inclusión

Español

Usach da la bienvenida oficial a trabajadores y trabajadoras del aseo a la comunidad universitaria

Usach da la bienvenida oficial a trabajadores y trabajadoras del aseo a la comunidad universitaria

La Universidad de Santiago de Chile recibió este jueves a los más de 300 trabajadores y trabajadoras del aseo que formarán parte de la comunidad de nuestro Plantel, luego del acuerdo que puso fin al sistema de subcontrato laboral.

La actividad se realizó en las dependencias del casino de la EAO.

Los auxiliares de aseo se manifestaron emocionados con esta bienvenida. Marie Roseline Basthelemy Jourdain, de origen haitiano, expresó su agradecimiento a toda la comunidad universitaria por la acogida. “Es una gran alegría porque mejoran nuestras condiciones laborales”, subrayó.

Por su parte, Paola Escobar Viera, sostuvo que “es un complemento total en mi vida laboral y familiar. Ser parte de la Universidad incrementa nuestras posibilidades”, precisó.

Para Patricio Jeinsen Pinto, se trata de “una bendición ser parte de esta Institución, porque además la Usach me dio la oportunidad de estudiar y sacar mi cuarto medio laboral a los 68 años. Demostré que era capaz”, destacó.

Por último, María Cisternas Urrutia enfatizó que al cambiar de empleador “el acceso a la información también mejorará. Eso es lo que nos faltaba antes. Sumado a todos los demás beneficios que detallaron mis compañeros, esto es algo maravilloso”.

El Rector de nuestra Universidad, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, destacó en su alocución que este acuerdo significa dar un paso más en pro de la inclusión, la igualdad y la equidad, sobre todo en el contexto que vive el país actualmente. Ojalá otras instituciones se sumen a esta cruzada”, puntualizó la máxima autoridad universitaria.

El Dr. Zolezzi, además, recordó que si bien el proceso de internalización comenzó con el personal del aseo, también incluye los servicios de seguridad y jardines, quienes se van a incorporar a la Universidad de manera gradual. “Todo esto fue posible gracias al trabajo conjunto con los integrantes de la Mesa de Trabajo e instancias estamentales”, indicó.

Proceso de inducción

El Prorrector Jorge Torres Ortega, detalló que “junto a los estudiantes venimos trabajando hace un año en temas de regularización de estudios del personal externo, en un programa que ha sido sumamente beneficioso”.
En ese sentido, explicó que ahora iniciarán la nivelación de estudios de octavo y cuarto medio, además de un proceso de inducción “para que las y los nuevos funcionarios puedan conocer el estatuto administrativo y los beneficios que tiene la Universidad”.

El representante de la Vocalía Laboral, Javier Tolmo, precisó que luego de la firma de contrato, las y los trabajadores tendrán que comenzar a nivelar sus estudios, tal como lo exige el Estado.

“La regularización se dará con el apoyo de los colegios que administra la Universidad de Santiago, donde además de los mismos docentes del establecimiento, se sumarán estudiantes de la Usach a impartir clases”, puntualizó el dirigente.

 

Paiep Usach cumple seis años abriendo caminos al acceso, permanencia y titulación de estudiantes

Paiep Usach cumple seis años abriendo caminos al acceso, permanencia y titulación de estudiantes

Ya son seis años en que el Programa de Acceso Inclusivo, Equidad y Permanencia de la Universidad de Santiago (Paiep-Usach), viene ofreciendo nuevas rutas de movilidad estudiantil a jóvenes de sectores vulnerados de nuestro país.
 
Desde el año 2013, Paiep ha contribuido para que estudiantes que no tenían posibilidad de acceder a la educación superior hoy puedan hacerlo, así como también logren permanecer y titularse; teniendo siempre en consideración la desigualdad estructural que está a la base en su trayectoria, la que se transforma en un desafío permanente y que interpela los procesos formativos en su conjunto. 
 
En este sentido Paiep-Usach, atiende anualmente en promedio a 2.500 estudiantes a través de tutorías, talleres y asesorías, quienes han podido desarrollarse en áreas tan importantes como Lectura y Escritura Académica, Matemática, Ciencias y, además, potenciar habilidades en el ámbito socioeducativo. 
 
El Rector de nuestra Universidad, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, manifestó su satisfacción por el recorrido realizado por este programa, indicando que "como Universidad de Santiago siempre hemos tratado de contribuir a la inclusión y el Paiep es un programa pionero en apoyar a aquellos jóvenes talentosos que han tenido menos oportunidades académicas" 
 
En palabras de la Dra. Lorena López, directora del programa, esta iniciativa “contribuye de manera decisiva a la misión de nuestra Universidad: “formar personas, transformando país” y ello ha sido así porque creemos en un país diverso y equitativo, porque creemos que la calidad y la equidad han de caminar juntas”, precisó. 
 
Añadió que la Universidad de Santiago fue pionera en el país en la ejecución de este programa, gracias a su vocación histórica por la movilidad de los sectores más desaventajados producto de las desigualdades estructurales asentadas Chile y que hoy se hacen presentes luego del estallido social.
 
La Dra. López señaló que una de las iniciativas de alta incidencia pública, que nace en Paiep, es el Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE) “En el que actualmente participan 31 instituciones de educación superior, quienes acuerdan con el Ministerio de Educación los recursos para la implementación de actividades de preparación, apoyo y acompañamiento para alumnas/os de 3° y 4° año de Enseñanza Media de los establecimientos educacionales en convenio, como a los estudiantes que ingresan a la Educación Superior, durante un período de dos años”. 
 
En el caso particular de la Universidad de Santiago, tiene convenios con 27 establecimientos de 16 comunas de las regiones Metropolitana y de O’Higgins, generando apertura hacia el mundo universitario de alrededor de 5.000 estudiantes por año.
 
En cuanto a los desafíos futuros la directora del Paiep, señaló “aspiramos a constituirnos en un real aporte en la restitución al derecho a la educación superior de nuestros estudiantes, a que tengamos una mirada de interrelación de los logros. Queremos superar la interpretación que los estudiantes son los únicos responsables de sus resultados. La sociedad en su conjunto ha permitido la desigualdad estructural que vemos reflejada cada año en los informes de las pruebas estandarizadas y en los primeros años de universidad”. 
 
Vocación histórica
 
El Premio Nacional de Historia 2016, Dr. Julio Pinto, tuvo palabras para este sexto aniversario de Paiep, haciendo una analogía de las características del programa y nuestra Universidad. “Esta Institución, como Escuelas de Artes y Oficios, Universidad Técnica del Estado y Universidad de Santiago de Chile, que con distintos nombres ha atravesado casi dos siglos de historia, nació y se ha mantenido fiel a una vocación social”, destacó.
 
 En este sentido, el Dr. Pinto manifestó que este programa está en plena sintonía con el sentir histórico de la Usach porque “El Paiep responde a una demanda social de educación de mejor calidad para los sectores más postergados y a la vez entrega herramientas a muchachos y muchachas que vienen de ese mundo para ingresar a la Universidad y convertirse en profesionales que podrán devolver a los suyos y al país en general, parte de los logros que ellas y ellos hayan obtenido gracias a este programa”. 
 
Concluyó indicando que el Programa de Acceso Inclusivo, Equidad y Permanencia de la Universidad de Santiago es un instrumento muy valioso, que hay que cuidar y proteger para que siga potenciándose y creciendo para beneficio de las y los jóvenes de nuestro país.
 
La Dra. Lorena López precisó que, en este sexto año, “cuando hacemos un balance de nuestra historia, no podemos dejar de reconocer el presente de nuestro país, y tener la genuina satisfacción que, como Plantel, fuimos capaces de identificar las grandes desigualdades estructurales desde hace mucho tiempo y buscar todos los medios para su disminución. Paiep es una muestra concreta de ello”, concluyó. 

U. de Santiago instala temáticas omitidas en discusión por una nueva Constitución

U. de Santiago instala temáticas omitidas en discusión por una nueva Constitución

Tras el estallido social nuestra Universidad abrió sus puertas para que distintas miradas puedan discutir qué necesita incorporar y erradicar nuestro país en la nueva normativa constitucional en discusión. En esa dirección, este fin de semana el Plantel facilitó su infraestructura para iniciativas reflexivas y debativas que aporten al contexto emergente que vive nuestro país.
 
El Espacio Isidora Aguirre fue el escenario del cabildo: "Constitución, Derechos y Discapacidad", organizado por el Centro de Estudiantes en Situación de Discapacidad de la Universidad de Santiago de Chile (CEDISC), junto a la Corporación Apertura para el Mañana y Fundación Aspi Chile.
 
El objetivo de la actividad era convocar a personas y familias en situación de discapacidad para promover su autoorganización y conversar sobre los derechos que deberían quedar suscritos en la futura Carta Magna del país. 
 
Al respecto Ninoska Reyes, secretaria general de CEDISC, consideró que la nueva normativa debería garantizar “la rehabilitación por parte el Estado, también el acceso al educación en todos los niveles, el derecho a desarrollarse socialmente, a la autonomía, entre otras prioridades”. “La discapacidad es producto del entorno; muchas veces este nos inhabilita a realizar cosas”, agregó.
 
Agustín Campos, secretario de comunicaciones del organismo, complementa y asegura que esas garantías queden expresas, puesto que el derecho a la salud está garantizado, pero en este caso “hay que tener conciencia mayor con las personas en situación discapacidad”. Por ejemplo, especificar, “qué enfermedades van a estar definidas, es necesario pensar de esa manera”, afirmó. 
 
Para Oliver Royano Conde, estudiante de segundo año de psicología de la Universidad Bernardo O´Higgins, quien perdió el equilibrio tras una negligencia médica, razón por la cual debe utilizar silla de ruedas para desplazarse, la experiencia fue maravillosa, porque “ha habido muchos cabildos a nivel nacional, pero de constitución y diversidad funcional muy pocos. Y eso es parte de cómo se invisibiliza. Eso significa que existimos solo cuando hay que votar”. Además, hizo un llamado a que la actividad se repita en otras Casas de Estudios. “Me parece maravilloso, pero si se trabaja solo acá, quedará aquí. Fuera de las rejas de la Usach es un mundo totalmente distinto”, precisó.
 
Julio Antonio Cavieres Salas, educador diferencial y persona con síndrome de down, relevó la oportunidad “de mostrar nuestro desarrollo a los demás. Porque no escuchamos la voz del pueblo ni de los ministros”, sentenció. 
 
III Cabildo Constituyente UTE-Usach
 
En paralelo al cabildo realizado por Centro de Estudiantes en Situación de Discapacidad, la Corporación Solidaria UTE-Usach organizó su tercer conversatorio para discutir aspectos relacionados con el proceso constituyente. La jornada contó con la participación de la actual contralora de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (UAHC), Jeanette Jara. La egresada del Plantel se refirió al contexto en que se creó la actual Constitución, algunos de sus artículos más relevantes, la creación de las AFP y aspectos relacionados al plebiscito actual que decidirá en abril próximo si se redactará o no una nueva Carta Fundamental y bajo qué mecanismos.
 
Jara valoró reunirse con egresados de otras generaciones, ya que- según dijo- nutre la comunidad universitaria. Me parece positivo que la Universidad esté abriendo espacios para ser parte del debate constituyente, porque forma parte de sus roles principales”, afirmó. El Presidente de la Corporación  Solidaria UTE-Usach, Emilio Daroch, valoró la participación de la ex dirigente universitaria de nuestro Plantel. Ella fue subsecretaria de previsión social, y maneja información de los beneficios que tienen las jubilaciones en Chile. Es una base de información que nos interesa conocer y por la amistad que tenemos”, aseguró.
 
El organismo cierra sus actividades por este año, con la idea de que en enero y febrero próximos puedan realizar otras iniciativas.

Plantel refuerza su compromiso con la inclusión a través de XII versión del Programa Propedéutico

Plantel refuerza su compromiso con la inclusión a través de XII versión del Programa Propedéutico

Más de 500 jóvenes se han incorporado a la Universidad de Santiago gracias al programa Propedéutico “Nueva esperanza, mejor futuro”, asegurando la gratuidad completa de sus estudios.

Desde su implementación en 2007, el proyecto ha inspirado políticas públicas como el Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo (PACE), siguiendo el mismo objetivo: insertar en la educación superior a estudiantes talentosos de comunas socioeconómicas vulnerables.

Este año, el Programa dio inicio a su décimo segunda versión en una concurrida ceremonia en el Aula Magna, la que se llevó a cabo el jueves (02). La actividad fue encabezada por la Vicerrectora Académica, Dra. Patricia Pallacivini, junto a la Prorrectora, Dra. Fernanda Kri, el director del Programa Propedéutico U. de Santiago-Unesco, Máximo González, la directora ejecutiva Lorna Figueroa, entre otras autoridades educativas internas y externas al Plantel.

Los asistentes completaron el auditorio, y entre aplausos, fueron presentados en el escenario los representantes de los 13 colegios incorporados al programa, cuyos estudiantes deberán aprobar un exigente programa académico y obtener un cien por ciento de asistencia, con el fin de ingresar al Bachillerato en Ciencias y Humanidades en 2019.

Se trata de los siguientes establecimientos: Liceo Tecnológico Enrique Kirberg, Colegio Polivalente Cardenal Carlos Oviedo, Liceo Maipú Alcalde Gonzalo Pérez-Llona, Liceo Poeta Federico García Lorca, Liceo Claudio Arrau León, Complejo Educacional Cerro Navia, Escuela Poeta Pablo Neruda, Liceo Bicentenario Cerro Navia, Liceo Machalí, Liceo Monseñor Enrique Alvear, Liceo Municipal de Codegua, Liceo Requinoa y Liceo Técnico Municipal Juan Hoppe Gantz de Olivar.

Valorar los talentos

La Prorrectora, Dra. Fernanda Kri Amar, reiteró que la Universidad de Santiago “es sin duda la institución de educación superior que más ha hecho por la inclusión en educación en el país. Y en este recorrido siempre ha existido un principio que nos ha indicado el camino: los talentos están igualmente distribuidos”.

“A mí me parece que ésta es una de las actividades más importantes que realiza la Universidad, ya que responde en forma significativa a nuestra misión y visión institucional”, puntualizó.

Asimismo, la Dra. Kri recordó que desde el segundo año del Propedéutico, ha asistido a cada ceremonia, incluso mientras trabajaba en el Mineduc. “El único discurso que me siento a hacer es el del Propedéutico y sufro si no me queda bien, porque es tan importante, este programa genera un cambio tan real en las familias y estudiantes, que se te infla el pecho. Son estas cosas las que le dan sentido a lo que hacemos”, destacó.

Por su parte, y junto con dar la bienvenida a los 131 estudiantes que ingresan este 2018, la Vicerrectora Académica, Dra. Patricia Pallavicini Magnere, remarcó que “nosotros queremos cambiar el curso de las cosas y construir una mejor sociedad, y para ello necesitamos la voluntad, perseverancia, colaboración y solidaridad de estos jóvenes”.

Para el director del programa, Máximo González Sasso, en esta iniciativa se encuentran “los jóvenes mejor calificados de sus cursos, y ese indicador es fuerte para el Plantel porque muestra aptitudes, ya que se trata de personas que han aprovechado al máximo lo que sus establecimientos les han entregado, y esas son las condiciones que se necesitan para ser exitoso en la vida universitaria”.

Una de las convocadas es Paz Chacón, estudiante del Liceo Técnico de Olivar, quien calificó como un honor ser reconocida por una de las mejores instituciones del país. “Mi papá es agricultor y mi mamá temporera, por lo que sería un alivio ingresar a la Universidad de manera gratuita a través de este programa”, indicó la integrante del 4to medio C, cuya meta es ser psicóloga.

La ceremonia cerró con la tradicional firma de compromiso con el programa de parte de una estudiante y sus padres en representación de los beneficiados, junto al director González.

U. de Santiago reafirma compromiso con educación no sexista mediante firma de petitorio

U. de Santiago reafirma compromiso con educación no sexista mediante firma de petitorio

Con el objetivo de avanzar decididamente en los cambios culturales que ha promovido el movimiento feminista a nivel nacional y al interior de nuestra Casa de Estudios, las autoridades universitarias y los representantes del estudiantado, firmaron este miércoles (11 de julio), el Acta Final de Acuerdo del Petitorio Interno 2018.

El consenso considera 109 puntos distribuidos en cuatro mesas de trabajo: educación no sexista, accesibilidad e inclusión, demandas laborales y democratización, y se alcanzó tras numerosas reuniones de trabajo llevadas a cabo entre el 15 al 27 de junio.

En tanto, la implementación del acuerdo que fue suscrito por el Rector, Vicerrectores, autoridades universitarias, y los representantes estudiantiles de la FEUSACh y la Vocalía, será supervisada por la recientemente creada Dirección de Género, Diversidad y Equidad.

Respecto a los alcances logrados, la Vicerrectora de Vinculación con el Medio, Dra. Karina Arias Yurisch, sostuvo que “hay compromisos importantes que creemos que constituirán innovaciones relevantes para nuestra Universidad”.

Agrega que si bien se estaba trabajando en varios de los puntos presentados por los estudiantes, “estas mesas de negociación nos permiten reorientar nuestras mismas directrices en temas tan relevantes como educación no sexista, que es una demanda nacional, patente, y en la que debemos trabajar como país. También en accesibilidad e inclusión y demandas particulares que son propias de nuestra cultura referentes a demandas laborales y democratización”, puntualiza.

Principales puntos del petitorio

La directora de la Unidad que implementará el petitorio, Andrea Hurtado Quiñones, quien es especialista en temas de género, explica que la dirección se encargará de velar por el cumplimiento de cada uno de los acuerdos, pues su función es es fortalecer la institucionalidad universitaria en materias de igualdad de género y promover políticas universitarias antidiscriminatorias que garanticen igualdad de derechos y oportunidades entre los miembros de la comunidad universitaria.

Respecto al Petitorio, explica que “gran parte de los acuerdos están dirigidos a acciones en torno a educación no sexista que van desde modificaciones al Protocolo, acciones de formación para la comunidad universitaria, y otras relacionadas con la buena convivencia al interior de la Universidad. Esto significa que vamos a implementar todas estas tareas e incentivar que se pongan en marcha”, indica.

Cabe destacar, que las modificaciones al actual protocolo consideran el mejoramiento en el acompañamiento a las víctimas. En este sentido, las denuncias serán mediadas por esta nueva Dirección a fin de dar mejor atención a los requerimientos y derechos de los denunciantes.

En tanto, el acuerdo también considera la inclusión del enfoque de género en el modelo educativo institucional, integración de conductas de acoso en la evaluación docente, derechos sexuales y reproductivos, garantías para padres y madres y mejoras al personal tercerizado, entre otras.

 

Aporte de Investigadores en el debate institucional sobre diversidad e inclusión

Aporte de Investigadores en el debate institucional sobre diversidad e inclusión

La unificación de los trabajos investigativos entre las diferentes instituciones fue uno de los principales objetivos dentro del primer encuentro que se realizó en el mes de septiembre de 2017, en donde se delimitaron 6 líneas de investigación: energía, envejecimiento saludable, minería, sustentabilidad, educación, y la anteriormente mencionada.

Mediante una convocatoria a todos los investigadores de nuestra Casa de Estudios, el Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación, dio inicio a la jornada destacando la importancia de realizar trabajos colaborativos con otros espacios educativos, dejando de lado la competencia y apostando por la generación de conocimientos interdisciplinarios para el país.

La actividad dirigida por la Dr. Claudia Córdoba, del Departamento de Educación, busca aportar en el diseño y evaluación de políticas públicas, mediante el análisis de las prácticas sociales de exclusión y barreras que impiden la integración de grupos marginalizados, contribuyendo en la comprensión y co-conducción de programas que permitan acoger y valorar la diversidad.

El evento contó con la presentación de la Dr. Daisy Margarit, del Instituto de Estudios Avanzados y la Dr. Sylvia Contreras, de la Facultad de Humanidades quienes, luego de revisar las bases investigativas de Conicyt sobre interculturalidad, se encontraron con 56.950 resultados desde 1998 al presente, reconociendo una variada reflexión, pero acompañada de una escasa vinculación entre las diferentes especialidades.

Es por esto que, dentro de los desafíos planteados se encuentra el impacto de las relaciones cotidianas en la diversidad, refiriéndose a esta como una condición natural que debe ser estudiada mediante proyectos asociativos.

Por otra parte, durante el 8 de junio del presente, se realizará una reunión de la mesa central entre los encargados del área de cada universidad, en la que se entregarán las ideas planteadas por cada institución.

Esta organización ha sido posible gracias al financiamiento del Convenio Marco de las Universidades Estatales con el MINEDUC que busca incentivar la formación de proyectos asociativos y contribuir al mejoramiento de los indicadores del CUECH.

PAIEP renueva su compromiso de acompañamiento académico con estudiantes

PAIEP renueva su compromiso de acompañamiento académico con estudiantes

En una ceremonia realizada el pasado lunes 26 de marzo, en el Aula Magna de la Universidad, profesionales, tutores y tutorados, celebraron el inicio de los servicios académicos y de acompañamiento que ofrece PAIEP a los estudiantes del plantel. Actividad que estuvo marcada por la presencia de las familias de los estudiantes ingresados por Ranking 850, PACE, Propedéutico, Explora – Talento Científico y Cupo PARES, quienes además recibieron consejos para enfrentar el cambio que significa que uno de sus miembros acceda a la universidad.

Datos

Para este 2018, el Programa espera atender a los 331 recién ingresados a través de las vías de acceso inclusivas de la Universidad, ofreciéndoles un tutor o tutora par que les permita acompañarles durante el primer año de su tránsito académico. Asimismo se espera llegar a cerca de 300 estudiantes de tercer año o superior capacitados para realizar acompañamiento académico, con el objetivo de colaborar también con aquellos alumnos que, aun cuando hayan ingresado de forma regular, estiman necesaria la ayuda de un tutor o tutora par. A la fecha, PAIEP ha recibido cerca de 500 solicitudes de estudiantes requiriendo dicho servicio.

Otros servicios

PAIEP también dispone de espacios de acompañamiento y consulta en torno a asignaturas, materias y dudas específicas. Dependiendo de la cantidad de alumnos solicitantes se puede acceder a asesorías o a talleres. En cualquier caso su uso no requiere inscripción previa, son gratuitos y se puede acceder a los horarios y temarios ofrecidos a través del Fan Page de PAIEP: www.facebook.com/PAIEP.USantiago

A su vez, para quienes deseen complementar sus estudios y preparar pruebas, PAIEP ofrece dos modalidades de recursos digitales http://bit.ly/PaiepVirtual y http://bit.ly/TalleresPaiep. El primero con material descargable con ejercicios resueltos y el segundo con un amplio repositorio de videos en los cuales se explican diversas materias atingentes a las asignaturas de primer año. Todo con el objetivo de extender las instancias de acompañamiento académico a quien lo requiera y permita cumplir con las expectativas de permanencia del estudiantado.

“El Propedéutico representa la mayor satisfacción profesional de mi vida”

“El Propedéutico representa la mayor satisfacción profesional de mi vida”

Según el Informe 2015 del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) de la OCDE, Chile es uno de los países con mayores brechas de género en perjuicio de las mujeres. Además, el 52% de los estudiantes chilenos tiene un bajo rendimiento en matemática.

Datos que para la Dra. Lorna Figueroa Morales, académica e investigadora del Departamento de Matemática y Ciencia de la Computación de la Universidad de Santiago de Chile, representan un gran desafío a la hora de revertirlos. Así rememora en la novena temporada del programa Foro Universitario, impulsado por la periodista Gabriela Martínez Cuevas, con el fin de recoger la mirada experta sobre problemáticas sociales de parte de servidores públicos y académicos de diversas universidades o centros de investigación del país y del extranjero.

Vida no tradicional

Como la mayor de cinco hermanos, Lorna Figueroa recuerda el rol de su padre, carabinero, y de su madre, dueña de casa, en sus primeras aproximaciones a su futuro profesional. “En mi casa siempre se jugó con la matemática.Pero, la persona que más me marcó en ese sentido fue mi profesora de matemática en la enseñanza media, María Valenzuela, quien nos enseñó sin lápices ni cuadernos”, agrega.

Con el objetivo de desarrollar su vocación por la pedagogía, Lorna ingresa a la Universidad Técnica del Estado, donde obtiene  el título de profesora de Estado en Matemática y Computación. Luego cursa un magíster en Ciencias con mención Computación, en la Universidad de Chile. Posteriormente estudia un doctorado en Ciencias de la Ingeniería, mención en Informática, en la Universidad de Santiago de Chile.

Durante toda  su trayectoria, esta profesional de excelencia ha enfocado sus prioridades en la docencia e investigación. “No es que haya renunciado al matrimonio y a tener hijos. Ha sido algo circunstancial. Siempre me ha gustado mucho estudiar y tal vez ahí se pasa el tiempo sin darme cuenta. Soy muy feliz con mis estudiantes”, precisa con alegría. “Fue surgiendo un estilo de vida que no es el tradicional, pero no por ello uno deja de ser feliz. Y en eso el apoyo y respeto de mi familia ha sido fundamental”.

Vocación pública

La Dra. Lorna Figueroa también se desempeña como directora ejecutiva del Programa Propedéutico de nuestra Universidad. “Representa la mayor satisfacción profesional de mi vida”, se apura en afirmar. “Ha sido la oportunidad de darle curso a mi vocación a través del acompañamiento y colaboración con estudiantes vulnerables”, añade.

Un proceso que se inició en 2007 con el objetivo de desarrollar un modelo que fuera replicable en otras universidades, como recuerda la investigadora, instancia que incluso se ha consolidado como política pública del Ministerio de Educación, a través del Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE), inspirado precisamente en el Propedéutico. “Hemos demostrado que independientemente del contexto, los talentos de los estudiantes se encuentran igualmente repartidos”, plantea con orgullo.

En ese sentido, resalta el modelo desarrollado por el equipo que integra, presentado en Congresos internacionales, y que revela que los estudiantes que ingresan vía Propedéutico son indistinguibles, a partir del tercer o cuarto semestre de sus Carreras, respecto de aquellos que lo hacen vía PSU. “Representamos, desde 2007, una experiencia de gratuidad en la educación superior”, asevera la Dra. Lorna Figueroa, junto con distinguir el esfuerzo y entusiasmo de varios estudiantes que han dado nuevos pasos en programas de postgrado.

“La principal razón del éxito de estos jóvenes es que saben que a través del estudio y su responsabilidad, además del apoyo y compromiso de la Universidad, pueden lograr las metas que se proponen”, puntualiza la académica.

Detección de talentos

Otra de sus satisfacciones se encuentra en las Olimpiadas de Matemática, que este año cumplen su XXX versión, desde que surgieran en la Universidad de Santiago de Chile.

Una instancia en la que hoy la Dra. Lorna Figueroa se desempeña como encargada de la zona poniente de la Región Metropolitana.

“Participan estudiantes de más de 500 establecimientos educacionales, principalmente de zonas más vulnerables, sólo por el gusto y la pasión de pensar la matemática, lo que representa un gran aprendizaje”, detalla la investigadora, destacando el rol de acompañamiento que cumplen las familias durante este proceso.

“Nuestro objetivo como Universidad es la detección de los talentos matemáticos, más allá de los conocimientos y contenidos”, explica, además de asegurar que si se trata de desafíos, el más urgente es siempre responder a las exigencias y solicitudes del entorno. “No tengo sueños incumplidos. Soy una persona muy favorecida”, concluye la Dra. Lorna Figueroa.

Por  su exitoso trabajo, esta especialista recibió un importante reconocimiento, al ser seleccionada como una de las 19 mujeres influyentes de América Latina y Europa por su trayectoria, aporte y pasión por la disciplina  que  cultiva. Así se refleja en la exposición “Retratos de Matemáticas”, que se exhibe en la Biblioteca del Centro Cultural Gabriela Mistral, y que consiste en láminas descriptivas con fotografías y reseñas de cada una de las investigadoras.

Junto con agradecer el reconocimiento de sus pares, principalmente del Colectivo de Mujeres Matemáticas de Chile y de la Sociedad de Matemática de Chile, así como de todas y todos aquellos que se han acercado a felicitarla, la Dra. Lorna Figueroa aclara que su principal objetivo es “impulsar la matemática y desarrollar distintas posibilidades para su enseñanza y aprendizaje.

Pace U. de Santiago recibe a 270 estudiantes en Academia de Verano

Pace U. de Santiago recibe a 270 estudiantes en Academia de Verano

Clases de pensamiento lógico, recorridos por el Campus, gestión personal y una visita a la playa por dos días a Punta de Tralca, fueron algunas de las actividades que se organizaron para realizar la Academia de Verano, instancia de recibimiento a los 270 estudiantes que se matricularon en la Universidad de Santiago de Chile a través del Programa PACE, y que se efectuó entre los días 6 y 9 de marzo.

La Academia de Verano se diseñó pensando en una manera de que los alumnos provenientes de distintos liceos, comunas, regiones y universidades acompañantes, tuvieran un inicio de clases en un ambiente de mayor confianza y seguridad.

Esta necesidad surgió a partir de los resultados que arrojó el proceso de admisión 2018, el cual presentó un aumento de la cantidad de estudiantes matriculados a través de PACE, pasando de 186 nuevos alumnos ingresados por medio de esta vía en 2017, a 270 en el último proceso.

Plantel diverso

El programa PACE funciona por medio de 31 Instituciones de Educación Superior (IES), cuya función es acompañar a los estudiantes de los distintos liceos del país adscritos al programa, en su transición desde la educación media a la universitaria. Actualmente, cerca de 230 de los 270 recién ingresados, estuvo acompañado por alguna IES distinta a la Universidad de Santiago.

Ello se tradujo en la necesidad de crear condiciones más confortables en su acercamiento universitario, por lo que se enfatizó en la posibilidad de que los estudiantes pudieran familiarizarse con el campus único de la Universidad de Santiago de Chile, sus servicios y redes de acompañamiento. Objetivos que finalmente se concretaron gracias a la Academia de Verano.

La elección de universidad

El programa PACE permite que, independiente de la universidad que haya acompañado a los estudiantes, estos puedan elegir su ingreso en cualquiera de las instituciones adscritas. Esta característica, sumado a la gratuidad y la expansión de su cobertura permitieron el aumento de postulantes que prefirieron continuar su educación en nuestra Corporación.

Dos de ellas son Jocelyn Carreño y  Valentina Guzmán, ambas estudiantes de primer año de Derecho que destacaron nuestro sello universitario. De esta manera Carreño relevó la importancia del trato cercano al momento elegir la universidad. “Puse en primera opción Derecho en la USACH, porque me gustaba el ambiente. Por la Academia le había tomado un cariño a la Universidad. Los profesores, las tías de los almuerzos, del aseo, eran muy amables. Me gustaba mucho el ambiente”, sentenció.

En la misma línea Valentina Guzmán, quien egresó del Liceo Miguel Luis Amunátegui de Renca, enfatizó la necesidad de una formación integral, que exceda los conocimientos y que fue lo que hizo que se inclinara por ser cachorra: “Me gusta mucho el tema social, siempre me ha interesado. La universidad es lo que yo esperaba: es una universidad súper buena, súper humana y aparte de los conocimientos te intenta formar como persona y eso creo que es más importante que cualquier otra cosa”, afirmó.

Academia Pace gradúa a 250 estudiantes secundarios de 23 liceos

Academia Pace gradúa a 250 estudiantes secundarios de 23 liceos

Juan Francisco Fierro Gallardo tiene 17 años, cuarto medio recién cumplido y viajó desde Lo Moscoso, localidad inserta entre la falda del cerro Corral y el río Tinguiririca, en la comuna de Placilla, Sexta Región hasta la Universidad de Santiago para estar el sábado 17 de diciembre en el Aula Magna, vestido formalmente, para asistir al cierre de la Academia Pace. No era su primera vez en el campus. Durante siete meses, sábado por medio, realizó el mismo viaje junto a los 252 estudiantes provenientes de los 23 liceos pertenecientes al Programa de Acompañamiento y Acceso Inclusivo a la educación superior (Pace) del Plantel, que al igual que él participaron en esta instancia.

 

"Me siento muy agradecido con el Programa y en especial con la Academia, ya que logramos desarrollar muchos ámbitos que en nuestros liceos por espacios o por tiempo no se podían resolver. Muchos de nosotros acá aprendimos a autogestionar nuestro tiempo, a trabajar en equipo, pudimos hablar de nuestros temores, de los éxitos y los fracasos, y siempre hubo muchas manos con las que podíamos contar", comentó en el discurso que compartió para sus compañeros y apoderados asistentes a la ceremonia.

 

La Academia y el Pace

 

De acuerdo a María Angélica Riscal, coordinadora de la Academia Pace, esta instancia es “un espacio de preparación académica que desarrolla oportunidades de crecimiento vocacional y autonomía personal. Los estudiantes se encuentran con jóvenes de otros establecimientos, de otras comunas y esto les permite relacionarse con otras realidades formando vínculos y redes que les podrían ser de utilidad cuando lleguen a la enseñanza superior. Además, interactúan en el campus universitario, lo que genera una disposición distinta del estudiante en este contexto”.

 

Sin embargo, la Academia va más allá de las oportunidades de exploración vocacional y de relación con los pares, dado que es parte de la estrategia general del programa Pace de la Universidad de Santiago. El Pace es una política pública que actúa como acción afirmativa ante la desigualdad de oportunidades de acceso a la educación superior que enfrentan estudiantes de liceos públicos con altos índices de vulnerabilidad.

 

Además de transformarse en una vía de acceso a la universidad, el Programa tiene la ventaja de poder vincularse con los estudiantes desde su etapa escolar, específicamente desde tercero medio, tanto dentro como fuera de los establecimientos educacionales secundarios.

 

De esta manera, el programa Pace U. de Santiago cuenta con un equipo de profesores de lenguaje, matemática y gestión personal que interactúan dentro del aula con las comunidades escolares de los 23 liceos con los que trabaja el Programa de nuestra Corporación.

 

En paralelo, mediante la Academia que se realiza para los estudiantes de cuarto medio, se complementan las asignaturas vistas en aula, con el valor agregado que implica la asistencia de los estudiantes al campus universitario. En efecto, se realiza un acompañamiento transversal para el acceso efectivo a la educación superior que mandata el Programa.

 

Asimismo, aprobar la Academia, junto a otros criterios de elegibilidad, es uno de los requisitos que los estudiantes deben cumplir para optar a uno de los cupos que ofrece Pace.

 

Mirada Institucional

 

Para la vicerrectora académica, Dra. Patricia Pallavicini, la Academia permite impulsar la política pública educativa que significa el Programa, así como el crecimiento tanto de los estudiantes como de la Universidad: “una política pública como el Pace debe discernir entre sus estrategias y reconocer las factores que marcan la diferencia. Los estudiantes que ingresan a la institución por esta vía, habiendo dado cumplimiento a un programa de acompañamiento temprano, como es la Academia, tienen mejor comportamiento en sus carreras, más disciplina y mejores prácticas como estudiantes”, afirma.

 

“También nosotros como institución crecemos. Esta universidad también se transforma, observa y aprende de una relación de colaboración y apoyo mutuo con nuestro entorno. No queremos ser un fuerte protegido por altas murallas, queremos ser una comunidad de puertas abiertas que conversa con su medio y que quiere aprender de ellas”, concluyó.

Páginas

Suscribirse a RSS - inclusión