Género

Español

Equidad de género marca celebración de Año Nuevo Indígena en el Plantel

Equidad de género marca celebración de Año Nuevo Indígena en el Plantel

Con la llegada del solsticio de invierno en el hemisferio sur, los pueblos originarios de Chile celebran el inicio de un nuevo ciclo natural o Año Nuevo. Para los mapuche es el We Tripantu; los aymara lo llaman Machaq Mara y en rapa nui es el Aringa Ora o koro.

De hecho, para visibilizar las manifestaciones culturales de los distintos pueblos que conviven en nuestro país, en 1998 el Estado decretó el 24 de junio como Día Nacional de los Pueblos Indígenas. Con esto se busca avanzar en el respeto y valoración de las distintas etnias.

Desde 2009, el Departamento de Educación de la Facultad de Humanidades conmemora esta fecha, y por tercer año consecutivo, nuestro Plantel realiza la ceremonia de izamiento de las banderas de los pueblos originarios: aymara, rapanui, selknam y mapuche.

La Prorrectora del Plantel, Dra. Fernanda Kri Amar, destacó el sello de integración de nuestra Casa de Estudios como parte de la línea del espíritu de responsabilidad social, inclusión y pluralismo.  

Además, sostuvo que la presencia indígena en la institución “desafía las políticas internas en tres aspectos: la atención a la diversidad, la convivencia intercultural y el diálogo epistémico”. Para ello, explicó, se han llevado a cabo iniciativas en distintas unidades, entre las que destacó la incorporación de la académica, Dra. Elisa Loncon al Consejo de Responsabilidad Social Universitaria.

La autoridad recalcó que el compromiso “como Universidad del Estado es avanzar cada día más en establecer políticas universitarias interculturales e inclusivas”.

Conversatorio

A la tradicional ceremonia de celebración en el frontis de esta Casa de Estudios, se agregó un conversatorio sobre “Mujeres indígenas y feminismo”, considerando el contexto de género tanto a nivel nacional como internacional.

El panel fue moderado por la antropóloga y coordinadora del Área de Derechos Humanos del Programa RSU, Francisca Dávalos, y estuvo integrado por especialistas en el tema, como la coordinadora de la Red de Mujeres Mapuche, Diva Millapan; la académica de la U. de Playa Ancha, Dra. Clorinda Cuminao y la académica del Plantel, Dra. Elisa Loncon.

La Dra. Cuminao repasó el contexto a nivel latinoamericano de la lucha y reivindicaciones de la mujer indígena. En ese sentido, expuso la visibilización de ésta en cuatro ámbitos distintos: familiar, organizacional, laboral y profesional.

“A nivel de la región, la mujer indígena ha feminizado ciertos espacios, como mercados y ferias, donde se muestran y en los cuales el trabajo y la comunidad generan una autonomía gracias al manejo de recursos”, explica.

Por su parte, la coordinadora de la Red de Mujeres Mapuche, Diva Millapan, se refirió a la participación política y social de la mujer mapuche, a partir de las demandas. En ese sentido, remarcó la escasa representación de los pueblos originarios y más aún, de las mujeres.

En tanto, la Dra. Elisa Loncon, planteó que la lucha de la mujer mapuche “es muy parecida a la que tiene la mujer zapatista y la afroamerica, que es una lucha interseccional, porque nosotras no solo luchamos por el solo hecho de ser mujeres: debemos luchar por la educación, lengua, alimentación, autonomía o la semilla”.

“Nuestra lucha es muy amplia y se diferencia mucho del feminismo ‘blanco’, del que somos críticas”, puntualizó la académica.

Responsabilidad Social

La Secretaria Ejecutiva del Programa de Responsabilidad Universitaria, Georgina Durán Lorca, señaló que como equipo “nos sentimos muy complacidos de apoyar e impulsar esta actividad”.

“Más aún porque este Consejo se nutre con la participación de nuestra experta en Interculturalidad, la Dra. Elisa Loncon Antileo, lo que nos permite valorar y promover espacios de diálogo intercultural, incrementar la calidad del trabajo académico y la formación de nuestro estudiantado”, añadió.

Por otra parte, indicó la profesional, “nuestro Consejo ha recomendado avanzar en el trabajo intercultural universitario, considerando no sólo el trabajo con nuestras y nuestros estudiantes indígenas sino que, además, incluir a gran parte del estudiantado que no pertenece a los pueblos indígenas a fin de que se conozcan y se valoren sus culturas y saberes”.

Facultad de QyB reflexiona sobre inequidad de género en la producción científica nacional

Facultad de QyB reflexiona sobre inequidad de género en la producción científica nacional

Invitando a “repensar la educación en ciencias y el proceso educativo en general” la Jefa de la carrera de Pedagogía en Biología y Química de la Universidad de Chile, Dra. Johanna Camacho, dictó la charla “Educación no sexista: Aportes desde la investigación en didáctica de las ciencias”.

En ella y dado el contexto actual, la Doctora en Educación y académica de la Universidad de Chile, Johanna Camacho, estableció la necesidad de reflexionar sobre “la producción del conocimiento científico, el cómo aprendemos y el proceso educativo en general”.

En ese sentido, como un primer paso y desde su experiencia como investigadora, instó a mirar lo aportes de las teorías feministas para, a partir de ahí, “entender y hacer una lectura crítica de cómo se posiciona con la construcción de conocimiento científico”.

“Hoy se conoce poco acerca de la producción científica femenina específicamente sobre qué, cómo, cuándo y quienes son las mujeres que actualmente están desarrollando una carrera en ciencias.  Adicionalmente, otro problema asociado, es que tampoco hay un posicionamiento claro acerca de cómo integrar la perspectiva de género en la formación docente” afirmó la investigadora respecto a las debilidades del actual enfoque y desde su rol como profesora de Química y Jefa de carrera de Biología y Química.

La actividad, organizada por el Vicedecanato de Docencia y Extensión y la carrera de Pedagogía en Química y Biología de la Facultad de Química y Biología, sirvió también como un espacio para que académicos, académicas, estudiantes, funcionarios y funcionarias pudieran intercambiar ideas y reflexionaran sobre el actual debate la inequidad de género pero enfocado, esta vez, desde la enseñanza de las ciencias.

Antes de finalizar la charla, y como una propuesta para abordar el tema, la especialista planteó la necesidad de: mejorar la comprensión pública del conocimiento científico y tecnológico de las mujeres así como del público general; divulgar la visión de la ciencia contextualizada, multidisciplinaria, que pone énfasis en la relación Ciencia- Sociedad y, por último, fomentar políticas tendientes a visibilizar el problema de género presente en la ciencia.

La Dra. Johana Camacho es Licenciada en Química y Magíster en Docencia de la Química de la Universidad Pedagógica Nacional de Colombia, es Doctora en Ciencias de la Educación de la Pontificia Universidad Católica de Chile, académica de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile y, actualmente, Jefa de la carrera de Pedagogía en Biología y Química de la misma universidad, también tiene una trayectoria reconocida en investigación acerca de las ciencias desde una mirada coeducativa y temas de ciencia y género.

 

Depto. de Educación diseña propuesta en equidad de género y educación no sexista

Depto. de Educación diseña propuesta en equidad de género y educación no sexista

“Se decidió como Departamento de Educación de la Facultad de Humanidades conformar un equipo de trabajo para ofrecer una alternativa de formación para los tres estamentos institucionales, tendiente  a desarrollar habilidades para incorporar estos elementos en el trabajo diario con estudiantes y también asegurar espacios en la trayectoria formativa en la diferentes carreras de la FAHU, razón por la que hemos incorporado a especialistas en el tema”.

De  este modo el director del Departamento de Educación, Dr. Saúl Contreras, reseña  la  propuesta formativa en equidad  de género  y educación no sexista para el proyecto educativo institucional, recordando que la Unidad que lidera definió desde un principio incorporar los temas de diversidad e inclusión dentro de sus distintas propuestas y lineamientos estratégicos.

Esta relevante propuesta que viene  a llenar un vacío formativo, también pretende convertirse en referente de una educación que aborde la violencia de género desde una perspectiva interseccional, que atienda a otras variables que configuran inequidades. Es de esta forma como lo explicó la Dra. Sylvia Contreras, experta en interculturalidad, migración y diversidad de género que “la  igualdad y la relaciones no violentas son posible, si asumimos que adoptan diversas y múltiples formas de acuerdo a la especificidad en que se constituyen. En relación a  nuestra Universidad, implica –en este último caso-  atender la especificidad de los tres estamentos en cada de las diferentes unidades que la conforman”.

En la misma línea, la experta explica que la idea es que  no se  adopte una mirada fragmentada ni homogénea, sino más bien atender los distintos matices y formas acorde a contextos muy determinados. La violencia de género se plasma y se materializa de manera distinta, por lo que es necesario reconocer esta diversidad, con el fin de proponer orientaciones formativas pertinentes. En específico, estimamos que es aula el espacio propicio para reconocer esas diferencias, puesto que convergen profesores y estudiantes centrados en objetivos curriculares predeterminados”.

Por último, la Dra. Sylvia Contreras remarca  que “una propuesta de formación para académicos y académicas no es solo para que tengan profundo conocimiento de la violencia de género, sino cómo ello proporciona elementos y habilidades para abordarla dentro de sus propias asignaturas, así como  en la formación de pregrado o postgrado, pero no como un módulo especial, sino que esté presente en todas las asignaturas y programaciones que tengan los docentes”.

Equipo multidisciplinario

El equipo experto, también  sumará  a integrantes del vicedecanato de docencia de la Fahu, para que esta propuesta sea ofrecida a otras facultades o unidades que se quieran incorporar.

En cuanto a los cursos que contempla esta propuesta, el director del Departamento de Educación precisa en la importancia de atender las necesidades de las y los estudiantes desde una perspectiva fundamentada, reflexionada, de consenso y que no se traduzca solo en la instalación de cursos.

“Las modalidades de formación  tienen que emerger de las necesidades de los distintos niveles, con distintas propuestas –advierte el Dr. Contreras- por lo tanto, es una obligación de la institución proveer de los espacios y modalidades formativas para que incorporemos una perspectiva que es completamente nueva en el marco de que hemos sido formados, lo que implica un cambio cultural”.

El director  del Departamento de Educación  pone  el acento en el rol que le  compete a  su Unidad, en cuanto a sentirse interpelados   a ofrecer a la Institución “una  propuesta pensada con una fuerte base formativa en esta área que ya no puede  seguir  esperando, y eso implica necesariamente contar con los mejores expertos; de esta forma dispondremos de un proyecto pertinente, coherente, con sentido y con el que nos identifiquemos como Universidad”.

Por su parte, la profesora Sylvia Contreras al referirse a la importancia de recoger los sustentos más potentes para esta propuesta que requiere la articulación con otras unidades, estima  que “es fundamental ver todas las complejidades y diversidades dentro de la problemática. Esto,  para que todos los estamentos se sientan identificados de alguna manera, porque son muy diversos y asumir esa diversidad en una propuesta .no es simple”, según advierte.

En otro orden, la  Dra.  Sylvia Contreras pone  el acento en que  esta  iniciativa “es una respuesta a una carencia que tenemos que asumir. No podemos quitarle el valor que  tiene el movimiento de las estudiantes; tenemos que recoger esa demanda, porque tenemos más elementos con los que podemos trabajar”, asegura.

Por último, el Director del Departamento de Educación destaca el compromiso de sus académicas y académicos en pro de impulsar y fortalecer esta iniciativa, para que emerja una propuesta orientada  a  toda  la comunidad universitaria, justamente  desde esta Unidad que forma profesores y profesoras.

Académicas aportan en pro de avanzar hacia una educación no sexista

Académicas aportan en pro de avanzar hacia una educación no sexista

El debate nacional respecto a la educación sexista, agudizada por el machismo, la violencia sexual y la inequidad de género, se instaló en la agenda a raíz de la movilización feminista que llevan adelante miles de estudiantes en el país.

Desde 2007, la Universidad de Santiago ha tomado acciones concretas en esta materia, primero a través del Punto Focal de Género, el que hoy es Área de Género, Equidad y Diversidad. En 2017 se implementa un Protocolo de Política Institucional de prevención, sanción y reparación frente al acoso sexual, de género y otras conductas discriminatorias.

No obstante estos avances importantes, la reciente incorporación de la temática motivó nuevas acciones por parte del Plantel para avanzar por realizar los profundos cambios que se requieren para erradicar prácticas contrarias a la dignidad de la mujer.

En ese contexto, la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio invitó a funcionarias y académicas a reflexionar en torno a la igualdad de género en el espacio formativo. A la primera reunión, que se llevó a cabo en la Sala Isidora Aguirre de la VIMe, participaron 30 mujeres de diversas áreas.

“Fue un llamado para juntarnos, conocernos y así saber lo que significa para nosotras estar en una Universidad y ser parte de un modelo de educación que está siendo cuestionado por las estudiantes”, sostiene la Vicerrectora de Vinculación con el Medio, Dra. Karina Arias Yurisch. 

Para la autoridad universitaria, se trata de un “cambio cultural profundo y nosotros sabemos reaccionar y estar a la altura de los estudiantes, poniendo temas concretos en la agenda de la Universidad, haciendo cambios institucionales que van a ser importantes para las futuras generaciones y para la vida universitaria y la comunidad general”.

La idea, agrega, es generar un consenso respecto de cuál es su postura, pero a partir de sus subjetividades, de sus vivencias, a partir del trabajo en las unidades, en docencia, investigación o vinculación.

Alicia Vargas Muñoz, académica del Departamento de Publicidad e Imagen de la Facultad Tecnológica, enfatiza que instancias como éstas son perfectas en momentos como este.

“Esto era necesario porque estamos viviendo un momento coyuntural donde se está gestando un tremendo movimiento social, está despertando este movimiento”, remarca.

Por su parte, la directora del Diplomado en Transversalidad de Género e Institucionalidad, Dra. Amaya Pavéz, indica que esto “es clave porque se instala el tema, las personas se sienten llamadas a venir voluntariamente y porque les interpela en lo personal y lo académico. La contingencia gatilla esta reflexión”.

Una de las primeras iniciativas para trabajar en estas reuniones será conversar sobre lo que significa la educación no sexista. Los siguientes pasos, a partir de ello, es un diagnóstico y luego una propuesta. La idea es que se sigan sumando la mayor cantidad de académicas posible.

Universidades del Consejo de Rectores crean Comisión de Igualdad de Género

Universidades del Consejo de Rectores crean Comisión de Igualdad de Género

Más del 50% de la matrícula de pregrado, magíster y doctorado de las universidades del CRUCH corresponde a mujeres; sin duda, la presencia femenina en la educación superior se ha elevado crecientemente en las últimas décadas. Sin embargo, durante 2016 y 2017 también se han elevado las denuncias de acoso, violencia y discriminación de género, situaciones que exigen una política y mecanismos efectivos para afrontarlas y entregar solución a las y los afectados. Es así, como luego de varias reuniones, a las que fueron convocadas(os) representantes de las 27 universidades que de Arica a Magallanes conforman el Consejo de Rectores, se creó la “Comisión de Igualdad de Género AUR – CRUCH”.

La comisión está integrada por representantes de todas las universidades del Consejo de Rectores, entre ellas Decanas, Vicerrectoras, Coordinadoras de Unidades de Género o Inclusión, Académicas, etc. Todas ligadas y trabajando para fortalecer las área de inclusión, diversidad e igualdad de género en sus respectivas casas de estudio. En algunos casos quienes están a cargo de estos temas son varones, que también participan en la comisión.

Los desafíos prioritarios será impulsar el diseño e implementación de políticas de género en las universidades del Consejo de Rectores; promover estudios, intercambio de información, instancias de cooperación interuniversitaria y el traspaso de buenas prácticas. Esto último es muy importante, pues hay casas de estudio con mayor avance en el tema, como es el caso de la U. de Chile, la U. de Valparaíso, la U. de Santiago y la U. Austral, entre otras. En ellas se han creado oficinas de género, incluido asignaturas que abordan el tema o lanzado protocolos de acción ante denuncias.

Diagnóstico para conocer la situación dentro de las universidades

El trabajo de este grupo se inició en 2017, año en que se realizó un diagnóstico de la situación de género y existencia de protocolos ante denuncias de violencia, acoso sexual y discriminación en las universidades del Consejo de Rectores.

El diagnóstico, que en una primera etapa fue respondido por 19 de las 27 universidades del CRUCH, dio cuenta de la situación de los diferentes estamentos universitarios: estudiantes, académicos, funcionarios y directivos. El documento evidencio que, al igual que en el conjunto de la sociedad chilena, efectivamente existe una brecha de género en estas instituciones: diferencia entre número de académicos vs académicas, menor cantidad de académicas con grado de doctor, menos mujeres en cargos directivos, diferencias en la distribución de matrículas según áreas de conocimiento, etc.

Luego de conocer el informe, los rectores han reafirmado su decisión de tomar medidas concretas tendientes a superar dichas brechas. La conformación de esta Comisión de Igualdad de Género es un primer paso para aquello.

Seminario

Como un hito importante, la comisión decidió organizar este año un seminario sobre “Políticas de Equidad de Género y Situaciones de Acoso, Violencia y Discriminación”, actividad cuyo objetivo será visibilizar las temáticas de igualdad de género mostrando experiencias exitosas, así como constituir instancias de cooperación universitaria mediante talleres de trabajo que integren a todos los estamentos.

Plantel exhibe avances sobre la situación de género, pero aún tiene desafíos

Plantel exhibe avances sobre la situación de género, pero aún tiene desafíos

Con la presentación de los Resultados del Primer Diagnóstico de Género, efectuado el año 2016 y la realización de un Stand Up a cargo de la actriz nacional y feminista, Natalia Valdebenito, el Área de Equidad de Género, Equidad y Diversidad del Plantel, dio inicio este lunes (27) a la conmemoración Internacional del día de la No Violencia Contra la Mujer.


La fecha, que fue declarada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 25 de noviembre de 1999, es considerada un hito en la lucha de la eliminación de toda manifestación de violencia hacia la mujer, en memoria del brutal asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, por orden del gobernante dominicano Rafael Trujillo.


En ese contexto, la Universidad de Santiago, apegada a su política de avanzar hacia la equidad de género, encabeza un nutrido programa actividades culturales, académicas, artísticas y sociales para abordar y discutir los problemas derivados de las brechas de género que nos afectan como sociedad en conjunto.


Para la Encargada del Área de Género, Equidad y Diversidad del Programa RSU, Andrea Hurtado Quiñones, esta conmemoración cobra especial relevancia para generar espacios donde la comunidad universitaria pueda reflexionar.


“Hoy en día, sigue existiendo una problemática respecto al acceso a la información, al existir una forma de cultura institucional que naturaliza estas prácticas. Tenemos que hacer efectivamente un cambio cultural respecto a la manera de relacionarnos y hacer una reflexión constante sobre las estrategias a implementar”, puntualiza.


Por su parte, la Vicerrectora de Vinculación con el Medio, Dra. Karina Arias Yurisch, remarcó la institucionalización de una política de diversidad e inclusión en nuestra Casa de Estudios. “Queremos institucionalizar una semana que permita recordarnos lo importante que es trabajar por lograr la disminución de conductas como el acoso en sus distintas dimensiones a estudiantes, funcionarios y académicos”.


Así también, destacó la variedad de actividades insertas en la semana, que asegura proyectan “generar cada vez más consciencia y posicionar el tema en toda la comunidad universitaria”.


Diagnóstico Institucional


Con la presencia de más de 700 personas se realizó en el Aula Magna el conversatorio “Resultados del Diagnóstico de la Situación de Género en la Universidad de Santiago”, iniciativa que por primera vez se realiza en el Plantel, y que arrojó las principales conclusiones en cuanto a la temática en el quehacer institucional.


Durante la presentación, las expositoras Dra. Andrea Lizama Lefno, académica de la Facultad de Ciencias Médicas y representante de la Red Triestamental de Género, y Andrea Hurtado Quiñones, Encargada del Área de Género del Programa RSU, comentaron el trabajo dirigido a detectar las situaciones percibidas por los estamentos de estudiantes, funcionarios y académicos.


Del diagnóstico participaron 1.406 personas, de las que un 71% corresponde a estudiantes, 15% a administrativos, y un 14% a académicos.


Entre las principales temáticas, el estudio arrojó que en cuanto al trabajo remunerado y la dificultad para estudiar, es mayor el porcentaje de mujeres que perciben dificultad para estudiar. Sin embargo, cuando existen hijos, el porcentaje es mayor en hombres.


Respecto a las personas que dicen haber vivido alguna situación de discriminación en la Universidad, respondieron afirmativamente 426 personas, en donde un 64% corresponde a estudiantes, prevaleciendo en un 39,7% el motivo por condición de género.


Mientras que en el caso de personas que han vivido alguna situación de acoso sexual respondieron 533, de los que un 74,5% son estudiantes, predominando el acoso verbal con un 44,7% del desglose, seguido por acoso gestual con un 37%.


Otro punto que cobró especial importancia de parte de las expositoras fue el motivo por el que la comunidad no denuncia, en donde un 43% no le da importancia. Sin embargo, el 57% restante que sí le da importancia, no supo qué hacer, tuvo miedo, inseguridad, u otro.


En cuanto al ambiente universitario, un 88,8% de los participantes totales del estudio, aseguran que la Universidad tienen un buen ambiente, lo que en palabras de Hurtado, indican que el acoso está naturalizado.


La presentación finalizó con un stand up a cargo de la actriz Natalia Valdebenito, quien a través de una rutina de humor invitó a la comunidad a perder el miedo, abordar esta temática y denunciar o ayudar a alguien que lo necesite.


“Cada vez que una mujer denuncia, los juicios suelen irse en contra de esa mujer; que por qué no lo hizo antes, que la cara, y otros juicios que ni siquiera pasan por el agresor. Creo que está desequilibrado. Nosotras estamos reflexionando mucho y hay una parte que no lo está haciendo, por lo que creo que el primer paso es dialogar”, sostuvo la comediante.


La experiencia de Codelco


La agenda de actividades incluyó además el seminario “Equidad de género y conciliación familiar”, ofrecido por la directora corporativa de Diversidad de Género de Codelco, María Verónica Bravo, evento que se realizó el pasado martes (28) en la Sala Isidora Aguirre de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio.


En su ponencia, esta ingeniera comercial titulada por nuestra Universidad, expuso la experiencia de la cuprífera estatal en la temática, específicamente basada en la implementación de la Norma Chilena 3262 relativa a Equidad de Género y Conciliación de la Vida Personal, Familiar y Laboral.


“Para nosotros lo importante es traspasar nuestra experiencia, porque creemos que así los avances pueden ser más rápidos”, afirmó la profesional que lleva 16 años en esta empresa minera.


En ese sentido, aclaró que para Codelco la norma ha sido un instrumento y no un fin en sí mismo. “Ha sido parte de una estrategia que nos ha ayudado a instalar y acelerar los procesos y nos ha ayudado a visibilizar tanto interna como externamente lo que queremos lograr como meta, aspiración y desafío”, sostuvo.


Agregó la estatal ha logrado generar acciones positivas para avanzar en términos de participación femenina, pero no solo a nivel global, sino que también a nivel de aumentar el número de mujeres ocupando puestos de toma de decisión y en cargos tradicionalmente masculinos.


“Hemos avanzado en diagnósticos, cultura de género, brecha salarial y participación dentro de los programas de desarrollo”, enfatizó.


Según Bravo, aquí es fundamental traspasar experiencia, compartirla y difundirla. “Este es un tema en el que no había nada escrito, nada establecido, nada que a uno le diga que se dirigirá por un camino llano. Hay dificultades y se van cometiendo errores, pero hay que aprender de eso y la idea es que esto se traspase para que los avances sean rápidos”, puntualizó.


Durante la misma jornada, se desarrolló la ceremonia de entrega de certificados a los alumnos y alumnas del Diplomado de Transversalidad de Género e Institucionalidad del Plantel. Esto se llevó a cabo en la Sala de Conferencias B de la Vime.


Desde las Universidades


En tanto, el miércoles (29) la académica de la U. Federico Santa María, Dra. Lorena Zuchel, protagonizó la charla “Tejado de vidrio” en el Salón Auditorio del Departamento de Ingeniería Civil Industrial.


En la oportunidad la académica expuso sobre el Observatorio de Género en Ciencia e Ingeniería perteneciente a la UFSM. Este, según describió la Dra. Zuchel, es un núcleo de reflexión y acción interdisciplinario sobre “las complejas relaciones de género en la sociedad desde la perspectiva de la participación en las ciencias y en las ingenierías”.


De acuerdo a la docente, este surgió desde un proyecto multidisciplinario que fue presentado por un pequeño grupo de académicas de la Casa de Estudios, donde tradicionalmente han predominado los hombres. 


El proyecto se denominó “Estudio de las trayectorias laborales en las ingenieras egresadas de la U. Santa María”. Entre los resultados de la medición se halló que además de haber sufrido acoso en el campus, la muestra también lo vivía en sus espacios laborales. 


Más tarde, en la Sala de Conferencias del Citecamp, el foro “Educación Inclusiva: Género y Diversidad Sexual”, de la docente que imparte del electivo de Género del Departamento de Historia, Karen Salazar, reunió a una veintena de asistentes.


Salazar ahondó en la violencia escolar y cómo en ésta aún no se establece una relación con el género. Dentro de las conclusiones de su estudio, indicó que la violencia estructural reproduce dinámicas de género que perpetúan la legitimización de la violencia, indagar en la historicidad de los entornos permite dar cuenta del modo en que se ha construido, y los lugares violentados comparten fracturas comunes. La jornada finalizó con el II Simposio de Tesis con Enfoque de Género.


Una política de equidad


Desde el año 2015 la Universidad de Santiago institucionaliza el Área de Género a través de su Programa de Responsabilidad Social Universitaria, creando la Unidad que ha liderado una serie de iniciativas en busca de la equidad de género y respeto por la diversidad, y que ha propiciado el debate y reflexiones en torno a la temática.
Asimismo, el actual Plan Estratégico Institucional 2016-2020, considera la transversalidad como un área estratégica inserta en todos sus niveles: Pregrado y Postgrado, Investigación, Vinculación con el Medio y en la Gestión Universitaria.


Según afirma la Vicerrectora Dra. Arias, “este esfuerzo por la transversalidad de la perspectiva de género da cuenta del cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos por Chile, donde somos una Universidad Pública que trabaja en esta área para desmontar las causas estructurales de la desigualdad y la discriminación”.


Por otra parte, nuestro Plantel ha participado y organizado diversos seminarios, conversatorios y congresos abocados a la temática, espacios de reflexión que han contribuido a materializar estrategias y a instaurar una política que busca la equidad.


Entre las iniciativas que ha logrado gracias a esa reflexión, surgió la instauración  gratuita del Diplomado en Transversalidad de Género para funcionarios y académicos, programa de Educación Continua que busca contribuir a la igualdad y equidad de género en nuestra Institución.


Otro aspecto relevante es que desde marzo de este año nuestro Plantel cuenta con el Protocolo de Política Institucional de Prevención, Sanción y Reparación frente al acoso sexual, de género y otras conductas discriminatorias en la U. de Santiago, que fue realizado por representantes de los tres estamentos y en base al modelo de Derechos Humanos.


El procedimiento presenta los objetivos instaurados por el Plantel, definiciones sobre formas de violencia y discriminación, comportamientos asociados, ámbito de aplicación, los pasos a seguir para denunciar, el proceso de investigación y de acompañamiento a los actores involucrados, medidas cautelares y resoluciones finales.


Mientras que las actividades conmemorativas de la Semana de la No Violencia Contra la Mujer continúan hoy y mañana con una Cartografía de la Violencia, que se efectuará desde las 15 horas en el Campus Universitario.

Suscribirse a RSS - Género