Se encuentra usted aquí

Investigador propone optimizar ubicación de paraderos del Transantiago a partir de un modelamiento matemático

  • Proyecto de alto impacto, es financiado por el Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Universidad, y liderado por el académico del Departamento de Ingeniería Geográfica, Marcos Medina. El objetivo de esta iniciativa es ayudar a reducir el tiempo de espera de los usuarios, así como acortar las caminatas de acercamiento a las paradas del sistema de transporte público capitalino. Básicamente, el proyecto contempla la elaboración de un modelo genérico, a partir de un análisis de corredores exclusivos del Transantiago, que permitirá una mejor ubicación de los paraderos.

Cada año aumenta el parque automotriz de Santiago. La tasa de motorización, entendida como la cantidad de autos por hogar a nivel nacional, crece de forma acelerada. Sólo el año 2012, ésta ascendió a 3,5 millones de vehículos, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y, de este número, un 41 por ciento se concentró sólo en la Región Metropolitana.

En ese contexto, el transporte público es la alternativa para reducir los niveles de congestión vehicular. Sin embargo, su deficiente implementación hace necesario contar con estudios que aporten a la mejora del sistema. A la fecha, se han realizado investigaciones que abordan la frecuencia, los recorridos, pero siempre se deja de lado el análisis de una localización eficiente de los paraderos.

Por ello, el Mg. Marcos Medina, académico del Departamento de Ingeniería Geográfica de la U. de Santiago, lidera la investigación "Localización óptima de paradas de buses de transporte público. Aplicación en corredores de transporte público de la ciudad de Santiago de Chile". El proyecto se realizará con financiamiento del Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Dicyt) de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación.

"La localización de los paraderos afecta no solamente a la operación del transporte público, sino directamente a las personas, porque estas paradas se transforman en el nexo entre la caminata y el bus", señala el investigador  Medina, justificando la razón de la elección del enfoque investigativo.

La idea es proponer un modelo genérico, a partir de un análisis de corredores exclusivos del Transantiago, para mejorar la localización de los paraderos. Esto, con el objetivo de reducir el tiempo de espera y de traslado a pie de los usuarios cuando utilizan el transporte público. "Esperamos presentar este modelo al Ministerio, para que lo utilicen como referencia al momento de presentarse estas dos situaciones", explica el académico.

La investigación, que se divide en dos etapas, se desarrollará durante los próximos dos años. La primera fase servirá para la modelación matemática en base a un diseño existente y al que se aplicarán mejoras. En paralelo, se realizará un estudio sobre una intersección particular, que permitirá la re-localización de paradas mientras se desarrolla la construcción de infraestructura en la ciudad; en tanto, la segunda fase estará dedicada a la aplicación del modelo obtenido para otros corredores de la ciudad.

El equipo que acompaña al Mg. Medina en la investigación, está conformado por Daniel Arancibia, ingeniero civil en Geografía del Departamento y especialista en ingeniería de transporte, además de dos estudiantes que realizarán sus tesis a lo largo del proyecto.

Traspasar la barrera académica y proponer un modelo aplicable en lo concreto, es la principal proyección de esta investigación. "Esperamos hacer una contribución importante dentro del ámbito de la ingeniería en transporte, y también en la ingeniería territorial en general", señala Marcos Medina, a lo que agrega que “el modelo sea aplicable en grandes ciudades donde se implementen corredores de transporte público”.

 

Autor: 
Jorge Rubio