Investigación

Sin definir

Investigan efectos de algas marinas para remover hidrocarburos del mar

Investigan efectos de algas marinas para remover hidrocarburos del mar

Una ocurrencia persistente de derrames de petróleo en las costas centrales de Chile, ha provocado un aumento considerable de los hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs), compuestos mutagénicos y cancerígenos que perjudican la salud de quienes habitan en las localidades cercanas.

Es por ello, que interesado en utilizar algas marinas para probar su efecto de biorremediación en las costas nacionales, el Dr. en Biotecnología de nuestra Casa de Estudios, Alberto González Figueroa (32), apoyado por el equipo del Laboratorio de Biotecnología Marina, postuló al Concurso Nacional Inserción de Capital Humano Avanzado en la Academia, adjudicándose la convocatoria 2017 de CONICYT.

Dicha postulación le permitirá desarrollar esta nueva línea de investigación bajo el proyecto “Acumulación y degradación de hidrocarburos aromáticos policíclicos en algas marinas”, que permitirá a su vez contribuir en la formación de estudiantes jóvenes, la aplicación del conocimiento y la difusión a la sociedad, llevando el sello de la U. de Santiago.

Respecto a la contribución, el Biotecnólogo comenta que de entregar resultados positivos, el desarrollo del proyecto podría, “mejorar la salud humana, y la economía de las poblaciones costeras”.

Esto se explica debido a que, “al ir removiendo compuestos tóxicos de estas zonas se propicia un mayor desarrollo humano; la utilización de los ambientes tanto para recreación, economía en el sector pesquero, recolección de algas comestibles, entre otros, que va a mejorar a su vez la proliferación de especies que antes habían sido depredadas en esa zona, proyectando una recuperación de las zonas costeras dañadas”, puntualiza.


Interés en las algas marinas

Desde su infancia, durante vacaciones familiares en la zona central, el Dr. Alberto González observaba como pequeños recolectores artesanales reunían distintos tipos de algas marinas.

Al informarse respecto a su destino, descubrió que mayoritariamente se exportaban a la industria farmacéutica y cosmética, destinándose sólo una pequeña cantidad a la elaboración de comestibles y aditivos para alimentos nacionales.

Fue así, como decidió estudiar Bioquímica en la U. de Santiago, continuar con el doctorado en Biotecnología, y un post doctorado, todos en nuestra Casa de Estudios, en donde comenzó a desarrollar distintas investigaciones relacionadas al uso del alga marina.

En su último programa, estudió los mecanismos de señalización intracelular y la activación de genes de defensa en el macroalga marina parda Ectocarpus siliculosus expuesta a exceso de cobre, que lo derivó al proyecto que busca desarrollar actualmente.

“Ahora me quiero dedicar a hacer algo más biotecnológico, tratar de utilizar algas para biorremediar las costas nacionales que están afectadas por derrames de petróleo, como la zona de Quintero, que tiene las refinerías, zonas metalúrgicas, entonces está súper contaminado”, explica.

Un proyecto esperanzador

Tras probar distintas especies de algas marinas, propias de la costa central de Chile y exponerlas a distintas dosis de hidrocarburos aromáticos policícliclos (PAHs) presentes en el petróleo y en la combustión incompleta de materia orgánica, el Dr. González escogió la macroalga verde Ulva Lactuca para desarrollar su investigación, debido a su distribución geográfica presente en distintas regiones y su gran tamaño.

En una primera etapa, la iniciativa se centrará en investigar los mecanismos de acumulación y degradación de hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs) en la macroalga, para evaluar sus respuestas de sobrevivencia, y analizar la existencia de indicios de metabolización, para ver si logra absorber los PAHs y transformarlos en elementos inocuos, como fuente de alimento.

Posteriormente, evaluará qué enzimas y proteínas participan en la degradación de los hidrocarburos, y buscará los genes que se encienden o apagan, para responder a la metabolización de estos hidrocarburos.
De manera esperanzadora, el científico explica que a largo plazo y de resultar efectivo, se podría desarrollar un sistema para remover los PAHs de las costas afectadas.

Inserción a la academia

Desde hace un tiempo, el Dr. González ha realizado clases relacionadas con metabolismo vegetal, botánica, clasificación, biología de las plantas, metabolismo de las plantas, entre otros.

Hoy, con su fuerte en la biorremediación, podrá hacer clases en distintas carreras de la Facultad de Química y Biología.

Sobre la adjudicación del concurso, señala que, “algunos lo ven como un premio, yo lo veo más como un logro del equipo de trabajo. El tipo de trabajo que tenemos en este laboratorio es bien colaborativo, todos estamos pendientes de lo que hace cada uno”.

A futuro espera iniciar proyectos en zonas costeras, traspasando el conocimiento obtenido en laboratorios de la U. de Santiago a la comunidad y aplicándolo en terreno.

Respecto a su Alma Mater, el científico formado en la U. de Santiago, destaca las oportunidades que entrega para poder desempeñarse de manera integral.

“La U. de Santiago tiene una gran cualidad: que es una sola sede con todos los elementos para desarrollarse aquí mismo, no hay necesidad de viajar a otros lugares para hacer grandes proyectos. Afortunadamente han estado todos los recursos, el equipamiento económico, infraestructura, colaboradores científicos, lo que es muy favorable en la formación”, concluye.

Egresados presentan nuevo catálogo de levaduras saborizantes

Egresados presentan nuevo catálogo de levaduras saborizantes

Lelikelen, del mapudungún “abrir los ojos”, fue la primera innovación desarrollada por un equipo de profesionales de nuestra Casa de Estudios agrupados en Kayta, que los llevó al éxito el año 2015, otorgando un sabor a plátano y clavo de olor a las cervezas nacionales gracias a una levadura nativa extraída de Cauquenes, séptima región.


Hoy, con una producción robusta y experimentada en el mercado, el equipo presenta siete nuevos tipos de levaduras, obtenidas a partir de micoorganismos nativos seleccionados desde hojas, frutas, maderas y hongos, entre otros elementos, provenientes de la III a la VIII Región, para lo cual comenzarán a promover un nuevo catálogo a través de su página web.


Respecto al desarrollo tecnológico, Kayta mantiene un contrato con el Plantel para realizar las pruebas, en donde la académica del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Dra. María Angélica Ganga, recupera y selecciona las levaduras.


Felipe Castro co-fundador de la iniciativa y egresado de Ingeniería en Biotecnología por nuestra Casa de Estudios, agradece la formación inculcada para fortalecer los saberes del equipo, “la U. de Santiago me inculcó independencia, creatividad, a no quedarme solamente con lo que me entregó e ir más allá, y pensar lógicamente en los resultados que estoy obteniendo”, puntualiza.


Las nuevas variedades


Con un trabajo colaborativo de parte del equipo, y la búsqueda incansable de muestras para descubrir perfiles aromáticos nativos a lo largo de Chile, los investigadores descubrieron siete nuevos tipos de levadura, que agregan a un mosto estándar (jugo de cebada), para que se mezclen y generen un tipo de huella digital única.


Fue así como obtuvieron un sabor a manzanas rojas, proveniente de microorganismos de la III región; aroma a granja, proveniente de la zona central; un perfil neutro que pronuncia otros sabores evidenciando una alta cantidad de lúpulos, como IPA, de la VII región, lugar de donde también obtuvieron su primogénita, que libera olor a plátanos y clavo de olor.


También descubrieron un perfil más vinoso que pronuncia los amargores del mismo lúpulo, obtenido en la  VIII región.


Asimismo, crearon otras dos levaduras obtenidas a partir de hongos y no utilizadas comúnmente en la industria cervecera.


La primera, es un contaminante de vinos, utilizado en países como Bélgica para otorgar perfiles aromáticos con notas a dulzor o frutas ácidas, como la piña.


Mientras que la segunda es una levadura acompañante que otorga un perfil más aromático similar a frutos cítricos, pomelo, toronja o naranja.


El tiempo de fermentación de las primeras es de 7 días, en tanto las dos últimas tienen un promedio de 21 días.


Otros proyectos


Debido al prestigio que ha cobrado su saborizante Lelikelen y otras pruebas exitosas, los emprendedores comentan que volvieron a producir saborizantes para la industria vinícola, por lo que probarán nuevas levaduras en 150 mil litros de vino.


Otra de sus novedades tiene relación con el desarrollo de un proyecto que permitirá mejorar las cepas que poseen, respecto a aumentar la maltosa, para lo cual se adjudicaron un proyecto Corfo de 44 millones de pesos.


Además, gracias al interés de productores de pan y la adquisición de un Voucher de Innovación Corfo de 7 millones de pesos, Kayta comenzará a desarrollar en febrero una levadura que buscará bajar el contenido de gluten, debido a la tendencia mundial del aumento de las alergias, y realizarán el cultivo mixto de lactobacilos.


El equipo, considerado el primero a nivel nacional en innovar en el área, espera otorgar una impronta distinta a la que entrega el mercado en cervezas y vinos, y potenciar el concepto de identidad chilena en la industria.


Al respecto, Felipe Castro remarca: “Hoy las empresas no se pueden quedar solamente con lo que tienen, deben innovar con otras cosas que se las podemos dar a través de estos productos, y en base a eso la industria nacional puede crecer infinitamente, ya que cada región otorga un sello e identidad geográfica única a través de los sabores y aromas que se producen a raíz de nuestros productos”, concluye.

Científicos logran describir cómo se adapta la ventilación pulmonar a las demandas fisiológicas

Científicos logran describir cómo se adapta la ventilación pulmonar a las demandas fisiológicas

“La publicación de nuestra paper “D-serine released by astrocytes in brainstem regulates breathing response to CO2 levels" es un alegría ya que ha sido producto de mucho trabajo y dedicación en que todos los involucrados aportaron un gran esfuerzo” contesta el investigador de la Facultad de Química y Biología, Dr. Jaime Eugenín respecto a la publicación que, tras siete años de investigación, fue publicada en octubre recién pasado en la prestigiosa revista científica Nature Comunnications.

La investigación, construida sobre los resultados de dos tesis de alumnos del Doctorado en Neurociencia: el Dr. Sebastián Beltrán, el primer egresado del doctorado, y la actualmente candidata a Doctor y quien se encuentra desarrollando su tesis doctoral, la estudiante María José Olivares,  corresponde a una investigación realizada totalmente en Chile que se suma a los recientes logros de los académicos de la Facultad de Química y Biología Rodrigo Vidal, Claudio Vásquez y el egresado de la Carrera de Bioquímica Maximiliano Amenábar, quienes también han sido publicados en Nature.

“Esta publicación avala el alto nivel de investigación que se está alcanzando en nuestra Facultad y es un buen índice del nivel de investigación que se está desarrollando al interior del Doctorado de Neurociencia de la Universidad de Santiago, representativo de la calidad del grupo de investigadores que conforma su comunidad”, comentó el Dr. Eugenín, director también del Doctorado en Neurociencia de la Universidad de Santiago.

El trabajo, realizado por el grupo de investigación perteneciente al Laboratorio de Sistemas Neurales, trata sobre los mecanismos de eliminación del CO2 a través del sistema respiratorio. La investigación específicamente describe la función de los astrocitos del troncoencéfalo y su responsabilidad en detectar los niveles altos de CO2, liberar transmisores y activar las neuronas encargadas de generar el ritmo respiratorio y, por tanto, adaptar la ventilación pulmonar a las demandas fisiológicas.

“Hay varias patologías como el Síndrome de Rett, el Síndrome de Hipoventilación Congénita en Humanos y el Síndrome de Muerte Súbita del lactante, en las cuales la respuesta ventilatoria a la acumulación de CO2 está disminuida. Por lo tanto, conocer el mecanismo subyacente permitirá mejores estrategias terapeúticas en estas condiciones”, indicó el investigador respecto al trabajo en el que también colaboran los miembros de la Facultad de Química y Biología, los doctores Rodrigo Contreras y Gustavo Zúñiga del Laboratorio de Fisiología Vegetal y la Dra. Rommy von Bernhardi del Laboratorio de Neurociencia de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Respecto a las repercusiones que tendrá para el progreso de su línea de investigación la publicación en Nature, el Dr. Jaime Eugenín comenta que, en la actualidad, “como grupo estamos en un momento de mucho dinamismo y de muy buena interacción”.

“Una de las bellezas de la actividad científica es que cada hallazgo abre la puerta a nuevas interrogantes y la búsqueda de nuevos hallazgos. Esta publicación facilitará la difusión de nuestro trabajo pues representa una plataforma altamente visible a nivel internacional”, afirmó.

Investigador se adjudica Fondecyt para estudiar la estatura como indicador de desarrollo

Investigador se adjudica Fondecyt para estudiar la estatura como indicador de desarrollo

El Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico, Fondecyt, tiene por objetivo estimular y promover el desarrollo de investigación científica y tecnológica básica, y es el principal fondo de este tipo en el país.

Creado en 1981, ha financiado más de 16 mil proyectos de investigación cuyos impactos han beneficiado tanto a la comunidad científica como a la sociedad en general.

Este 2018, el Jefe de Carrera de Ingeniería Comercial con mención en Economía, Dr. Manuel Llorca, se adjudicó el  Fondecyt Regular número 1180005, por tres años,  con un monto asignado de alrededor de cien millones de pesos. Llorca es el investigador principal y sus coinvestigadores son Juan Navarrete y Roberto Araya.

El proyecto, titulado "Historia Antropométrica de Chile, siglos XVII-XX", es el primer estudio de esta naturaleza en Chile, a pesar de lo popular de la disciplina en otros países. “Este es un trabajo que busca mejorar los indicadores disponibles de desarrollo económico en el largo plazo. Nuestro equipo ya ha aportado otros indicadores como salarios reales de la población, distribución de la tierra y del ingreso agrícola en Chile, pero ninguno de ellos cubriendo un período tan largo como este. Esto se enmarca en una tendencia mundial, donde la estatura de la población se ha usado de manera creciente como indicador de desarrollo y niveles de vida”, comenta Llorca.

Existen muchos indicadores de desarrollo económico y  niveles de vida de la población. Uno de ellos es la estatura promedio de la población. En la actualidad está establecido que la estatura promedio de la población, es resultado directo de la dieta, la salud y la educación de la misma, así como el medioambiente en que vive.

Se ha demostrado, además, que existe una correlación positiva entre estatura y esperanza de vida. Finalmente, la estatura promedio según estratos socioeconómicos también se ha utilizado para medir desigualdad. “A pesar de su importancia, no existen estudios de largo plazo para Chile, en adultos. El principal objetivo de este proyecto es proporcionar las primeras series de estatura promedio de la población adulta de Chile desde 1730 al 2000. También explicaremos cómo y por qué ha variado la misma”, puntualiza el investigador principal.

Investigación a través del CIHEAP

El Centro Internacional de Investigación de Historia Económica, Empresarial y de la Administración Pública (CIHEAP) es un centro adscrito a la FAE USACH, fue  creado en mayo del 2014 con el propósito principal de promover la investigación y enseñanza de la historia económica, de la historia empresarial (tanto pública como privada) y de la historia de la administración pública, en Chile y América Latina.

Los objetivos del centro son investigar temas relacionados con historia económica, empresarial, agraria y de la Administración Pública de Chile y América Latina; desarrollar asesoría técnica a organizaciones públicas y privadas en el desarrollo de proyectos de rescate de su memoria institucional; promover la colaboración entre los departamentos de la FAE en el desarrollo de proyectos de carácter histórico; potenciar las publicaciones de la Facultad de Administración y Economía; instalar en circuitos académicos nacionales e internacionales, vía publicaciones y participación en congresos, debates sobre la historia económica, empresarial y organizacional de Chile; entre otras.

Desde que se creó CIHEAP, los académicos asociados al centro, Diego Barría, Claudio Robles y Manuel Llorca, han  ganado en los últimos cuatro años, cuatro proyectos Fondecyt y dos Redes de Conicyt, por más de 400 millones de pesos, lo que lo posiciona como un centro de excelencia a nivel latinoamericano.

Investigan nuevas técnicas de control para mejorar el uso de sistemas industriales

Investigan nuevas técnicas de control para mejorar el uso de sistemas industriales

Este proyecto de dos años de duración que comenzó a inicios de 2017, financiado por la Dirección de Investigación Científica y Tecnológica (DICYT) de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Universidad de Santiago, pretende investigar nuevas técnicas en el área del Control Adaptable, permitiendo el control de un aparato o maquinaria, incluso sin conocer los parámetros específicos de éste.

El control automático de procesos pretende que los sistemas físicos se comporten de la manera en que el usuario desee. De esta forma, en el caso de un ascensor “el ascensor siempre quiere caer, por la gravedad, no hay forma que suba por sí mismo. Entonces se debe generar una estrategia para que suba, y eso se hace a través de un mecanismo que permita forzar que el sistema se comporte como tú quieres”, menciona el investigador.

En tanto que el Control Adaptable, como señala el académico, trata de evitar conocer los valores de los parámetros característicos del sistema, y que éste se comporte de la forma deseada: “Un ejemplo de esto son las cámaras fotográficas. Antiguamente uno tomaba la cámara y había que ajustar la distancia, la iluminación, etc. Hoy en día sólo aprietas el obturador y la cámara se adapta, lee la luz, ve la distancia, el foco y toma la foto, todo después de autorregularse. Eso es sistema adaptable”, comenta.

El proyecto que busca combinar las técnicas de aproximación de funciones mediante polinomios de Taylor y de control basado en pasividad (que torna pasivo a un sistema para facilitar luego el control mediante una simple ganancia) ya fue llevado a la práctica con resultados exitosos.

El nuevo controlador se aplicó al control del nivel de agua de un estanque cónico, muy empleado en la industria por su forma que facilita el drenaje aunque complejiza el control, considerando que sólo se tenía acceso a su entrada (velocidad deseada del variador de velocidad de la bomba) y a su salida (altura de la columna de agua medida mediante un sensor de nivel). Como resultado la nueva técnica preservó la estabilidad de todo el sistema.

“Lo aplicamos a una planta de nivel de estanque cónico, que nos facilitó la Universidad de Chile a través de una alianza que establecimos con ellos y lo comparamos con otras técnicas de control tradicionales. De esta comparación nos percatamos que esta nueva técnica que empleamos funcionó asegurando los mismos resultados que las técnicas tradicionales”, enfatizó.

El diseño y los resultados experimentales luego de la aplicación de la técnica y su comparación con los de un controlador industrial, se publicaron en:

-J.C. Travieso-Torres, M. A. Duarte-Mermoud, O. Beytía (2017), “Taylor Polynomial Approximation and Adaptive Passivity based Control Applied to the Level Regulation of a Conical Tank”. Asian Journal of Control. Vol 19(5) pp: 1722-1730, 10.1002/asjc.1496.

Cabe destacar también que durante este primer semestre se desarrolló un exhaustivo estudio comparativo, en cuanto al diseño y resultados experimentales, con otras técnicas de control publicado en:

-Juan Carlos Travieso-Torres; Manuel A. Duarte-Mermoud; Antonio Gutiérrez-Osorio; Orlando Beytía (En Prensa), “Passivity Based Control of a Class of Nonlinear Systems and its Application to the Level Regulation of a Conical Tank”. RIAI.

Los resultados muestran que el nuevo controlador asegura buenos resultados siendo el más simple de diseñar aunque es más lento. Respecto a esto último, se espera mejorar este factor durante el segundo año del proyecto junto con ampliar y probar los resultados para sistemas vectoriales, temas en los que ya se trabaja en conjunto a los estudiantes Francisco Hernández y Mauricio Espinoza, y el Dr. Matías Díaz, del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad.

Plantel aporta con producción de espárrago salino a gran escala

Plantel aporta con producción de espárrago salino a gran escala

Innovar en el establecimiento de una agricultura rural salina del espárrago de mar (Salicornia SP) en la zona costera de la Región de Los Lagos, es la propuesta del Centro de Estudios Llanquihue, dependiente de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e  Investigación  de la Universidad de Santiago.

El proyecto surge el segundo semestre del año 2016, cuando el Centro, interesado en generar una agricultura más sustentable para la zona, buscó una alternativa agroalimentaria para la adaptación al cambio climático que representara un alto rendimiento productivo y bajo requerimiento hídrico.

 

Fue así como el equipo liderado por la directora del Centro de Estudios, Astrid Seperiza Wittwer, en conjunto con la coordinadora del proyecto, la ingeniera agrónomo Mariana Muñoz, descubrieron en el sur de nuestro país la presencia silvestre de la planta halófita (que vive en condiciones salinas), que hasta ahora es recolectada por escasas comunidades y vendida en restaurantes para preparaciones gourmet.

Actualmente, la iniciativa se encuentra en etapa de investigación y selección de condiciones de propagación de la Salicornia para la producción de almácigos y semillas, estudios que son realizados en conjunto con miembros de la Escuela Rural de Lenca, cuyos estudiantes y profesores serán beneficiados con el desarrollo tecnológico.

 

Al respecto, la directora Astrid Seperiza Wittwer, remarca que “el objetivo es transferir la tecnología para que los grupos sociales involucrados en el proceso tengan un mejoramiento comercial. En definitiva, en concordancia  con los postulados de nuestra  Universidad, buscamos entregar apoyo al pequeño sector agropecuario de la zona”.

El proyecto es financiado por la Fundación para la Innovación Agraria con un monto de 140 millones de pesos y tendrá una duración de dos años y medio.

 

Especie sin explotar masivamente

 

Conocido científicamente como Salicornia SP, la planta que puede llegar a los 30 centímetros de altura, destaca por crecer y desarrollarse en suelos salinos, siendo recolectada hasta ahora únicamente por pequeñas comunidades costeras del sur de Chile, quienes la utilizan con fines medicinales por su alto contenido de yodo y magnesio, o en procesos culinarios para acompañar mariscos y pescados.

La planta halófita, que también se da en países europeos, está compuesta por agua y sales minerales, destacando por poseer una importante concentración de fibra, sin aportar calorías.

 

Además, por su intenso sabor salado, es utilizado por comunidades rurales y cocineros como sustituto de la sal para sazonar y para decorar platos.

Sin embargo, la planta ha sido poco explotada y no existen estudios que den cuenta de su reproducción a gran escala, constituyendo el principal desafío del equipo de investigadores, en donde también coopera el Departamento de Gestión Agraria del Plantel.

 

“En otros países se utiliza bastante para la presentación de platos gourmet, por lo que nos planteamos el desafío: si es posible que esta Salicornia silvestre la podamos traspasar a un cultivo estable, permanente en los meses y que pueda ser de nivel comercial”, explica la directora del Centro.

 

Desarrollo de la Investigación

 

Actualmente el equipo se encuentra desarrollando tecnología de cultivo sustentable para poder avanzar con el proyecto. Para ello están construyendo dos invernaderos donde reproducirán los almácigos, uno de ellos en ejecución en la Escuela Rural de Lenca, ubicada en la zona costera de la Carretera Austral.

Como parte de las etapas previas, los investigadores realizaron importantes descubrimientos sobre los rasgos fenotípicos y ciclos de producción locales, de los cuales no existía registro, a partir de lo cual pudieron germinar semillas y descubrieron que la especie posee una primera etapa en agua dulce y luego crece en agua salina.

 

Una vez finalizado el establecimiento de los invernaderos, los investigadores continuarán con los ensayos de germinación para el tratamiento intensivo de Salicornia, para lo cual ya poseen un diseño del experimento, que incluye los factores del tipo de cultivo y dosis de fertilizante orgánico.

 

Expectativas

 

Según explica la directora del Centro de Estudios de Llanquihue, los resultados obtenidos permitirán a empresas y comunidades de la zona costera rural de la Región de los Lagos desarrollar una actividad económica estable, ambientalmente amigable y comercialmente atractiva al disponer de un nuevo recurso agrícola orgánico e hidrosustentable para el creciente mercado de consumidores gourmet.

 

Por otra parte, la iniciativa fue presentada a los estudiantes del establecimiento para involucrarlos en su ejecución y educarlos respecto al desarrollo de una agricultura sustentable.  “La idea posterior es que quede como donación para la escuela”, puntualiza la directora.

 

El Centro de Estudios

 

Ceus Llanquihue se incorporó a la zona el año 2007, como un centro de investigación en Tecnología de los Alimentos, siendo modificado el año 2009  para dar inicio al Centro de Estudios de la Universidad de Santiago.

El cambio de directriz tuvo como objetivo implementar la realización de actividades de investigación y desarrollo en áreas como alimentos, servicios agropecuarios y medioambientales, entre otras, así como la creación y desarrollo de nuevas técnicas de apoyo a las empresas que se desempeñen en dichos sectores.

 

Además, la Unidad de investigación cumple un fuerte rol en la zona para capacitar y asesorar a empresas, instituciones y personas a través de una oferta de Educación Continua, Cursos y Diplomados desempeñando, además, un importante apoyo social, a través de la realización de trabajos colaborativos con distintas comunidades y grupos sociales de la zona, como es el caso de este proyecto de investigación.

Estudio concluye que concesionarias de autopistas han triplicado sus ganancias

Estudio concluye que concesionarias de autopistas han triplicado sus ganancias

Las cinco autopistas concesionadas de Santiago presentarán a partir de enero un alza de 5,1% en cada pórtico. Así, el TAG más caro de la capital alcanzaría un monto de $1.363. Aunque en términos porcentuales el aumento sea el más bajo desde 2010, los peajes han subido un 77,4% en los últimos diez años.


En este contexto, un estudio elaborado por los académicos del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Santiago Juan Pedro Sepúlveda y Cristián Vergara concluye que las concesionarias de autopistas en Chile han triplicado sus ganancias desde 2003, cuando el sistema reportó montos de US$ 138 millones de dólares, para llegar a un total de US$375 millones en 2014.


Ahora, si se considera un periodo de 20 años, datos desde 1994 a 2014, la ganancia acumulada fue de US$ 3.218 millones, lo que representa un retorno sobre la inversión igual a un 26%. “Sin embargo, si solo se considera el capital desembolsado por los concesionarios, el retorno sobre el capital es superior al 100%”, enfatizan los autores.


Por eso, el estudio considera que “las tarifas pagadas por los usuarios deberían ser similares o levemente superiores a los costos medios de las concesionarias, para que sean cubiertos por sus ingresos”, aspecto que debiera considerarse en un  nuevo proceso para concesionar autopistas, a objeto de controlar las alzas.


“Actualmente, los usuarios de autopistas cuestionan la legitimidad del sistema cada vez que las concesionarias incrementan sus tarifas (amparadas en los contratos de concesión) sin mejorar la calidad del servicio que proveen; por lo tanto, se debe abrir una oportunidad para hacer más equitativo el sistema”, sostiene el Dr. Juan Pedro Sepúlveda.


Monopolio natural


De acuerdo al informe, la industria presenta características de “monopolio natural”. “Si bien existen seis concesiones urbanas operativas en Santiago, solo cuatro de ellas concentran mayoritariamente los flujos y los ingresos del sistema urbano. De hecho, los dueños de estas cuatro concesiones son tres empresas, las que en 2014 concentraron el 51% de los ingresos y el 76% de los flujos vehiculares del sistema urbano”, sostiene el documento.


En cuanto a las autopistas interurbanas, el estudio constata que solo cinco concesiones, controladas por tres empresas, concentraron el 45% de los ingresos en 2014, con cerca del 61% de los flujos interurbanos.


Detalle del estudio


Para realizar el trabajo, se calcularon las tarifas agregadas para las concesionarias urbanas e interurbanas que concentraron la mayor cantidad de flujo vehicular durante 2014 y que obtuvieron menores costos medios. Es decir, los sistemas Oriente-Poniente (Costanera Norte), Américo Vespucio Sur, Norte-Sur y Américo Vespucio Nor Poniente en Santiago. Para autopistas interurbanas, se analizaron datos de la Ruta 78 Santiago-San Antonio, Ruta 5 tramo Santiago-Los Vilos, Ruta 68 Santiago-Valparaíso-Viña del Mar, Ruta 5 Tramo Santiago-Talca y Acceso Sur a Santiago, y Ruta 5 Tramo Talca-Chillán.

Plantel se adjudica tres Fondef Minería por cerca de 550 millones de pesos

Plantel se adjudica tres Fondef Minería por cerca de 550 millones de pesos

El Segundo Concurso de Investigación Tecnológica en Minería tiene como objetivo brindar financiamiento a la ejecución de proyectos de investigación científica y tecnológica en el área minera, y que tengan un impacto concreto. Las temáticas consideradas en este concurso son  Nuevos usos del cobre; Fundición y refinería; Hidrometalurgia; Relaves; Concentración de minerales; Exploración; Operaciones y planificación minera.

 

De un total de ocho proyectos presentados  a nivel nacional a la segunda versión del Concurso Fondef Minería, tres corresponden a nuestra Universidad. Los títulos de estos son: “Multiuser VLC for underground mining”  liderado por el equipo del Dr. Ismael Soto del Departamento de Ingeniería Eléctrica; “Desarrollo e implementación de un sistema de ahorro de energía en redes de ventilación de minas” del equipo del Dr. Juan Pablo Hurtado del Departamento de Ingeniería en Minas; y “Escalamiento y desarrollo de un bioestabilizador de material particulado para la operación sustentable de mina”, a cargo del equipo liderado por la Dr. Claudia Ortiz de la Facultad de Química y Biología.

 

El año 2016 nuestro Plantel presentó siete proyectos y se adjudicó dos, recibiendo  $196.790.000 millones de pesos por parte de Fondef y $69.500.000 por parte de las empresas. En tanto, en la segunda versión del Concurso 2017, de los cinco proyectos presentados por equipos de nuestra Universidad, tres fueron adjudicados, obteniendo  $542.195.000 por parte de Fondef y $186.000.000 por parte de las empresas. Cabe señalar que como parte de las bases de este concurso, la Universidad también compromete aportar con recursos, por ejemplo, infraestructura y capital humano.

 

Para el Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación, Dr. Claudio Martínez, la adjudicación de estos fondos es una muestra del vínculo de nuestra Casa de Estudios con la minería. "La adjudicación de estos fondos por parte de investigadores de nuestra Universidad de Santiago de Chile, da cuenta de la pertinencia de sus proyectos y el compromiso con el desarrollo del país. También de la vinculación que tiene la investigación de nuestra Universidad con los sectores productivos, en este caso vinculados al pilar de nuestra economía: la minería".

 

El Dr. Juan Pablo Hurtado del Departamento de Ingeniería en Minas y Director del proyecto “Desarrollo e implementación de un sistema de ahorro de energía en redes de ventilación de minas”, la implicancia de ganar este concurso tiene que ver con “Poder plasmar varios años de investigación en un trabajo aplicado con la industria y cuyos resultados irán finalmente a enriquecer a la comunidad minera”.

 

Proyectos pertinentes y con impacto

 

Para la Dra. Claudia Ortiz, de la Facultad de Química y Biología y Directora del proyecto “Escalamiento y desarrollo de un bioestabilizador de material particulado para la operación sustentable de mina”, adjudicarse este fondo significa poder dar continuidad y llevar a segunda etapa un proyecto que busca dar una solución sustentable a un problema concreto de la industria minera y que guarda relación con la emisión de material particulado.

 

“Es una problemática ambiental y de operación. Entonces existen formas de mitigar por ejemplo regando o aplicando polímeros o sales que normalmente son corrosivas y requieren cierta periodicidad. Es decir, implica un alto costo”, explica la Dra. Ortiz. “Lo que planteamos es hacer uso de un sistema biológico que se establece y atrapa las partículas del suelo y polvo, convirtiéndose en una solución permanente que implicará menos gasto de agua”, agrega.

 

Para el Dr. Hurtado en tanto, la ventilación en una mina subterránea es una de las actividades fundamentales para mantener un adecuado ambiente interior de estas faenas y condiciones laborales confortables, pero que trae consigo un enorme consumo energético. A partir de ese diagnóstico, Hurtado explica que “la gran y mediana minería subterránea dependen de métodos de explotación masivos, como Panel o Block Caving, y selectivos tales SubLevel Stoping, que pueden ser altamente rentables para explotaciones de baja ley. Estos emplean equipos de carga y camiones de alto tonelaje para la producción y el transporte, lo cual genera altas concentraciones de gases contaminantes que deben ser diluidos por la ventilación”. Por ello, el proyecto que lidera pretende mejorar las prácticas en el diseño de la ventilación de minas para incrementar la eficiencia energética y lograr sistemas de ventilación entre 10% y 40% más eficientes.

 

El Dr. Ismael Soto, del Departamento de Ingeniera Eléctrica y Director del proyecto “Multiuser VLC for underground mining” este un proyecto que responde al buscar otros métodos de comunicación al interior de las faenas mineras subterráneas y una de esas es la luz visible. Propone luz proveída por led, montada en ondas para no afectar y poner en riesgo a los seres humanos. Lo que permitiría iluminación, transmisión de data a mayor velocidad, trilaterar.

 

Con respecto a los tres proyectos ganadores de este instrumento Fondef, el Dr. Soto señala que todos estos abordan un abanico muy amplio de temáticas: uno es de ductos, otro de química y otro de telecomunicaciones. “Nuestra universidad siempre tiene el componente práctico y la relación con la minería es algo histórico. La universidad ha contribuido mucho en el desarrollo minería y esto es una muestra de ello”, puntualiza.

Investigador explica influencia de la leña en los problemas de contaminación en Santiago

Investigador explica influencia de la leña en los problemas de contaminación en Santiago

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Santiago se encuentra entre las 20 ciudades más contaminadas del mundo, ocupando el lugar número 12 en el ranking. Episodios críticos que aumentan a medida que llega el invierno debido al incremento de emanaciones nocivas, provenientes principalmente de la leña.

Como parte del Ciclo de Coloquios de Física, el Dr. Ernesto Gramsch, académico de nuestro Plantel, abordó su estudio “Influencia de la leña y compuestos primarios en los eventos de contaminación en Santiago”, que contó con el apoyo del Ministerio del Medio Ambiente.

Esa investigación se realizó entre marzo y julio del 2012 con el fin de identificar los componentes y variación temporal de los contaminantes en dos sectores del centro de Santiago, específicamente en estaciones que miden los índices de calidad del aire, ubicadas en Parque O’Higgins y otra en nuestra Universidad (comuna de Estación Central).

El análisis y los resultados expuestos dan cuenta de los tipos de compuestos que forman parte de la atmósfera y su relación con los episodios críticos.

El investigador afirmó que “en los días de episodios los compuestos primarios tienen un aumento durante la noche y son los que los gatillan”.

Explicó que entiende como “compuestos primarios” los que se conforman por quema de leña y las emisiones vehiculares, como monóxido de carbono, carbono negro y monóxido de nitrógeno.

Enfatizó que esos compuestos tendrían efectos directos en su momento de emisión, resultado  contrario a la hipótesis inicial de este estudio, la cual consideraba que la recirculación de componentes en la atmósfera era el principal antecedente en episodios crítico.

Geografía de Santiago

El académico puso énfasis en la relación que tiene la geografía de Santiago respecto al comportamiento de los agentes contaminantes.

“Santiago, al estar modelado por cerros, implica una baja actividad de los vientos, lo cual determina, en gran parte su nociva calidad del aire”, describió.

De acuerdo a su análisis, esa es la razón que explica que durante las horas de la mañana, la contaminación se concentra en el sector oriente, mientras que en la noche lo haga el poniente, en lugares como Quilicura y Pudahuel, los que además tienen un núcleo industrial importante.

Expresó que un tema importante para definir la problemática ambiental responde a las prácticas cotidianas de los ciudadanos de Santiago, la cual va más allá de evitar la quema de leña y de basura, además de respetar la restricción vehicular.

“Si uno sabe cómo se comporta la contaminación, uno puede tratar de evitar hacer ciertas actividades a ciertas horas, como por ejemplo en el sector de nuestra Universidad de Santiago, desde las 14 a 19 horas la contaminación es baja, por lo que se recomienda realizar actividades físicas y deportes en esos horarios”, detalló.

Concluyó que, “en cambio, para las personas que viven en el sector oriente, como la comuna de Las Condes, el fenómeno es contrario, ya que el mejor horario es en la noche, conociendo se aporta a la calidad de vida de las personas”.

Experto advierte que Chile está muy expuesto a efectos negativos del deshielo de los glaciares

Experto advierte que Chile está muy expuesto a efectos negativos del deshielo de los glaciares

Esta semana se conoció la noticia de que un gran bloque de hielo, de 350 por 380 metros, se desprendió del glaciar Grey, ubicado en Torres del Paine. Dicho bloque se suma a lo que ha perdido el mentado glaciar en 12 años, volumen equivalente a los 900 metros.

 

Para el investigador antártico, experto en cambio climático y académico de la Universidad de Santiago, Dr. Raúl Cordero, la situación provocará, en lo inmediato, dificultades para la navegación. Sin embargo, advierte que el glaciar Grey no es de los que más han perdido hielo en la Patagonia, y que hechos como este forman parte de una tendencia irreversible.

 

“El peligro de mediano y largo plazo para países costeros como Chile es que continúen las pérdidas de hielo, lo que hace subir el nivel del mar”, sostiene. “Para fines de siglo, los aumentos esperados, en el mejor de los casos, serían de un metro por sobre el nivel del mar y eso es mucho”, afirma.

 

El doctor Cordero sostiene que en este escenario, la amenaza que enfrentan naciones costeras como la nuestra es la ocurrencia de potenciales inundaciones. Aunque enfatiza que este efecto no es de corto plazo, advierte que el aumento en el nivel del mar se irá acelerando conforme el paso del tiempo.

 

“El problema en todo el mundo es que los glaciares están fuera de balance. Es decir, un balance negativo: pierden más hielo por derretimiento o en forma de iceberg que el que ganan por acumulación de nieve”, explica.

 

A su juicio, esto se debe en gran medida al calentamiento global, y que lo único que se puede hacer es atenuar su efecto, no detenerlo, “mitigando la emisión de gases de efecto invernadero, en particular CO2. La manera más rápida y efectiva de disminuir el C02 es completando la transición energética, hacia las energías renovables”.

 

Finalmente, insiste en que aunque el desprendimiento de hielo en el glaciar Grey es grave, dicho glaciar no forma parte del grupo que más ha perdido hielo en la Patagonia, donde se constatan disminuciones de hasta 13 kilómetros en poco más de tres décadas. En tal sentido, señala que esta pérdida acelera el cambio climático, ya que a menor nieve, menos capacidad de reflejar la radiación solar, la que termina siendo absorbida por la tierra, aumentando las temperaturas del planeta.

 

“No hay ningún indicador de cambio climático que no esté acelerándose para peor. El nivel del mar está subiendo cada vez más rápido; los glaciares se derriten cada vez más velozmente; Groenlandia y la Antártica pierden cada vez más hielo; tenemos cambios significativos en la secuencia de eventos extremos como tormentas extremas, huracanes extremos, sequía extrema, olas de calor; y, todo eso, naturalmente, es manifestación de la aceleración del cambio climático”, concluye.

Páginas

Suscribirse a RSS - Investigación