Se encuentra usted aquí

Futuros ingenieros son distinguidos por su excelencia en el campo de la matemática

  • “Es una tremenda iniciativa por parte de la Universidad de Santiago de Chile y me inspira a querer emular este reconocimiento y hacerlo extensivo a los mejores estudiantes de astronomía. La matemática es fundamental para las ciencias en general, no sólo para la astronomía. Es el lenguaje con el que nos entendemos los científicos y gracias a ella podemos comunicar ideas de manera compacta y resumida que, de otra forma, nos sería imposible representar”.
  • Las expresiones fueron vertidas por el Premio Nacional de Ciencias Exactas 2015, Mario Hamuy, en el marco de la ceremonia de entrega de los Premios a la Excelencia Académica Leonhard Euler, desarrollada ayer jueves (5), en el Salón de Honor. El vicedecano de Docencia de la Facultad de Ingeniería, Óscar Páez, quien presidió la ceremonia, reconoció que los galardonados  se erigen en “destacados representantes de los ingenieros del futuro, quienes tendrán que dar soluciones a los próximos problemas tecnológicos”.
  • Los Premios Euler 2014 recayeron en Francisco Venegas Zúñiga y Cristóbal Bozán Avilés, ambos estudiantes de Ingeniería Civil Química. En tanto, la décima octava versión del premio Weistrass-Byron-Massera, reconoció a Dante Sáez Paredes, estudiante de Ingeniería Civil Industrial, por su excelente desempeño en Matemática.
  • Luego de la premiación, el Premio Nacional de Ciencias Exactas, Dr. Mario Hamuy, dictó la clase magistral “La expansión acelerada del Universo”. El reconocido astrónomo pasó revista a su interesante investigación sobre las supernovas, como referentes para medir de manera confiable la tasa de expansión del cosmos.

 

Este jueves (5), en el Salón de Honor, tuvo lugar la ceremonia de entrega de los Premios a la Excelencia Académica Leonhard Euler. El vicedecano de Docencia de la Facultad de Ingeniería, Óscar Páez, reconoció que los galardonados  se erigen en “destacados representantes de los ingenieros del futuro, quienes tendrán que dar soluciones a los próximos problemas tecnológicos”.

Los Premios Euler 2014 recayeron en Francisco Venegas Zuñiga y Cristóbal Bozán Avilés, ambos estudiantes de Ingeniería Civil Química. En tanto, la décima octava versión del premio Weistrass-Byron-Massera reconoció a Dante Sáez, estudiante de Ingeniería Civil Industrial, por su excelente desempeño en Matemáticas.

En la oportunidad, el Premio Nacional de Ciencias Exactas 2015, Mario Hamuy, dictó la clase magistral “La expansión acelerada del Universo”. El reconocido astrónomo pasó revista a su interesante investigación sobre las supernovas, como referentes para medir de manera confiable la tasa de expansión del cosmos.

En cuanto al sentido que  comporta esta  ceremonia de premiación a la excelencia  matemática, el científico señaló: “Es una tremenda iniciativa por parte de la Universidad de Santiago de Chile y me inspira a querer emular este reconocimiento y hacerlo extensivo a los mejores estudiantes de astronomía. La matemática es fundamental para las ciencias en general, no sólo para la astronomía. Es el lenguaje con el que nos entendemos los científicos y gracias a ella podemos comunicar ideas de manera compacta y resumida, que de otra manera, nos sería imposible representar”.

El reconocimiento a las matemáticas como elemento central para el desarrollo de la ingeniería y las ciencias marcaron la entrega de los premios Euler y Weistrass-Byron-Massera, que cada año destaca el esfuerzo y talento de los y las estudiantes con mejor rendimiento académico en esta disciplina, una vez concluido el ciclo básico, correspondiente a los primeros dos años y medio de carrera.

Presidió la ceremonia el vicedecano de Docencia de la Facultad de Ingeniería, Óscar Páez, quien  asistió en representación del decano de su Unidad mayor, académico Juan Carlos  Espinoza; y le  acompañaron autoridades institucionales e invitados externos; entre ellos.

Entre los invitados especiales, concurrieron el Primer Secretario y Jefe Adjunto de la Misión de la Embajada de Suiza, Franck Schurch; el Tercer Secretario de la Embajada del Reino de Arabia Saudita, Anas Almtlaq; el consejero político de la Embajada de Sudáfrica en Chile, Mvuyo Mhangwane; la Secretaria General del Colegio de Ingenieros de Chile, María Gina Lamonica, y el representante de la editorial Mc Graw Hill, César Moya.

También, el representante del Texas Instrument, Claudio Figueroa; el representante del Observatorio Europeo Austral en nuestro país, Dr. Fernando Comeron; el representante del proyecto AURA, Dr. Jaime Kruger, y el Gerente de Finanzas de Empresas Sun Monticello, Rodrigo Martínez.

El vicedecano Páez, junto con felicitar a los galardonados y valorar la importancia de la matemática en las distintas áreas de la ingeniería, precisó que “en la actualidad, la ingenieros no sólo deben construir, deben diseñar modelando la realidad que nos rodea. Este modelamiento es cada día más abstracto y complejo, de allí la importancia de las matemática. Por ello, los estudiantes premiados nos distinguen y están enmarcados en la ruta que nos puede llevar al desarrollo”.

Expansión acelerada del Universo

La ceremonia de premiación  culminó con la participación del Premio Nacional de Ciencias Exactas 2015, Dr. Mario Hamuy,  quien dictó la clase magistral “La expansión acelerada del Universo”.

El académico del Departamento de Astronomía de la Universidad de Chile y astrónomo del Observatorio del Cerro Calán, destacó que su estudio en torno a “las supernovas”, pueden ser  verdaderos “faros cósmicos”, pues  ayudan a resolver el misterio de la expansión del cosmos.

 Cabe destacar que  el referido estudio de este connotado científico chileno, fue tomado como referencia por Adam Riess, Premio Nobel de Física 2011.

El también director del Instituto Milenio de Astrofísica y asesor científico del Consejo del Futuro del Senado, destacó asimismo la larga tradición de los premios Euler. “Es una tremenda iniciativa por parte de la Universidad de Santiago de Chile y me inspira a querer emular este reconocimiento y hacerlo extensivo a los mejores estudiantes de astronomía. La matemática es fundamental para las ciencias en general, no sólo para la astronomía. Es el lenguaje con el que nos entendemos los científicos y gracias a ella podemos comunicar ideas de manera compacta y resumida, que de otra manera, nos sería imposible representar”, señaló.

Testimonios de esfuerzo

Uno de los galardonados con el premio Euler 2014, Cristóbal Bozán, destacó la formación en nuestra Casa de Estudios. “Me hace sentir un hombre privilegiado y esperanzado de mi futuro profesional. En los años en que he estado en estas aulas, he podido ver la preocupación de la Universidad de Santiago de chile, por ocuparse del futuro académico y valórico de sus estudiantes. Yo soy uno de ellos“, afirmó.

En tanto, Francisco Venegas valoró el reconocimiento como un gran aporte a su desarrollo como estudiante y un impulso para continuar su desarrollo académico. “Quisiera entregarles un mensaje que he hecho mi filosofía de vida. Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Si tienes un sueño, debes protegerlo. Si quieres alcanzar algo, ve tras ello“, señaló en sus palabras de agradecimiento.

Por su parte, el profesor Raúl Thoms, coordinador de  esta iniciativa académica, destacó que el Premio Euler es un reconocimiento a la excelencia de estudiantes que han debido superar muchas barreras, por lo que representa el justo premio a la superación, tal como fue el espíritu del propio matemático y físico suizo Leonhard Euler.

El Profesor Thoms recalcó el simbolismo del premio Weistrass-Byron-Massera, que este año tiene como galardonado a Dante Sáez Paredes, estudiante de Ingeniería Civil Industrial.

“Este galardón tiene una alta cuota de simbolismo, pues recuerda a Karl Weistrass, considerado el “padre del análisis de las matemáticas”; a Augusta Ada Byron, pionera de la informática, y al ingeniero industrial uruguayo, José Luis Massera, quien también promovió la reforma educacional en la Universidad de la República del Uruguay”, agregó el coordinador general del evento y creador del Premio Euler, cuya primera versión data de 1992.

Autor: 
Marco Espinoza