repercute el calentamiento global en este fenómeno; y cuál es el impacto de los cultivos marinos de las salmoneras en estos procesos: esas son algunas de las interrogantes que pretende despejar el seminario, organizado por el Departamento de Biología y el Centro de Biotecnología Acuícola (CBA) de nuestra Universidad.

“La gente no tiene una formación que le permita analizar el problema, lo que se ve agravado por voces de actores que aprovechan esta situación para ganar visibilidad. Entre más contribuyamos a que la gente entienda de qué se trata el problema, mejor podemos prevenirlo o predecirlo para tomar medidas”, sostuvo el director del CBA, Eugenio Spencer.

“Lo que hace falta es desmitificar las cosas que ocurren en ciencia y darle claridad a la gente respecto de concepciones erradas”, afirmó, por su parte, el director del Departamento de Biología, Claudio Acuña.

Las exposiciones

Uno de los expertos que participará en la instancia será el director del Laboratorio de  Toxinas Marinas de la Universidad de Chile, Dr. Benjamín Suárez.

El especialista  participará con una ponencia que dará a conocer cómo se monitorean y controlan los eventos de marea roja, y cuál fue la dinámica y conducta del brote tóxico en la Región de Los Lagos. Finalmente, propondrá iniciativas y proyectos para mitigar los impactos de este fenómeno.

En la presentación, titulada “Floraciones algales nocivas y biotoxinas marinas en Chile”, también detallará cuáles son las toxinas producidas por algunas especies marinas microscópicas y los problemas que causa la marea roja en algunos moluscos.

Por su parte, también participará en el encuentro el Gerente General de la consultora ambiental Plancton Andino SpA, Alejandro Clement.

El biólogo marino, especialista en manejo de los recursos marinos y máster en ciencia de la Facultad de Oceanografía de la Universidad Estatal de Oregón (Estados Unidos), analizará técnicamente las mareas rojas producidas recientemente y abordará la aplicación de tecnologías bio-ópticas en el monitoreo e interpretación de este fenómeno.

El objetivo de la ponencia ‘Eventos FAN o Mareas Rojas en verano-otoño 2016’ será proporcionar insumos para apoyar el proceso de toma de decisiones, generando diagnósticos netamente científicos.

“Lo más interesante es que la gente que va a venir ha visto todo el ciclo de la marea roja”, apunta Spencer.

 

Seminario ‘Marea Roja, mitos y realidad: una mirada desde la ciencia’

Fecha: Jueves, 16 de junio de 2016

Hora: 14.30 h

Lugar: Salón de Honor, Casa Central de la Universidad de Santiago (2° piso)

Dirección: Av. Las Sophoras 135, Estación Central.

Convenio entre U. de Santiago y Fundación Chilenter para recolectar residuos electrónicos e impartir educación medioambiental

Convenio entre U. de Santiago y Fundación Chilenter para recolectar residuos electrónicos e impartir educación medioambiental

  • Con el propósito de favorecer a la comunidad y el medioambiente, nuestra Universidad firmó un convenio de colaboración académica, técnica y científica con la Fundación Chilenter, un organismo sin fines de lucro, perteneciente a la Dirección Sociocultural de la Presidencia.
     

El acuerdo contempla campañas de reciclaje electrónico orientadas a la comunidad universitaria, instalación de puntos limpios en las distintas facultades del Plantel, e intercambio de  profesionales del área.

También, se suman prácticas profesionales y tempranas, seminarios, conferencias, talleres y cursos de capacitación, además de publicaciones y formulación de proyectos entre ambas entidades. 

O sea, actividades que incentiven el reciclaje de residuos electrónicos para el mejoramiento sistemático de la calidad de vida.

Además, el convenio considera la donación por parte de nuestra Casa de Estudios de equipamiento computacional dado de baja para reciclaje o reacondicionamiento. A la vez, la Fundación Chilenter entregará computadores reacondicionados a establecimientos educacionales vinculados a nuestra Institución.

Solución de gran valor social

Junto con destacar la existencia de un campus único, de 32,8 hectáreas, con más de 24 mil personas que conviven en medio de las diversas actividades, el rector, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, felicitó los esfuerzos de la comunidad universitaria en materia de gestión sustentable y logros alcanzados.

“A partir del ‘Protocolo Marco para la Colaboración Interuniversitaria: Campus Sustentables’, concretamos el Diplomado en Educación para el Desarrollo Sustentable, abierto a la sociedad, sin requisitos de admisión y de arancel gratuito, con una matrícula que, en promedio, ha superado las cien personas, reconocido y galardonado a nivel internacional”, recordó el rector Zolezzi.

Por ello, valoró que se trate de un convenio de colaboración que, además de mitigar los impactos ambientales asociados a la generación de estos, brinda una solución de gran valor social.

“Al vincularnos con la fundación Chilenter en esta importante alianza estratégica, reafirmamos nuestra vocación efectiva de tener un campus con buenas prácticas y con estándares de responsabilidad ambiental que puedan constituirse en ejemplo para la gestión de las universidades del país”, concluyó la máxima autoridad universitaria.

Sustentabilidad y economía circular

Según datos de Naciones Unidas publicados en 2014, en Chile cada persona genera al año 9,9 kilos de basura eléctrica y electrónica, instalando al país como el primer generador per cápita de América Latina.

Para la directora ejecutiva de la Fundación Chilenter, Irina Reyes Donoso, “existe muy poca literatura en nuestro país respecto de lo que son los residuos, especialmente de los residuos electrónicos. Entonces surge la posibilidad de que los estudiantes de la Universidad de Santiago realicen sus tesis y prácticas para conocer sobre esta área”.

En ese contexto, apuntó a la necesidad de que en cada carrera de esta Casa de Estudios se instalen conceptos como sustentabilidad y economía circular, donde cada uno sea responsable de lo que ocurre finalmente con los residuos.

“Datos del Ministerio de Medio Ambiente concluyen que el 81 por ciento de los residuos electrónicos en el país tiene un destino final desconocido, por lo que con estas acciones iremos incrementando el porcentaje de residuos electrónicos que serán reacondicionados y reutilizados”, explicó la directora ejecutiva de Fundación Chilenter.

Fomentar la educación medioambiental

La Fundación Chilenter es un organismo sin fines de lucro, perteneciente a la Dirección Sociocultural de la Presidencia, que busca fomentar la educación y uso social de las tecnologías para mejorar la calidad de vida de las comunidades que se encuentran en la periferia tecnológica, a través de la recolección y transformación sustentable e innovadora de recursos tecnológicos.

En ese sentido, Irina Reyes considera esencial la educación medioambiental, a propósito de la Ley de Fomento al Reciclaje, promulgada recientemente por la Presidenta Michelle Bachelet, la que precisamente crea un fondo para dicho tema.

A esto se suma, desde la perspectiva de las empresas, la manera en la que se generan los incentivos para que éstas se responsabilicen por sus residuos. “No solo se trata de un problema domiciliario. También de las empresas. Y es ahí donde la Ley de Fomento al Reciclaje pondrá cuotas para productos prioritarios de recolección”, detalló.

Cabe destacar que a la firma del convenio, que tendrá una duración de tres años con posibilidades de renovarse sucesivamente, se sumó una Campaña de Reciclaje Inclusivo dentro del Plantel, que reunió 3,3 toneladas de residuos, como parte del trabajo voluntario realizado por estudiantes y organizado por el programa de Responsabilidad Social Universitaria (RSU).

Exitoso primer día de recolección en Semana del Reciclaje organizada por nuestra Universidad

Exitoso primer día de recolección en Semana del Reciclaje organizada por nuestra Universidad

  • Durante la mañana de ayer martes, coincidiendo con el Día Mundial de Reciclaje, nuestra Universidad inició un completo programa destinado a la recolección de materiales reutilizables. A su vez, por tercer año consecutivo, el Sistema de Bibliotecas lanzó el Repositorio Digital que busca disminuir la generación de papeles, residuos y las emisiones indirectas de gases de efecto invernadero, además de aumentar la tasa de reciclaje.

 



El punto de acopio se instaló ayer en el acceso principal, donde estudiantes de distintas carreras atendieron a todas las personas que quisieron aportar en este proceso orientado a sensibilizar a la comunidad, tanto interna como externa respecto de  la necesidad de reciclar los residuos.

De acuerdo a la planificación, la recepción de hoy estará frente a la Escuela de Arquitectura, donde el llamado‚ punto limpio’ recibirá papel, bolsas plásticas, botellas, cartón y latas de aluminio, entre las 9:30 y 17:00 horas.

El encargado del área de sustentabilidad del programa de Responsabilidad Social Universitaria (RSU), y responsable de la campaña, Sergio Cerda García, enfatiza que se desea “superar las 1,33 toneladas recolectadas el año pasado, y para eso ya hay un trabajo de difusión de por medio. Con la misma Biblioteca Central programamos, por ejemplo, un retiro de cierta cantidad de papel”.

Junto con ello, el encargado aclara que la recolección la denominaron inclusiva porque “también tratamos de incluir en la campaña a nuestro entorno, como los vecinos de la Villa Portales y las fotocopiadoras de Avenida Ecuador”.

Adicionalmente al punto de acopio, estudiantes que colaboran con los planes que apoyan la protección del medio ambiente en el Plantel, recorrerán el Campus para recolectar los materiales.

A lo descrito, se suma que este viernes 20 se firmará un convenio para el reciclaje de equipos computacionales de la Universidad, “evitando así que se vayan a destrucción y puedan ser donados para reacondicionamiento o reciclaje”.

Repositorio del Sistema de Bibliotecas

A su vez, por tercer año consecutivo, el Sistema de Bibliotecas lanzó el Repositorio Digital que busca disminuir la generación de papeles, residuos y las emisiones indirectas de gases de efecto invernadero, además de aumentar la tasa de reciclaje.

“La biblioteca dejará de recibir copias físicas en papel y las que puedan estar almacenadas en dispositivos como CD y eso trae consigo una mitigación de impacto. Por ejemplo, dejar de talar 11,6 árboles o dejar de producir 1.720 copias de CD que tardan entre 100 a 1000 años en degradarse en la tierra. Esta acción implica, también, la mitigación de gases de efecto invernadero que están asociados a la huella de carbono”, asegura Cerda.

La directora del Sistema de Bibliotecas del Plantel (SIB UdeSantiago), Ximena Sobarzo Sánchez, comenta que el repositorio “es una herramienta tecnológica, un reservorio de archivos que permite preservar, conservar y reunir material”.

Sobarzo agrega que “también permite darles visibilidad a los contenidos académicos generados al interior de la Universidad, y mostrarle al mundo nuestra historia, las colecciones que son parte del inicio de la educación industrial del país. Estamos hablando de tesis y textos de hace más de 100 años”.

La jefa de la mencionada Unidad enfatiza que “esa es un poco nuestra labor, es decir, difundir y poner a disposición nuestras colecciones para que sean consultadas por la mayor cantidad de personas posibles”.

Al respecto, Ximena Sobarzo destaca que el Repositorio es una herramienta que está disponible para toda la comunidad universitaria dentro y fuera del país, “y el ganancial de esta herramienta es la cantidad de consultas y visitas que tenemos en nuestras colecciones porque eso significa que los contenidos que ahí están son de interés, contenidos que tienen relación con la investigación y la academia”.

Si bien el Repositorio se lanzó hace dos años, la directora del Sistema de Bibliotecas aclara que “ahora tenemos una relación bien directa con las prácticas sustentables y también con la despapelización, por eso invitamos a todo el mundo a despapelizar; hoy en día la tecnología es mucho más accesible, más rápida, más limpia y además cuidamos el planeta”.

Por tanto, agrega Sobarzo, “hicimos este vínculo directo con RSU y nos dimos cuenta que la ganancia no era solamente en términos de visibilizar colecciones, sino que también acompañábamos las buenas prácticas”.

Experto propone eliminar el carbón para erradicar los altos niveles de contaminación en Coyhaique

Experto propone eliminar el carbón para erradicar los altos niveles de contaminación en Coyhaique

  • A partir de una investigación realizada por el académico del Departamento de Física de nuestra Universidad, Dr. Patricio Pérez Jara, se determinó que algunos de los niveles promedio de contaminación en Coyhaique son superiores a los registrados en Beijing, una de las urbes con mayor toxicidad ambiental en el mundo.


 



A partir de una investigación realizada por el académico del Departamento de Física de nuestra Universidad, Dr. Patricio Pérez Jara, se determinó que algunos de los niveles promedio de contaminación en Coyhaique son superiores a los registrados en Beijing, una de las urbes con mayor toxicidad ambiental en el mundo.

De las conclusiones que se desprenden de la investigación, destacan que ambas urbes, presentan material particulado fino (Mp 2,5) en el aire, de alta peligrosidad para la salud. Por ejemplo, el grado de polución en la localidad asiática, es equivalente a que todo el año se mantuviera en preemergencia. Por su parte Coyhaique no se queda atrás, pues su período más álgido  que es el invierno, es similar, distribuida durante un año, a una alerta ambiental permanente.

El promedio de material particulado fino del periodo otoño/invierno en Beijing alcanzó 112 microgramos por centímetro cúbico, mientras que en Coyhaique 91, lo que es “altísimo” según el Dr. Pérez, quien repara en que las emanaciones diarias promedio (82 para la ciudad asiática y 53 para nuestra ciudad austral), superan con creces las recomendaciones propuestas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Estos niveles son altísimos, porque hay que considerar que el valor recomendado por la Organización Mundial de la Salud  (OMS) para el promedio diario es de 25 microgramos por centímetro cúbico”, sostiene.

El experto afirma que la comparación de datos entre ambas urbes demostró que nuestro país no está muy distante de los lugares del planeta reconocidos por mantener los peores niveles de contaminación. Además, que el problema no radica solo en Santiago, ciudad que tradicionalmente ha concentrado la atención en materia de contaminación atmosférica.

“Eso es preocupante, porque esta situación estuvo escondida. Hace algún tiempo atrás, se creía que Santiago era la peor, sin embargo a medida que ha habido datos y se realizan mediciones, hemos comprobado que ciudades como Coyhaique están mucho más contaminadas que Santiago”, enfatiza el investigador.

Medidas 

El Dr. Pérez reconoce que el ministerio del Medio Ambiente ha tomado medidas para combatir el problema y que se ha logrado una reducción de 10 por ciento, aunque los niveles del 2015 fueron bastante altos y generaron un número de emergencias ambientales promedio cercanas a las de Beijing.

El académico cree que las políticas implementadas apuntan al largo plazo, por lo que se necesitarán muchos años para lograr una disminución considerable. Para acelerar el proceso, se debe entender que el camino no está por impulsar la utilización más eficaz de la leña, sino erradicarla definitivamente, subraya el físico. 

“Si se sigue pensando que el camino correcto va por mayor eficiencia en el uso de la leña, creo que no es la solución. Aunque se norme el uso de este combustible natural, igual resulta un contaminante altamente significativo y por eso está prohibido en Santiago”, enfatiza.

Agrega que “en definitiva la solución pasa porque en Coyhaique se deje de usar la leña como sistema de calefacción, dado que el 94 por ciento de la contaminación proviene de esta fuente. Al cambiar por un sistema de combustión más limpia, se acabaría las emanaciones tóxicas en Coyhaique,  permitiéndonos llegar a niveles bajísimos”, sostiene.

Una decisión política

Insiste el experto que la concreción de tal planteamiento depende de una decisión netamente política, porque esta ciudad del sur de nuestro país reúne las condiciones necesarias, para implementar un plan piloto que cambie las fuentes de calefacción.

“Coyhaique es una ciudad con un poco más de 60 mil habitantes, y precisamente el hecho de ser pequeña se prestaría para hacer un plan piloto que consistiera -simplemente- en reemplazar toda la calefacción a leña, por una limpia que podría ser a electricidad o gas natural. Hacer eso tendría un costo de siete millones de dólares anuales, lo que representa un valor bajísimo”, complementa.

El experto puntualiza que la implementación de tal medida, y al comprobarse sus beneficios, sería un incentivo relevante para adoptar soluciones similares en otras urbes que presentan el mismo problema, como Temuco, Talca y Chillán, entre otras.

Lo importante para el perito es que sociedad y autoridades entiendan que el carbón es la verdadera fuente de contaminación, porque sus emanaciones representan el 94 por ciento y que para revertir la situación, es prioritario “adoptar una acción drástica para definitivamente reemplazar esta forma de calefacción”, concluye.

Los ejes ambientales no constituyen medidas de fondo para combatir contaminación en Santiago

Los ejes ambientales no constituyen medidas de fondo para combatir contaminación en Santiago

  • Voces expertas de nuestra Universidad coinciden en que estas medidas son paliativas y no contribuyen a combatir de manera significativa el grave problema de polución que afecta a la capital.

 





Autoridades gubernamentales anunciaron la reedición de los ejes ambientales como medida para combatir eventuales situaciones de alerta, preemergencia o emergencia ambiental en Santiago.

Se informó que aumentarán a seis estas vías que -como se conoce- consideran circulación exclusiva de buses del Transantiago en desmedro de automóviles particulares durante los horarios punta.

“No son medidas de fondo”, explica el académico del Departamento de Física de nuestra Universidad, y experto en contaminación ambiental, Dr. Ernesto Gramsch.

Explica que estas “apuntan solamente a disminuir la concentración en el sector aledaño a los ejes en los días que hay alta contaminación. Es una medida que le sirve a las personas que habitan alrededor de ese lugar”.

“Hace falta preocuparse de los sectores donde hay muy alta contaminación durante la noche, que es el sector donde la altura de la ciudad es más baja: Pudahuel, Cerro Navia, Lo Prado y Quinta Normal. En esos lugares no se está haciendo nada”, enfatiza.

No obstante, Gramsch considera que el Ministerio de Medio Ambiente está avanzando correctamente en esta materia, al restringir el uso de vehículos que “son responsables de emitir cerca del 40 por ciento del material particulado. Disminuir la circulación de vehículos apunta a disminuir el promedio de la contaminación”.

El año pasado hubo 16 episodios de preemergencia y una emergencia ambiental en Santiago.

Al respecto, para este 2016 el Dr. Gramsch proyecta que podrían producirse aún más episodios de este tipo.

“Este año habrán más eventos meteorológicos, más lluvia. La lluvia limpia la ciudad, pero después de que cae hay periodos de mucha calma e inversión térmica. Podría aumentar la contaminación”, afirma.

Soluciones paliativas

Por su parte, el también especialista en contaminación atmosférica del plantel, Dr. Patricio Pérez, sostiene que los ejes ambientales “son soluciones paliativas que se aplican durante los días de contaminación crítica. Se aplican de forma acotada durante algunos días y pueden ayudar a bajar los niveles de contaminación”.

“Si bien ayudan como efecto paliativo, uno podría pensar en adoptar medidas que permitan hacer más eficiente el transporte público para que se logre una migración más regular desde el vehículo particular hacia este”, complementa.

El experto recalca que “siendo estas medidas de excepción, que se ejecutan algunos días, uno esperaría que hubiesen medidas aplicadas de manera más continua a lo largo del año y no de manera tan esporádica que, a veces, la gente por desconocimiento no las adopta”.

Así opina al aludir a la urgencia de implementar acciones como el plan gubernamental ‘Santiago Respira’, que consideraría restricciones para fuentes fijas industriales, transporte público y vehículos particulares, y que finalizó su fase de consulta pública a fines de marzo para ser presentado en septiembre de este año con miras a ser aplicado en el invierno de 2017.

Desincentivar el uso del auto particular

Desde otra perspectiva, el arquitecto y especialista en transporte urbano de nuestra Institución, Rodrigo Martin, afirma que la medida contempla efectos negativos en la población.

“Cuando la gente no está acostumbrada a este tema, va a recibir primero el impacto de la medida, va a encontrar congestión, que la vía que quería usar no la puede usar y va a verse atrapado en un taco”, advierte. No obstante, recalca que “en un mediano plazo, esto supone un aprendizaje”.

El académico afirma que los ejes ambientales desincentivan el uso del vehículo particular y que, en ese sentido, la medida es positiva, pero que es necesario respaldar estas acciones con refuerzos al sistema de transporte público en general.

“Se debe castigar el uso del vehículo, pero asegurándole al usuario que hay una alternativa, que el transporte público va a ser de una cierta calidad y va a dar un servicio razonable”, resume.

A pesar de que los ejes suponen un incremento en la velocidad de los buses, recuerda que, en algunos casos, las vías exclusivas, que buscaban este mismo propósito, no mejoraron los tiempos de viaje, por lo que hizo hincapié en que es necesario asegurar que esto suceda con la medida medioambiental del Gobierno.

“Si se aísla un eje, pero se generan conexiones con otros que están saturados, el efecto que tiene es parcial. Hay que asegurar que efectivamente va a haber una mejor calidad del servicio producto del tiempo más corto de transporte”, afirma.

Experto reitera que el uso de la leña causa los altos índices de polución en el sur del país

Experto reitera que el uso de la leña causa los altos índices de polución en el sur del país

  • Frente a la preemergencia ambiental en las regiones comprendidas entre el Maule y Aysén producto de la pésima calidad del aire, el académico Dr. Luis Díaz Robles, remarca que el principal problema es la combustión residencial a leña, insumo que es difícil de reemplazar puesto que es el más económico en esas zonas.

 




Las regiones comprendidas entre el Maule y Aysén, vivieron ayer una jornada de preemergencia ambiental producto de la pésima calidad del aire, que en Los Ángeles, Osorno y Coyhaique alcanzó niveles críticos.

Frente a ello, las autoridades tomaron medidas inmediatas. Por ejemplo, en Talca se prohibió el uso de calefactores a leña y el uso de fuego para quema de malezas o rastrojo; mientras que en Temuco se anunció la fiscalización de humos visibles y se prohibió la actividad física y deportiva en establecimientos educacionales, así el uso de calderas que tengan emisión mayor a 30 microgramos por metro cúbico normal.

Uso exagerado de la leña

Al respecto, el académico del Departamento de Ingeniería Química de nuestro Plantel, Dr. Luis Díaz Robles, señala que “el principal problema son las emisiones producto de la combustión residencial de leña, y lamentablemente se incrementa el fenómeno con las condiciones meteorológicas desfavorables que hemos tenido en el país durante estos últimos tres a cuatro días”.

Precisa que a pesar que se prohíba el consumo de leña, “es difícil que las personas la dejen de lado y utilicen otra forma para abrigar su hogar, frente a los fríos intensos que ha habido en el sur de Chile”.

Explica que este insumo que es difícil de reemplazar puesto que es el más económico en esas zonas.

Destaca que el Ministerio del Medio Ambiente esté fomentando que se priorice el uso de leña seca “y que se prohíba su consumo en aquellas casas en las cuales se vea humo visible por sus chimeneas por más de 15 minutos. Sin embargo, son tantas las casas que usan leña, que esas medidas probablemente generarán poco efecto en el corto plazo”.

Soluciones

El Dr. Díaz Robles explica que los altos niveles de contaminación ambiental no se pueden solucionar en lo inmediato y que, por tanto, “se requieren varios años para que esto se vaya resolviendo”.

Enfatiza que los planes de contaminación atmosférica “han sido aprobados y se están llevando a cabo, pero tristemente estamos pasando por un par de años económicos complejos, y eso genera que a veces escaseen los recursos necesarios para poder implementar las medidas que bajen los índices de polución”.

Recalca que la inversión para descontaminar las ciudades, “tanto pública como privada, no solo se debe reflejar en Santiago sino también en regiones, principalmente para comenzar a mejorar los sistemas de calefacción”.

El Dr. Díaz Robles explica que por la falta de recursos no se han podido implementar medidas importantes como “la calefacción por biomasa, la aislación térmica, los artefactos certificados y los pellets. Fomentar eso a veces cuesta, sobre todo cuando el Estado tiene que generar subsidios para poder ayudar a esas ciudades del sur del país”.

Combustibles caros

“La gente no se puede cambiar a otro combustible porque el gas, la parafina y la electricidad son muy caros, y no pueden mantenerlos en el tiempo, sobre todo si hay temperaturas bajo cero”, explica.

Agrega que “el precio de la calefacción aumentaría enormemente para los hogares que no tienen un poder económico tan elevado, porque hablamos de ciudades en la cual el promedio es de clase media o quizás económicamente vulnerables, como sucede en algunas ciudades del sur de Chile como Los Ángeles”.

Respecto a que en un mediano plazo el pellet reemplace a la leña, el Dr. Díaz Robles reconoce que actualmente “el valor del pellet es un poco alto, pero es porque hay poca oferta. El Estado hoy en día está fomentando la producción de pellet, incluso pellet de otros tipos de residuos, distintos del aserrín, como agrícolas y agro industriales, y eso incrementaría la oferta y por tanto, se reducirían los precios”.

Concluye en la urgencia de implementar pronto esta medida. “Por ejemplo, una estufa a leña genera 8 a 10 gramos por hora de material particulado y una estufa a pellet genera no más de 1,5 gramos por hora, entonces hay una gran diferencia. Estoy convencido que hacia allá debemos caminar”, concluye.

Premio Nobel de Química exige mayor responsabilidad social a los empresarios

Premio Nobel de Química exige mayor responsabilidad social a los empresarios

  • “Como sociedad tenemos una responsabilidad con las futuras generaciones. Debemos despertar la responsabilidad social de los empresarios”, remarcó el mexicano Mario Molina. El Dr. Honoris Causa por nuestro Plantel, dictó la clase magistral en el contexto del coloquio “Cambio Climático: ¿Cómo la ciencia contribuye con soluciones?”, organizado por la Facultad de Química y Biología.


 



Hace 21 años el ingeniero mexicano Mario Molina recibió el Premio Nobel de Química. A partir de ese momento, su trabajo científico se ha orientado hacia otros ámbitos. Desde constituirse en uno de los pioneros en establecer la relación de los compuestos de cloro y bromuro en la estratósfera y el agujero de ozono, dio un importante salto hacia la política del medio ambiente.

Un desafío que incluso lo ha llevado a desempeñarse como asesor ambiental del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Por ello, su presencia en nuestra Universidad generó gran interés entre académicos y estudiantes, considerando que en 2008 nuestra Casa de Estudios le otorgó el Doctorado Honoris Causa, instancia en la que dictó una conferencia en el Aula Magna.

Esta vez, su participación contempló una clase magistral como parte del coloquio “Cambio Climático: ¿Cómo la ciencia contribuye con soluciones?”, desarrollado en el Auditorio de la Facultad de Química y Biología.

La responsabilidad de todos

“Como sociedad tenemos una responsabilidad con las futuras generaciones. Debemos despertar la responsabilidad social de los empresarios”, exigió Molina, reconociendo que “una parte importante de la comunidad empresarial está de acuerdo con nosotros en tomar las medidas que sean necesarias para resolver el problema del cambio climático”.

Por ello, entre sus propuestas destaca la enseñanza de la ciencia entre niños y niñas. “Se vuelven tan ambientalistas, que son ellos, en sus casas, quienes presionan a sus familias para evitar que tengamos tantas emisiones contaminantes. Pero esto es algo que demora, por lo que primero tenemos que enfocarnos en los líderes y gobernantes”.

El Premio Nobel de Química advirtió que tan importante como tomar medidas personales, es hacerlo de una manera en que los gobiernos comprendan que se trata de un tema de enorme valor para la ciudadanía. “Entonces, los políticos sabrán que están respondiendo a una demanda de la sociedad. Y veo que los estudiantes, al conversar con ellos, demuestran que están muy interesados en participar”, dijo.

Sin embargo, insistió en que estos deben aprender a expresarse con claridad y también a comunicarse con estudiantes y profesionales de otras disciplinas. “Los problemas de la sociedad muy pocas veces los podemos resolver solamente dentro de una disciplina”, manifestó el experto.

En cuanto a su rol como asesor del presidente Barack Obama, reconoció que lo más complejo es tomar conciencia de las barreras políticas que existen.

“Lo más satisfactorio es ver que muchas de las políticas públicas que se han implementado en Estados Unidos son el resultado de lo que hemos podido transmitir el equipo de veinte científicos que lo asesoramos”, explicó.

Un trabajo de colaboración permanente

El rector de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Manuel Zolezzi, destacó la presencia de Mario Molina en nuestro plantel, con quien la Universidad mantiene una relación permanente, así como con el Centro de investigación que lleva su nombre, tanto en Chile como en México.

“La mayor parte del trabajo de investigación de su equipo, en nuestro país, lo desarrollan precisamente con la Universidad de Santiago”, enfatizó.

“Escuchar sus experiencias, así como sus contribuciones desde la ciencia para manejar el cambio climático, es algo realmente pertinente, lo que se trata de una gran oportunidad para los estudiantes, que se suma a la posibilidad de integrarse en el futuro a trabajar con su equipo”, explicó el rector Zolezzi, en el contexto de lo que definió como una presencia permanente en la Universidad de Santiago de expertos y especialistas con el más alto nivel de conocimientos.

Relación directa con los estudiantes

El decano de la Facultad de Química y Biología, Dr. Gustavo Zúñiga, destacó la nueva visita del Premio Nobel, luego del coloquio que copó al máximo el auditorio y con una activa participación de los estudiantes.

Explicó que fue el ilustre invitado “quien solicitó específicamente este tipo de reunión. No le gustan las charlas masivas. Él prefiere encuentros donde se relacione directamente con los estudiantes”.

En línea con lo expuesto por Mario Molina, el decano insistió en la necesidad de generar cambios en la manera de cómo comunicar efectivamente los avances y resultados del trabajo de quienes se desempeñan en labores de investigación científica.

“Debemos buscar los mecanismos para que los mensajes que uno tiene que entregar sean potentes y lleguen a la sociedad”, planteó.

Complementó que a nivel de Facultad están orientados hacia la ciencia aplicada. “De hecho, somos la Unidad Mayor que más solicitudes de patentes genera en el año. De a poco vamos mostrando ejemplos de cómo nuestro quehacer ya está formando parte de procesos productivos, lo que es muy importante para el país”.

La visita a nuestra Casa de Estudios fue organizada por el Departamento de Ciencias del Ambiente de la Facultad de Química y Biología en conjunto con el Centro de Investigación Mario Molina, lugar en el que trabajan problemas de ciencia aplicada respecto del medio ambiente, la calidad del aire y el cambio climático.
 

Dr. Luis Díaz Robles: “Lo importante es que con la nueva ley se genere una cultura del reciclaje”

Dr. Luis Díaz Robles: “Lo importante es que con la nueva ley se genere una cultura del reciclaje”

  • El académico del Departamento de Ingeniería Química Dr. Luis Díaz califica como positiva y trascendente la Ley de Fomento al Reciclaje, aprobada el martes 5 del presente mes. El experto en Ingeniería Ambiental expresa que lo relevante es el impacto social de la iniciativa legal, “porque va a permitir la instalación de varias pequeñas y medianas empresas que van a dar empleabilidad al país, y con ello aportarán al crecimiento”. 

 




El académico del Departamento de Ingeniería Química Dr. Luis Díaz califica como positiva y trascendente la Ley de Fomento al Reciclaje, aprobada el martes 5 del presente mes.

El experto en Ingeniería Ambiental expresa que lo relevante es el impacto social de la iniciativa legal, “porque va a permitir la instalación de varias pequeñas y medianas empresas que van a dar empleabilidad al país, y con ello aportarán al crecimiento”.

Destaca que ahora “se va a aprovechar de mejor forma la basura, especialmente la orgánica”, tras el ejemplo de Europa.

“En países europeos aprovechan cien por ciento la basura. De hecho, compran basura a otros países para poder aprovecharla desde el punto de vista de energético. Entonces esta nueva ley es un círculo muy virtuoso”, enfatiza.

De acuerdo con la nueva ley, el Ministerio del Medio Ambiente gestionará los residuos en términos de certificación, rotulación y etiquetado, sistema de depósito y reembolso, ecodiseño, mecanismos de separación en origen y recolección selectiva, mecanismos para manejo ambientalmente racional de residuos y sistemas para prevenir la generación de residuos.

Educación para una cultura del recicaje

El Dr. Díaz Robles advierte que para que la ley sea efectiva debe ir de la mano con la educación tanto formal como informal de los ciudadanos para que de esa forma se genere una cultura del reciclaje.

“No sacamos nada con tener bien implementada la ley si la población no está bien educada. Esto no se consigue de un día para otro porque todos los procesos de educación son de mediano a largo plazo”, puntualiza.

Agrega que “por eso es importante este primer eslabón que es esta ley, porque va a permitir comenzar a generar la cultura del reciclaje en Chile”.

A su vez, el experto acota que el fomento al reciclaje también incluirá a otros actores, públicos y privados. Por un lado, quienes deberán implementar la ley y fomentar el reciclaje, como los municipios. Por el otro, las empresas, que deberán hacerse cargo de los residuos derivados de sus productos, entre ellos aceites lubricantes, aparatos eléctricos y electrónicos, baterías, pilas, envases y embalajes, y neumáticos.

Cabe consignar que según el Ministerio del Medio Ambiente, en Chile se generan unas seis millones de toneladas de basura al año, de la cual solo se recicla el diez por ciento.

Beneficios para el país

En cuanto a los beneficios inmediatos, el Dr. Díaz Robles hace hincapié en que la ley favorecerá la operación de los rellenos sanitarios y extenderá su vida útil.

“Actualmente a los rellenos sanitarios llega de todo y, por tanto, en algunos casos colapsan, o se generan incendios como lo que sucedió en Santa Marta hace unos meses. Entonces, si hay un fomento al reciclaje, claramente va a llegar a los vertederos un número muy menor de lo que hoy es trasladado como basura. Incluso, probablemente llegará solo orgánica”, agrega.

El experto va más allá y proyecta la desaparición de los rellenos sanitarios, como ya sucede en varios países desarrollados: “En un tiempo más podremos comenzar a olvidarnos de los rellenos sanitarios y empezar a buscar otras alternativas, puntualmente en la recuperación energética de los residuos sólidos, y especialmente de la basura orgánica”.

Junto con ello, acota que al recuperarse los desechos, se podrán “aprovechar energéticamente y así tendremos un combustible de muy buena calidad y limpio. Por tanto, se podrá generar agua caliente, electricidad, entre otros”.

Finalmente, comenta que el fomento al reciclaje “también va de la mano con poder proteger los suelos, darle mayor vida útil a los rellenos sanitarios y en un futuro cercano poder prescindir de ellos”, concluye.

Páginas

Suscribirse a RSS - Medio ambiente