Filosofía

Español

Académica de la FAHU lanza libro que vincula la Filosofía y la Medicina

Académica de la FAHU lanza libro que vincula la Filosofía y la Medicina

“Die medizinische Moralkritik Friedrich Nietzsches” (o “La crítica moral médica de Nietzsche” en español), se titula el libro publicado en Alemania por la prestigiosa editorial Springer y cuya autora es la académica del Departamento de Filosofía, Dra. Diana Aurenque Stephan.

En el texto, la también vicedecana de Investigación y Postgrado de la Facultad de Humanidades, analiza la ética médica y la filosofía de la medicina desde la perspectiva de Nietzsche, uno de los pensadores contemporáneos más influyentes del siglo XIX.

La idea se enmarca en la investigación que desarrolló la Dra. Aurenque mientras se desempeñó como académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tübingen, así como de estadías que realizó en México y otras ciudades de Alemania.

Respecto al contenido, la doctora explica que se trata de una línea de la Filosofía “relativamente nueva” y en Chile, la Universidad de Santiago es referente en esta gracias a la especialización de la Dra. Aurenque.

En ese sentido, agrega, “mi libro busca rescatar una relación histórica entre ambas disciplinas, además de encontrar una justificación a la Filosofía y ser de potencial utilidad a pacientes en relación a sus decisiones”.

De acuerdo a la académica, el autor alemán fue un estudioso de la medicina del siglo XIX, época en que la disciplina se instaura como ciencia. En base a su conocimiento, Nietzsche intentó ofrecer una respuesta desde la Filosofía a problemas de la aplicación terapéutica. Su pensar filosófico tuvo una recepción importante en la medicina y en la bioética.

Relación histórica

Para la Dra. Aurenque, el vínculo entre Filosofía y Medicina es importante porque rescata una relación histórica, pues los primeros filósofos eran médicos y, además, ambas disciplinas se preguntan sobre qué es lo bueno para el ser humano de distintas perspectivas. 

“¿Cómo se puede vivir desde la salud? ¿Cómo podemos evitar enfermedades? ¿Cuál es la vida auténtica o la que deberíamos llevar? ¿Puede ser más racional o más moral? Esas son preguntas que intenta explicar la Filosofía", reflexiona. 

A juicio de Aurenque, esta relación es más favorable para la Filosofía, ya que la Medicina tiene una justificación inmediata, es decir, salva vidas. La Filosofía debe buscar su fundamento de otra manera.

“Siento que es muy interesante  cuando uno ve una cantidad de problemas vivenciales y los planteamientos filosóficos en relación a cómo uno acepta el sufrimiento, qué parte deconstructiva pueden tener, por ejemplo, ciertos obstáculos que tiene la vida”, agrega la doctora.

Según la autora, la Filosofía de la Medicina puede hacerse cargo de ciertos problemas vitales a nivel de una reflexión. “Para Nietzsche, la Filosofía tiene una función terapéutica, en el sentido de ayudar a las personas a que asuman el destino que les tocó, llevándolo de la mejor manera”, explica.

El libro sólo está en idioma alemán, pero Aurenque enfatiza en que la idea era que pudiesen leerlo filósofos y no filósofos. Por ese motivo es un libro de 200 páginas en un lenguaje simple. Actualmente la académica trabaja en una versión en español sobre la esencia del libro.

Por último, la doctora es enfática al aclarar que no se trata de un libro de autoayuda, como en la Psicología, pues la Filosofía buscar dar respuestas lo más generales posibles, mientras que la Psicología pretende ayudar específicamente al individuo que tiene en frente. “La filosofía quiere explicar más y por lo mismo se equivoca más, porque explica el mundo, la sociedad, el ser humano. La gracia es encontrar ciertos planteamientos cuya estructura es amplia pero permite ciertas singularidades”, puntualiza.

Departamento de Filosofía inicia nueva etapa buscando acreditación para programas de postgrados

Departamento de Filosofía inicia nueva etapa buscando acreditación para programas de postgrados

El Dr. Wilfredo Quezada comienza su segundo período en la gestión académica del Departamento de Filosofía. Las áreas de especialización de este destacado profesor de la Facultad de Humanidades son: Filosofía de las Ciencias, Lógica y Filosofía del Lenguaje. Cuenta con alrededor de 30 publicaciones en diversas revistas ISI y de corriente principal, entre otras: “Causalidad, pseudocausalidad y medición” (2011), “Russellian Treatments of Anaphora” (2005).

Además, ha sido investigador responsable de varios proyectos tanto externos (FONDECYT) como internos (DICYT). Fue fundador y actual Coordinador de las Jornadas Rolando Chuaqui, la actividad regular de encuentro de los filósofos de la ciencia en el país. Fue elegido por el período 2011-2013 como Presidente de la Asociación de Filosofía e Historia de la Ciencia del Cono Sur (AFHIC). Es miembro del Comité Editorial de cinco revistas especializadas y actualmente comienza su segundo período como Director de la Unidad.

-Dr. Quezada, ¿cuáles serán las prioridades en esta nueva administración en el Departamento de Filosofía?

-Primero, consolidar los avances logrados en la gestión anterior del Dr. Maurizio Esposito, en la cual se ha ido concretando el Plan Estratégico de Desarrollo. Por ejemplo, tenemos nuestra Pedagogía en Filosofía acreditada por 6 años, que es la máxima acreditación de la carrera en el país. También hemos trabajado en los últimos años en la reformulación de las mallas de magister para poder acreditar los dos programas que tenemos. En cuanto al desarrollo externo y la vinculación con el medio, hemos desarrollado el Campeonato de Debate Filosófico, junto a la Dra. Diana Aurenque, actual Vicedecana de Investigación y Postgrado de la Facultad.

Esta actividad ha tenido éxito y el reconocimiento por parte de la Universidad (Premio a la Bidereccionalidad VIME 2017), lo que pretendemos potenciar con un campeonato interescolar a nivel nacional, dado que ha generado muy buenos resultados de matrícula en nuestra Universidad y no solo en el Departamento de Filosofía, sino que también en otras carreras como Ingeniería o Medicina. También hemos realizado una revista disciplinaria online en Filosofía de la Ciencia, “Culturas Científicas”,  que ya lanzó su primer número y que es parte del proyecto de desarrollo estratégico de la Oficina de Publicaciones de la FAHU. Asimismo, tenemos un convenio de cooperación entre nuestro Magíster de Filosofía de la Ciencia y el Magíster de Filosofía de la Universidad de Concepción, además de mantener la productividad en términos de publicaciones indexadas, con tres proyectos Fondecyt y dos Dicyt.

-¿Qué proyectos nuevos se vienen para el Departamento de Filosofía?

-Queremos alcanzar algunos hitos que son fundamentales. Por ejemplo, no hemos acreditado nunca algún programa de postgrado y nuestro horizonte es justamente alcanzar la acreditación para ambos programas, habiendo ya completado el proceso de autoevaluación en el caso del Magíster en Filosofía de las Ciencias, y esperamos que se presente ante el Consejo Nacional de Acreditación (CNA) en septiembre de este año. También estamos explorando con salidas de titulación o graduación diferentes a las que tenemos, tanto en pregrado como en posgrado. En este sentido, tenemos un proyecto que pretende ofrecer un nuevo grado en Filosofía Aplicada, en combinación con otra área de especialización profesional, por ejemplo, comunicación o ciencias políticas. De esta manera, la actividad del pregrado no queda anclada de una manera un poco determinista a la pedagogía, sobre todo pensando que las pedagogías en filosofía en Chile tienen un ciclo de matrículas poco predecible, aunque en la actualidad nos encontramos en uno positivo. Por otra parte, como ha sido siempre, nosotros estaríamos en condiciones de proponer un programa de Doctorado si los magister se acreditan y unimos fuerzas con otros departamentos.

-¿Qué beneficios han traído al Departamento de Filosofía los cambios que se han realizado en su malla curricular?

-Creo que el éxito en la acreditación se debió en particular al cambio de malla por una más innovadora. Si uno ve las prácticas profesionales, ahora implican una mayor diversidad, con diferentes fases de inserción creciente en el sistema escolar. Esto conlleva un cambio importante en nuestra forma de administrar y gestionar la pedagogía, pues significa generar líneas de desarrollo tanto en investigación escolar como en filosofía para ambientes escolares diversos. No obstante, creemos que todavía podemos desarrollar y complejizar el área de prácticas profesionales, para lo cual nos ayudará mucho el profesional de media jornada que se integrará vía PMI.

-En cuanto a infraestructura, ¿qué es lo que se ha realizado y qué espera el Departamento?

-Dado nuestro escaso presupuesto, estamos bastante esperanzados con los 15 millones que se asociarán anualmente a los planes de desarrollo estratégicos de las unidades,  de manera de realizar algunos cambios en infraestructura. En todo caso, con otros fondos, ya se han remodelado las salas 870 y 871.  En ese contexto, estamos levantando un ambicioso plan para convertir lentamente la sala 870 en un auditorio, lo que nos va permitir tener un espacio propio para eventos de diferente tipo y que nos evitará estar consiguiéndonos diferentes espacios de la Universidad para desarrollar nuestras actividades, lo que resulta altamente oneroso y difícil. Por otro lado,  esperamos en el corto plazo modificar el actual laboratorio de computación, que ahora está subutilizado, para transformarlo en una sala de trabajo y estudio para nuestros estudiantes de pregrado y postgrado.

-Este año se logró aumentar considerablemente la matrícula, ¿cómo se pretende mantener este indicador?

-Este año efectivamente se logró un aumento en las matrículas, gracias a diferentes medidas de corto y mediano plazo. Como hemos vuelto a llenar nuestras vacantes los últimos dos años, ahora tenemos que preocuparnos de la permanencia de estos estudiantes que entraron con nuevas condiciones. En este sentido, activamos un sistema de tutoría que ha tenido gran éxito y ha sido replicado en otras partes de la Usach. La realizan estudiantes que vienen del curso inmediatamente superior hasta segundo año  con un monitoreo de la Jefatura de Carrera. Junto con lo anterior, también vino el cambio de malla ya comentado, que antes apuntaba fundamentalmente a una formación filosófica y ahora ha pasado a potenciar de manera balanceada el componente pedagógico.

-Hace muy poco nos visitó el destacado pensador Alejandro Cerletti, quien vino en el marco del proyecto Iniciativas Estratégicas Participativas de nuestra Facultad. En su conferencia, indicó que para que los jóvenes se interesen por la filosofía, los educadores deben ser más reconocidos como filósofos que como investigadores, ¿qué opina usted al respecto?

-En eso creo que Cerletti tiene toda la razón. Los filósofos puros tienen que existir porque parte de la cultura occidental y no occidental está basada en principios de vida que son filosóficos. Un ejemplo, si me lo permite, se puede observar en los niños que fueron rescatados en Tailandia. Todos ellos tenían formación budista y tal vez nadie se percató de eso, pero cuando vieron por primera vez al buzo que los descubrió, ninguno estaba espantado. Finalmente, tras ser rescatados salieron y agradecieron con el símbolo budista. Supongo que es importante esta observación porque muestra como el budismo puede implicar una forma filosófica de ver el mundo, no solo vivida como una religión de ritos cotidianos. Pero eso fue pensado por filósofos puros. Dejarse tocar por ella puede hacer entonces cambios de vida importantes en los sujetos.

Lo que hoy discutimos sobre feminismo, los temas de género, por ejemplo, son cosas que alguna vez los filósofos dijeron o defendieron. Si se dice que todo el canon filosófico es machista, yo invitaría a recordar que más de 100 años han pasado de cuando John Stuart Mill escribió el “Sometimiento de las Mujeres”. Desde luego, el problema es la enseñanza de la filosofía, es decir, otra cosa es enseñarla a los que no tienen o no muestran ningún interés en la filosofía. En ese sentido, lo que dice Cerletti me parece correcto, porque la pregunta que él hace es para nosotros muy interesante, fundamental: ¿hay una única metodología de la enseñanza de la Filosofía? Es rara la interrogante, porque uno sabe que algo como eso existe en la matemática, en la física y otras ciencias, pero en filosofía la respuesta sorprendentemente es también filosófica. Por lo que Cerletti propone que sea el profesor en aula el que decida esta cuestión, es decir, la metodología filosófica en la sala de clases es proponer una experiencia  filosófica, del tipo que sea.

Torneo de Debate Interescolar de Filosofía del Plantel llega a su etapa final

Torneo de Debate Interescolar de Filosofía del Plantel llega a su etapa final

Cuarenta y dos establecimientos educacionales fueron los convocados este año para participar en la cuarta versión del Debate Interescolar de Filosofía organizado por el Departamento de Filosofía del Plantel, con el apoyo de la Facultad de Humanidades y la Unidad de Admisión.

A la etapa semifinal de este martes (04) llegaron doce colegios para debatir respecto a la Ética Filosófica, tema principal de este año. Tras barajar varias propuestas, los organizadores optaron por seleccionar tres de los autores más influyentes en el estudio de la ética contemporánea: Aristóteles, Immanuel Kant y John Stuart Mill. De ahí que el título de este año sea “¿Virtud, Ley Moral o Bienestar?” haciendo alusión a las posturas de dichos filósofos. 

Luego de discutir acorde al programa, el jurado evaluó la participación de cada equipo. Los finalistas serán dados a conocer esta semana, con el objeto de prepararse para la instancia final a desarrollarse el martes 25 de septiembre.

Cabe recordar que el objetivo de esta serie de debates es incentivar a los jóvenes a reflexionar, estudiar y aprender los distintos enfoques, teorías y argumentos de la disciplina.  

En particular, se espera fomentar el interés general por la filosofía reactivando su relación, practicidad y aplicación a problemas y desafíos propios de nuestra era, así como reconocer y potenciar el talento filosófico tempranamente.

Versión 2018

En mayo, el equipo organizador del evento recibió más de 80 postulaciones, es decir, casi el doble de cupos. “A partir de los postulantes y mediante criterios definidos, se seleccionó el mismo número que el año anterior”, sostuvo la académica del Departamento y organizadora del torneo, Dra. Diana Aurenque.

Dentro de esos criterios estuvo la equidad, descentralización, pluralidad de tipos de establecimientos, entre otros. “Como equipo organizador estamos muy satisfechos y orgullosos con la cantidad de establecimientos educacionales interesados en participar en nuestra actividad”, enfatizó la también Vicedecana de Investigación y Postgrado de la Facultad de Humanidades.

De las postulaciones, se seleccionaron 42 colegios de tres regiones del país: O’Higgins, Valparaíso y Metropolitana. Como novedad, este año se pudo becar el transporte de quienes llegaron de la Quinta Región, gracias al Premio de Bi-direccionalidad de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, que obtuvo el torneo el año pasado.

La Dra. Aurenque sostiene que el éxito de los debates se debe a dos elementos. En primer lugar, el trabajo en conjunto que realiza el equipo organizador, compuesto por estudiantes de la carrera de Pedagogía en Filosofía de la FAHU, y la Unidad de Admisión de la Universidad.

En segundo lugar, agrega que lo decisivo es el trabajo y apoyo que los profesores brindan a sus estudiantes en la preparación de los jóvenes así como del compromiso e interés de estos, que permiten que esta actividad se realice de manera exitosa en cuanto al contenido.

“Este año no ha sido la excepción respecto al segundo punto. Los estudiantes han demostrado un muy buen manejo de teorías y autores filosóficos recurriendo incluso, en algunos casos, a autores diferentes de los principales de esta IV versión de los Debates Interescolares de Filosofía”, precisa la académica.

Debido al gran éxito de estas cuatro versiones, tanto en convocatoria como en reconocimiento desde la misma Universidad, el Departamento de Filosofía y las diferentes unidades implicadas planean mantener esta actividad, pues favorece en múltiples aspectos a nuestra Casa de Estudios.

En esa línea, la académica menciona dos beneficios: el aumento de la matrícula en diferentes carreras de la Universidad, y una relación real y efectiva en lo que concierne a la Vinculación con el Medio que busca este Plantel.

Debate por la Filosofía

Desde hace un tiempo, se discute eliminar Filosofía de la malla curricular de enseñanza media. En ese sentido, resulta más relevante proyectar un evento como éste.

El Departamento de Filosofía de nuestra Universidad, así como la Facultad de Humanidades, puntualiza la Dra. Aurenque, ha sido “muy activo en la defensa de la filosofía, y ha sido enfático en defender la pertinencia de ésta en la formación general secundaria en Chile, pues ella constituye una disciplina que otorga una serie de herramientas y habilidades para pensar con libertad una variedad amplia de temas y asuntos”.

Sin embargo, agrega que además de ser una disciplina cercana al individuo que reflexiona, la filosofía “también es profundamente política. Cabe mirar a las grandes figuras de la filosofía y veremos en ellos actores políticos; es decir, sujetos llamados como filósofos a pensar o incluso intervenir su entorno”.

“Por ello, la filosofía en esta Universidad en particular, como institución estatal y comprometida con el desarrollo integral y ciudadano de sujetos profesionales de excelencia para un Chile mejor y más justo, tiene un rol clave para alcanzar dicho propósito”, enfatiza la Dra. Aurenque.

Destacado filósofo inaugura proyecto de la FAHU que refuerza lazos con egresados

Destacado filósofo inaugura proyecto de la FAHU que refuerza lazos con egresados

Con la visita a nuestra Universidad del experto en filosofía de la educación y enseñanza de la filosofía, el Dr. Alejandro Cerletti, se dio inicio al proyecto conducido por la Dra. Margarita Loubat, el cual busca reforzar los lazos de comunicación y compromiso con los egresados de nuestra Facultad para desarrollar una mayor colaboración en temas de educación continua, investigación y vinculación con el medio. Además se busca generar lazos de asociatividad bidireccional con el medio en el cual están insertos los egresados de la Facultad de Humanidades de esta Casa de Estudios.

Este ciclo seguirá con las conferencias “Modelo de intervención en niños con dificultades de aprendizaje” a cargo del Dr. (c) Juan Pequeña Constantino, destacado psicólogo clínico y director del Consultorio Psicológico de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú), a realizarse el martes 14 de agosto de 2018 en el Salón de Honor de nuestra Universidad.

Posteriormente, el día lunes 19 de noviembre de 2018,  se presentará la conferencia “Neurociencias, lenguaje y educación: aportes pedagógicos desde la interdisciplina”, del Dr. Adolfo M. García, director científico del Laboratorio de Psicología Experimental y Neurociencias del Instituto de Neurociencias Cognitiva y Traslacional e Investigador de CONICET (Argentina).

Dr. Alejandro Cerletti en el Plantel

El destacado académico e investigador de la Universidad de Buenos Aires, experto en temas de filosofía de la educación, comenzó su itinerario los días miércoles 11 y jueves 12 de julio en el Centro de Estudio Enzo Faletto de la Facultad de Humanidades, desarrollando un interesante workshop denominado “Entre los profesores y profesoras que somos y los que querríamos ser”, espacio en el que egresado/as y estudiantes tuvieron la posibilidad de escuchar y compartir  con el especialista.

Por la tarde del día 12, el Dr. Cerletti, realizó la conferencia “El sentido de la enseñanza de la filosofía en la educación formal”, actividad que se desarrolló con una alta convocatoria en el Salón de Honor de nuestra Universidad y a la que acudieron la Vicedecana de Investigación y Posgrado, Dra. Diana Aurenque, el Vicedecano de Docencia, Eduardo Román, la Secretaria de la Facultad, Dra. Margarita Loubat, el Director del Departamento de Filosofía Wilfredo Quezada y académicos, egresados/as, estudiantes y público interesado en el tema.

En su conferencia el Dr. Cerletti se centró en un comienzo en la formación de los profesores de filosofía y la dificultades que presenta este tipo de instrucción “La mayoría de los profesores universitarios de filosofía ocupan su lugar por ser especialistas en un campo de la filosofía, por ser investigadores en el campo de la filosofía, es decir, acceden a puestos de docencia por ser investigadores, entonces se da la paradoja que uno logra su cargo docente, sea de enseñante, pero se le juzga por sus virtudes productivas como científico”

A continuación se refirió a la enseñanza de la filosofía en las escuelas, detallando la relación que hoy los profesores del área tiene con sus estudiantes. “En la escuela secundaria no tiene sentido la expansión de una filosofía hiperespecializada, porque ningún estudiante se va interesar, además, tampoco estará en condiciones de entenderla en el sentido que la hace el filósofo científico, entonces en la escuela se enfrentan las preguntas de una manera casi brutal porque los chicos se preguntan qué es la vida, qué es la muerte, qué es el amor y nos hacen esos cuestionamientos y nosotros vamos hablar del amor en Platón desde El Banquete, y el chico quiere saber qué es para mí el amor y no qué es para Platón. Nos encontrarnos con preguntas para lo cual estamos entrenados para responder desde una mirada investigativa. El investigador es reconocido como un científico que estudia un terreno objetivado, difícilmente nos reconocerán como filósofos”.

El Dr. Cerletti propuso que ha ocurrido un desplazamiento del sentido filosófico porque los docentes han ido dejando en el camino las grandes preguntas de la filosofía lo que paradójicamente no ocurre en la escuela secundaria. “Nuestra tarea es tomar estas preguntas y transformarlas en filosofía, para eso tenemos que construir una zona de diálogo en que cada palabra, tema o preocupación se tornen de a poco en problema filosófico, entonces se da esa paradoja  que nadie se toma en serio las grandes preguntas de la filosofía y los únicos que lo hacen son los chicos de la escuela y cuando nos preguntan nosotros no podemos responder. Tenemos que volver a vernos entre nosotros, que lo que hemos estudiado de la filosofía sea lo que nos permite pensar filosóficamente, no es una tarea simple, pero cuando se dan estos diálogos con los chicos es un espacio extraordinario, porque uno piensa que no piensan mucho, pero piensan mucho más de lo que uno cree”.

Enseñanza de filosofía en educación básica es central para valorar la democracia

Enseñanza de filosofía en educación básica es central para valorar la democracia

El último estudio sobre Educación Cívica y Formación Ciudadana de la Asociación Internacional para la Evaluación del Logro Educativo (IEA), aplicado en escolares de octavo básico de Colombia, México, Perú, República Dominicana y Chile, arrojó que un 57% de los alumnos nacionales estaría de acuerdo con una dictadura si conllevara orden y seguridad.  

Para el experto en filosofía de la educación y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Mario Sobarzo, esta opinión disminuiría entre los escolares si se enseñara filosofía desde la educación básica y no solo en tercero y cuarto medio, como ocurre actualmente. “Es muy importante que la filosofía pudiera estar desde la infancia. Los colegios particulares tienen en un gran porcentaje incorporada estas clases de filosofía para niños, porque logran mejorías en las prácticas ciudadanas y en las formas de entender”, sostiene.

Aunque valora que el Consejo Nacional de Educación (CNED) haya planteado la necesidad de que la asignatura se imparta también en la educación técnico-profesional, considera que además debiera discutirse la posibilidad de impartirla más tempranamente, a objeto de que los escolares se formaran desde pequeños con un pensamiento crítico y analítico, lo que a su juicio les permitiría apreciar más la democracia. “La filosofía para niños se centra en las habilidades de interacción democrática, como el diálogo, la argumentación y el respeto por las opiniones ajenas”, explica.

El académico señala que tanto estudios como la experiencia internacional avalan esta temprana incorporación de la asignatura en los currículos escolares, ya que les permite tener herramientas para dirimir conflictos en un contexto de sana convivencia. “Cuando nos comparamos con países escandinavos, nos encontramos con que ahí los niños son ciudadanos desde muy niños, e inciden en los procesos al interior de sus propias escuelas. Acá la democracia funciona como un constructo ideológico, un discurso, pero que en la vida práctica no se evidencia”, señala.

Finalmente, el experto sostiene que una de las principales causas de que los más pequeños no valoren la democracia se encuentra en la eliminación de la asignatura de educación cívica o ciudadana.  “Son muchos los elementos que hacen pensar que no se vive la democracia en las comunidades escolares. Los estudiantes más pequeños no valoran la democracia porque no son conscientes de los beneficios que implica vivir una vida democrática”, concluye.

Colegio Padre Hurtado gana Tercer Torneo de Debate Interescolar de Filosofía

Colegio Padre Hurtado gana Tercer Torneo de Debate Interescolar de Filosofía

Un apretón de manos entre los miembros del equipo del Colegio Padre Hurtado de Las Condes y el Colegio Licarayén de La Florida, fue el cierre de la etapa final del 3er Torneo de Debate Interescolar, que organizó el Departamento de Filosofía, con apoyo de la Facultad de Humanidades y la Unidad de Admisión del Plantel.

El evento se inició la última semana de agosto, con la participación de estudiantes secundarios de 42 establecimientos educacionales. En esta ocasión, y de manera inédita, llegaron colegios de las regiones de Valparaíso, O’Higgins y Bío Bío, descentralizando el torneo y posicionándose a nivel nacional como un espacio de reflexión y diálogo en torno a la disciplina.

El debate giró en torno a doctrinas como el escepticismo y solipsismo, desde la perspectiva de tres autores clásicos: René Descartes, Immanuel Kant y David Hume. El objetivo es incentivar a los jóvenes a reflexionar, estudiar y aprender los distintos enfoques, teorías y argumentos de la Filosofía.

A la semifinal entraron 12 colegios, de los cuales dos pasaron a la final. Esta última instancia se realizó el pasado jueves (28) en el Salón Isidora Aguirre de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio. Tras el encuentro de los dos finalistas, y la deliberación del jurado, se llevó a cabo la entrega de premios ante la expectación de los colegios participantes.

En cuarto lugar quedó la Scuola Italiana Vittorio Montiglio de Las Condes; el Internado Nacional Barros Arana obtuvo el tercer puesto; el Colegio Licarayén el segundo y el Colegio Padre Hurtado fue el vencedor.

Posteriormente se realizó el reconocimiento al Talento Filosófico de este año, que recayó en Benjamín Troncoso, alumno del Colegio Padre Hurtado. Como Mejor Orador el jurado escogió a Gabriel Donoso, del Instituto Nacional Barros Arana y el premio al Mejor Equipo se lo llevó el Colegio Alicante de Maipú.

El alumno Benjamín Troncoso expresó que fueron meses de intenso aprendizaje y de unión entre sus compañeros de equipo. “Estoy muy feliz y orgulloso con ambos premios, sobre todo porque yo quiero entrar a estudiar Filosofía”, manifestó.

Asimismo, el joven destacó el compañerismo entre todos los estudiantes que participaron y el apoyo de los académicos organizadores del torneo.

Un torneo que crece

El decano de la Facultad de Humanidades, Dr. Marcelo Mella, recordó que este espacio surgió en medio de una coyuntura donde en el país se estaba discutiendo el lugar de la Filosofía en el currículum de enseñanza media. Y la Universidad de Santiago, la Facultad y el Departamento fueron actores en ese proceso.

“Queremos que este evento se siga consolidando porque espacios como este nos permiten decir con mucha fuerza que la Filosofía es la madre de todas las ciencias”, afirmó el Dr. Mella.

Por su parte, la vicedecana de Investigación de la Unidad Mayor, gestora del Debate y organizadora, Dra. Diana Aurenque, destacó el crecimiento de la iniciativa y el éxito de la convocatoria. “Inicialmente teníamos 30 cupos y nos llegaron casi 60 postulaciones, por lo que aumentamos a 40 los cupos. Por eso debemos agradecer el interés y el apoyo”, agregó.

El director del Departamento de Filosofía, Dr. Maurizio Esposito, aseguró que si hay algo que demuestra el éxito de la actividad es que cada vez aumenta el interés por participar y debatir sobre temas filosóficos.

“Un debate filosófico se caracteriza por la reflexión y esto requiere tiempo, dedicación, paciencia y conocimiento, lo que se vuelve más esquivo. Nuestra tarea es formar personas reflexionen y este torneo cultiva eso”, puntualizó.

Para la Vicerrectora Académica, Dra. Patricia Pallavicini, el debate es una instancia “tremendamente significativa porque nos posiciona en nuestro rol de universidad pública que se abre a las posibilidades de diálogo entre actores de diferentes contextos y tradiciones”.

A su juicio, esto fomenta desde temprano la posibilidad de discutir y debatir en profundidad sobre la filosofía, que es una disciplina que hoy aparece como accesoria, paralela o que no tiene la centralidad que debiese tener, por lo que significa la capacidad de reflexión, formación del pensamiento y la comprensión profunda de las diferentes ciencias. “No veo un ámbito del ejercicio académico que no pudiera estar relacionado a la Filosofía”, sentenció.

En la ceremonia estuvo presente el relato de la experiencia de un miembro del equipo ganador del año pasado y el profesor encargado. Ambos resaltaron el enriquecimiento que implicó la experiencia y las herramientas entregadas, además de los amigos y amigas que ganaron durante el periodo del torneo.

Aporte a la discusión sobre el “suicidio soberano y patológico” del filósofo y escritor Dr. Hernán Neira

Aporte a la discusión sobre el “suicidio soberano y patológico” del filósofo y escritor Dr. Hernán Neira

Uno de los ex alumnos que publicó fue David Rojas, con “Reflexiones sobre la filosofía práctica de Kant y su “no-conceptualismo”, y el otro Rubén Céspedes, cuyo artículo se tituló “La dialéctica de Hegel en ‘Cuestiones de Método’ de Jean Paul Sartre”. Por su parte, el Director del Magíster en Filosofía Política, Dr. Hernán Neira, publicó el artículo “Suicidio  soberano y suicidio patológico”, donde analiza las diferencias entre ambos tipos de suicidio.

La publicación tuvo lugar en el número 164 de la revista Ideas y Valores, de la Universidad Nacional de Colombia, una de las más prestigiosas en el mundo hispanohablante (indexada tanto en la base SCOPUS como WoS).

Una de las razones por las que el doctor Neira decidió indagar en este tema es porque “ilustres filósofos se suicidaron: Sócrates, Séneca, Deleuze. Ilustres políticos también lo hicieron, en nuestro cercano Chile: el presidente Balmaceda, el presidente Allende. El suicidio puede ser visto des de el punto de vista de la filosofía de la acción, de la filosofía política, de la ética y de la bioética. El suicidio puede ser un acto ajeno a toda patología, un acto soberano de una persona que voluntariamente decide darse muerte, actuando ante las circunstancias y no dejándose dominar por ellas”.

Dentro de las principales conclusiones de este artículo se encuentra que el punto de vista médico filosófico es distinto que el médico, aunque puedan ser complementarios, añadiendo que su disciplina intenta comprender una acción, mientras que la medicina más bien intenta curar algo que previamente ha sido considerado como patológico.

Además, el suicidio soberano no se reduce a un acto instantáneo, ni desesperado, sino que se inicia con las acciones que el suicida sabe que le pueden llevar al suicidio, aunque sea años después.

Según explica el académico, Sócrates, por ejemplo, sabía a dónde le podía llevar su obstinación a la vez ética y política, indicando que puede decirse que el suicidio de Sócrates se inicia el día que comienza a enseñar. Ahora bien, en su artículo se interpreta esa muerte y ese tipo de darse muerte en un contexto de valores y de oposición de normas. El profesor Neira sostiene que el suicidio refleja el apogeo de la crisis entre dos normas contradictorias de acción: la del suicida y las normas de la cultura, de la política, etc., a cuyo enfrentamiento el suicida soberano responde voluntariamente con el acto de darse muerte.

Respecto a qué pasa con los sobrevivientes del suicidio en su disciplina y el juicio que reciben por parte de su entorno, el investigador detalla que no es uno sino muchos. “Puede decirse, por ejemplo, que una parte importante de la filosofía de Platón no hace más que interpretar el suicidio de Sócrates, que es fruto de una doctrina filosófica, no de una enfermedad. En casos más contemporáneos, se entiende que se trata de suicidios soberanos, que incrementan o pueden incrementar la dignidad del suicida. Se entiende, en este caso, que no se trata de una “enfermedad” que se apodere de la mente de quien practica la muerte voluntaria. Algo muy distinto del suicida patológico, que está enfermo y  debe ser tratado médicamente. La filosofía interpreta; la medicina, intenta curar. A veces se complementan, pero no siempre”, sentencia.

Especialista advierte que eliminar asignatura de filosofía atenta contra la educación pública

Especialista advierte que eliminar asignatura de filosofía atenta contra la educación pública

El Ministerio de Educación está en un proceso de modificación del currículum escolar para tercero y cuarto medio que, actualmente, se encuentra en consulta. La propuesta elimina el curso de Filosofía de los ramos obligatorios, dejándolo como electivo.  Desde el Mineduc, agregan que los contenidos de la asignatura no se eliminarán completamente, sino que serían asimilados en una nueva asignatura de formación ciudadana.

 

 

Para el doctor en educación de nuestra Universidad, Jaime Retamal, los cambios propuestos indican que “las personas que están realizando la propuesta no tienen idea de los saberes, habilidades y actitudes que están en juego en esta asignatura”.

 

 

Además, agrega que “el discurso que señala que no se eliminará el ramo en un 100%, sino que se dejará como electivo, agrava aún más el problema, porque la filosofía no es un saber privativo para ciertos individuos, ni para las elites. El pensamiento es un asunto público y, por eso, atentar contra la filosofía es atentar directamente contra la educación pública”.

 

 

El especialista señala que uno de los objetivos de la filosofía es que potencia el pensamiento crítico de los estudiantes y les enseña a razonar, argumentar y relacionar las diversas materias que se le imparten en el colegio. “Lo que está primando con esta medida es un enfoque netamente instrumental y tecnocrático del currículo, una mirada pragmática en el peor sentido de la palabra. ¿Queremos estudiantes que respondan sólo al consumo, al mercado o, incluso, a las necesidades electorales del momento, o queremos estudiantes que piensen, que acudan a razones y no a la violencia, para formarse como ciudadanos completos?”, pregunta Retamal.

 

 

Por eso, afirma que en un escenario de crisis política e institucional, “lo que de verdad necesitamos es volver a pensar desde la filosofía y, además, potenciar la formación ciudadana, pero no que una desaparezca en desmedro de la otra. La asignatura de formación ciudadana debiese ser impartida desde la enseñanza básica a la media, y para esto no es necesario eliminar filosofía”.

 

 

¿Qué pierde la educación sin Filosofía?

 

 

De acuerdo al académico del Departamento de Educación, “se elimina una serie de habilidades, como el pensamiento crítico y reflexivo; el pensamiento holístico, comprensivo, que busca interconectar los distintos saberes para dar una explicación global al mundo”.

 

 

“Una educación sin filosofía termina formando estudiantes que no son capaces de reflexionar ni establecer argumentaciones, estudiantes listos para el mundo del trabajo y el mercado, pero despreocupados de asuntos importantísimos para la vida del ser humano como la razón o la felicidad”, añade.

 

 

Retamal ejemplifica lo que pierde la enseñanza media sin filosofía a través de una comparación. “Si uno elimina la asignatura de historia, de matemática o de lenguaje, estás cercenando el saber y quitándoles oportunidades a los estudiantes. Si se elimina filosofía, estás eliminando una serie de saberes que tocan la historia, las matemáticas y el lenguaje, pero que son específicos de la asignatura”, señala.

 

 

Filósofo sostiene que en nuestro país existe una crisis ecológica ligada a lo social

Filósofo sostiene que en nuestro país existe una crisis ecológica ligada a lo social

El académico del Departamento de Filosofía, y director del Magíster de Filosofía Política del Plantel, Dr. Hernán Neira Barrera, señaló que actualmente en nuestro país existe una crisis ecológica ligada a lo social y que se requiere una urgente toma de decisiones a largo plazo por parte de las autoridades en materia de infraestructura, transporte, vivienda y energía.

 

El experto en filosofía política contemporánea y latinoamericana realizó estas afirmaciones en el seminario “Educación emancipadora y ecociudadanía en contexto de crisis socioecológica”, coorganizado por el Centro de investigación en educación y formación en medio ambiente y ecociudadanía e Instituto de Ciencias Ambientales, de la Universidad de Quebec en Montreal, el Museo de la Educación Gabriela Mistral, y el grupo de investigación en Agroecología y Medio Ambiente, de la Universidad de Santiago de Chile.

 

El Dr. Neira, quien expuso en el bloque Educación, emancipación y ecociudadanía, explicó que la ecología repercute tanto en nuestros hábitos de vida, como en la economía, pero que sin embargo, la educación no se ha dado cuenta de esto y ha quedado muy desfasada en cómo aborda los temas ambientales.

 

“Esto pasa porque los temas ambientales son casi siempre de pequeños cambios, tienen que ver con actitudes cotidianas y solamente a la larga manifiestan sus consecuencias. Y cuando estas se manifiestan, son graves”, recalcó el académico.

 

Asimismo, el experto puntualizó que la temática medio ambiental es ingrata para los gobiernos porque la corrección de los problemas llevaría a modificar los estilos de comportamiento de la sociedad.

 

“Y eso es lo más difícil de modificar, porque tiene que ver con la toma de decisiones en materia de infraestructura, transporte, vivienda y energía, que son sectores que además afectan poderosos intereses económicos. Difícilmente los gobiernos se atreven a tocar estos temas”, subrayó.

 

Para enfrentar esta problemática, el Dr. Neira sugiere que los ciudadanos deben presionar y así corregir las deficientes medidas ambientales actuales.

 

“Hace falta que la presión venga de los ciudadanos, porque sin eso no hay corrección de iniciativas que son torpes ambientalmente. Esa presión se ejerce exigiendo tomas de decisiones con criterios racionales, sin desfavorecer el consumo directo”, enfatizó.

 

Según el académico, las tomas de decisiones políticas y económicas ambientales, a largo plazo no son más costosas, sino que al contrario, rinden grandes frutos económicos, pero sobre la base de estructuras económicas y políticas que requieren modificación.

 

“Hay que desmitificar que la ecología es cara, a la larga siempre es más barata, pero requiere cambios de estilo de comportamiento”, precisó el experto.

 

En ese contexto, el Dr. Neira recalcó que los cambios de comportamiento deben catapultarse desde la sustitución de una economía y una vida basada en el petróleo y el acero.

 

“Generar una inflexión en ese estilo de vida supone un cambio radical en la toma de decisiones en infraestructura, en rehacer el transporte público, y favorecer otras vía de transporte, incluso eliminar los estacionamientos de las universidades, por ejemplo”, ilustró el especialista en políticas ambientales.

 

Y agregó que “todo eso redunda en beneficio de la sociedad y de los consumidores, pero insisto, requiere de un traslado de las orientaciones en las decisiones y eso es difícil porque son hábitos muy arraigados y además cuentan con poderosos intereses que no son los que favorecen a la mayoría de la población”.

 

Magíster de Filosofía Política

 

Por otra parte, el Dr. Neira aclaró que los contenidos de su exposición en el seminario, además de  otros temas políticos con una visión contemporánea, son tratados en el renovado Magíster de Filosofía Política de nuestra Casa de Estudio, posgrado del cual está a cargo.

 

“Hoy día los problemas políticos son más variados e incluyen los temas ambientales, los temas de representación o desrepresentación, además del hecho que muchos poderes no son nítidos”, aclara.

 

En esa línea, el académico acota que “hay poderes variados, por ejemplo, poderes económicos, de comunicación, de grupos terroristas, de ONG, etcétera, que son parte esencial de la vida política, es decir, influyen en la toma de decisiones políticas, y todos estos temas son tocados en el magíster”.

 

Invitado a Fondecyt

 

A su vez, el Dr. Hernán Neira, comentó que recientemente fue invitado a incorporarse al Grupo de Estudios de Filosofía del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt), que es el principal fondo de investigación del país.

 

Según explica el especialista, el trabajo en el grupo de estudios de filosofía consiste en asesorar a Fondecyt en todo lo relativo a los proyectos en el área: Fondecyt Regular, Iniciación, Posdoctorado. También deberá participar en la designación de los evaluadores de proyecto; evaluar el currículo y publicaciones de los postulantes; elaborar informes de los postulantes y analizar las evaluaciones encargadas.

 

Adicionalmente, el Dr. Neira espera sumar a estas tareas específicas una serie de propuestas que permitan derivar en algunas reformas: “Fondecyt debe mejorar la trasparencia en la toma de decisiones y evitar sesgos ideológicos o que dejen en posición de desventaja a las universidades estatales en la asignación de recursos públicos”, plantea el académico de la Universidad.

 

“Creo que las universidades del Estado tienen que tener un papel central en los fondos Fondecyt, sobre todo las universidades complejas que tienen investigación, como la nuestra”, concluye.º

 

Suscribirse a RSS - Filosofía